miércoles, 16 de noviembre de 2016

Tatin de Hongos y Cebolla confitada

Ha llegado el otoño y con él, los hongos, las calabazas y otros tantos productos que solo los encontramos en esta época, luego solo queda la posibilidad de conseguirlas en conserva, deshidratados o congelados, así que tenemos que intentar aprovecharlos en todas estas buenas recetas que preparemos antes que se acaben estos frutos que nos regala la tierra. En esta ocasión he preparado un tatin o tarta de hongos (en este caso, champiñones o champiñon de París, nombre este último, por el que se le conoce también en algunos países europeos o americanos). El sistema es idéntico a un tatin dulce, primero se pone el relleno y luego se tapa con masa, que puede ser de hojaldre o masa brisa o masa filo, se le da la vuelta y el hojaldre es lo que queda en la parte inferior y que nos sirve de base.
Tatin-de-hongos-y-cebolla-confitada

Tatin-de-hongos-y-cebollas-confitadas

Esta forma de hacer las tartas se debe a un despiste de la cocinera francesa que lo creó, puso primero el relleno y luego lo tapó con la masa, al darle la vuelta quedó estupenda y de ahí, que ahora los preparemos habitualmente en dulce o salado por lo sencillo que resulta y la buena presentación que tienen en el momento de servirlos en la mesa.

tarta-salada-de-hongos-y-cebolla-confitada

Esta receta, que espero os guste, no es nada difícil, solo hay que seguir las instrucciones y os quedará tan bonita como la mía. Es una tarta que se come fría o templada, pero que debe dejarse enfriar bien entre un paso y otro. No tener prisa es el mejor aliado.

Vamos allá con esta sencilla receta. Os dejo algunas imágenes del paso a paso para que os resulte más sencillo hacerla. En la primera se ve la cebolla en remojo y cubierta de agua. La segunda es la mantequilla con el azúcar, la tercera, la colocación de los hongos en esta primera capa que luego será la que se ve arriba, por último la masa antes de colocarla encima del relleno.
collage-preparación-tatin-de-hongos
Así sale del horno
tatin-de-hongos-y-cebollas-confitadas

Ingredientes

5 Cebollas grandes
750 gramos de Champiñones 
(o cualquier otro hongo)
50 gramos de Mantequilla
50 gramos de azúcar
Sal y pimienta negra
Masa de hojaldre 

y para acompañar

Queso de cabra suave o queso para untar o un finas hierbas
(o el queso que más os guste)
1 cucharadita de Nata o leche


Preparación

Extendemos la masa de hojaldre y colocamos el molde para marcar la superficie que necesitaremos para tapar nuestro tatin de hongos y recortamos sin dejar bordes. Tiene que ir justo a la medida del molde.

Lo segundo es cortar las cebollas muy finas y echarlas en un recipiente con agua, dejarlas ahí por espacio de 30 minutos, cambiándoles el agua tres veces y escurrirlas bien.

Cortamos la parte inferior del pie de cada uno de los champiñones y el resto lo limpiamos con un pincel, para no mojarlos. 

Mientras, vamos cortando todos los champiñones; pero dejando reservados los 4 o 5 más grandes para colocarlos en lo que será la parte superior del tatin, una vez esté desmoldado.

En una sartén grande y a fuego fuerte ponemos solo un poco de la mantequilla (unos 10 gramos) para dorar los champiñones grandes y cortados fino con su pie. Se sacan una vez estén algo dorados y se reservan en un plato.

En la misma sartén con un poco más de mantequilla (20 gramos), ponemos el resto de los champiñones y añadimos un poco de sal y la pizca de pimienta negra. Tapamos unos dos minutos hasta que suelten todo el líquido que tienen, pasados estos minutos se destapan  y se dejan en el fuego hasta que queden secos. Se escurren igualmente en un colador para asegurarnos bien que no contienen líquido.

CONFITAR CEBOLLA
En una sartén se pone el azúcar y el resto de la mantequilla (20 gramos) y se deja hasta que se empiece a dorar e inmediatamente se echan las cebollas, mezclando bien. Se dejan cocinar unos 30 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando hasta que queden las cebollas confitadas y con un color dorado oscuro.

Se colocan las cebollas en un plato y se dejan enfriar. Es importante para el montaje que todo esté frío.


Montaje

El molde que os recomiendo es alguno desmoldable o redondo o rectangular. 

1. Se colocan ordenadamente y como más nos guste, los champiñones grandes que hemos dorado en la mantequilla. 

2. Encima se pone el resto de los champiñones tapando todos los huecos y aplastando con una cuchara sopera, para nivelarlos.

3. Colocamos ahora, la cebolla confitada con un tenedor para que quede bien repartida y luego aplastando un poco.

4.  Ponemos por encima la masa de hojaldre (que hemos cortado previamente con la ayuda del molde vacío)

Va a horno caliente a 200 grados unos 15 minutos, o hasta que veamos la masa algo dorada, ya que aunque no se verá, nos dará algo más de firmeza a nuestra base.

Se deja enfriar y se mete en el frigorífico. Debe estar frío para desmoldar.

Se prepara el queso untable, batiéndolo con unas gotas de nata (crema de leche) o leche y se coloca por encima a modo de adorno, aunque podemos poner un poco más de queso en cada plato al servir las raciones. Yo he puesto el queso con manga pastelera; pero lo podéis hacer como os resulte más sencillo.

Sed felices y probad hacer estas tartas tan buenas y sanas.

18 comentarios:

  1. Tiene que estar muy rica! Excelente combinación y presentación. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sabrina! Te lo agradezco mucho. Besos, bonita

      Eliminar
  2. ¡¡Ohhh, Patty!! ¡¡Qué receta tan bonita y deliciosa!! Pero aún hay más, ¡¡y es que es facilísima de hacer!! A simple vista puede parecer que es una receta complicada, ¡¡y nada más lejos!! Estas recetas son las que enamoran a simple vista, te aseguro que a mi me ha conquistado. Y es que me encantan estos ingredientes, y acompañados de la crema de queso, ¡¡todo un puntazo!! Eso si, yo tibia, que el hojaldre un poco caliente me encanta, pero eso se soluciona rápido, un toque de microondas antes de servir, ¡¡y listo!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, así la comimos luego, algo tibia que realzaba el sabor de la cebolla y de las setas y con el queso frío. Pero debe estar fría para desmoldar y que quede "perfect" Besos. Si la haces me cuentas. Está deliciosa. Me sorprendió.

      Eliminar
  3. Te ha quedado preciosa la tatín, va a ser la primera que pruebe salada, pues solo he comido las dulces, pero rica se ve un rato por lo que seguro que la hago en cuanto pueda. Creo que la combinación de ingredientes la convierte en muy sabrosa y nos va a sorprender.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, no sabes lo que me sorprendió, es una delicia, fina, con texturas diferentes, con un dulzor especial al caramelizar la cebolla. Vamos, una cosa mala! Jajajajjaja Muchos besos 😘

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Eva, compañera de fatigas con esto de la vida 2.0. Es una verdadera delicia. Tienes que probarla. Si quieres venir a casa desde Canarias, te invito de mil amores. Besos

      Eliminar
  5. Riqúisimo Patty. Me lo apunto, para una cena de un día de estos, además a las niñas les encantan los champis.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, qué alegría vernos aquí después del "susto", me alegro que te guste. Besos

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias! Lo tienes que probar. 😋 Besos

      Eliminar
  7. ¡Qué bonita presentación Patty! Me encanta cocinar con los productos del otoño ¡quedan unos platos tan ricos, vistosos y llenos de buenos aromas!

    Unas fotos preciosas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca! Tú siempre tan generosa con tus comentarios, ya sé que es tu época preferida del año, así que tenemos que aprovecharla cocinando cosas ricas. Muchos besos

      Eliminar
  8. Hola Patty, que rica tartica, además la presentación tan linda con las setas arregladitas allí en el fondo, un éxito!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angélica, gracias por tu comentario, la verdad es que me sorprendió lo rica que estaba. Besos y nos leemos.

      Eliminar
  9. Patty los champiñones son un manjar, sobre todo estos París, la verdad los extraño mucho acá en Brasil se consiguen pero carísimos, acá se consume en su mayoría en conserva cosa que ya es otro cuento, el sabor nada que ver con los frescos. Por otro lado los que más se consumen son variedades orientales shimejis, shitakes y son mucho más económicos. Veo tu Tatin y el aroma de champiñones frescos se me hace agua a la boca, me parece una receta tan bonita y tan deliciosa que espero hacerla en Colombia, allá no tengo el problema del costo de los champiñones. Me encantan las fotos, la receta es un hit culinario ^_^. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia! Pero qué bonita eres! Siempre con tus comentarios tan amables y constructivos, un amor. Esas setas que mencionas que son muy frecuentes en Brasil, aquí ni se encuentran, esto es una ciudad turística pero faltan muchas cosas habituales en cuanto a cosas de gastronomía, de ropa, de marcas conocidas de otros lugares. Pero como dicen aquí "nos vamos apañando". Hay paltos tuyos que has publicado en yu blog que para mi sería impensable hacerlas. Brasil es un país riquísimo, así como tu tierra natal. Muchos besos, Natalia y seguimos en contacto. Feliz finde.

      Eliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...