Dulces y Postres

viernes, 3 de febrero de 2017

Batbout - Pan marroquí hecho en sartén

Tuve la suerte el último sábado de enero de asistir a un taller de "El pan en la cocina marroquí" ofrecido por la Sociedad Municipal Cádiz 2012 del Ayuntamiento de Cádiz, este taller lo impartía, María Grosso, que ha vivido unos ocho años en Marruecos y que conoce muy bien la cultura y la importancia del pan en la cocina marroquí, con todo lo que conlleva en la religión, tradición y costumbres populares. La forma de socializar en los barrios a través del pan, con hornos comunitarios, existentes en cada uno de los barrios, donde las familias hacen sus panes dos o tres veces por semana o bien, contaba, que una persona se encargaba de ir por las casas a recoger y llevar esos panes al horno comunitario y que cada familia marca la masa del pan para cuando este chico lo devuelva ya horneado, no se confundan, así reconocen sus grabados en el propio pan, haciendo incisiones o puntos para diferenciarlos y que no haya problemas entre las vecinas. A cada uno le gusta su propio pan, ya que además son recetas que pasan de generación en generación y si no es el suyo lo notaría toda la familia. 
Batbout-pan-marroquí
Tienen además una veneración por el pan como alimento que les ofrece Alá y dan gracias por ello, no tirándolo nunca, siempre lo aprovechan para otras comidas, es más, nos contaba María, que si se encuentran un trozo de pan en el suelo, la gente lo recoge y lo pone encima de cualquier ventana o parte alta para que no lo pisen, en caso de que se les caiga al suelo mientras están comiendo en su casa, lo sacuden y se lo comen, si ha caído en alguna parte demasiado sucia lo sacuden y se lo dan a los animales de la casa. Nunca se tira el pan. Recordaban algunas de las personas que estaban en este taller del pan marroquí, que en España hace años, cuando se caía un trozo de pan, se recogía del suelo y se le daba un beso antes de tirarlo (porque estaba sucio). Unas historias verdaderamente muy curiosas y siempre ligadas con las religiones católica y musulmana, por lo que representa el pan como símbolo espiritual para ambas.
batbout-pan-casero-de-Marruecos
En esta imagen inferior se ve la sémola sobre el pan
pan-de-marruecos-casero-con-sémola-y-harina-de-trigo
Mirad por dentro como quedan con esta miga tierna
interior-batbout


batbout-hecho-en-sartén

La curiosidad de este pan marroquí, el batbout es que se cocina en sartén. Muy sencillo.

 pan-casero-de-Marruecos-hecho-en-sartén
El pan siempre me ha sorprendido, es algo muy básico; pero fundamental en nuestra alimentación, solo harinas, agua, levaduras y sal. Los hay de mil tipos, cada país tiene su propio "repertorio" de panes con sabores muy diferentes y formas también muy distintas de prepararlos o amasarlos o incluso los tiempos de levados y por supuesto la manera de cocinarlos. Tengo que reconocer que hago más pan, que como, ya que no debo abusar de los hidratos de carbono por razones obvias; pero debo decir también, que un buen bocadillo de lo que sea con hambre no tiene precio. Me estoy acordando ahora mismo de un buen "bocata de calamares" de Madrid, no saben igual en otras partes, los de Madrid son la estrella, los mejores. 

Este batbout se come tanto con salado como con dulce, en Marruecos se suele servir en el desayuno, el tamaño varía dependiendo de cada familia, lo normal es que tengan unos diez centímetros aproximadamente. Cuando ya están hechos se pueden volver a calentar encima de una sartén o tostadora, se puede acompañar con un trozo de queso blanco (tipo Burgos) y un poco de miel o si es en salado con lo que más guste, como lechuga tomate, carne de cordero, pollo, atún; en fin, admite un montón de rellenos.

En esta imagen inferior podéis ver el tipo de sémola que he utilizado para hacer estos batbout, se mezcla a partes iguales con la harina de trigo. Os lo explico en la preparación.


pan-casero-hecho-con-sémola-de-trigo-y-harina-de-trigo

pan-marroquí-hecho-en-sartén

En las imágenes inferiores, la primera a la izquierda se ve la masa ya estirada después de un reposo mínimo de 15 minutos. Se cortan los batbout con un vaso, se colocan en una bandeja espolvoreada ligeramente con sémola y se tapan con un paño limpio. Se dejan levar de unos cuarenta y cinco minutos a una hora, dependiendo de la temperatura de vuestras cocinas. En la imagen inferior derecha ya están listos para pasarlos a la sartén.
Ingredientes para 16 batbout

125 gramos de Harina de sémola de trigo (de Mercadona)
125 gramos de Harina de trigo
175 cc. de Agua tibia
7 gramos de Levadura fresca de panadero
1/2 cucharadita de Sal fina

Mientras amasas puedes poner una cucharada más de harina y otra de sémola en caso de que la masa se pegue un poco. Esto ayudará a amasar mejor.

Preparación

En un recipiente redondo y amplio se echan las harinas, se pone la sal y se mezcla. 

Medimos la cantidad de agua y la templamos en el microondas o en un recipiente al fuego, solo debe quedar tibia.

En un pequeño recipiente ponemos la levadura de panadero y con una cuchara pequeña vamos sacando algo de agua del recipiente donde la teníamos ya templada y medida, donde se desleirá la levadura hasta poder echarla con las harinas. Mezclamos siempre con las manos.

Añadimos el agua poco a poco y vamos amasando. Con esta cantidad tuve que agregar una cucharada más de sémola y otra cucharada de harina de trigo, pues se me pegaba un poco a las manos.

Se amasa unos 15 minutos. Debe quedar lisa, algo brillante y no pegarse a la mesa de trabajo.

Se pone en un recipiente, se tapa y se deja la masa 15 minutos reposando.

Se estira con un rodillo sin hacer mucha presión, dejándola con un centímetro de altura y se cortan con la ayuda de un vaso. Otro modo de hacerla es ir cortando bolas de la masa principal y aplastarlas, dándoles la forma redonda con las manos y nuestros dedos empujando hasta completar la forma redonda. Me pareció más complicado y más lento, así que fui a lo práctico.

Espolvoreamos un poco de sémola sobre el papel de horno (yo utilicé la bandeja del horno para el levado de los batbout) y se van colocando para luego taparlos con un paño de cocina limpio y ya hacen el levado principal, es decir el que va desde los 45 a los 60 minutos, dependiendo del calor de vuestras cocinas. Mi bandeja la metí en el horno para que no tuviera corrientes y allí estuvieron cuarenta y cinco minutos exactos.

En una sartén de fondo grueso se pone un poco de mantequilla o aceite de oliva solo pincelando un poco la sartén o solo un poco de sémola, debe estar ya caliente para empezar a poner los batbout a cocinar. Se les da una vuelta (con las manos) y se deja que se dore por el otro lado, no demasiado pues se quedaría la corteza un poco dura. 

Bueno, ya hemos terminado y espero que os hayan gustado estos fáciles y caseros panes de Marruecos.

Sed felices y probad hacer estas cosas tan ricas.

34 comentarios:

  1. Lo he probado pero nunca casero. La verdad que tienen una pinta... A mi me gustan más rellenos de salado (soy más de salado que de dulce) y esa idea que has dado de rellenarlos de cordero creo que es la que más me llama jejeje. Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sandra! Yo también soy más de salado, aunque a veces me entran unas ganas locas de dulce y casi nunca tengo en casa pues desaparece y no ha sido nadie... jaja muchos besos y feliz finde.

      Eliminar
  2. A mi el pan damelo como quieras que me gusta siempre. Esos panecillos que nos traes me inspiran un montón de rellenos para comerlos y hasta solos, sin nada o con un hilito de aceite están riquísimos. Lo de besar el pan antes de tirarlo, aunque fuese a los animales, ha sido una costumbre bastante extendida en este país, pues hasta Almudena Grandes tiene un libro llamado "Los besos en el pan" haciendo alusión a esa práctica, a veces creo que religiosa, tantas veces repetida. Y es que este alimento es un básico imprescindible en nuestra dieta y así lo hemos entendido siempre. Que no se pierda.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, no conocía ese libro de esta escritora, voy a ver si lo encuentro. Es verdad que el pan es fundamental para cualquier comida o solo como bien dices con un poquito de aceite de oliva y sal! Me encanta. Es muy sencillo de hacer, así que si lo haces me tienes que contar tus rellenos. Besos y buen finde (por aquí mal tiempo y lluvia, pero fundamental tener agua para cuando llegue el verano)

      Eliminar
    2. En la ultima cena, el Cristo comparte y comen el pan. El pan es considerado un alimento de Dios. Por eso se lo besa si se cae, en reconocimiento del alimento y para que nunca nos falte. Pienso es una pràctica religiosa. Un abrazo

      Eliminar
  3. Patty me encantan por sostenibles todas las ideas alternativas al uso de horno.
    Te ha quedado bien, bien este pan.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, a mí me sorprendió este pan, no tenía idea que se pudieran cocinar así. Estaba para matarse de rico! Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  4. Hola, cuánto tiempo se cocinan aproximadamente por cada lado en la sartén?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Hasta que los veas doraditos; pero sin pasarte pues la corteza quedaría algo dura. Yo los dejé unos dos minutos y uno del otro lado. Saludos

      Eliminar
  5. Ohhhh querida Patty, con lo panarra que soy yo y vengo y encuentro esta maravilla, me han encantado y pienso hacerlos este finde, ya te pasaré fotitos.
    Gracias por la receta. ( Recuerdo por qué se besaba el pan antes de tirarlo, era una costumbre religiosa, porque el pan es el cuerpo de Cristo)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosi! Qué alegría que te haya gustado, no veas cómo están de ricos y duran unos días sin problema. Solo calentarlos en una sartén o en tu tostador. Besos y buen finde

      Eliminar
  6. Patty yo soy super "panadera" que no panarra, jajaja... Me encanta el pan, y el olor a pan recién horneado de la tahona de mi pueblo, inunda todo el barrio ¡¡qué bueno!! Otra cosa son mis "escasas" dotes para hacerlo, aunque lo he probado a hacer con la panificadora y no se me da mal, sigo sin tener tiempo para sacarla a diario.
    Lo que si he hecho bastante y nos encanta, es la piadina o pan de los pobres, no sé si la conocerás, un pan de sartén, italiano, que es súper fácil de hacer y para bocatas es una perdición.
    Nunca he probado estos, aunque mi hermana Pilar los hace e incluso los tiene publicados en su blog La Olla Vegetariana, pero nunca hemos coincidido cuando los hace, ella vive en Barcelona y yo en Sevilla, y solo nos vemos en vacaciones y por mucho que queramos cocinar cuando estamos juntas, es imposible hacerlo todo, jejeje...
    Me encanta tu receta, seguro que algún día tendré que probar a hecerlos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, me alegro que te guste tanto el pan como a mí. Lo adoro, claro que conozco la piadina romagnola (tengo al 50% sangre italiana), lo que hago mucho es la focaccia genovesa para cualquier comida que tenga, la uso tanto para la comida, como antes para los aperitivos y no te quiero ni contar con queso... una cosa mala. ¡Cómo me gusta comer!Muchos besos y feliz finde. Me voy a pasar a cotillear La Olla Vegetariana.La curiosidad de las blogueras ¡no tiene límite!

      Eliminar
  7. Hola Patty, me he gustado mucho toda la historia que has contado sobre este pan. La gastronomía es una forma de expresión cultural de los pueblos, y no hay mejor ejemplo que el pan, alimento básico y que cada cultura tiene el suyo propio como bien decías, pero que no importa de donde sea, tienen aspectos muy parecidos como los ingredientes y las formas de cocinarlos, es extraordinario!
    Estos pancitos se ven tan ricos y esponjosos, los pondré en mi lista de pendientes.
    Feliz sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Angélica, pues es toda una magia cuando aquella mezcla pegajosa se comienza a hinchar y a cambiar en una cosa única e imprescindible que es el pan nuestro de cada día. Muchos besos y buen fin de semana

      Eliminar
    2. Se puede hacer solo con harina común 0000, o tiene q llevar la mitad con semola

      Eliminar
    3. Hola, para que te quede este pan es fundamental usar la sémola. Saludos

      Eliminar
  8. Hola Patty! Me ha encantado tu receta y todas las explicaciones sobre el pan marroquí con las tradiciones y todo! Ya vi en Instagram que tenía una pinta buenísima, creo que pillaré sémola en mercadona la próxima vez que vaya porque se ve realmente ricos!! Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, para mí también ha sido una sorpesa ver como quedaban, deliciosos, duran unos días, solo los calientas y listo, los he probado con mantequilla y mermelada y otro con lechuga cortada pequeña, atún en conserva y huevo duro... Oh my God! Impresionante de rico. Besos

      Eliminar
  9. Hola Patty mira no entendi muy bien la receta,tambien se colocan en el horno como tu lo descibes alli o es solo a la sarten me puedes explicar un poquito eso gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, solo se pueden meter para el levado, para que al estar en un sitio sin corrientes de aire, leven antes. Se cocinan en sartén. Saludos

      Eliminar
  10. ciao yo quiero saber cuando te referis a Harina de sémola de trigo , que seria lo mas parecido? desgraciadamente en italia nno hay "Mercadona", como quisiera tener uno cerca.Aca solo hay harina comun, de grano duro o de manitoba, cual seria mejor usar? gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, en Italia se llama "semolino" es la harina de sémola que se usa para hacer i gnocchi. Saludos y feliz domingo

      Eliminar
  11. Aquí en Argentina hay sólo sémola, pero no harina de semóla. No es lo mismo verdad? Mil gracias compatriota!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpen pero quien sabe si este tipo de pan sirve para celíacos ayuda gracias

      Eliminar
    2. Vitina creo q es harina de semola en Argentina, Vitina seria la marca comercial

      Eliminar
    3. Hola, la sémola es menos molida, la harina de sémola es tan fina como una harina normal de trigo. No sirve para celíacos al llevar esta receta harina. Con sémola solo no sé cómo quedarían. Todo sería probar. Saludos y feliz domingo.

      Eliminar
    4. ¡Qué bueno! Soy de Argentina,pero visité Marruecos hace poco.Aqui,en Buenos Aires,tampoco tiramos el pan.Lo aprovechamos en "torrijas" heredadas de España,o budin de pan,muy argentino,Mi abuela me enseñó a besar el pan para tirarlo,unicamente si estaba malogrado.Gracias

      Eliminar
    5. Qué curioso que las mismas cosas siempre pasan de generación en generación y en países cada uno al otro lado del Mundo. Espero que te haya gustado esta receta y si la haces me cuentes. Besos

      Eliminar
  12. Soy de Perú, y en mi casa y en la de mis abuelitas, el pan no se tira, hasta las migajas se hacen secar, las aplastamos y las damos a los pajaritos; el pan que se pone seco se ralla y se usa para espesar guisados o para apanar carnes y freirlas o para hacer budin de pan. El pan que se malogra por que le han salido hongos, se bota en un una bolsita con mucho malestar y regaño hacia quien hizo que eso pasara. Bueno, al menos eso es lo que acostumbramos en casa, no sé si en el resto de mi país será así, pero esa es costumbre de mi familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Inés, me ha encantado la historia del pan en tu familia. Debe ser algo simbólico por lo que he comentado en el post, es algo que está muy unido a las creencias y me parece perfecto y consecuente. Por lo visto, me confirmas que es una costumbre en todo o casi todo el mundo, da igual si es África o América, también lo hace mucha gente católica en España. Muchos besos y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  13. Que pan mas rico, este tiene que caer si o si con lo que me gusta el pan y prepararlo de diferentes maneras, umm apuntado queda guapa :)

    ResponderEliminar
  14. Hola Patty sera que yo puedo moler el cuscus y usar la harina como semola para preparar este pan

    ResponderEliminar
  15. hola, no es necesario tapar la sarten para que se hagan los panes?

    ResponderEliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.