martes, 25 de junio de 2013

Gazpacho Andaluz (Sopa Fría de Verduras)

Pienso que de este plato hay tantas versiones como cocineros haya, como bien dice mi amiga del blog La Cocina de Cris. Os dejo aquí mi receta, esa que conté hace ya unos "post", con la que habíamos ganado el primer premio en un concurso en Tarragona. Lo más importante son los tomates, deben ser maduros y rojos. Yo uso los "tomates pera", que como dice María V.: "Vivan los Pera". Para hacerlo, uso la fantástica máquina Thermomix, pero se puede hacer con otra procesadora o incluso con una batidora manual. Los ingredientes líquidos se deben medir. 



A veces le pongo huevo y jamón como si fuera un Salmorejo, todo depende si lo sirvo para cenar o para almorzar. Lo normal es que se acompañe con todos los ingredientes picados muy pequeños (brunoise). Pero ya en las casas lo normal es que se coma sin guarnición o con solo una o dos a lo sumo. La guarnición en este caso son los ingredientes de la receta, que se sirven por separado. Con pan tostado en cubitos me encanta!




Así debe quedar la guarnición para el gazpacho, es un ejemplo para que se vea el tamaño.

Estos son los estupendos tomates "pera", con este tomate nunca falla ni el gazpacho ni el salmorejo.


 Pimientos italianos de agricultores de Monte Algaida


Antiguo mortero de madera


Esta es una sopa fría de verduras que tiene su origen en las comidas que hacían los labradores en los campos. Ya que con solo llevar el aceite, vinagre, sal y la rebanada de pan tenían todos los ingredientes a su mano. Se utilizaba y se sigue utilizando aún el clásico mortero y el palo de madera para triturar un buen gazpacho. 


Esta es como mi Thermomix, la tengo hace años. La mía es la de la izquierda, no he tenido motivo aún para cambiarla. Así que se va a quedar conmigo un tiempo más sin problema. Es una máquina que uso todos los días. Si no es para batir una salsa, la uso para hacer una sopa o para preparar una masa. La verdad es que sirve igual para quien cocina mucho como yo o para quien apenas sabe cocinar. En algún regalo de boda ha caído una máquina como esta. Es de fácil manejo. Lo mejor es que desde que la compré hace ya más de 16 años, no he vuelto a preparar una salsa besamel a mano. Una delicia de máquina. 


1 kilo de Tomates tipo "Pera"
1 Cebolla mediana
1 Pepino pequeño
1 Pimiento verde "italiano"
2 dientes de Ajo
Una rodaja de pan sin corteza
1 cucharadita de Sal gruesa
40 ml. Vinagre de Jerez (Vinagre de Vino)
70 ml. Aceite de Oliva Virgen Extra
1/2 vaso de Agua fría



Lo primero que se hace es quitar la parte de arriba de los tomates, lavarlos y cortarlos en cuatro trozos, se pone en el vaso de la Thermomix el kilo completo. Se bate todo este tomate unos segundos, para que haya espacio en el vaso. 

Se pela y se corta en trozos grandes el pepino, se añade el pimiento verde lavado y sin ninguna pepita, la cebolla cortada en trozos grandes. En este momento se añade la sal. Se vuelve a batir todo y con la máquina a velocidad baja se ponen los ajos, para que queden bien mezclados y triturados. 

Ahora es el momento de batir toda la verdura. Yo lo dejo unos segundos a velocidad 3.6.9. Es decir, cuando ya no se identifica la verdura. Entonces es cuando lo dejo: 3 minutos a velocidad 6, la apago y la vuelvo a poner unos 4 minutos a velocidad 9. 

Normalmente no hace falta colarlo, ya que la piel del tomate en esos minutos de trituración y batido se suele deshacer. Hay que probarlo y asegurarse que no se noten las "pieles" de los tomates y que tenga el punto justo de sal, nunca es exacta la cantidad, ya que según sean de dulces los tomates, nos hará falta más o menos cantidad.

Cuando ya hayan pasado estos 7 minutos, es cuando le añado la rodaja de pan y justo encima del pan le pongo el aceite de oliva y el vinagre. El trozo de pan me sirve solo para que el aceite me quede bien amalgamado con las verduras. Casi como una crema. Lo vuelvo a batir 3 minutos más. Tiempo total 10 minutos.

A continuación le pongo un poco de agua fría. Medio vaso de agua. Otro batido rápido y listo. Pero aquí también hay gustos en cuanto a que sea más o menos líquido. Lo mejor es guardarlo en el frigorífico en una jarra o botella de cristal. En el momento de servirlo, que cada uno se añada el agua que desee. Hay quien le pone un cubito de hielo.








domingo, 23 de junio de 2013

Spaghetti Aglio Olio & Peperoncino

Este es un plato sencillo, rápido, barato, lo tiene todo. Es el equivalente a los huevos fritos con patatas. Cuando no se sabe que hacer de comer y no se tiene tiempo ni apenas ingredientes y por qué no decirlo, ni ganas de hacer nada, pero se tiene que preparar algo urgente, esta es una buena solución. Los Spaghetti Aglio & Olio, son en Italia la receta más rápida y sencilla. Sobre todo cuando la cosa es comer algo, pero no complicarse la vida. Evidentemente es para casos puntuales. Se comen en toda Italia, pero sobre todo en Lazio, Sicilia y la Toscana. ¡Qué buenos que están! 


Acompañado de un buen vino Viña Alcorta 2006. Gran vino Rioja.


Hoy los he preparado en casa, antes he hecho un Gazpacho, que a ver si doy de una vez la receta, (que mi hijo y yo ya lo conté, habíamos ganado el Primer Premio en un concurso en Tarragona). Nuestro Gazpacho está delicioso. Ayudan los tomates, aunque nunca sale exacto al anterior. Pero bueno hay que intentarlo.

Como no tenía ganas de hacer "NADA", me fui a la calle con mi "Bimba" a dar un paseo y a comprar flores, allí me encontré con unas flores preciosas. Pero compré unas simples, baratas y bonitas margaritas blancas. Cuando llegué a casa me dí cuenta que no tenía floreros para ellas, ya que me los había llevado al campo. En fin, se me ocurrió usar un bol blanco y redondo de Ikea (de los de horno), comencé a ponerle trozos de cinta adhesiva (haciendo un enrejado) y allí coloqué mis preciosas margaritas. Después con un embudo le puse un poco de agua. ¡Se me olvidó hacerlo antes de colocarlas! Parecía que no era mi día. Pero sí. Ha sido una mañana muy feliz.








Bimba, una preciosa Shih Tzu de dos meses


Un paquete de Spaghetti 
Ajos unos 5 dientes grandes (Aglio)
Aceite de Oliva Virgen Extra (Olio)
 1 o 2  Guindillas secas (Peperoncini)
Sal


Se cuece la pasta al dente en abundante agua hirviendo con sal, se escurren. Ya debemos tener preparado el aceite de Oliva Virgen, con los ajos cortados pequeños y los trozos de guindilla (al gusto, ya que según lo picante que nos guste así pondremos más o menos guindilla), al estar seca yo la corto con una tijera pequeña, haciéndole unos cortes a lo largo y luego voy cortando como "rodajas" y me salen trozos muy pequeños que echo sobre el aceite. 

Cuando ya están los ajos doraditos, se rehogan los spaghetti y se retiran. Listos para servir. Calientes y recién hechos. Nada de recalentar. Exquisitos.


Pescaito Frito a la Andaluza

Pues es una de las cosas más sencillas y fácil de hacer. Pero tiene "truco". Un buen pescado fresco, sal, la harina apropiada y una sartén con bastante Aceite de Oliva Virgen Extra. Lo más costoso es encontrar, fuera de Andalucía la harina que se utiliza en la región para freír este tipo de pescado. Pero vamos allá con la receta o mejor dicho con los trucos.



Normalmente yo al pescado frito no le pongo limón, pero es verdad que se suele poner en las fuentes cuando se sirve. Es más una costumbre que otra cosa. El "pescaito frito", debe quedar como el de la imagen, es decir, sin gota de aceite, crocante por fuera, con la sal justa y con un color de un "tono menos" de comenzar a dorarse. Tienen las piezas de pescado, que "oírse" como si al golpear unos trozos y otros "sonaran", como las patatas fritas, cuando ya sabemos que están listas. En fin no se explicarlo mejor.

La harina creo que es la parte fundamental. Aquí os dejo la marca que utilizo con frecuencia. Marca "Las Panaeras"


 Pescado fresco 
(Boquerones, Pescadilla, Pijotas, Merluza, Salmonetes, Lenguado, Acedías,Sepias, Calamares, Doradas en trozos, etc.)

Harina especial para freír
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra


Se lava el pescado, se limpia y se escurre muy bien, no puede tener nada de agua. Se sala. 

Se van pasando las piezas de pescado por la harina, solo las que admita la sartén. Luego estas piezas van a un "cedazo" o colador de malla fina y se sacuden para que no tengan más harina de la que necesitan. E inmediatamente al aceite caliente, pero no demasiado ya que se nos quemaría y no estaría con este color que tienen mis boquerones, ya que deben quedar de color "dorado claro", al sacarlos se ponen otra vez en un colador de metal para que suelten el poco de aceite que les sobre. Sale buenísimo este "pescaito frito" así hecho. Ya está. Espero que os salga rico.




miércoles, 12 de junio de 2013

Guarniciones: Calabacín al Horno con Mozzarella &Tomate y Paquetes de Verdura con Bacon

Este es un aperitivo o acompañamiento muy "socorrido". Se pelan los calabacines irregularmente, es decir dejando parte de piel, se cortan a rodajas no muy finas y encima una rodaja de tomate natural, se les pone unas gotas de aceite de Oliva Virgen y se meten en el horno a temperatura media (170 grados) unos 3 minutos. Se sacan y encima se les pone el queso Mozzarella y unas hojas de albahaca o hierbabuena, quedan un poco más oscuras pero merece la pena por el sabor. Se vuelven a meter en el horno unos 2 minutos más. Poner encima un poco de sal, cuando los hayamos ya sacado del horno.



Otro aperitivo o guarnición muy rico y fácil. Judías verdes o tirabeques, cocidos en su punto, deben quedar verdes y al "dente", se les pone una loncha de bacon o jamón (York, Serrano, de Parma... etc.) y un toque de pimienta negra recién molida. Se les da una vuelta en la sartén o se meten a horno caliente. Se dejan los "paquetitos" hasta que estén dorados. Se sirven muy calientes. Acompañan muy bien cualquier plato de carne. También se pueden servir como  plato principal, por ejemplo después de una sopa o una crema en una cena de "diario" poniendo 3 o 4 "paquetitos" por persona.


sábado, 8 de junio de 2013

Filetes Rusos con Limón

Los filetes rusos es uno de mis platos de carne picada que más me gusta. El secreto es la preparación de esta carne picada que se debe aliñar unas horas antes de prepararlos. Se acompañan de ensalada, de patatas fritas o de cous-cous. Este plato por primera vez lo comí en la Yeguada Militar de Jerez de la Frontera, donde estaba el padre de una buena amiga destinado como Coronel Jefe. La madre de mi amiga, Maribel, nos puso de segundo plato estos magníficos "Filetes Rusos", el secreto como os cuento era aliñarlos con ralladura de la piel de limón. Es un tipo de carne que gusta mucho a los niños, por su sencillez y facilidad al comer ya que son tiernos y muy jugosos. De primer plato ese día en la Yeguada Militar tomamos "Gazpacho" con guanición de todas las verduras finamente picadas y de postre una estupenda tarta hecha con pequeños profiteroles rellenos de chocolate. De esta comida hace ya más de 35 años y todavía me acuerdo,  tengo muy buena memoria para las cosas que me han gustado. Esta es una de ellas, por sencilla y rica y que la sigo preparando a menudo.



Con la carne picada hay que tener mucho cuidado, ya que no aguanta desde que la compramos más de 24 horas en el frigorífico. En caso de no usarla inmediatamente hay que congelarla obligatoriamente. Para congelar, hacerlo en porciones para facilitar su uso, siempre sin aliñar o condimentar, a no ser que sean hamburguesas que sí se les pone la sal y la pimienta. 

Yo suelo comprarla y dividirla en paquetes individuales, uno para albóndigas, otro para pastel de carne y puré de patatas, o para preparar la salsa Bolognese para condimentar la pasta, para el rollo de carne y el sobre de sopa de sobre de cebolla o de champiñones, etc. Ahora que pienso, tengo un montón de recetas hechas con carne picada, me encanta, pero tiene que ser de excelente calidad, sin trozos de grasa. Tiene que ser como un filete, pero picado.



Con verduras, como cebollas confitadas y pimientos están muy buenos para acompañar también estos filetes rusos.




1/2 kilo de Carne picada de ternera y de cerdo (14 filetes)
4 Cucharadas de Pan rallado o Miga de pan
1 Limón grande (para rallar)
Sal
2 Huevos (uno para mezclar con la carne y el otro para rebozar)
100 gramos de Harina
Aceite de Oliva Virgen Extra (para freír)

Se prepara la carne con el huevo batido, el pan si es natural remojado antes en un poco de leche o agua, un poco de sal y la ralladura de un limón grande. Se deja reposar la carne ya aliñada en el frigorífico unas dos horas como mínimo.

Se hacen bolitas y se aplastan, se pasan primero por harina y se sacuden para que no tengan mucha y se pasan por huevo batido justo antes de freírlos. Se fríen en abundante aceite de Oliva Virgen Extra, no excesivamente caliente.

En estas imágenes, los filetes rusos están acompañados de ensalada y patatas paja. Con 4 filetes por persona es suficiente ya que al estar rebozados, sacian bastante. os los recomiendo por ricos, sencillos y muy apetecibles, geniales para los niños.


domingo, 2 de junio de 2013

Dip de Berenjenas y Plato para Dulces o Tartas (D.I.Y.)

Estos "dips" están muy ricos, se hacen en un momento. A veces los sirvo como en estas fotografías, es decir de aperitivo. También sirven de guarnición para acompañar por ejemplo, una carne. Están crujientes y nada "aceitosas". Sería una muy buena idea para que los niños comieran berenjenas. Hay dos formas de cortarlas: Con forma de bastones como las patatas fritas o en triángulos como los de la foto. Se pelan las berenjenas o no, ya que hay personas que les gusta con piel, pues a elegir. Estas últimas a medida que las iba friendo se las iban comiendo! Logré tener estas berenjenas ya preparadas para hacer las fotos.





Este es mi precioso plato, el que he hecho para las tartas o para dulces en general, también para fruta queda muy bonito. Como está barnizado se puede limpiar sin problema.

El plato es de los "bajo platos" que venden en El Corte Inglés, me costo 2,50 €, hay de muchos colores y modelos. Luego busqué en la misma sección de vajillas la copa, encontré esta preciosa copa de vidrio azul que combina estupendamente con el color del bajo plato. La copa me costó 2,45 €. Total 4,95 €. Una ganga!.

Al plato le dí dos manos de barniz cerámico, dejando secar entre una y otra más de 6 horas. 

Después con pegamento tipo "superglue" de la marca Loctite, pegué el filo de la copa con el centro del plato por la parte de atrás, marcando previamente con un lápiz el centro, ya que estos pegamentos al entrar en contacto con el plástico del plato, se adhiere inmediatamente y cualquier error no tiene solución.

Se pega y se coloca la copa hacia abajo para que en contacto con el plato y el peso de la misma, no se muevan y se sequen perfectamente. Por lo menos 6 horas.


 




Son preciosas! Me encanta el brillo y el tacto que tienen



2 Berenjenas grandes
Harina de Trigo
Agua en un bol
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
Tomate frito o Ketchup Heinz (el que más me gusta)


Se cortan rodajas como de medio centímetro y ahora esta rodaja en cuatro cuartos. Así nos quedan todos los trozos iguales o en bastones.
Las rodajas antes de cortarlas en "cuatro" se remojan en agua y sal, se retiran pasada media hora y al sacarlas se secan con un papel de cocina. 

Se pasan por harina y acto seguido por agua. Cuando las estemos pasando por harina a un lado debemos tener un bol con agua fría pequeño, se pasan rápido por el agua (sin soltar la pieza!). Se fríen en la sartén con aceite de Oliva Virgen Extra, caliente, aunque no demasiado. Es increíble pero no salta el aceite, vamos que no salpica.
Se ponen sobre una servilleta por si tuviera algo de aceite y se emplatan en un plato grande y con un pequeño bol con tomate frito u otra salsa que nos guste.


sábado, 1 de junio de 2013

Tiramisù

Este post se me ha retrasado un poco, pues he tenido muchas novedades en mi vida. Ahora os presentaré uno de los motivos de mi retraso. Por otra parte deciros que hemos ganado mi hijo y yo, el primer premio de un concurso de preparación de Gazpacho Andaluz!. Era un jurado profesional. Con lo cual estoy muy contenta. Nuestro gazpacho era el mejor!

El rico dulce Tiramisù,  requiere menos de quince minutos de preparación. Servir en copas o platos individuales como por ejemplo, unas copas de helado o algo parecido, pero siempre en cristal transparente, a mí personalmente me gusta más, pues la presentación es más original pero realmente da lo mismo, ya que utilizando ingredientes de calidad, este postre siempre queda bien!

La traducción de esta palabra veneciana "Tiramisù" sería algo así como: Levántame, lo que hace referencia a la fuerza de la cafeína del café y del chocolate empleados en esta receta. Es curiosamente una receta muy reciente, no aparece en el mítico libro de cocina de Pellegrino Artusi, recuerdo que cuando compré el libro la busqué y me sorprendió entonces que no la mencionara, el libro fue publicado a finales del Siglo XIX. Este es por tanto un postre de los años 40 o 50 del Siglo XX. Muy "joven" para la larga tradición culinaria italiana.




Aquí ya están en el frigorífico, pues se deben comer muy fríos. Preparar unas horas antes de servirlos. Normalmente la noche anterior si es para un almuerzo.





3 claras de Huevo
3 Yemas
50/100 gramos de Azúcar (Según gusto)
Queso Mascarpone (Mercadona)
 200 gr. de bizcochos tipo Savoiard, Lady Fingers de Mercadona
200 ml. Café 
100 gramos de chocolate negro en polvo Valor




En primer lugar, se prepara una cafetera de café bien fuerte  y se añaden unas gotas de licor (Amaretto, brandy o ron).

Montar en un bol las claras a punto de nieve y reservar. Hacerlo siempre en un recipiente grande y con varillas batidoras, ya que les debe entrar aire. Nunca subirán si se hacen en un recipiente pequeño.

En otro recipiente grande se baten las yemas con el azúcar hasta que tenga una consistencia espumosa. En este momento se le añade el queso Mascarpone poco a poco y se bate muy suave, luego se incorporan las claras montadas y se mezcla todo bien, despacio para que no “bajen” las claras a punto de nieve.

El molde que normalmente se utiliza es el de cristal cuadrado o rectangular. 

Se pone una capa de bizcochos ya empapados en café y las gotas de licor (esto se hace en un plato hondo) se cubre con la capa de crema-huevo y un poco de chocolate negro por encima. Hacemos lo propio con otra capa de bizcochos y finalizamos con la crema de Mascarpone y huevo y el cacao espolvoreado por encima. Entre capa y capa siempre poner chocolate esparcido con un colador para evitar "accidentes".

Normalmente la cantidad de huevo y Mascarpone dan para 2 tandas de bizcochos en un molde cuadrado grande o si gusta más alto se tiene que hacer rectangular tipo plum - cake. Saldrá más alto con la misma cantidad de ingredientes.

Recomendación: Los bizcochos se remojan mejor con la parte del azúcar hacia abajo, se meten y se sacan rápidamente.  Aunque se rompan no se notará, ya que estarán "tapados" por la crema y el chocolate de la última capa.


Y ahora la presentación de parte de lo que me ha retrasado tanto! Es una Shih Tzu de 5 semanas. Sobra decir lo encantada que estoy con "Bimba", palabra por cierto italiana que significa: Niña.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...