Dulces y Postres

martes, 21 de abril de 2020

Fartons valencianos caseros

Aquí seguimos, encerraditos y más callados que en misa. No vaya a ser que alguno se enfade y la tengamos liada, en fin, confinados sin más remedio y seguro que por nuestro bien. Se aguanta algunos días mejor que otros, cuando hace sol y se ve esa maravillosa playa que tengo delante de mis ventanas la verdad es que me pesa más, los días feos o de tormentas es día no me acuerdo tanto. Bueno, no voy a comentar más sobre mi enfado ante esta situación terrible, porque ya tendré tiempo, voy con la receta sin enrollarme más. 
Un bollo típico valenciano, lo creó según he podido leer la familia Polo en los años 60, es un bollo que se suele comer con la horchata de chufa, fría, rica... una de las bebidas que más me gustan, claro de buena calidad pues también hay algunas que son regulares. Las hay de muy buena calidad aunque sean industriales y siempre hay que tomarla muy muy fría. Esta receta la tengo en mi gran y larga lista de pendientes o lo que es lo mismo en el apartado: "Esta receta la pruebo aunque sea lo último que haga en mi vida", en fin, ya os he contado que no tengo mucha medida, soy más bien desmesurada, exagerada... pero bien, lo llevo estupendamente bien y sobre todo porque no molesto a nadie. Mi "santo" lo único que me dice ante este tipo de cosas es: ¿Regalarás, donarás, congelarás? ja, ja, ja. Porque comer lo que se dice comer sabe que no, que soy de poco comer aunque estos estaban tan buenos que me comí antes del almuerzo medio farton a base de pellizcos y uno entero con mi té de las cinco (de las 17,30 para no mentir).
Todo el tiempo que estuve preparando estos fartons estuve pensando en mi cuñada Marián y en su madre, Maruja que han sido unas de mis principales "aportadoras de recetas", muchas de estas recetas se convirtieron en clásicos en mi casa como los: pimientos rojos rellenos de arroz y hechos al horno,  filetes de ternera guisados en olla con cebollas y manzanas enteras y todo esto acompañado de arroz blanco... la paella , (os he dejado los enlaces en cada título). Todo los arroces en general hechos en paella son impresionantes cómo les quedan, una cosa, vamos, una cosa tremenda no tienen arroz malo y mirad que con ellas me he comido unos pocos en todos estos años; aunque son oriundas de Alcoy (Alicante), hoy al preparar estos fartons valencianos me acordé de ellas y de la cantidad de recetas que tienen y que han compartido conmigo todos estos años. Bueno, voy al grano, estos son unos bollos largos para llegar con comodidad a los vasos donde por regla general sirven la horchata, por eso son estrechos y largos, para que entren bien, muy sencillos de hacer, sale una miga maravillosa y muy esponjosa. Un sabor muy rico a bollo casero, es parecida la miga a la del bollo suizo sin ser igual. Os dejo igualmente el enlace de una amiga de Patty´s Cake que los hizo hace unos años aunque he variado algo la receta como es habitual en mí, no tengo remedio. Vistad el blog, es precioso.
fartons-bollos-para-acompañar-la-horchata-de-chufa

fartons-valencianos

fartons-detalle-de-la-miga

fartons-bollos-valencianos
Ingredientes
400 gramos de Harina de fuerza
100 ml. de Agua
70 gramos de Mantequilla (o aceite de girasol)
2 Huevos grandes
25 gramos de Levadura fresca
Una pizca de sal 
1 Cucharada sopera de zumo de limón

Glaseado 
50 ml. de Agua
100 gramos de Azúcar glas

Me han salido 23 unidades de 20 centímetros de largo
 Preparación
  • Lo primero ponemos los huevos en un recipiente o procesadora y batimos con el azúcar.
  • Pesamos o medimos el agua y la templamos un poco, disolvemos en ella la levadura.
  • La añadimos a los huevos.
  • Ponemos la pizca de sal.
  • Añadimos la cucharada grande de zumo de limón.
  • Seguimos batiendo y ponemos a modo de lluvia la harina tamizada.
  • Dejamos la masa dentro de la procesadora para que desarrolle el gluten unos 20 minutos.
  • Volcamos la masa en la mesa enharinada y amasamos un poco y de la propia masa vamos cortando los trozos con una rasqueta de panadero o un cuchillo y vamos haciendo bolitas.
  • Estas bolitas de masa las estiramos con un rodillo y las aplanamos.
  • Las enrollamos. Ver imagen superior derecha.
  • Los vamos colocamos en la bandeja donde levaran unas dos horas.
  • Depende del calor de nuestras cocinas así tardará el levado.
  • Cuando hayan doblado el tamaño y ya con el horno caliente a 180 grados, horno sin ventilación.
  • Dejamos unos 8 minutos dentro del horno y sacamos para que se enfríen.
  • Se colocan sobre una rejilla y se dejan enfriar.
  • Preparamos la glasa calentando un poco el agua y añadimos el azúcar glas, revolvemos bien y pincelamos los fartons una vez estén fríos. 
Pues terminados en poco tiempo, lo único son las dos horas de espera del levado, pero como no paro de limpiar y desinfectar se me pasaron volando. Nunca he limpiado tanto, jamás en mi vida. 

Sed pacientes con este terrible problema que nos ha caído encima y probad hacer dulces o recetas que os entretengan y os gusten. 

Espero que os haya gustado esta receta.

23 comentarios:

  1. Si me gustan los comprados, cuánto más lo harían estos, caseros y mimados en su elaboración. En contadas ocasiones los como porque entran tan fácilmente que ni me doy cuenta que me he zampado tres o cuatro en un santiamén. Tienen un aspecto exquisito, tierno y con el dulzor justo. Para no dejar ni uno vaya.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, es de esas cosas que ni me pensé, me puse y pensé que si salían mal aprendería algo, así que con poca fe empecé y la verdad es que salieron divinos.
      Besos y buen confinamiento. Espero que tu hija sanitaria esté bien.

      Eliminar
  2. Patty los fartons los he comido de los que se compran en el supermercado, no te voy a mentir, pero claro bien sabes que no es algo típico de aquí, pero bueno para muestra un botón, o un farton, o dos, que me parece a mí que con la cantidad que hiciste, mejor comerlos de dos en dos, para no tener que congelar, que por mucho que se diga, como está algo recién hecho, y más de repostería, no hay congelador que lo supere, jajaja...
    ¡Ea! ¡Ya! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, es verdad que no son típicos de aquí, pero lo compré un día en Mercadona y me encantaron, son pequeños y para un café van de maravilla. Le vi a Patty´S Cake un día esta receta y desde entonces la tenía en pendientes. No veas la lista que tengo de esas de "urgentes de hacer" ja, ja, ja.
      De momento he regalado y no he congelado. Hoy caen algunos más seguro.
      Muchos besos y espero que estéis todos bien (incluyendo por supuesto a tus padres). Ya nos queda menos.

      Eliminar
  3. Se ven fenomenal.
    Pues sí, les probé en levante y con la leche de chufas, son la pareja ideal.
    Jo!!! yo también quiero ver el mar Patty desde mi ventana, pero claro!!! en el centro no tenemos mar :-(((, mándame un trozo del tuyo jjjjjjjjj que le pongo en mi jardín :-)))
    1 saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijú, te presto un poco mi vista del mar, sería estupendo poder hacerlo.
      Muchos besos y cuídate mucho y arregla muy bien tu jardín para el verano que seguro que te entretiene y los disfrutarás mucho.
      Besos

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Patty!! Ay, fartons, esto si que es seducirme. Espero que este verano si que pueda tomarme una horchata con fartons en mi horchatería preferida de Valencia, ya que en fallas no pudo ser esta vez. Ni siquiera el tiempo nos está acompañando este año y todavía no apetece la horchata, y casi menos mal, porque cuando empiece el buen tiempo y aún sigamos aquí, si que nos va a resultar duro.
    De pequeña no me gustaba nada la horchata, me sentaba mal y la vomitaba, no sé el motivo, pero de adolescente, un día probé aún dudando, y me sentó bien, y no sólo eso, además, me estaba riquísima. Y como bien dices, no todas las horchatas están iguales, hay comerciales buena y otras, bastante malas.
    No suelo mojar los fartones en la horchata, me los como aparte, porque mojas un fartons en ella, y el fartons se traba media horchata y te quedas sin nada, ja, ja, pero como están tan ricos, le voy pegando bocados mientras bebo sorbitos de horchata.
    Me gustan como te han quedado, se ven muy tiernos y ricos. Yo no los he hecho nunca caseros, así que hala, otra receta a pendientes. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Los he comido y me gustaron , pero no lo he preparado en casa asi que me lo apunto besitos cuidate

    ResponderEliminar
  6. Patty, yo tengo mar, pero desde mi terraza no se ve, pero como soy positiva, decirte que ahora se oyen mucho más los pájaros; como ha llovido prácticamente todo el mes (nada habitual estos últimos años por aquí), pero ha llovido como hace muchos años, suave y sin destrozar nada, es muy relajante y está claro que bueno. Ya ves, que a pesar del confinamiento, intento ver lo que me aporta de positivo y éstas son parte de mis sensaciones. Las negativas, las dejo porque ya hay mucha gente disparando por todos lados y yo evito que me toque la bala (así y todo, más de una he recibido y bastante desagradable).
    Sabía, pero o recordaba de tu gente valenciana, pero creo que no habías dicho que eran de Alcoy. La familia de mi padre es del pueblo de al lado y como yo soy de cerca, tenemos tradiciones y gastronomía similar.
    Los fartones son otra cosa, porque como bien dices, los inventó el Sr Polo, al que tuve el gusto de conocer en las instalaciones que tienen en Alboraia, tierra de la chufa.
    Menudo rollo te estoy soltando, pero será el confinamiento y mi garganta que no se recupera en semanas y me impide hablar mucho.
    Los tengo en el blog desde hace años y sin azúcar, pero tener un blog, supone olvidarte de repetir cosas buenas, como los fartons.
    Te han quedado perfectos, que se peguen tampoco es un problemas, has hecho tantos, que es normal que se "quieran".
    Me llevo un par como mínimo porque voy a merendar y por si te interesa, con chocolate a la taza, también están bien buenos. Mejor que los comprados, que también están ricos.
    Besos y cuidaos.

    ResponderEliminar
  7. Tienen una pinta brutal!!. Pero mira que están buenos...Besines!!

    ResponderEliminar
  8. Patty,pues si aquí seguimos en casa un día menos,pero yo daría no se que .....para poder haber estado en mi casa de Punta,disfrutando de la vista del mar y los preciosos atardeceres........aunque no pueda salir ,ni pasear por la playa,pero solo el poder sentarme en mi terraza y ver el mar y que el sol me de en la cara sería feliz
    Y si ya encuentro harina de fuerza podría acompañar u café con esos maravillosos fartons..........
    Muchos besitos y cuídate¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Patty, esta nueva realidad como leí con Angélica y su manera de describirla es sofocante y a veces asfixiante (que muchas veces la mente es mas atrevida con el encierro), pero hay que saber llevar todo de la mejor forma. Por acá no he salido a la calle en más de un mes, eso lo he dejado con el señor G, que sí ha tenido que ir a la universidad, y de paso hace mercado. Pero bueno, ya veremos como sigue todo, por ahora a seguir con paciencia y eso sí en mi caso luego de lograr salir de una ciática que me tenía acongojada, ya puedo mover el esqueleto y entrenar, bailar, saltar, moverme y eso me hace mucho bien. Los días de sol, salgo por las ventanas, las abro y veo a los pajaritos felices volar por allí, en medio de un bosque que tengo al frente y que hace parte del jardín de un vecino, desde un quinto piso respiro aire puro y vuelvo y me meto en la jaula. En días grises y de vientos helados que están llegando de a poco, no se puede abrir nada, la energía decae un poco, pero hay que seguir con ánimo y con la esperanza de poder salir, abrazar a los nuestros de nuevo, apapacharnos, disfrutar de las risas y los momentos compartidos en familia.
    De la receta, que puedo decirte, que me encanta hacer pan y esa es otra de las terapias más deliciosas que llegan con esta locura, panes por todos lados de todas las formas, masas y colores, me gusta mucho la idea de que sean alargados estos panecillos, me gusta su nombre y te han quedado espojocitos.
    Mil besos y buena energía bonita

    ResponderEliminar
  10. Guauuu que ricos, con una buena horchata no dejaba ninguno ^_^

    ResponderEliminar
  11. Patty, querida... yo amo los fartons, al igual que la horchata... y eso que solo los he comido del supermercado, ¿cómo sería la experiencia de probar estos tuyos, caseros, esponjosos y riquísimo...? No te quepa la menor duda de que pondré esta receta en mi lista de deseos para hacer... y los haré en alguna ocasión, pues se ven absolutamente maravillosos. Qué pena que no los podamos degustar juntas, en tu terraza, frente al mar, con una buena y fría horchata, y una bonita y animada conversación... Si te apetece, y tienes tiempo, no te olvides de pasar mañana por mi publicación semanal, a lo mejor te llevas una sorpresa... besos y ánimo, que yo estoy igual que tú.. limpia que te limpia... jajaja!!

    ResponderEliminar
  12. Que buenos !! con una horchata bien fría y sentada en la terraza junto al mar....toda una delicia ,en Miramar (Gandia ) hay una heladeria que los ponen que son un vicio total ,me guardo tu receta para cuando encuentre levadura fresca ,se ven divinos
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Y yo me pregunto ¿qué pasó al final con tanto farton? ¿Donaste, regalaste, congelaste...? ¡Qué prácticos estos hombres por favor!

    No comprenden que nosotras cocinamos sin mesura, ávidas de nutrir nuestros blogs con más y más recetas, que nadie se vaya de nuestras cocinas sin una larga lista de cosas para hacer en casa, más ahora que la gente dice que tiene mucho tiempo libre (no es mi caso ja ja ja)

    No sé si podría vivir frente al mar y no salir, es más duro con tus vistas que con las mías, aunque yo sí tengo que salir de casa para confinarme en la oficina por la mañana. A ver si termina pronto que queremos rehacer nuestras vidas

    Espero que todos sigáis bien, el rubito está para comérselo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Nunca los he preparado en casa , sí los he comido y me gustaron, así que caseros no te digo nada y te lo digo todo, deben ser una exquisitez para darse un capricho de esos que te recomponen por dentro , de esos que estos días tanta falta nos hacen.
    Te han quedado estupendos Patty !
    Hay que tener paciencia, no queda otra, cuidarnos para cuidar a los demás y ser cautos. Ya llegará todo , aunque hay días que enfin...
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  15. Los conozco sólo por los del mercadona, la verdad. Toda la bollería industrial me sienta fatal desde hace unos cuantos años, asi que ver cómo se hacen en casa me atrae más y así los probaré por primera vez. Bueno, no creo que hiciera tantos como tú, jajaja, que tienes para una o varias cuarentenas... en fin, no podemos hacer nada para salir de esta situación. De momento, luego habrá que hacer cosas y sobre todo no olvidar.
    Un besazo niña, cuidaros mucho.

    ResponderEliminar
  16. Hola Patty, te han quedado geniales estos fartons y por lo que veo no son difíciles de hacer, yo no los he hecho nunca y sólo he probado los de panadería, me apetece mucho probar tu receta, la horchata no me gusta demasiado la encuentro muy dulce. Hace años veraneaba en Castellón y allí lo que bebíamos era el Agua Cebada, me encantaba, no la he vuelto a probar ni se si se sigue haciendo.
    Espero sigáis bien,cuidaros mucho tu "santo" y tu, un beso

    ResponderEliminar
  17. Querida Patty me gustan estos pancitos, el color y la miga preciosos, me dejan con ganas de probarlos, no los conocía, pero me recuerda unos pancitos dulces con anís que vendían o todavía venderán no se, en una panadería allá en mi pueblo en Venezuela.
    Me gustan las fotos con ese aire rústico y lindo, invitan a sentarse a disfrutar horchata y pan en mano, y así despotricar de nuestros gobiernos, nos reímos, lamentamos, reflexionamos y así drenar nuestras emociones en este tiempo tan de ciencia ficción.
    Cuídate mucho, besos y cariños!

    ResponderEliminar
  18. Hola Patty, debo felicitarte por lo bien que te han quedado, a simple vista se ve. Las imágenes que nos presentas con ese mantelillo de cuadros rojos los hace más apetecibles todavía. Seguro que estaban jugosos y suaves, la masa se ve estupenda. Al tener el paso a paso se puede ver muy bien la evolución de la masa. Me encantaría probar uno de los tuyos, aunque ya he comido y me han gustado no los he mojado en horchata. Me alegro de ver que sigues bien, cuídate mucho, mil besos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Patty! Pero qué maravilla amiga mía... no los he hecho nunca, pero se me cae la baba de solo ver esa miga... No quiero pensar en el sabor que tendrán porque ya será de infarto.. sin duda me guardo la receta... y la de mi compi Patty, que entre las dos... me vais a ayudar que ese Fartons Valenciano, quede de lujo...
    Un beso y mucha fuerza y ánimos... ya queda un día menos para que todo acabe.

    ResponderEliminar
  20. Los fartons me gustan mucho y si son caseros ya no te digo nada.
    Te han quedado perfectos!!
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.