viernes, 31 de julio de 2015

Chicharrones de Chiclana - Cádiz

Esta es una de las tapas más típicas de la zona de Cádiz y en particular de Chiclana de la Frontera, es una tapa que se come normalmente cuando vas de tapas & cañas o de vinitos. Sin embargo no es una receta que se suela hacer en las casas particulares, aunque no sé porqué, ya que es fácil y muy sencilla de cocinar. 

Es la primera vez que los he hecho y me animé porque Dani, mi carnicero de confianza me dio esta fantástica receta, además no lleva añadido nada graso ni manteca de cerdo ni aceite, ya que la panceta de cerdo de por sí tiene bastante tocino como para hacerse sola y jugosa. 

En Cádiz capital hay un bar que se llama "El Manteca" en pleno barrio de la Viña, que los tienen siempre y resultan exquisitos, aunque estos de verdad que no tienen nada que envidiar a los famosísimos chicharrones del Manteca...jajaja  ;o)

Os la enseño, veréis que cosa tan rica y no puede ser más fácil de hacer. Siempre los chicharrones tienen mucho éxito.

Chicharron panceta de cerdo fresca

Chicharrones con limón

Chicharrón de Chiclana

Aquí en esta imagen podéis ver este chicharrón de Chiclana antes de meterlo al horno. Esta pieza la verdad es que tenía más carne que tocino. Una pieza excelente y fresca de panceta.

Chicharrón antes de hornear

  
Una pieza de Panceta de Cerdo (Si es ibérico mejor)
Orégano
Pimentón Dulce
Ajo en polvo (o dos dientes de ajo)
Sal


Se pide al carnicero que nos dé la pieza entera de panceta, esta parte tiene más o menos menos forma de pera, aunque hay que echarle mucha imaginación, pero podría lejanamente recordar a esa forma de la fruta, la pieza de carne pesa aproximadamente un kilo.

Se moja con las manos un poco y se unta (con las manos) toda la pieza con el pimentón dulce, yo puse la esencia de pimentón de la Vera que es el que tengo normalmente en casa, pero puede servir otro cualquiera que usemos en nuestras cocinas, pero sempre pimentón dulce.

Después espolvoreas la pieza de panceta con orégano seco, el ajo en polvo (ya que este no se quema en el horno,pues si fuesen ajos frescos tendríamos que tener mucho cuidado) se echa un poco de sal gruesa por encima. Listo.

Se coloca en una bandeja de horno con papel de aluminio.

Y por último se mete en horno caliente una hora a 200 grados. Pasado este tiempo lo sacamos y lo dejamos enfriar. Yo no le di la vuelta ni lo toqué para nada.

Cuando esté ya frío lo metemos en el frigorífico y lo cortamos preferiblemente con máquina cortafiambre o con un cuchillo muy afilado, el secreto de estos chicharrones es que deben ser lonchas muy muy finas.

Se acompañan con pan o mejor aún con picos, nombre que se les da en Andalucía a los grisines, colines en España en general, en Venezuela "señoritas" y en Cuba "palitroques"...

Os dejo una muestra de uno de los picos más normales de encontrar en los bares de la zona.


Importante decir que estos chicharrones están muy buenos servidos con limón. Se emplatan y cuando ya los tenemos para servir, les echamos unas gotas de limón recién exprimido por encima, solo unas gotas.

Bueno os dejo el Facebook de La Taza de Loza y como siempre sed felices y cocinad mucho.

miércoles, 29 de julio de 2015

Ensalada de Bacalao Ahumado & Aguacate

Esta ensalada está en mi "repertorio" desde hace ya unos años, es una ensalada sencilla pero diferente al tener como ingredientes la patata y el aguacate, parece que no pega ¿no?, pues queda estupenda esta combinación.

Se podría hacer casi igual pero en vez de usar bacalao ahumado se puede cambiar por salmón ahumado a veces quizá más fácil de tenerlo en el supermercado de al lado de casa. 

Ensalada de Bacalao & Aguacate

Os explico como la he hecho y los ingredientes que lleva que son pocos y todos combinan divinamente.

Ensalada de Bacalao & Aguacate

Aguacates para ensalada de Bacalao

Ensalada de Bacalao & Aguacate

 

2 Patatas nuevas medianas (para hervir)
1 Aguacate
2 o 3 Tomates rojos (pequeños)
1 paquete de Bacalao ahumado (o Salmón ahumado)
Fresas o alguna fruta roja para decorar la ensalada
Sal Maldon o sal gruesa
Pimienta negra o blanca recién molida
Aceite de Oliva Virgen Extra (Un hilo por encima)

No se usa vinagre con esta ensalada. 
La lista de los ingredientes está puesta en orden desde abajo hacia arriba.

Los ingredientes son para 4 personas. 


Se hierven las patatas con piel y a los veinte minutos (aproximados dependiendo del tamaño), se escurren y cuando están templadas se les quita la piel.

Se cortan a rodajas y se rellena la base del aro que utilizaremos para ponerla bonita al servirla. Se podría hacer tambien en un aro grande y se sirve en un solo plato y de ahí servimos a nuestros invitados, es opcional. 

Bueno, como digo primero la patata, luego el aguacate cortado también a rodajitas finas, luego ponemos el tomate sin semillas y sin piel, lo pelamos si la piel no está demasiado adherida a la carne o los escaldamos en agua hirviendo un minuto. Solo introducirlos en la olla y al sacarlos se pelan muy fácilmente.

Ya casi estamos terminando, ahora lás láminas de bacalao y por encima le puse unas fresas pero podéis poner unas moras o frambuesas, algo que le dé color y gracia.

Por último el chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de pimienta recién molida y sal. 

Listo, nos queda un primer plato estupendo, fácil y superveloz.

Os dejo como siempre mi Facebook de La Taza de Loza, para que echéis un vistazo y como siempre os digo, sed felices y cocinad mucho.













sábado, 25 de julio de 2015

Ajo Blanco de Andalucía (Sopa fría de Almendras)

No me podía creer que no hubiese ya escrito aquí la receta del "ajo blanco" o "ajoblanco" (se encuentra escrito de las dos maneras), ya que es una sopa fría de almendras muy veraniega y fresquita. Lo suelo hacer varias veces durante el tiempo de calor, que aquí es bastante largo.
Sopa fría de almendras (Ajo blanco de Málaga)
De una forma casual me enteré que no la tenía en el blog ya que una persona que me sigue habitualmente me lo dijo, pues la estuvo buscando y nada... se lo agradezco ya que me dio la idea para un nuevo post, fácil de hacer y sencillo como nada.

Se dice que puede venir esta receta de la época Romana o Griega, ya que disponían entre sus cultivos con aceite de oliva y almendras, así como posteriormente ya en nuestros tiempos y como casi todos estos platos fríos y "sencillos" vienen de lo que disponían habitualmente en el campo los agricultores y que poco a poco se ha ido refinando con la nueva cocina e incluso sirve actualmente de soporte para servir encima del ajo blanco, un buen trozo de tataki de atún a la plancha o como hace el chef Dani García unos buenos arenques encima de un ajo blanco no demasiado líquido y muy frío.

Otra "sopa fría" maravillosa es el gazpacho andaluz, que también lo hago mucho al igual que el salmorejo. Os dejo la receta que publiqué hace unos meses y que viene genial para estas fechas, por cierto comentaros que con esta receta familiar de nuestro gazpacho ganamos un concurso en la ciudad de Tarragona.

Ajo blanco, sopa fría de almendras de Málaga

Hay que tener cuidado pues entre un buen ajo blanco y un "aguachirri" soso y sin gracia dista un milímetro, "el que avisa no es traidor", como dice el refrán. 

Aunque el nombre de este plato sea el de ajo blanco, en realidad solo lleva un diente o dos a lo sumo de ajo, no es nada fuerte y entra casi casi como el agua, quita la sed y encima alimenta ya que la almendra y la miga de pan nos aportan calorías.

En esta imagen inferior se puede ver el melón cortado en bolitas y las almendras buenas que compré para hacer esta deliciosa receta andaluza.

Ajo blanco (sopa fría de almendras)


 120 gramos de Almendras crudas
2 dientes de Ajo pequeños
1 cucharadita de Sal gruesa
100 gramos de miga de Pan (mejor del día anterior)
70 gramos de Aceite de Oliva Virgen Extra
20 o 30 gramos de Vinagre de Vino de Jerez (o de vino si no lo encontráis)
1 litro de Agua fría del frigorífico

Guarnición del Ajo Blanco
5 o 6 bolitas de Melón dulce por persona
También se puede poner uvas moscatel (o uvas o melón)
Almendras laminadas y pasadas por la sartén (opcional)

Dependiendo de la zona de Andalucía se acompaña con uvas, melón o manzanas.


Lo primero que hacemos es poner agua a hervir para pelar las almendras (en caso de que las compremos con la piel). En una olla pequeña una vez que el agua está hirviendo ponemos las almendras y a partir que vuelva nuevamente a hervir el agua, las dejamos uno o dos minutos. Las colamos y las ponemos en un plato para que se enfríen un poco y las pelamos apretando un poco la piel y salen las almendras "impecables" y disparadas, así que cuidadito.

En el vaso de la batidora o de la Thermomix ponemos las almendras y las trituramos (se debe notar un poco, el grano debe quedar muy fino pero no harina de almendra que se usa pero para otras recetas dulces pero no para este ajo blanco.

Ya con las almendras trituradas ponemos los dos dientes de ajos pequeños o uno grande (sin el filamento interior del ajo); la sal; la miga de pan remojada previamente en agua y mezclamos todo esto bien para a continuación echarle los líquidos.

Empezamos por el aceite de oliva virgen, lo añadimos como si estuviésemos haciendo mayonesa, es decir poco a poco para que quede bien amalgamado. 

Luego ponemos las dos o tres cucharadas de vinagre y probamos para saber si está correcto a nuestro gusto o añadimos un poco más de sal o de vinagre, aceite nunca más de esos 70 gramos para estas proporciones, ya que la cantidad de almendras y pan no absorbería más y no nos quedaría bien.

Por último añadimos el agua muy fría, esta puede ser mineral o del grifo, dependiendo de la ciudad en la que vivamos, ya que hay aguas imposibles de usar en la cocina pues o huelen a cloro o tienen mucha cal. Vamos, que yo os recomiendo usar cualquier agua mineral ligera, que nos asegura que nos quedará un ajo blanco estupendo y sano.

Se pone el ajo blanco en un recipiente o en una bonita jarra y se mete en la nevera, hasta el momento de servirlo. Mientras tanto hacemos las bolitas de melón (con cuchara "parisien") en este enlace podéis ver la cucharita en caso de que alguno se haya despistado y no sepa de que hablo. Estas bolitas de melón y si se quiere también las uvas se sirven en la mesa en un cuenco para que cada uno se eche lo que prefiera, o bien uvas o melón (pero no las dos juntas).

Pues nada más por hoy, hasta la siguiente y como siempre os digo: "Sed felices y cocinad mucho" os dejo el Facebook de La Taza de Loza por si queréis ir a dar una vuelta por ahí.






miércoles, 22 de julio de 2015

Huevos con Patatas & Jamón con Cebolla Frita

Este es un plato que se hace en un momento, solo hace falta tener un buen jamón serrano ya que lo demás lo solemos tener casi siempre en las despensas: Cebollas, patatas y huevos. No puede ser más simple, solo tenemos que tener pensado hacerlo un poco antes, para poder comprar el jamón serrano y si lo hacemos con jamón ibérico ya ni os cuento lo rico que estará. A menudo también podemos tener la pata de jamón en casa con lo cual solo hay que decidir ponerse "manos a la obra".

No tiene secreto alguno y nos sirve de "tapa" o de ración para compartir o entero dependiendo si alguno de los invitados se ve con ganas suficientes para comérselo todo...;o). 

Recomiendo hacerlo todo junto y luego repartir en pequeños platos de barro o en cazuelitas monas individuales o más grandes pero con "arte", la presentación ya sabemos que es super importante, pues la comida entra por los ojos.

Huevos con patatas fritas

Huevos y jamón serrano ibérico

Os dejo unos pimientos pequeños que se fríen y se colocan también en un recipiente bonito para llevar a la mesa, en esta ocasión los he servido en unas pequeñas sartenes que las uso solo para servir y no para cocinar. Este plato acompañado de estos pimientos son el "broche" perfecto. Los recomiendo.



Nuestras patatas fritas que se hacen como siempre, es decir: Se pelan se cortan en tiras y se meten en agua para que suelten el almidón

Se enjuagan bien, se secan un poco y se les echa sal.

Se fríen en aceite de Oliva Virgen, primero a fuego bajo y luego se sube el fuego para que queden crujientes.

Patatas fritas

¿Cómo freímos la cebolla?

Pues muy sencillo pero hay que saber el truquito. Pelamos la cebolla y la cortamos a tiras finas, ponerla 30 minutos en un recipiente con agua que las cubra.

Se escurren y se secan un poco.

Se pasan por harina y se sacuden dentro de un colador de malla fina para que no contengan demasiada harina para que nos queden crujientes.

Se fríen en aceite de Oliva Virgen caliente, en otro recipiente y no en el que luego usaremos para freír los huevos. Al momento están listas, así que cuidado no se nos quemen pues no tendría remedio y habría que volver a empezar.

Cebollas frescas

 ¿Cómo hago los huevos fritos?

En la misma sartén en la que hemos frito las patatas, (no la cebolla, pues mancharía el aceite con el poco de harina que hubiesen desprendido) freímos los huevos.

Paso uno para los novatos, se cascan los dos huevos en un plato mediano y cuando el aceite está casi recién puesto en el fuego, es decir con el aceite templado, echamos los huevos y un poco de sal por encima. El motivo de usar el aceite templado es que la clara del huevo tenga más grosor y por lo tanto nos queda el plato más jugoso. 

Es mejor echar siempre los huevos así en la sartén porque si tuviesen cualquier "cosita" dentro que no suele ser muy infrecuente pues lo podemos o limpiar o directamente usar otro huevo y no a la sartén. ¡Ah! importante que no nos caería tampoco ningún trocito de cáscara.

No usar demasiada sal pues el jamón suele ser de por sí sabroso.


¿Cómo lo servimos?

Pues se ponen las patatas fritas escurridas para que no tengan mucho aceite, se pone la cebolla y se mezcla un poco. 

Ahora una vez fritos los huevos se colocan encima de las patatas y la cebolla que ya tenemos servidos y con dos cucharas soperas los cortamos (encima ya colocados) para que las yemas impregnen todo el conjunto.

3 o 4 patatas grandes
2 o 3 Huevos (para freír)
1 cebolla grande
2 o 3 cucharadas de Harina (Enharinar la cebolla)
100 o 150 gramos de Jamón Serrano (Ibérico el mejor)
15 o 20 Pimientos pequeños para freír (Opcional)


Pues hemos terminado, no puede ser más fácil pero siempre es bueno recordar los pequeños trucos para que nos quede espectacular de sabor y de pinta.

Espero que os haya gustado. Si queréis os podéis pasar por el Facebook de La Taza de Loza para echar un vistazo. 

Como siempre os digo para despedirme, sed felices, disfrutad  y cocinad mucho.




domingo, 19 de julio de 2015

Bundt Cake de Chocolate & Nueces

Hacía tiempo que quería hacer uno de estos fantásticos bizcochos, pero o me lío con otra cosa o cuando me acuerdo me falta algún ingrediente, por fin hoy os lo puedo mostrar. 

Viene del famoso bizcocho alemán "Kugelhopf", es alto y no demasiado dulce, se hacen en moldes muy decorados tipo los Nordic Ware americanos que tienen unas formas muy bonitas pero sobre todo que desmoldan perfectamente aunque tengan aristas o recovecos imposibles. Los primeros moldes antiguos se encontraron en unas excavaciones cerca de Viena y tiene una forma parecida a los actuales. Se preparan en muchos países de Europa: Austria, Suiza, Hungría, Francia o en la región de Bohemia, pero todos derivan del alemán, así como el famoso Kugelhopf Alsaciano, o el italiano Pandoro, muy parecidos todos ellos.

Ahora que pienso, hace muy poco he preparado el "Blondie de Chocolate Blanco" y casi un año antes mi "Apple Crumble o Crisp" tan estupendo y fácil de hacer, en fin, será que el 4 de Julio fiesta nacional americana me inspiró a preparar estos dulces ahora tan de moda y también muy "made in USA" y "made" en muchas de nuestras cocinas reposteras.

Bundt Cake de Chocolate & Nueces

Detalle de bund cake de chocolate

Bundt en plato

En la receta explico como echar la masa en el molde, ya que es muy importante para que no contenga aire y queden todos sus huecos bien rellenos.

Fijaros en la imagen inferior y veréis como queda el bizcocho por dentro; sólido y sin burbujas ni huecos.

Bundt cake cortado

bundt cake en plato y servido

Siempre lo preparo con estas nueces de California, pues las nueces pecanas me cuesta mucho encontrarlas. Queda igual de rico, también os lo digo.

Nueces para el bund cake de chocolate y nueces



50 gramos de Mantequilla
30 ml. de Aceite de Girasol
250 gramos de Azúcar
2 Huevos medianos
2 Yogures (blancos naturales o tipo griegos)
270 gramos de Harina de Repostería
1 cucharadita de Bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de Sal fina
1 cucharadita colma de levadura en Polvo Royal
30 gramos de Chocolate en polvo (Valor)
120 gramos de Nueces
Azúcar glas (espolvorear por encima una vez esté frío)

Bundt cake

Se enciende lo primero el horno para que esté caliente cuando metamos el bundt cake y lo graduamos a 180 grados.

Cuando lo metamos en el horno se colocará el molde en una rejilla, nunca en bandeja de horno.

Empezamos ya a preparar nuestro estupendo bundt cake de chocolate & nueces.

En un bol grande mezclamos la mantequilla (temperatura ambiente), con el aceite de girasol y el azúcar. Tiene que quedar blanquecino y bien batido.

Añadimos a continuación el primer huevo, batimos; añadimos el segundo huevo y mezclamos bien.

En otro recipiente mezclamos la harina con la levadura en polvo, la sal fina, el chocolate en polvo y la cucharadita de bicarbonato sódico, cuando esté bien mezclado lo tamizamos en la primera preparación que hemos hecho de los huevos con la mantequilla y el aceite de girasol.

La harina la echaremos alternándola con los yogures, es decir unas cucharadas de la mezcla de harina y un poco de yogur y así sucesivamente hasta terminar de incorporarlo todo. Por último añadimos las nueces y removemos para que se mezclen bien.

Se mezcla bien todo con una espátula y se enmanteca el molde con mantequilla líquida con ayuda de un pincel de tamaño medio o mejor aún se le echa un poco de spray especial de repostería que nos viene de perlas para estos menesteres. No hace falta echarle harina ya que estos moldes son muy antiadherentes.

Se hornea a 180 grados durante 45 minutos (a los 40 minutos tenéis que echar un vistazo, ya que todos los hornos no son iguales).

Pasado este tiempo se apaga el horno, se saca para que se enfríe encima de una rejilla y a los 10 minutos se desmolda, no más tiempo, pues se nos podría romper.

Ya en el plato o bandeja se deja enfriar completamente.

Importante: 

En estos moldes no se echa la mezcla como estamos habituados a hacerlo, sino que debemos echar la mezcla siempre por el mismo sitio. Es la masa la que se va "colocando" en los recovecos del molde.
Después sobre la mesa le damos unos pequeños golpes para que la masa se estabilice e impregne por igual todos los rincones de nuestro precioso molde y que no tenga aire para evitar las burbujas en el bundt cake.


Os dejo unos modelos preciosos y muy clásicos de estos moldes de repostería, sólidos y robustos como ellos solos, vamos, que se pueden dejar en herencia o haberlos heredado después de cientos de usos y siguen impecables y que nos sirven para hacer nuestros Bundt Cakes, pues imaginaros la rabia si después de prepararlos se nos estropean, por favor, con la alegría que nos da cuando empiezan a subir y a subir... 

También os comento que no son baratos ya que por ejemplo estos que he escogido para enseñaros están entre 35 y 44 €, pero ya os comento que duran para toda la vida, el primero que aparece en la imagen es uno de los más usuales.  Merece la pena la inversión, con uno sería suficiente pero el que tiene un molde de estos, siempre quiere otro... es algo así como los zapatos que siempre uno más nos viene perfecto para....pues con los moldes nos pasa casi igual ;o)








Bueno, pues ya he terminado con este rico bizcocho que tiene normalmente una presentación y sabor inmejorable. Se mantiene tierno unos tres días y también se puede congelar y usarlo para acompañar un postre o servirlo de merienda o desayuno en cualquier momento, aunque cuando lo he mencionado en mi casa, no me he atrevido a seguir con esa idea. Os dejo como siempre también el Facebook de La Taza de Loza por si queréis entrar a ver qué hay por ahí.

Mientras tanto, sed felices, cocinad y disfrutad mucho.









viernes, 17 de julio de 2015

Patata Frita rellena de Ossobuco

Este plato sencillo pero original se me ocurrió el otro día pues quería hacer ossobuco pero no tenía claro como presentarlo y fue cuando se me ocurrió lo del hueso que no es hueso... sino patata frita entera y hueca por el centro para ponerle allí la carne ya desmenuzada.

Lo de la patata entera y frita es más fácil de lo que parece, solo tiene algún truco fácil y listo. Ahora os lo explico. Este tipo de patata nos puede venir bien para otro plato cualquiera como por ejemplo para unas gambas en besamel o para un pescado en salsa verde... en fin, para muchas recetas. 

Os tengo que contar que cuando serví el plato uno de nuestros amigos pensó que estaba montada la carne sobre su propio hueso, que como sabéis es el de la pata trasera de la vaca y su hueso es grande y redondo, la verdad es que fue una buena apreciación.

Ossobuco con patata

Ossobuco con patata hueca y salsa

Patatas Huecas & Fritas

Lo primero es pelar una patata grande y cortarla por la mitad. Cada mitad es para una persona.
 

Lavarla y con una cucharilla parisien (así se llaman estas prácticas cucharitas) se va ahuecando la patata sin llegar abajo pues se nos estropearía el invento y se nos saldría todo el relleno...;o)

En una olla pequeña del tipo de las que usamos para calentar leche o hervir agua, ponemos aceite de oliva virgen y a fuego suave sumergimos la patata hasta que notemos que está blandita. Las sacamos a un plato y la reservamos hasta que las vayamos a usar. Se tienen que hacer de dos en dos, ya que para hacerlas todas juntas nos haría falta muchísima cantidad de aceite. 

Ahora cuando las patatas ya están frías y el aceite muy caliente las metemos nuevamente en la olla y las dejamos dorar o si lo preferimos solo las dejamos un poco para que queden crujientes que será solo un minuto.

Las escurrimos bien y las rellenamos con nuestra carne y salseamos.

Las patatas las podéis hacer con tiempo unas horas antes y solo al momento de rellenarlas se vuelven a freír y no se pierde tiempo y se adelanta el momento de emplatar y servir.



Os enseño el aperitivo que serví y que no puede ser más sencillo, un buen paté de "campagne aux noisettes" con una copa de champagne frío, perfecto para estar charlando con los amigos hasta que la comida esté lista.


3/4 de Ossobuco  de Ternera 
(llamado también jarrete o morcillo cuando ya está deshuesado)
3 Cebollas grandes
1 Rama de apio
2 Zanahorias pequeñas
una pizca de Romero 
1 vaso de vino blanco seco
Harina (solo para dorar la carne)
Caldo o agua
Sal y pimienta

Se limpia bien la carne y se espolvorea con harina. Se fríe con un poco de aceite de oliva ya calentado en una olla grande que es donde luego haremos la carne, hasta que esté dorada y sellada.

Sacamos los trozos de carne a un plato y reservamos.

En esa misma olla y con el mismo aceite echamos las cebollas cortadas y cuando estén transparentes y con algo de color añadimos las zanahorias y el apio cortado pequeño (después pasaremos esta salsa, así que no es muy importante cortar demasiado estas verduras)

Cuando esté todo bien mezclado en la olla, añadimos la carne y ponemos sal y pimienta, junto a un poco de romero y el vaso de vino. Dejamos que se evapore el alcohol y entonces o ponemos el caldo o el agua y cubrimos la carne.

Si se hace en olla presión lo dejamos unos 45 o 50 minutos pitando la olla a fuego bajo,
si por el contrario preferimos hacerlo en una olla  a fuego lento necesitaremos a partir del último paso ( es decir, cuando ya tiene el agua incorporada o el caldo), necesitaremos unas dos horas (120 o 130 minutos)

Cuando comprobemos que la carne está tierna, se deshace con las manos y quitamos cualquier resto de grasa o cartílago que tuviera y rellenamos las patatas que ya antes de servir las tenemos pasadas por el aceite para que se doraran un poco y se calienten al mismo tiempo.

La salsa resultante de la cocción la colamos primero reservando el líquido por si nos hiciera falta licuarla un poco más. Para sacar toda la verdura de la olla usé una espumadera y poco a poco le añadí un poco de líquido, hasta que estuvo como yo quería de espesa.

Se pasa por la batidora y ya tenemos nuestra salsa.

Se rellenan las patatas y se echa la salsa por encima y lista nuestra receta tan buena y fácil de hacer. 

Bueno espero que os haya gustado la receta y que os animéis a hacerla, gustó mucho este plato, os lo digo por si tenéis invitados o para alguna comida especial queda de maravilla.

Os dejo el Facebook de La Taza de Loza y solo desearos que seáis felices y que cocinéis mucho.

martes, 14 de julio de 2015

Molinillos de Papel para hacer con los Niños

Empecé un poco en broma a participar en el blog de manualidades de Papelisimo, pero tengo que confesar que paso un ratito muy divertido haciendo estas "monerías" en papel. 

Tengo cientos de cartulinas de todos los colores y si voy a una tienda de esas en plan bazar siempre compro...(por si acaso). Tengo cajas enteras con washi tape; con cintas; con adornos de scrapbook (aunque no hago nada con esta técnica); papeles y servilletas para decoupage; troqueladoras...

Menos mal que nadie me dice nada de todas estas cosas que compro y guardo hasta que sale la ocasión de usarlas, lo importante es acordarse.

Molinillos de papelMolinillos para centro de mesa

Pueden quedar muy bonitos estos molinillos decorando el borde de la piscina con velas y en frascos de cristal o en cualquier recipiente mono que tengamos por casa.

Molinillos al borde de la piscina

Molinillos en la mesa

Como hice el Centro

Aquí os dejo en la fotografía inferior el detalle de lo que he puesto en este centro tan veraniego.

Para hacer los cuadrados de papel usé dos cartulinas una estampada inglesa que me encanta de "Woods of Winsor"

Puse dos vasos de plástico perforados por la parte de abajo y ahí sujeté las "pajitas" de los molinillos de papel, reforzado con unas gotas de silicona caliente.

Luego puse otros dos vasos de cristal en la parte del centro para que al echar las judías blancas no tuviera que usar demasiadas y que no pesara tanto. 

Coloqué una vela en el centro y tapé los "culos" de los vasos con unas flores de buganvillas, en América conocidas como "Santa Rita", me encantan estas flores además se asemejan al papel...;) y en el centro una vela grande. Listo.

Molinillos de papel

Os dejo el enlace del blog "Papelisimo" en el que nos enseña paso a paso a hacer estos divertidos molinillos de papel. Entrad y veréis que son facilísimos de hacer. Podéis cortar vosotros mismos los cuadrados de papel y hacerle vosotros también el corte y luego que los niños doblen y peguen en el centro las cuatro puntas.


Bueno pues espero que os haya gustado esta minimanualidad y que os animéis a hacerla.
Os dejo como siempre mi Facebook de La Taza de Loza por si os apetece entrar a echar un vistacito. 

Sed felices y haced cosas con vuestras manos, además de ser una terapia para olvidarnos un poquito de nuestro día a día y un entretenimiento barato y divertido, sobre todo para hacer con los niños que como digo siempre los tuyos o los prestados, da igual.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...