sábado, 19 de agosto de 2017

Pizza de higos y jamón serrano

Una pizza que si tienes buenos higos la puedes hacer para un almuerzo o una cena más o menos rápidamente, si tienes hecha la masa de pizza y congelada la sacas un rato antes para amasarla y solo ya poner los ingredientes, estos o los que mejor te vengan. 

Siempre la pizzas las hago de la forma que os voy a contar así la masa queda perfecta, la horneo en dos veces. Esta pizza también la podéis hacer con las masas que venden hechas aunque evidentemente no van a estar como la masa "fatta a casa", no se parecerá ni de lejos. Os dejo un enlace abajo en ingredientes para que veáis como preparo la masa, está explicada en los tres pasos más importantes, amasado, levado y horneado. Ya sabéis, se puede hacer más cantidad de masa y dejarlas ya en porciones y guardadas en bolsas de plástico con cierre y metida en el congelador, así de esta manera se puede tener lista en menos de media hora. No tarda nada en descongelarse.

Os cuento la casualidad de esta pizza, estuve en el mercado de Chiclana de la Frontera al mediodía y compré unos higos maravillosos que vi y compré en el puesto de frutería de Manoli y Agusti, fueron amor a primera vista, al contar que eran para una pizza me comentaron que habían visto algo parecido en una revista de cocina, la de Saber Cocinar, les dije que la acababa de comprar, ya que me la había recomendado Cuca del blog  "Los dulces secretos de Cuca"; pero que todavía ni la había abierto. Por la noche me puse a ojearla, no me podía creer que llevara casi los mismos ingredientes, cuando esta mía ya estaba comida y bien comida, vamos desaparecida en combate. En fin, está todo inventado ya, os la recomiendo, deliciosa, con ese sabor entre dulce y salado del jamón y los quesos con el dulce de los higos y de los hilos de miel por encima. Me comentó también un seguidor muy especial que tengo que era "un poco arriesgada" y le dije que si le gustaban los higos le encantaría, es un tradicional a pesar de tener 23 años menos que yo...ja ja ja
porciones-de-pizza-con-higos-jamón-serrano-y-dos-quesos

porciones-de-pizza-con-jamón-serrano-mozzarella-brie-higos

pizza-de-higos-y-jamón-serrano

pizza-de-quesos-jamón-serrano-e-higos
Ingredientes

Masa casera de Pizza (os dejo el enlace)
2 cucharadas de Tomate natural (rallado)
1 bolsita de Mozzarella 
Queso brie (la cantidad que os guste)
6 o 7 Higos 
Romero

Cuando ya está horneada agregar:

1 cucharada de Aceite de Oliva virgen extra (para repartirla por arriba de la pizza)
1 cucharada de Miel 
Queso brie 
(opcional el momento de ponerlo ya que se puede poner antes en el horneado)
4 o 5 lonchas de Jamón serrano
3 o 4 hojas de Rúcula o canónigos

Preparación
  • Extendéis la masa de pizza, de la forma que más os guste o rectangular o en redondo.
  • Se enciende el horno a 200 grados y se mete la masa en el horno solo untada con el tomate rojo rallado y se deja 5 minutos.
  • Se saca del horno y se ponen los dos tipos de queso (mozzarella y brie) o solo la mozzarella y el queso brie cuando al final se coloquen las lonchas de jamón serrano y la miel con el aceite de oliva.
  • Los higos se cortan longitudinalmente o como lo hice yo en esta pizza, por la mitad a lo ancho. Eso ya a gusto y dependiendo del tamaño de la fruta.
  • Se echa un poco de romero seco por encima de la pizza.
  • Se mete nuevamente en el horno y se deja hasta que veamos los bordes dorados
  • Cuando está lista la pizza, se saca del horno y se pone por encima: el queso brie, las lonchas de jamón serrano y echas la cucharada de aceite de oliva virgen extra y la cucharada de miel haciendo hilos para que quede bien repartida.
  • Se decora con algo verde para darle color, o rúcula o canónigos. Solo unas pocas hojitas.

pizza-antes-de-hornear
Pizza antes de hornear
Esta receta no tiene ninguna dificultad, es para incluso los que no saben apenas cocinar, vamos, para novatos, siempre sale bien y si os gustan los higos os encantará. 

Sed felices y probad hacer cosas sencillas, sanas y aprovechando los ricos higos que están en temporada.

viernes, 11 de agosto de 2017

Calamares Rellenos de Verduras

Tengo que decir la verdad, como siempre, este plato que está delicioso, no es un plato rápido, por eso lo suelo hacer cuando tengo más tiempo del habitual. Estos calamares los puedes hacer el día anterior. Si los guardas en el frigorífico ya hechos estarán estupendos al día siguiente y nos allana mucho la tarea de ese día de invitados o de los demás preparativos que tengas que hacer. Digo lo de los invitados pues es un plato que cocino cuando los tengo, ya que es una receta que a todos les gusta y en la que solo tienes que hacer algo para el acompañamiento, puede ser arroz blanco o patatas fritas o asadas. La verdad es que me gustan más los que hago yo en casa, que los que encuentro en algunos sitios, aunque algunas veces los pido, no sé; pero no me gustan tanto como los míos, me pasa con otras cosas como por ejemplo con las albóndigas, que me gustan a rabiar, pero siempre prefiero las mías; será porque son los que estoy acostumbrada a comer y probar desde hace ya muchos años.
calamares-rellenos-con-patatas-fritas
En la imagen inferior, he cortado unos calamares por la mitad para enseñaros el relleno. Estaban muy, pero que muy buenos.
calamares-rellenos-por dentro

calamares-rellenos-y-patatas-fritas

Ingredientes

 Calamares pequeños frescos (3 por persona) 
3 Huevos duros
2 Cebollas
1 Zanahoria mediana 
1 Copa de vino blanco (fino o manzanilla o un vino seco blanco)
2  dientes de Ajo
1/2 Pimiento rojo fresco
2 cucharadas de Tomate frito
 1 Rebanada pequeña de pan de molde o de miga de pan
4 Tomates maduros
Aceite de oliva virgen extra
Perejil
Sal 

Preparación

  • Lo primero es lavar y cortar las aletas y los tentáculos de los calamares.  Cuando se hayan lavado hay que darles la vuelta a los calamares para que no contengan nada de arena. 

Relleno de los Calamares

  • Cortamos la verdura muy pequeña, empezando por la cebolla (solo una) que la ponemos a pochar en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen, cuando esté ya un poco blanda, añadimos solo la mitad de un pimiento rojo y lo cortamos muy pequeño. La otra parte del pimiento va en la salsa.
  • Por último añadimos la zanahoria rallada (si la ponemos gruesa tarda mucho en hacerse).
  • Las piezas que habíamos cortado de los calamares (aletas y tentáculos) se pican con cuchillo muy pequeñas y las ponemos en la sartén para que se hagan junto a la verdura y añadimos las dos cucharadas de tomate frito (salsa de tomate). 
  • Dejamos hasta que se haga el relleno como unos 15 minutos.
  • En un recipiente ponemos el relleno que hemos hecho con las verduras y las partes que cortamos de los calamares con los huevos duros cortados pequeños, el pan de molde (cortado muy pequeño, yo lo desmigo con las manos) y un poco de perejil picado muy pequeño.
  • Salamos un poco.
  • Se rellenan los calamares (yo utilizo una cuchara pequeña) y se les pone un palillo de madera para que mientras estén cociendo no se salga el relleno, ya que los calamares están crudos y el relleno ya hecho.
  • En una olla grande y baja se pone aceite de oliva y se pasan rápido por el aceite caliente para que tengan un buen color. Se retiran a un plato y hacemos la salsa en esta misma olla.
Salsa para los Calamares Rellenos

  • En la olla en la que hemos hecho el refrito ponemos: 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 3 tomates maduros y la otra parte del pimiento rojo.
  • Dejamos que se haga poco a poco removiendo de vez en cuando. Se puede pasar la salsa si se prefiere o dejar los trozos de verdura enteros o bien pasarlos por un chino o una batidora.
  • Ponemos los calamares dentro de la olla y añadimos la copa de vino fino o manzanilla (o un blanco seco que os guste). 
  • Dejamos evaporar el alcohol y agregamos dos vasos de agua (mineral en mi caso). 
  • Echamos sal y pimienta a la salsa.
  • Dejamos a fuego bajo hasta que se hagan los calamares rellenos, que tardaran como unos 30 o 35 minutos aproximadamente dependiendo del tamaño.
Pues ya está terminada la receta. Se pueden acompañar con arroz blanco, os he dejado el enlace para hacer un arroz blanco sencillo o también se pueden acompañar también de cous-cous o patatas fritas grandes para que se pueda mojar bien y en cantidad... ja ja 

Sed felices y cocinad esta receta tan festiva y tan buena.











sábado, 5 de agosto de 2017

Tortas fritas de Buenos-Aires (con manteca de cerdo)

Estas tortitas sí creo que pertenecen al comfort food de todo argentino, las hemos comido, siempre desde que somos pequeños, era una fiesta cuando se hacían en casa o en casa de los abuelos, cuando llueve siempre es una buena opción de merienda,¿llueve? tortitas fritas, en Argentina se hacen sobre todo cuando llueve, misterio; pero así es. No sé si habrá alguna casa en la que no se preparen o sí...tampoco en España se hacen paellas en todas las casas; pero sí tortillas de patatas, más o menos ricas dependiendo de muchas cosas, como estas tortitas, las hay con grasa (manteca de cerdo) o sin ella, con azúcar por encima o sin ella, hechas con salmuera, es decir diluyendo la sal en el agua tibia, fritas en aceite o en grasa de cerdo, las variaciones son mínimas y cada uno dice que las de su región son las mejores, eso me pasa a mí con estas tortitas fritas y que son las habituales en Buenos-Aires, son las que he hecho siempre para una merienda a mis chicos o para acompañar un buen mate. Pertenecen a la cultura gastronómica tradicional y del campo, de las estancias infinitas, de los gauchos que con poca cosa ya tenían algo para acompañar sus mates, ya que los ingredientes siempre son los básicos, harina, agua, sal y grasa de cerdo o de vaca y el azúcar por si se quiere espolvorear por encima y este siempre lo tenían para añadirlo a sus mates, así que con poca cosa ya lo tenían todo. 
tortitas-fritas-argentinas-mate
Por regla general no se estira la masa y no se cortan como si fuesen galletas, se amasa y se cortan pequeños trozos de masa, como unos 25 o 30 gramos y se aplastan, se ponen en la palma de la mano y  se estiran un poco, deben quedar más o menos redonditas,  se les hace unos agujeros en el centro o uno en el centro o dos pequeños también en el centro como estás que os presento hoy, quedan con este aspecto un tanto informal y campero.

Muy sencillas y una cosa riquísma, ¡Ah! y muy económicas. es algo parecido a los churros o porras españoles y que tanto  nos gustan, aunque hay que tener mucho cuidado pues ya se sabe que siempre van donde no queremos que vayan y no especifico.
tortitas-fritas-argentinas-para-un-mate

tortitas-fritas-tradicionales

tortas-fritas-detalle

 Ingredientes (unas 20 tortitas)
Las cantidades se pueden doblar sin problema. 

250 gramos de Harina
125 ml. de Agua tibia
50 gramos de Grasa (manteca de cerdo)
 Sal fina (dos cucharaditas rasas)

Manteca de cerdo para freír
Azúcar para espolvorear (opcional)

Preparación
  • Se pone la harina y se mezcla con la sal.
  • Poner la manteca a derretir en el microondas.
  • La manteca se mezcla con un poquito de agua de la cantidad total, para enfriarla y al amasar no quemarnos.
  • Ponemos la mezcla de manteca y agua en el recipiente de la harina.
  • Agregamos el agua tibia restante.
  • Amasamos por unos diez minutos y la dejamos en el frigorífico unas dos o tres horas.
  • A veces hago la masa por la noche y la guardo para hacerlas en el desayuno del fin de semana, muy de vez en cuando por razones obvias.
  • Se toma un trozo de masa como del tamaño de una albóndiga pequeña (unos 25 o 30 gramos) y se extiende con las manos, aplastándola, se le da una forma más o menos redonda y se le hacen dos agujeritos en el centro o uno más grande en el centro.
  • Se fríen en manteca de cerdo mejor que en aceite, están más ricas en manteca.
  • Se espolvorea un poco de azúcar molida y se sirven, es opcional, a mí me gustan más saladas; pero comprendo que con azúcar está rico, rico.

tortas-fritas-con-azúcar-por-encima

Sed felices y probad hacer cosas tan ricas y económicas. Veréis a los niños de la casa lo que les gustarán.

martes, 1 de agosto de 2017

Huevos Escoceses (Scotch eggs)

Hace tiempo que quería probar estos huevos tan típicos británicos, que además los llevan normalmente para sus picnics, en vez de nuestra tortilla de patatas, tan típica en nuestras excursiones o barbacoas, ellos, estos huevos, ¿quién no ha llevado una tortilla o bocatas de tortilla de patatas a la playa o el campo?. Siempre había visto estos huevos con curiosidad como os cuento y me llamaban mucho la atención, son muy sencillos de hacer si se cumplen las instrucciones, vamos, como siempre, como con cualquier plato. En algunas recetas el huevo queda duro y así creo que no me hubiera gustado tanto como estos hechos por fuera y la yema como si fuese un huevo frito. Esta receta inglesa la preparan varios chefs, como Jamie Oliver, Gordon Ramsey y este chef, Heston Blumenthal; pero elegí esta versión pues era al que mejor entendí su receta, en este vídeo que os dejo en la parte inferior está muy bien explicada. Yo he variado algo como casi siempre, he cambiado la carne de salchicha por la carne de pechuga de pollo picada y el tiempo, él deja los huevos dentro del agua hirviendo un minuto y es porque después al final y después de freírlos los mete en el horno, paso este último que me lo ahorré y creo que no me aportaba nada que no hiciera dejando los huevos en el agua solo cinco minutos exactos (a partir que el agua estuviese hirviendo, esto es muy importante) y luego solo freír hasta que queden dorados y apetecibles.

Blumenthal, explica en el vídeo que siempre se comen acompañados con salsa mayonesa; desde luego me parecieron más ricos cortados por la mitad y comerlos con la mano mejor que con tenedor y cuchillo, aunque entiendo que en un brunch no queda muy fino, pero yo confieso que me lo comí en plan "finger food" y haciendo aspavientos tipo "qué rico, por favor...qué cosa tan buena, no me lo puedo creer..." En fin, no exagero nada, para lo que lo suelo hacer habitualmente.
Huevos-escoceses-de-yema-líquida

huevos-recubiertos-de-carne-picada-de-pollo-y-empanados

huevos-escoceses-ya-empanados-y-fritos

El chef Blumenthal nació en Londres en 1966. A raíz de un viaje a la Provenza que hizo con sus padres, con 16 años quedó enamorado de la zona y la gastronomía. Visitó uno de los restaurantes más famosos de Francia, L'Oustau de Baumaniere. Cuenta que allí se gestó su deseo de dedicarse a la cocina aunque no lo materializó hasta 10 años después. 

No tiene formación reglada. Al volver a Londres intentó trabajar en hoteles y restaurantes pero era muy joven. Se pasó el tiempo leyendo y empapándose de cocina francesa y con el dinero que ganaba de cualquier trabajo que podía conseguir se pagaba sus vacaciones en Francia. Allí visitaba restaurantes, viñedos, fabricantes de quesos y carnes y artesanos. 

En Agosto de 1995 abrió al fin su propio restaurante: The Fat Duck (El pato gordo) y en menos de 10 años ya tenía 3 estrellas Michelin. En el 2005, fue proclamado el Mejor Restaurante en el mundo por el " 50 el Mejor " la Academia de más de 600 críticos gastronómicos internacionales, periodistas y chefs de cocina. Todo un autodidacta que contó con el apoyo de todos sus compañeros cocineros y chefs en algún problema que tuvo en sus restaurantes.

Con estos huevos escoceses tan maravillosos participo como casi todos los meses en el reto del blog  "Cooking the Chef" y os dejo el enlace en el nombre del blog. Entrad a ver las propuestas de tantos y tantos cocineros nacionales e internacionales. Una maravilla.

En este vídeo es donde el chef Blumenthal explica estupendamente esta receta (en inglés, of course, pero se entiende muy bien)

En este logo de la imagen inferior, entráis directamente en el blog que nos reúne a todos con los chefs propuestos de ese mes, siempre con muy interesantes propuestas. Este mes es la repesca así que habrá muchos chefs distintos, sin embargo los demás meses del año es solo un chef y solo debemos elegir la receta que más nos guste y así de esa manera encontraréis recetas que no estaban traducidas anteriormente al español y que a partir de esto ya están al alcance de cualquiera que le apetezca cocinar a lo chef famoso... ja ja ja.

















Aquí podéis ver la "cobertura que llevan los huevos" antes de empanarlos.
Cambié la carne de salchicha por pechuga de pollo picada y estaban muy suaves y muy ricos.
Ya preparados para freír. Imprescindible freírlos de uno en uno en una olla pequeña y con el aceite no muy caliente, pues se quemaría el pan rallado y quedaría la carne cruda por dentro.
 Friéndose ya el huevo empanado en una olla  pequeña

Ingredientes (para 4 huevos)

4 Huevos de gallina
250 gramos de pechuga de pollo picada 
1 cucharada colma de Mostaza amarilla (yo usé la de Dijon)
Sal
Pimienta
Perejil
1 cucharadita de postre de harina de maíz (maicena)

Rebozar
Un plato pequeño con Harina
1 Huevo batido
Un plato con pan rallado fino

Aceite de girasol (para freír los huevos)

Preparación
  • Poner una olla amplia con agua y cuando esté hirviendo se introducen los huevos ayudados por una cuchara para sumergirlos muy despacio en el agua hirviendo.
  • El tiempo es fundamental para que este plato salga bien. A partir de sumergir los huevos en el agua hirviendo se cuentan 5 minutos exactos. Yo lo hice con un  cronómetro que me avisó.
  • Se pone un recipiente con agua fría al lado de la olla para que se refresquen y que con el calor no se sigan haciendo los huevos, pues quedaría dura la yema.
  • Mientras se enfrían se hace el relleno o mejor dicho, la cobertura de los huevos.
  • Se pone la carne de pollo picada o la carne de salchicha blanca en un bol y se mezcla con la cucharada sopera de mostaza, se agrega la sal y el golpe de pimienta negra, el perejil muy picado y la cucharadita de postre de maicena, (esto se usa para ligar bien la carne).
  • Se pelan los huevos dando unos ligeros golpes haciendo rodar todo el huevo y dando golpes suaves, cuidado al pelarlos pues si se aprieta se romperían.
  • Se amasa el relleno con las manos para que quede todo bien integrado.
  • Se hacen bolitas de carne como las albóndigas aproximadamente y se extienden sobre la palma de la mano, una vez estirado recuerda al filete ruso.
  • Se pone el huevo en el centro de nuestra mano, encima de la carne.
  • El huevo se cubre con la carne. Si falta algo por cubrir se agrega un poquito más de carne y se junta con la anterior en caso que nos haya faltado un poco no pasa nada, hasta tener el huevo completamente cubierto con la carne picada. 
  • Se pasa este huevo por harina y se sacude para que tenga la justa.
  • Inmediatamente se pasa por huevo y por pan rallado.
  • Se fríen en una olla pequeña y de uno en uno
  • El aceite no demasiado caliente para que no se quemen y quede la carne interior bien hecha.
  • Lo mejor es el aceite de girasol, pero eso va a gusto del consumidor, con aceite de oliva quedaría con mucho sabor y yo quería que se parecieran a los ingleses lo más posible.

jueves, 27 de julio de 2017

18 Purés para bebés

Hace tiempo que quería escribir este post de purés o papillas, es decir las primeras comidas de nuestros bebés y que apenas han cambiado mucho los ingredientes de estas primeras papillas saladas a través del tiempo y que las introducimos en la dieta de los nuevos "gastrónomos", a partir de los 5 o 6 meses, ya que antes están con su lactancia materna, sus biberones de leche y sus primeras papillas de cereales. Aquí os dejo algunas ideas para purés salados, bueno, salados que no lo son, pues no contienen nada de sal añadida; pero es una forma de decir que no son las de frutas, que esas sí que son las segundas papillas que prueban y, que como os comentaba, las primeras son las de cereales hechas con leche.  Uno de los primeros retos de las papillas es comenzar a introducir un alimento nuevo, un sabor nuevo, una textura nueva, para que poco a poco se se vayan acostumbrando a lo que les espera en el futuro, además del "más difícil todavía", que es el uso de la cuchara, dos retos en uno. Muy divertido por otra parte, miran y remiran ese extraño instrumento y cuando te quieres dar cuenta, ya quieren usarla solos y es ahí donde empieza la diversión, sobre todo cuando la cuchara está llena de papilla, blanda, untuosa y de colores y en un solo movimiento ligero y rápido como solo ellos saben hacerlo te lo pueden dejar pegado en los sitios más inverosímiles. Bueno, no me quiero enrollar mucho. Solo dar algunos consejillos prácticos e ideas de recetas para los papás y mamás novatos y para cuando ya son un poco mayores (¡6 meses!) y ya su pediatra haya dado permiso para introducir pollo, ternera, pescado y casi todas las verduras. Os soy sincera, a mí me hubieran venido muy bien todas estas recomendaciones que nadie me dio, así que espero que a cualquiera de vosotros os puedan servir.
silla-de-bebé-para-comer-de-Livingo
Las espinacas y las acelgas recomiendan desde la  Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición no introducirlas hasta los 12 meses de edad y es debido a su elevado contenido en nitratos que puede ser perjudicial para el bebé, las que no se usan tampoco en este primer año sonColes, coliflor, brécol, espárragos o remolacha porque son muy flatulentas. Asimismo la Agencia recomienda: usar primero el pollo y luego la ternera y el cordero, recomiendan recetas sencillas que aporten poca grasa y cocidos, asados, crudos, a la plancha, al horno, al vapor, a la brasa, a la parrilla, escalfados, con microondas, a la papillote, sin nada de sal ni grasas, siendo preferible siempre el uso del aceite de oliva virgen a la mantequilla; en los caldos retirar siempre la capa de grasa que queda por encima una vez esté frío y que es cuando resulta más fácil hacerlo. Y obviamente, evitar siempre la manteca, el tocino o la nata. 

Os enseño esta silla preciosa de Livingo.es. Esta web, dedicada a muebles y decoración a unos precios muy competitivos.Os recomiendo que entréis a ver la variedad de objetos que tienen, desde cualquier mueble que penséis a los accesorios para decoración más bonitos, hay cosas muy interesantes a muy buen precio. 
silla-de-bebés-trona-para-comer-de-Livingo

Lo que os contaba, esta trona me encantó, estas cosas de amor a primera vista, quería la silla sí o sí, además tiene dos alturas. Un capricho de silla para comer o como se las llama en España a estas sillas, trona que tiene dos alturas y que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua define como, "silla de patas altas para dar de comer a los niños". Mirad cómo queda esta trona con las sillas del comedor, vamos, ni hecha a la medida, comprenderéis ahora porqué la quería. Os dejo el enlace a la página de las tronas, aquí.

Consejos generales para preparar purés para bebés

  • Cuando cozamos las verduras y la carne (pollo, pavo, ternera, cordero o conejo) utilizar siempre poca cantidad de agua. Es mejor ir añadiendo agua poco a poco, que de primeras llenar la olla y que si sobrara no la utilizaríamos. Aquí no se tira nada.
  • Muchas veces se utiliza patata, una recomendación es siempre utilizar patatas viejas y no las nuevas con la piel fina, teniendo cuidado al hacer el puré, pues las patatas si se baten con batidora dejan el puré gomoso y poco apetecible, eso es debido al almidón que contiene la patata.
  • Hacer preferiblemente el puré si contiene patata con la ayuda de un pasapuré.
  • Las carnes y resto de las verduras se trituran con la batidora o en Thermomix.
  • Añadir siempre el aceite de oliva virgen en crudo cuando ya el puré esté servido, ya que pierde propiedades con la cocción, además está más rico en crudo.
  • Nunca poner sal, a los bebés les gusta comer soso.
  • Os recomiendo preparar algún paquete para tener guardado en el congelador con verdura ya cortada y limpia y la porción de carne (envasada por separado en el mismo paquete) para algún caso de urgencia en el que no hayamos podido salir a comprar, que a veces sucede y siempre puede haber imprevistos sobre todo con un bebé en casa y por lo menos en un ratito se descongela y se pone a hervir y ya tendremos la comida lista de ese día en un momento y recién hecha y mucho mejor que los purés preparados y congelados.
  • Las verduras más usuales para estos primeros purés son: la patata, zanahoria, calabacín, nabo, calabaza, puerro, judías verdes. Lo normal es introducirlas de una en una por si hubiera algún problema de intolerancia o alergias.
  • Las verduras hay que limpiarlas muy bien (yo nunca las desinfecté) solo las lavaba y pelaba la verdura.
  • El puerro sumergirlo en agua con un corte en forma de cruz en la base y ponerlo dentro de un vaso grande, pues entre las capas siempre suele tener tierra. 
  • El pescado se introduce en la alimentación de los bebés a partir de los 10 meses o cuando lo recomiende el pediatra.
  • Siempre se recomienda cocer el pescado independientemente de la verdura.
  • El pollo es muy contaminante, es importante mantener una buena higiene al tratar con esta carne de ave. Habréis notado que en las carnicerías el pollo siempre se corta encima de otra tabla a las que son utilizadas para la carne.
  • Lavar y desinfectar la tabla de plástico (nunca de madera) en el que hayamos cortado el pollo después de cada uso. Intentar tener estos utensillos solo para el bebé de la casa.
    conejo

Recetas de purés de verduras para bebés

Os dejo algunas ideas para cocinar estos purés para bebés. Todo va hervido y pasado por la batidora o mejor aún por el pasapuré o el utensillo que las prensa y tritura en un solo movimiento, muy cómodo de usar, además de ser un aparatejo muy antiguo; pero que se sigue viendo en las tiendas especializadas de menaje de cocina,la última vez lo vi en Gibraltar, en una ferretería-bazar, estupenda.
El "Solo vedura" que os dejo en primer lugar es el que suele ser de los primeros purés que se preparan a los bebés cuando empiezan a comer ya verduras. Recordad que el aceite de oliva virgen siempre se echa siempre al final con el plato ya servido y que se usa poca cantidad de agua al hervir la verdura.

Solo verdura

1/2 Puerro 
1 Calabacín 
1 Zanahoria
4 Judías  verdes
1 Patata

El clásico

1 Patata vieja
1 zanahoria o calabaza 
50 gramos de Pollo (pechuga)
Aceite de oliva virgen 

Puerros, patata y leche

1 Puerro (solo la parte blanca)
2 patatas medianas
Leche
Unas gotas de Aceite de oliva virgen (en crudo, encima del puré ya servido)

Patata, Calabacín y pollo

1 Calabacín
1 Zanahoria
1 Rodaja de puerro (la parte blanca)
1/2 Manzana rallada
1 Patata medianas
50 gramos de pollo o pavo (Hervido o a la plancha)

Pollo y Arroz 
(El arroz siempre que lo recomiende el pediatra)

2 cucharadas de arroz  hervido (o harina de arroz)
100 gramos de Pollo hervido
Caldo de verdura y pollo
Aceite de oliva virgen (en crudo)

Guisantes

Dos rodajas de Puerro (solo la parte blanca)
1 Patata vieja
3 cucharadas de guisantes frescos
50 gramos de Pollo o pavo

Garbanzos (10 meses)

3 cucharadas soperas de garbanzos cocidos sin piel
1 Zanahoria
1 Patata vieja
6 Judías verdes
50 gramos de pollo o pavo (pechuga o muslo hervido)

Ternera con arroz

1 Zanahoria
50 gramos de ternera
1 Patata (vieja)
2 Cucharadas de arroz (ya cocido)
1 Cucharadita de aceite de oliva virgen

Verduras con pescado (a partir de los 10 meses)

1 Patata
1 Nabo (pequeño)
1 Zanahoria
8 Judías verdes
50 gramos de Pescado blanco (merluza)
Aceite de oliva siempre al final y en crudo

Acelgas o espinacas con pavo (12 meses)

1 Patata
2 hojas de acelgas o espinacas
1 Zanahoria
50 gramos de pechuga de pavo
Aceite de oliva virgen 

Calabaza con conejo

1 Patata vieja
100 gramos de calabaza
1 Zanahoria
50 gramos de carne de conejo (hervido o a la plancha)
1/2 Cucharadita de Aceite de oliva virgen (siempre en crudo)

Batata y pollo

1 Batata (boniato)
1 Zanahoria
6 Judías verdes
2 rodajas de puerro
50 gramos de pechuga de pollo o pavo
Aceite de oliva virgen (crudo)

Merluza y espinacas (o acelgas) (A partir de los 12 meses)

1 Patata vieja
Unas hojas de espinacas o acelgas
2 Rodajas de puerro
50 Gramos de merluza (o pescado blanco)
Aceite de oliva virgen
(Cocer el pescado independientemente y limpiarlo bien de espinas y de piel)

Jamón de York y quesito  

1 Patata mediana
1 Zanahoria
50 gramos de Jamón de york
1 Quesito en porciones
 (el jamón y el quesito se tritura al final y en crudo)
Solo unas gotas de  aceite de oliva virgen (ya que el queso contiene grasa)

Verduras y jamón de York

1 Patata mediana
Zanahoria
50 Gramos de jamón de York (jamón cocido)
1 Huevo duro
(el jamón cocido y el huevo duro se tritura al final con la patata y las espinacas)

Lentejas con pollo

1 Patata pequeña
1 Zanahoria
1 rodaja de Puerro
8 cucharadas de Lentejas ya cocidas
50 gramos de Pollo
Un poco del caldo de cocer el pollo con las verduras 
para darle el punto justo y que no esté muy espeso.
(Este era uno de los favoritos de mis chicos)

Zanahorias con Jamón Serrano

2 Rodajas de Puerro (solo la parte blanca)
2 Zanahorias
2 Cucharadas de guisantes
100 Gramos de jamón serrano (en lonchas sin nada de tocino)
(Se introduce el jamón cortado pequeño una vez esté hecha la verdura para triturarlo todo junto)
1/2 cucharadita de Aceite de oliva virgen en crudo

Calabacines con pavo o cordero

1 calabacín 
50 gramos de calabaza 
1 Zanahoria
1 Patata pequeña y vieja
50 gramos de pechuga de pavo (o cordero)
1 Quesito en porciones

Sed felices y probad hacer estas comidas ricas para los niños de la casa.

jueves, 20 de julio de 2017

Pastel Vasco relleno con mermelada de cerezas

Un pastel del país vasco-francés conocido allí como, gâteau basque, un pastel relleno con crema pastelera y mermelada de cerezas y muy sencilla de preparar. La versión con la mermelada de frutas se hace desde el Siglo XIX, antes solo se hacía con crema pastelera, incluso ahora se hace a veces solo con la crema pastelera. Es un pastel sencillo, pero lleva sus pasos, por eso lo mejor es hacer el día anterior la crema pastelera que debe estar completamente fría para rellenar la masa y en el caso de que se quiera hacer la mermelada de cerezas, también es mejor hacerla el día anterior o se puede utilizar alguna de las ya hechas y que las hay de muy buena calidad. De esta manera, al hacerla en dos tiempos se hace más corta la preparación, al día siguiente solo hacer la masa y hornearla. Es un pastel que está muy rico, sobre todo al día siguiente porque estará más asentada.
pastel-vasco-con-crema-pastelera-mermelada-de-cerezas


porción-de-pastel-vasco-relleno-de-crema-pastelera-y-cerezas

Crema pastelera

50 gramos de Azúcar
30 gramos de harina fina de maíz (Maizena)
1 pizca de sal fina
480 ml. de Leche entera
4 Yemas de huevo
28 gramos de Mantequilla 

Vainilla (media vaina)

Preparación de la crema pastelera

  • En una pequeña olla se pone el azúcar, la harina fina de maíz (Maizena) y la sal. 
  • En otro recipiente se pone la leche con las yemas de los huevos, se bate y se añade la vainilla.
  • Echamos esta mezcla a la olla junto con la mantequilla y revolvemos hasta que espese. Dejar hervir un minuto. 
  • Dejamos enfriar tapando esta crema con un papel film para que no se endurezca la superficie. 
  • Cuando esté fría se mete en el frigorífico. 
Os dejo una idea para utilizar esta crema pastelera, aquí. para que la probéis pues está deliciosa.


Mermelada de cerezas

500 gramos cerezas
400 gramos de azúcar
el zumo de medio limón

Preparación de la mermelada
  • Se pone en una olla la fruta previamente deshuesada y el azúcar.
  • Se revuelve y a fuego bajo se añade el zumo de medio limón 
  • Se deja cocer una hora aproximadamente a fuego siempre bajo.
  • La mejor manera de deshuesar unas cerezas (en caso de no tener el utensillo para deshuesar) es utilizar un bolígrafo tipo Bic. Con la parte de atrás se empuja y sale el hueso fácilmente.

relleno-de-pastel-vasco

Masa del Pastel Vasco

330 gramos de harina
1 pizca de sal fina
200 gramos de Mantequilla
180 gramos de Azúcar
2 Huevos (grandes o 3 más pequeños)
1 cucharada de Ron
Ralladura de un limón
1 Huevo batido (para pincelar la masa)

Preparación de la masa
  • Se mezcla la harina con el azúcar y la pizca de sal fina.
  • Se ponen los trozos de mantequilla muy fría y se mezcla con las manos.
  • Se añaden los huevos batidos y la cucharada de Ron.
  • Rallamos la piel del limón y la añadimos a la masa.
  • Amasamos y reservamos en frío durante unos 45 minutos.
masa-pastel-vasco

Montaje y horneado

  • Un molde redondo de unos 20 centímetros de diámetro se enmanteca y se coloca un papel vegetal de horno en la base de este molde.
  • Se corta un trozo de masa y se estira encima de un papel para que sea fácil colocarla en el molde.
  • Se hacen dos círculos con la masa, una ligeramente más grande que la otra. 
  • Se estira para que salga fina.
  • Se echa la crema pastelera y se alisa un poco, ya que al estar tan fría quedan bultos, pero no importa, ya que en cuanto se caliente en el horno quedará plana.
  • Se pone una capa de mermelada de cerezas.
  • Se coloca por encima del pastel la masa estirada y fina para taparla.
  • Se mete un poco esta masa hacia dentro.
  • Se pincela con un huevo batido.
  • Va al horno unos 30 minutos o hasta que esté algo dorada a 180 grados.
Nada más, veréis lo rica que está y a pesar de llevar tantas cosas es muy sencilla si se hace en dos tiempos. Recordad, primero la crema pastelera y luego la mermelada, al día siguiente solo hacer la masa y montarla y al horno.


Sed felices y probad hacer esta pastelería tradicional y tan rica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...