martes, 13 de noviembre de 2018

Bizcocho sencillo de chocolate y tarta de tela

Por el título parece que me he confundido, pero no, aquí os voy a enseñar la tarta de tela que hice hace unos días para un bautizo, antes de irme a San Sebastián. Está hecha solo con materiales y no se come, solo decora...  No como este bizcocho que lo he hecho muchas veces y  desde hace muchos años y entre una cosa y otra no lo había escrito nunca, esas cosas extrañas que nos pasan a los blogueros, que estamos todo el día pensando cuál va a ser la siguiente receta y bueno, esas cosas....aquí lo tenéis. Me lo han pedido y lo he preparado en un rato, un rato cortirto, os pueden ayudar los niños de la casa ya que a casi todos eso de mezclar, batir y cascar huevos para seguir batiendo y batiendo, les vuelve locos. Un bizcocho que como veréis no tiene nada complicado y siempre sale perfecto, vamos, de los sencillos y que gusta a todos. Este bizcocho es un todo terreno.

Vamos allá con esta receta, que en cuanto los reposteros novatos le hayan cogido el truco, será uno de los fijos en las meriendas. ¡Ánimo! y veréis qué maravilla, nunca falla y si encima nos ayudan los niños lo hacemos antes...o no, pero más risas seguro que sí y una buena bayeta y agua lo arreglan todo, de eso no hay que preocuparse, ¡será por bayetas y jabón!Bizcocho-fácil-con-yogur-de-chocolate

bizcocho-con-yogur-de-chocolate
Bizcocho-con-yogur-de-chocolate-Valor
Ingredientes
Siempre se utiliza la medida del vaso del yogur de 125 gramos

1 Yogur de chocolate 
1 vaso y medio de Azúcar 
3 Huevos pequeños
3/4 Vaso de aceite de girasol
1/2 Vaso de cacao puro en polvo o chocolate Puro (yo Valor y lo rallé antes)
2 Vasos de Harina (rasos)
1 Sobre de levadura en polvo

Preparación
  • Se pone el contenido del yogur en un recipiente amplio para batir, yo lo hago a mano, pero se puede hacer en batidora, Thermomix o amasadora.
  • Se añade el azúcar y los huevos uno a uno. 
  • Añadimos el aceite y seguimos batiendo.
  • Añadimos el chocolate rallado o el cacao en polvo.
  • Ponemos la harina tamizada (esto es solo ponerla encima de un colador o un tamizador para que entre en la masa con aire), con la levadura,  esta la echamos junto con la harina así va bien mezclada. 
  • Se enmanteca el molde, puede ser redondo con el agujero en el centro, en este caso lo hice en un molde de plum-cake.
  • Se pone a hornear con el horno ya caliente a 175 o 180 grados unos 40 minutos.
  • Se saca y se deja enfriar para pasarlo a una rejilla y que se enfríe completamente.
Nada más, es realmente muy sencillo y siempre sale bien, os lo aseguro. Además salvo el yogur de chocolate, los demás ingredientes los solemos tener habitualmente en las despensas, así que no hay excusas posibles. Veréis como será de los fijos en las meriendas ya que no tiene complicación alguna.

Os enseño también esta tarta de mentira hecha con tela y cintas que le hice a un bebé que se bautizaba la semana pasada, su mamá quería algo para decorar la mesa dulce y se me ocurrió hacerle esta decoración. Cuando la empecé no sabía bien cómo iba a terminar este invento y al fin quedó mona, lo que se dice una pura improvisación. Primero le diseñé las tarjetitas y luego eso me inspiró a hacer el resto en cuanto a colores y a utilizar la letra capitular "A" para seguir con la racha... ja ja ja. No tardé nada más que tres ratitos. 
Tarta-de-tela-y-adornos-de-cintas

La explico brevemente. Los materiales son:

  • Cuatro plataformas redondas de porexpan (corcho blanco) para la base y el piso superior. (Una grande para la base, dos pegadas juntas para que se vean más alto y del mismo diámetro para el primer piso y una más pequeña para la parte alta final.
  • 4 Metros de cintas. Blancas y de algún color que os guste. Esto se deja para el final, se hacen los lazos y se pegan los pliegues para que no se muevan.
  • Pistola para silicona caliente (fundamental)
  • 2 Bolsas de un tipo pompones blancos de fieltro de venta en tiendas de fiestas o de los chinos, comprarlas en dos tamaños diferentes. Yo compré unos pompones blancos grandes y las pequeñas en el otro color. 
  • 1 Bolsita de pompones en algún color predominante.
  • 1 Gorro de papel, los típicos de cumpleaños, si no lo encontráis se puede hacer con un papel grueso.
  • Un trozo de papel de estraza o craft, el que más os guste. Para cortar una tira y ponerla en la tarta forrando un poco del tamaño de su perímetro.
  • 1 Letra de madera (también de la tienda made in China, esta en concreto un euro).
  • Tela blanca de algodón para forrar los pisos de la tarta.
  • Algunas cositas monas para pegarle a la tarta donde nos vengan bien.
  • En este caso le pegué el cartelito que le diseñé a un lado de la tarta, no me servía por tamaño y no quería tirarlo, aquí no se tira nada de nada. Solo le hice un agujero y le puse un cordoncito plateado.
  • Por último una blonda de las de pastelería en la parte inferior a modo de soporte inferior y que se viera apoyada. Luego solo ponerla en una bandeja o portatarta alto.
Nota: Con este tipo de corcho blanco no se puede utilizar pegamento, ya que se deshace el material blanco. Se pega perfectamente con silicona y no mancha nada. La tela también la pegué al corcho blanco con esta silicona caliente. detalles-de-la-tarta-de-tela-y-cintas

caja-origami-para-guardar-dulces-de-bautizo

Sed felices y probad hacer estas cosas sencillas para las meriendas.

martes, 6 de noviembre de 2018

Tarta de Chocolate y Café

Un postre maravilloso, fresco, con la combinación de café y chocolate que si no se hubiera inventado habría que hacerlo, una tarta sencilla y que si se siguen las indicaciones nos saldrá perfecta, si se es muy novato hay que aplicarse con ella pues tiene tres pasos importantes, preparar la masa de base, el relleno y la base de chocolate, pero se puede, claro que se puede, hay veces que la suerte del novato gana al que tiene más práctica, como por ejemplo con el juego de cartas, le explicas un juego a alguien y te gana. Nunca se sabe. De verdad que es un postre de esos que son una delicia, no lleva mucho trabajo, solo un poco de paciencia, es fácil, como siempre haciéndola poco a poco. Merecen la pena estas tartas para disfrutarlas sin demasiada complicación y nos sirve para una merienda o para terminar un buen almuerzo como fue en esta ocasión. Todo lo que lleve chocolate me vuelve loca, mucho más quiero decir... Os dejo aquí un enlace a un bizcocho delicioso.

tarta-de-chocolate-y-café-sobre-plato
La serví con un poco de crema de café hecha con el queso Mascarpone para el que  quisiera se pudiera servir un poco más. Sola estaba también muy buena.
tarta-de-chocolate-con-crema-de-café

tarta-de-chocolate-y-café
Mirad el ganache de chocolate en el corte de esta tarta.
porción-de-tarta-de-café-y-chocolate

tarta-con-chocolate-café-y-mascarpone

interior-de-la-tarta-de-chocolate-y-caé

Ingredientes

Pasta sablé

 200 gramos de Harina
 150 gramos de Mantequilla
 70 gramos de azúcar glas
30 gramos de polvo de almendras (sin piel)
1 huevo
Una pizca de sal fina

Ganache de chocolate

 200 ml. de nata líquida (35% de grasa)
300 gramos de Chocolate Puro Postres 
50 gramos de mantequilla. 

Crema de café

 250 gramos de queso Mascarpone
  4 cucharaditas de café soluble
50 gramos de azúcar glas
300 gramos de nata fresca (crème fraîche). 

Decoración

2 cucharadas de Cacao Valor Puro en Polvo 

Preparación

Pasta Sablé
  • Se empieza por pesar la mantequilla y batirla a velocidad lenta hasta convertirla en pomada.
  • Se añade a continuación el polvo de almendra y el azúcar glas, se bate igualmente a velocidad baja.  
  • Añadimos el huevo entero y mezclamos un poco más. 
  • Por último añadimos la harina tamizada y seguimos mezclando; pero teniendo cuidado de no mezclar excesivamente pues nos podría quedar dura.
  • Se hace una bola con la masa y se tapa con papel film y se pone en el frigorífico unos 30 minutos. En este tiempo encendemos el horno para que se vaya calentando.
  • Pasado este tiempo se extiende y se coloca la pasta sablé sobre el molde de hornear al que previamente le habremos puesto una base de papel de horno y así lo podremos desmoldar más fácilmente. 
  • Dentro del molde ponemos otro papel de horno cortado al diámetro interior para así ponerle un peso para que no suba la masa, podríamos usar garbanzos o piedras pequeñas de las que se venden en tiendas de productos de repostería.
  • Se hornea a 170 grados durante 12 o 15  minutos. Es lo único que horneamos.

Ganache de chocolate

  • Se pone la nata líquida a calentar con el Chocolate Puro Postres de Valor cortado en trozos. Se revuelve poco a poco y se añade la mantequilla, en cuanto empiece a hervir retirarlo del fuego para dejarlo templar un poco.
  • Se echa el ganache de chocolate dentro de la pasta sablé (que debe estar ya fría) y cuando el chocolate vaya bajando de temperatura se mete toda la tarta en el frigorífico unas 2 horas aproximadamente.

Crema de café

  • En un recipiente amplio mezclamos el queso Mascarpone y la nata fresca espesa (crème fraîche), mezclamos y añadimos las cucharaditas de café soluble, el azúcar glas y mezclamos.
  • Ponemos la crema de café en una manga pastelera y la colocamos como más os guste encima del ganache de chocolate. 
  • Espolvoreamos la cantidad  de cacao en polvo que os parezca por encima de la crema de café con la ayuda de un colador de malla fina.  
  • Ponemos la tarta en el frigorífico hasta el momento de servirla. 
Nada más y veréis el éxito que tiene, si te gusta el chocolate la tienes que probar. Una delicia.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...