martes, 30 de agosto de 2016

Pasteles Portugueses de Belém

Tuve la suerte de conocer Portugal hace un tiempo y tengo que decir que a pesar de ser vecinos no tenemos muchas cosas en común e increíblemente ni allí ni aquí nuestras cartas de los restaurantes está en el idioma del país vecino cosa que siempre me choca un poco. Las personas que conocimos allí son encantadoras, educadas, es una gente muy amable y quizá esa sensación sea por el idioma que es una lengua gentil en sí al igual que el italiano, con las palabras justas para ser muy, pero que muy amables. 


pasteles-de-belem

Bueno, lo que os cuento, estuvimos una semana por tierras portuguesas y nos gustó tanto Lisboa que solo salíamos de la ciudad para hacer excursiones con nuestro coche y visitar un montón de pueblos preciosos, estuvimos en otoño con lo cual la temperatura y el ambiente era el perfecto. No había muchos turistas y eso siempre hace los paseos mucho más agradables. Recuerdo con especial interés una ciudad pequeñita muy cerca de la capital, Casacais preciosa villa donde las haya, Sintra y la región del Alentejo donde fuimos a una fábrica de tapices y alfombras artesanales, que era para llevártelas todas. También nos encantó la comida en general con sus dulces y los famosos "pastéis de Belém" en la pastelería del mismo nombre y muy cerca del monasterio de los Jerónimos un sitio muy bonito y con mucha Historia con una pastelería artesanal maravillosa, hace tiempo hice otro dulce portugués de Sintra concretamente, los "travesseiros de Sintra" travesseiros significa almohadas, (os dejo aquí el enlace) y esa es la forma en la que quedan, como si fuesen pequeñas almohadas, también muy buenos y la verdad es que no los conocía y fueron toda una sorpresa.


pasteles-portugueses-de-belem

Seguimos con Lisboa, visitamos toda la ciudad que tiene un centro precioso con esos barrios tradicionales, algo decadentes y populares como su bohemio barrio de Chiado y sus tranvías que son una delicia, me pareció una ciudad con un sabor especial, antigua, entonces no nos pareció demasiado cuidada aunque sí muy limpia, ya que nos recorrimos casi todos sus barrios andando y a veces en tranvía y nos encantó el recorrido del número 28 y que usábamos cuando estábamos cansados de tanto "trotar" y así nos sentábamos un rato mientras nos paseábamos en este medio de transporte ya tan poco visto sobre todo en España, también estuvimos en la calle de los anticuarios pues queríamos echar un vistazo y había maravillas a la venta o entrábamos en alguna de las librerías antiguas (aunque no conocemos el idioma lo suficiente como para leer un libro), pero las librerías y los mercados te dan una idea de la ciudad que visitas. Subimos a un elevador con unas vistas estupendas (me lo contaron) en pleno centro muy cerca de la plaza Rossio y plaza del Comercio, pero me tuve que agachar pues tengo un vértigo tremendo y no me atrevía ni a moverme... Pegada a la pared y sin dejar pasar a nadie. Un numerito.


pasteles-de-belem

La gastronomía una delicia en general y muy sencilla con su cocina del día a día pero muy cuidada y hecha con buenos productos, muchos platos con bacalao, variados y caseros, probamos una noche que estuvimos escuchando fado en el barrio de Alfama y por cierto una música que me apasiona y me llega a lo más hondo de mi alma y no sé porqué, ya que nunca antes le había prestado mucha atención a pesar de siempre haber escuchado en la casa de mis padres a la maravillosa cantante Amalia Rodrigues y en ese restaurante escuchando su música tradicional probamos una especie de lasaña con bacalao seco deliciosa, la tengo que hacer un día y así aprovecho para dejaros la receta que me dio una señora muy amable en el propio mercado de abastos de Lisboa, qué sería de mi recetario sin estas señoras tan amables y generosas.  

Yo siempre de mis viajes me quiero traer comida, frascos de salsas nuevas, especias, pasta, productos que no veo normalmente pero a veces no puedo, aunque en esta ocasión me traje de todo pues como íbamos solos en coche no tuve problema. Hasta una alfombra preciosa que compré y que todavía tengo pero usada como cabecero de mi cama en el campo y que para no estropearla se me ocurrió colgarla en una barra de forja y la doblé un poco por arriba para poder engancharla con unos grandes (muy grandes) imperdibles y ahí sigue tan bonita y tan nueva... jajaja


pasteles-portugueses-de-belem-


dulces-de-portugal

8 Unidades

1 Masa de Hojaldre fresca
125 ml. de Leche entera
125 ml. de Nata (Crema de leche)
25 gramos de Harina
80 gramos de Azúcar glas (azúcar impalpable)
2 Yemas de Huevo (grandes) o 3 yemas de huevos medianos
1 Rama de Canela
1 limón (solo la piel)

En una olla se pone el azúcar glas, la leche, la nata y se revuelve bien. Se agregan las yemas de huevo y se bate, añadimos la harina y revolvemos. Lo ponemos ya en el fuego bajo.

Añadimos la rama de canela y la piel del limón, solo la parte de color.

Dejamos hervir 10 minutos a fuego bajo hasta que espese un poco y removiendo un poco para que no salga ningún grumo.

Mientras cortamos la masa con un cortador o con un molde de emplatado de 10 cm. varios círculos de masa. Colocamos las masas en el molde como el que se ve en las imágenes y untados con una gota de aceite de girasol lo extendemos bien por todo el interior con la ayuda de papel de cocina. Ponemos la masa y con los dedos le quitamos los dobleces que quedan en el borde.

Llenamos con esta crema solo un 3/4 de nivel ayudándonos con una cuchara o con una manga pastelera. Los moldes de masa están crudas, pues se cocina todo junto en el horno.

El motivo de no llenarlos hasta arriba es que suben mucho aunque luego bajan y es cuando hay que ponerles el azúcar glas y la canela en polvo. 

Se meten en el horno a 190 grados durante 10 minutos y luego los dos últimos se gratinan para que queden tostaditos por arriba.

Se dejan enfriar y listos para probarlos, están muy buenos templados.

Espero que os haya gustado esta receta tan auténtica de la pastelería portuguesa, son muy sencillos de hacer así que no hay excusa.


lunes, 29 de agosto de 2016

Berenjenas Fritas Crujientes

Terminando ya el mes de Agosto hay que aprovechar los últimos días de vacaciones yendo a la playa o si estás en el campo haciendo algunas caminatas pues ya tendremos tiempo de hacer las tareas que teníamos pendientes y que por una cosa u otra no hemos podido hacer. Siempre tengo cosas apuntadas, cosas que quiero hacer y que las escribo para no olvidarlas en mi "lista pendiente" de mi cuaderno del blog y que algún día os enseñaré pues es todo un poema y como no paro de dar vueltas y no puedo estar quieta no llego a todo, si no escribo, pinto o reparo o cocino, tejo, leo...y trabajo. En fin siempre he sido así y ya no puedo cambiar. Muchas veces me agobio y pienso: "vaya tontería, si no lo hago hoy no pasa nada, lo hago otro día", pero esto es solo la teoría, pues si me propongo cosas pendientes y no las emprendo, siempre me quedo con la cosa de la tarea no realizada, casi todo lo que empiezo lo termino aunque no siempre como yo quisiera pero lo que no puedo es tener bolsas y bolsas con "cosas a medias", que tener tengo evidentemente alguna como casi todo el mundo, pero prefiero terminar lo que he comenzado y así me quedo contenta. Bueno, no me enrollo más y os presento este sencillo plato de verdura frita que tenía pendiente y que es ideal para un picoteo o para "dipear" con unas salsas y mojar y mojar y que si lo presentas en alguna copa o vaso de cristal como he hecho yo queda muy mono.


berenjenas-fritas-dip

Berenjenas-fritas


Esta forma de hacer las berenjenas para que nos queden crujientes tienen un pequeño secreto que os explico más adelante. Siempre quedan muy apetecibles y vistosas, nada aceitosas como suelen quedar cuando se fríen normalmente y blandas que no me gustan nada de nada. 
Berenjenas
Harina
Sal 
Agua
Aceite de Oliva Virgen (para freír)
Lo primero es pelar las berenjenas y cortarlas en "palitos", para esto las cortamos a lo largo en lonchas y de cada loncha (como de 0,5 centímetros) sacamos estos palitos cortando estas rodajas a lo ancho y así obtendremos todas las piezas casi del mismo tamaño.

Echamos sal fina encima de las berenjenas y las pasamos por harina e inmediatamente por agua que habremos puesto en un bol pequeño, este es el secreto, solo pasarlas por agua rápidamente es decir se pasan por harina y se sumergen rápidamente en el agua y se echan en la sartén con el aceite caliente. 

Increíblemente no salpica el aceite para nada. Se ponen pocas en cada una de las tandas dentro de la sartén para que no queden demasiado juntas y se frían todas por igual.

En cuanto estén doradas las sacamos y servimos. Veréis como quedan de ricas.

Nada más. Ya tenemos unas berenjenas crujientes para servir con las salsas que más os gusten o simplemente con una ensalada y así tenemos un plato rico y muy rápido ya que en menos de 15 minutos tenemos unas berenjenas crujientes y listas para servir.

viernes, 26 de agosto de 2016

Mejillones a la Marinara

Una receta clásica de la cocina italiana, cozze alla marinara, también conocidos con el nombre impepata di cozze.  La cocina italiana es rica y sabrosa y por fortuna no es solo pasta y pizza. Hay en Italia una huerta, una carne y un pescado fantástico. Las recetas sencillas como esta tiene una larga tradición "casalinga" es decir, casera, de las amas de casa, recetas heredadas en el recetario familiar de las abuelas o las madres desde siempre, la cocina del día a día. Hay una larga tradición de recetas sencillas de mejillones sobre todo en las islas (Sicilia, Cerdeña...) o en Nápoles. Un plato marinero y sencillo donde lo haya. Como los mejillones gratinados, hechos con miga de pan, perejil, queso parmesano en la propia concha del mejillón y gratinado al horno o los "mejillones a la tarantina" de la región de Puglia y hechos con la pulpa de tomate y que también se comen con mucho pan tostado.
mejillones-con-salsa-de-vino-y-ajos

¿Ingredientes? solo unos buenos mejillones frescos del día comprados en cualquier mercado de confianza, mucho ajo, vino blanco, perejil, pan y muchas ganas de "ensopar" ese pan cortado fino en la salsa y poner encima unas piezas de mejillones. Ah! Importante mucho perejíl picadito pequeño y un chorrito de limón. Nada más. Os lo explico más abajo, pero no tiene ningún secreto. El único problema es cuando "ensopes" el pan en la salsa no te quemes los dedos, como me pasa a mi siempre por las prisillas de probarlos...Jajajaa

mejillones-con-vino-y-ajos

Estos estupendos mejillones son frescos comprados en el mercado de abastos, el kilo estaba a 3 € que con los ajos, el perejil y el poquito de aceite de oliva virgen y la media copa de vino no nos ha costado más de 4 €. El pan no lo cuento pues siempre lo compramos... Y nos sobra mil veces. Se puede servir con el pan tostado pero no se puede ensopar tan bien como fresco y tierno... El secreto es ensopar sin remordimientos.
¡Hala! A mojar se ha dicho.

mejillones-con-salsa-de-vino-manzanilla

En Italia es habitual encontrar estos mejillones encima de un trozo de pan, de hecho en muchos sitios te sirven "bandejón de mejillones" y pan cortado en cantidad, lo que calculan ellos que se va a ir ensopando...una delicia. Tenéis que probarlo. Aunque en España nunca los he visto así servidos. Un día se los voy a preparar a un amigo y ya imagino su cara de disfrute absoluto pues le encantan estos platos caseros y que no puede probar todos los días ya que come habitualmente en la calle y que por eso le gustan estas cosas "tontas" y sencillas de nuestras cocinas del día a día.

mejillones-con-vino-blanco

1 Kilo de Mejillones (frescos)
4 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
4 o 5 dientes de Ajo
1 Copa de vino blanco seco (Yo usé manzanilla de Sanlúcar)
Perejil (picado para servirlos)
1/2 Limón

Rodajas de Pan tierno o Pan tostado
En una olla grande baja poner primero el aceite de oliva y los ajos cortados pequeños. En cuanto empiecen a dorarse se echan los mejillones previamente lavados y sin barbas, se les da unas vueltas para que se vayan rehogando.

Cuando están ya abiertos se le echa la copa de vino blanco y se deja que se evapore el alcohol. 

Después si se quiere con pan cortado en rodajas se mojan en la salsa de los mejillones y se colocan un par de piezas encima. 

Se espolvorean con perejil picado (opcional), un chorrito de limón exprimido y se sirven en una fuente honda para poder ensopar bien los panes que vamos a echar...

Bueno, pues ya hemos terminado con esta fácil receta. 

Feliz fin de semana, sed felices y cocinad mucho y rico!


jueves, 25 de agosto de 2016

Guacamole

Un aperitivo ideal para ponerlo en la mesa y así nos entretenemos un poco antes del plato principal. Es un finger food de los más antiguos que se conocen como aperitivo o entre horas una delicia y de lo más sencillo de hacer. Es un platillo tradicional mexicano que significa "salsa de aguacate" ya que el aguacate va machacado hasta convertirlo en una pasta y que no tiene ninguna complicación hacerlo.
salsa-guacamole
guacamole-con-tortillas-de-maíz
No lo preparo mucho pues se me olvida, la verdad. El otro día en el mercado encontré unos aguacates estupendos y no demasiado caros y ahí que se vinieron a casa conmigo. Creo que se debe ir al mercado para tener momentos de inspiración, por eso no puedo hacer la lista de la compra para que me traigan las cosas, necesito verlas. Así, si encuentro unos calamares por ejemplo ya conozco lo que lleva esa receta y sé lo que tengo que comprar y lo que me falta en mi despensa. Vamos, es un momento de inspiración total. Adoro los mercados, generalmente cuando voy a una ciudad nueva siempre los visto, te enteras de muchas cosas escuchando a la gente que anda por ahí comprando o charlando con las personas que están despachando al público. 
dip-guacamole
salsa-aguacate-dip

Me encantan los mercados de general y los de Madrid en especial (cualquiera de los buenos, como el de La Paz, el de Maravillas, el de Chueca...), en Barcelona la estrella es La Boquería uno de los mejores mercados de Europa, en Roma en el Campo di Fiori el mercado al aire libre de verduras y frutas, quesos...el de Gijón o el de Avilés que por cierto los pescados que son del día anterior están a otro precio, lo pregunté pues nunca lo había visto, el de Catania en Sicilia tan original, tan alborotado... ahí iba casi todos los días mientras estuve en Catania pues me pillaba de camino y era un poco de lío, pues hablaban en dialecto y siempre había un alma caritativa de los que deambulan por los puestos que traducía el dialecto al italiano, aunque el traductor tenía más buena fe que vocabulario, ¡unas risas! Pero al final nos entendíamos. Afortunadamente había gente joven en los puestos que hablaban correctamente el italiano porque es obligatorio en las escuelas y entonces con ellos sí que no tenía problema alguno, hasta me daban consejos de preparación de algunos alimentos o recetas nuevas.
guacamole-dip
No me suelo fiar mucho cuando me ofrecen algo insistentemente, hay que tener mucho cuidado en algunos mercados donde siempre piensan que si no te conocen eres una turista. Por ejemplo en el mercado de Chiclana de la Frontera como hay tantos veraneantes te confunden, (sobre todo por mi acento, aunque llevo viviendo en Cádiz muchísimos años pero no se me ha pegado nada la forma de hablar de aquí) y con algunos puestos, no con todos afortunadamente, ya que también hay personas encantadoras como la señora que vende aceitunas y encurtidos o el puesto de mariscos Castilla, algunas fruterías, por poner solo unos ejemplos, pero hay que andarse con mucho ojo pues si no te conocen "te la pueden dar o te la dan"... Ya que deben pensar que como no te van a volver a ver pueden engañarte sin problema. Yo vuelvo siempre al mercado pero no digo nada, solo paso y pienso: " pobre veraneantes que les están dando ahí gato por liebre" pero lógicamente no vuelvo a comprar nunca más y la que estoy todo el año soy yo y no los veraneantes... Así que por meter en la bolsa frutas medio malas han perdido una buena futura clienta... Me da una rabia que algunos sean tan tramposos... ya que el kilo de ajos o de tomates por ejemplo están a "x" y si están pasados costarán otro precio no? Pues nada, no hay nada que hacer. Así que  !Ojo! Vaya rebote me he cogido solo con acordarme. 
1 o 2 Aguacates (maduros)
1 Tomate rojo pequeño
1/2 Cebolla pequeña
1 diente de Ajo
Sal
un poco de cilantro (Opcional)
Tortitas de Maíz para "dipear"
La receta original del guacamole se prepara con aguacates machacados, zumo de limón, tomate y chile o jalapeños. Un poco más tarde se le agregaron la cebolla cortada muy pequeña, el tomate también cortado muy, muy pequeño, un poco de cilantro y ajo. Esta última es la que os voy a dejar, que es la única que hago pues es la que más me gusta.

Se pelan los aguacates yo he utilizado 1 grande, se corta por la mitad y se quita el hueso central y con una cuchara quitas la pulpa y la vas echando en un cuenco para aplastarlo bien y que no queden demasiados grumos.  

Se exprime una lima y se revuelve con el aguacate. Picas un diente de ajo (muy pequeño) y el tomate también se corta pequeño así como la media cebolla pequeña, se pone un poco de sal y el cilantro natural picado (opcional).

Se mezcla y se sirve con las tortitas de maíz a un lado. Nada más. No puede ser más rápido y además gusta mucho.

Pues nada, ya está está receta tan fácil y apañada como ella sola para un aperitivo de mucha gente.

Sed felices y cocinad mucho.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Vichyssoise (Crema de Puerros)

Estas cremas se pueden comer en invierno o verano, la vichyssoise se sirve siempre muy fría y es casi igual a una crema de puerros pero esta última se sirve siempre caliente. Hoy estoy estrenando imágenes nuevas, ya que he hecho un curso de estilismo culinario y estas son de las primeras fotografías que subo al blog. Me hacía una buena falta ponerme "las pilas" con las fotos, pues a veces desmerecían el plato. En fin como todo en la vida es ponerse y echarle ganas. Las iré mejorando poco a poco (espero...). Os la presento ya. 

crema-de-puerros-vichyssoise

vichyssoise-crema-de-puerros
500 gramos de Puerros
3 cucharadas de Aceite de Oliva
200 gramos de Patatas
1 Cebolla pequeña (opcional)
250 ml. de Agua
250 ml. Leche fría
4 o 5 cucharadas soperas de Nata (Opcional) (Crema de leche)
En una olla se pone el aceite de oliva y se echan los puerros cortados pequeños (solo la parte blanca), hay que quitarles bien la tierra y lavarlos bien y la cebolla pequeña cortada muy pequeña pues le da más sabor y me encanta, aunque es opcional.

Se rehogan y cuando estén unos dos o tres minutos, se agregan las patatas cortadas pequeñas y se las deja un momento en el aceite con los puerros dándoles unas vueltecitas.

Se añade la sal y el agua o caldo suave de verduras si lo tenéis preparado. Se deja hervir todo hasta que la patata esté blanda.

Se escurre, pero guardando algo de líquido de la cocción por si nos hace falta. Se bate en la batidora o en la Thermomix. Se retira para que se enfríe.

Cuando está todo frío se añade la leche y la nata, aunque la nata es opcional y se vuelve a meter en el frigorífico antes probando la sal por si hay que rectificarla.

Se sirve con perejil o cilantro o cebollino y siempre se sirve muy fría. Esto es fundamental para que esté buena.

Nada más. Ya está nuestra vichyssoise fría o nuestra crema de puerros caliente y muy sencilla de hacer, en menos de dos horas la tenemos fría y lista para servir.

Sed felices y haced muchos platos de estos sencillos.



lunes, 22 de agosto de 2016

Coca de Sardinas con salsa catalana Jurvert

Tuve visita y me pareció oportuno hacer estas cocas aunque fui muy atrevida pues mis invitados eran casi todos catalanes pero a arriesgada no me gana nadie. Me encantan las cocas, las saladas sobre todo me vuelven loca. Son sencillas y gustan a casi todo el mundo. Esta receta la encontré en el diario "El Periódico de Cataluña", ya que la gran chef catalana Carmen Ruscalleda escribe recetas que no son excesivamente difíciles y bastante asequibles en cuanto a ingredientes y técnicas así que por lo menos puedes pensar en hacer algunas de ellas.
coca-salsa-catalana-jurvert-y-sardinas
Aprovecho para dejaros el enlace de todas las recetas publicadas en El Periódico de la chef Carmen Ruscalleda.
coca-fina-crujiente-con sardinas-y-salsa-jurvert

coca-catalana-con-salsa-jurvert
Esta receta como siempre la he cambiado pues ella la hace con sardinas frescas y muy poco hechas, solo pasados los lomos por la plancha un minuto. Pero lo que sí está exacto es la receta de la salsa "Jurvert" una salsa catalana del Siglo XIV, me imagino que esta salsa sería traída o por lo menos tiene grandes  influencias con las salsas de la región de Liguria (Italia) como el pesto, la salsa de nueces...etc.

Esta es una salsa que viene de la época  medieval y que se habla en el primer libro de cocina catalana de Sent Sovi (1324) acompañaba carnes de cordero y cabritos asados. En el año 1952 el militar y lingüista Lluís Faraud de Saint-Germain tradujo estos textos y así se recuperaron muchas recetas ya que estaban escritas en catalán medieval.
coca-crujiente-con-salsa-jurvert-y-sardinas

ingredientes


SALSA JURVERT

(salsa catalana del siglo XIV)



25 gramos de hojas de Perejil 

0,3 gramos de hojas de mejorana (parecido al orégano)
0,5 gramos  de hojas de menta
1 gramo de ajo
15 gramos de pan tostado (biscotes)
25 gramos de avellanas tostadas y peladas
15 gramos de nueces
1 yema de huevo cocido
75 gramos de aceite de oliva virgen extra (7 cucharadas soperas)
10 gramos de vinagre de jerez (una cucharada sopera)
10 gramos de miel (Una cucharada sopera)
Sal y pimienta

Coca 

200 gramos de Harina 
75 gramos de Agua
10 gramos de Levadura fresca
2 cucharadas de Aceite de Oliva

Relleno

Salsa Jurvert
Sardinas Cabo de Peñas (Os dejo el enlace aquí)
Cebollino fresco
Tomates pera
Hebras de Guindilla (producto  japonés de Tokio Ya, os he dejado el enlace)

salsa-jurvert-con-un-trozo-de-coca
Preparación de la Salsa Jurvert 
Nos dice Carmen Ruscalleda que la noche anterior, hay que mezclar todos los ingredientes menos las hierbas frescas y dejarlos marinar en la nevera. Al día siguiente, añadir las hierbas, triturar con la batidora rectificar el punto de sal y pimienta. Reservar en el frigorífico.

Preparación de la Coca
Muy sencilla de hacer. Se pone la harina en un recipiente y de los 75 gramos de agua retiras un poco y disuelves la levadura fresca (cortala pequeña para que se deshaga rápido).

Se mezcla con la harina y se le añade el resto del agua. Se pone cucharadita de sal fina. 
Y por último se añaden las dos cucharadas de aceite de oliva.

Se amasa, parece que es poco líquido, pero es suficiente en cuanto la amasas con las manos unos segundos ya ves la textura que tiene. Se amasa y se deja reposar 10 minutos.

Pasado este tiempo se estira con un rodillo hasta dejarla muy fina.

Se coloca sobre un papel de horno para que no se pegue y va al horno a 180 grados hasta que veas que se doran los bordes, unos 8 o diez minutos. Deben quedar crujiente.

Montaje
Ya solo queda montarla. Yo le he puesto primero la salsa Jurvert y luego unos tomates pera maduros por encima con unas sardinas buenísimas gallegas en conserva. Por encima le he puesto unas hebras de guindilla y cebollino fresco que lo corté por la mitad y listo. Nada más. Estaban deliciosas.

Pues nada más, ya he terminado de explicaros esta receta tan buena y socorrida para cualquier momento.

Sed felices y haced muchas cosas sencillas pero riquísimas como esta coca catalana.

viernes, 19 de agosto de 2016

Marquise de Chocolate

Parece que el chocolate así como las bufandas son solo para invierno o que las bicicletas son para el verano, como el título de aquella famosa película y obra teatral homónima de Fernando Fernán Gómez, por cierto película que me encantó, pero como decía parece que el chocolate no es muy veraniego, aunque este postre es para todo el año pues se sirve muy frío y está delicioso con helado de nata o simplemente nata (crema de leche). Hay que probarlo, es una gozada si te encanta el chocolate como a mi. 

Hacía tiempo que tenía ganas de hacer este dulce tan de moda en algunos países pero sobre todo en Argentina. Hace menos de una semana estuve hablando con una amiga sobre esta receta pero sin mucha idea de si la iba a hacer o no, solo estábamos divagando un poco sobre la mejor receta de la marquise y sobre la textura que debía tener una buena marquise de chocolate. Pero ha sido algo casi casual el hacer este dulce, ya que se cruzaron las hadas en mi camino y ¡zas! Salió. Y salió delicioso.

Nunca lo había hecho pero sí probado muchas veces. Es un dulce maravilloso, de origen francés pero que no se suele encontrar fácilmente en España, por lo que es mejor hacerlo nosotros mismos para que lo puedan probar nuestros invitados y con él siempre el éxito está asegurado. Es un dulce que se hace sobre todo para festejar fechas especiales o para algún acontecimiento importante, sin embargo es muy sencillo y rápido y no tiene ninguna cocción de horno, pues se hace en frío (salvo derretir el chocolate) y después se mete en el frigorífico o en el congelador.
marquise-de-chocolate

porción-de-marquise-de-chocolate


180 gramos de Chocolate negro (80% Cacao)
125 gramos de Mantequilla 
4 Huevos
130 gramos de Azúcar 

Lo primero es cubrir con papel film el molde que vayamos a  utilizar. Luego derretimos la mantequilla con el chocolate.

Separamos las claras de la yemas y las montamos a punto de nieve y por otro lado mezclamos solo las yemas con el azúcar batiendo bien hasta que estén blanquecinas.

Mezclamos las claras a punto de nieve y unimos a la mezcla del chocolate y la mantequilla que tenemos ya disueltos.

Se mezcla todo y se echa poco a poco con la ayuda de una lengua de repostería al molde.

Meter en el frigorífico lo mejor es hacerlo el día anterior. 


preparación-de-marquise-de-chocolate

Aquí estoy mezclando el chocolate que previamente he mezclado con la mantequilla junto a las yemas con el azúcar.

preparación-marquise-de-chocolate

Con movimientos envolventes mezclamos hasta que esté todo unido y uniforme

marquise-de-chocolate-preparación
Listo para meter en el frigorífico
preparacion-molde-de-marquise

Espero que os haya gustado, si os gusta el chocolate tanto como a mí este postre no tiene nada que no nos vaya a gustar.

Sed felices y haced muchos postres fáciles como este.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...