jueves, 27 de septiembre de 2018

Costillas americanas de Carolina del Norte

Tengo que confesar que es uno de mis platos favoritos, me encantan y las hago en mi casa de vez en cuando ya que es muy difícil poder encontrarlas hechas fuera de casa con este estilo americano que es el que más me gusta para estas costillas de cerdo. En Madrid hay dos restaurantes que las hacen muy bien y que cuando voy muy de vez en cuando siempre las pido, uno es el Tony´s Roma en los bajos del Santiago Bernabeu y el otro es el Foster Hollywood. Esta pasión por la cocina americana me viene de lejos ya que cuando era pequeña la comía muy a menudo, sus tartas maravillosas como la de zanahoria, sus shortcakes llenos de fresas, coconut pie (me encanta el coco), y os dejo aquí los pancakes americanos que hice hace tiempo y que además puedes dejar la masa de los pancakes hecha y guardada en una jarrita para al día siguiente y no tener que entretenerte nada a la hora del desayuno, que ya sabemos las prisas que hay a esas horas. 

Hay muchas, muchas más recetas americanas que me encantan y que las he hecho muy pocas veces, pero que las he probado muchas veces. Una amiga americana siempre me deja su libro maravilloso de cocina y todo un clásico de las amas de casa americanas de esos libros gruesos de cientos de páginas, el "Better home" y le echamos un vistazo y me apunto o fotografío sus páginas para hacer alguna de las recetas que más me gusten.

Con esta receta veréis lo buenas y tiernas que quedan, se despega la carne del hueso y quedan con un sabor delicioso. Lo más importante es preparar la salsa para el adobo y dejarlas macerar una o dos horas. Luego solo al horno unas dos horas a temperatura muy baja y empaquetadas con papel aluminio y que se cocinan casi, casi como si se hiciesen en una ollita.
Costillas-americanas-con-salsa

costillas-de-cerdo-al-horno-adobadas

costillas-crudas-de-cerdo
El libro de cocina americana que os comentaba es este de la imagen inferior. Los venden en Ebay y Amazone por si os interesa y no son nada caros, (solo en inglés).
Ingredientes

1,200 gramos de Costillas de cerdo
Sal

Adobo y Salsa para las costillas

1 Cebolla pequeña (con unas gotas de aceite)
100 ml. de Salsa Ketchup
100 ml. de Salsa barbacoa (se puede comprar hecha)
100 ml. de Coca Cola
6 Cucharadas de Vinagre de vino (suave)
2 cucharadas de Aceite de Oliva virgen extra
2 Cucharadas de salsa Tabasco (opcional)
Una pizca de Pimienta negra (mejor la recién molida)
2 Cucharadas de Miel 

Preparación
  • Lo primero es poner en una sartén unas gotas de aceite de oliva y echar la cebolla cortada muy pequeñita hasta que se poche.
  • Mientras, se pone en una olla pequeña los ingredientes de la salsa. Batir bien. 
  • Añadir la cebolla ya pochada. 
  • Se deja reducir la salsa unos 7 u 8 minutos a fuego bajo.
  • Dejar unos minutos la salsa a que se enfríe un poco.
  • Se coloca cada pieza (yo la he cortado por la mitad) sobre papel de aluminio.
  • Se pincela generosamente la salsa en las costillas de cerdo y con una cuchara pequeña ponemos la cebolla pochada por encima de la carne.
  • Cubrimos bien la carne con papel de aluminio. Como si fuese un sobre, primero cerramos los lados largos y los cortos los apretamos bien para que no se salgan ni la salsa ni el vapor. La apertura hacia arriba.
  • Ponemos los paquetes de carne en una bandeja y los ponemos en horno a 160 grados durante dos horas aproximadamente.
  • Sacamos pasado este tiempo la carne y abrimos el paquete. Cuidado con el vapor, quema.
  • Miramos si está ya bien hecha y quitamos la carne del papel de aluminio.
  • Pasamos las costillas a una bandeja de horno para gratinar. Las gratinamos durante unos minutos (a nuestro gusto).
  • La salsa que haya quedado en el papel de aluminio la reservamos para echarla en el resto de la salsa que nos habrá sobrado del adobo y la que luego serviremos en la mesa.
  • Se sirve con la salsa aparte. Yo las prefiero sin salsa por encima, por eso la pongo para que cada uno se eche la que quiera.
costillas-adobadas-con-salsa
 Aquí bien envueltos los paquetes de costillas de cerdo para ya solo meterlos en el horno.
Paquetes-de-papel-de-aluminio-para-hornear-la-carne
Nada más, veréis lo buenas que están así preparadas. Si la van a comer los niños le quitáis el picante de la salsa Tabasco y listo y si es para adultos que les guste el picante pues se pone un poco más de la medida que yo os he dejado aquí.

Nota: La cantidad de las dos cucharadas de Tabasco de esta receta, no queda casi picante pues la salsa va reducida al fuego y eso baja mucho la intensidad del picante.

Sed felices y probad hacer cosas ricas.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Boeuf Bourguignon con la receta de Julia Child

Una receta de la mítica Julia Child, cocinera famosa americana y con un gran toque francés después de una experiencia de aprendizaje e inmersión en la gastronomía francesa en París, ciudad al que llegó por el traslado de destino de su marido, diplomático americano. Su cocina inigualable, trabajada, trabajosa, donde nada lo dejaba al azar, se dio a conocer al gran público a raíz de la famosa película protagonizada por Meryl Streep, Julie & Julia, donde esta cocinera novata, se reta así misma a preparar todos los platos del libro de la experimentada y académica Julia Child e intentando hacer todos las recetas con la ayuda solo del libro y sin experiencia alguna, -muy divertida-. Existen vídeos de Julia Child en su famoso programa "The french chef"  que empezó a emitirse en el año 1963 en la televisión americana y que no tienen desperdicio. Era puro espectáculo, -¡toujours bon appétit!- como ella misma decía.
ternera-bourguignon-receta-de-Julia-Child
Me sentí feliz cuando publicaron su libro en español "El arte de la cocina francesa" y que mi "santo" me regaló para unas navidades y que como los niños pequeños esperé con impaciencia hasta la noche de Navidad para poder mirarlo y remirarlo, (no me dejó abrirlo antes...). Recuerdo que todo lo que leía lo quería hacer o mejor dicho, probar; hay recetas muy complicadas porque utiliza algunos ingredientes, algunos muy difíciles de encontrar en una ciudad pequeña y técnicas igualmente complicadas. Ahora quiero comprar la segunda parte del libro de Julia Child sobre bollería y dulces.
Julia-Child

Meryl-Streep-Julia-Child
Este plato pertenece a la cocina tradicional de la Borgoña, en estas fechas y aprovechando las fiesta de las vacas Charolesas, se prepara mucho tanto en las casas particulares como en los restaurantes de la región. Son unas vacas blancas y muy grandes que llegan a pesar hasta 1.250 kilos y muy magras y que es la carne perfecta para hacer este plato; en mi caso he utilizado ternera (cadera) y no buey. 

Con esta receta me lancé y como dicen algunas amigas, -¿quién dijo miedo?, realmente 
pensé que esta receta era más complicada, pero solo lleva tiempo, pocas prisas, muchas ganas y hacerla tal cual, es decir, sin inventarse nada nuevo. Nada de improvisar que es lo que me pide habitualmente el cuerpo... ja ja ja
Plato-con-boeuf-bourguignon-y-patatas

Ternera-bourguignon-con-patatas

Fuente-de-ternera-bourguignon-patatas
Ingredientes (6 personas)

175 gramos de panceta ahumada
1 cucharada de aceite de oliva
1 kilo de carne magra para estofar (cadera de ternera)
4 Zanahorias en rodajas gruesas
1 Cebolla en aros
1 Cucharadita de sal
Una pizca de pimienta negra
½ Cucharadita de tomillo
1 Hoja de laurel
2  Cucharadas de harina
3/4 Litros de vino tinto (Barón de Hayarza - Rioja de 1998)
2-3 Tazas de fondo oscuro o de caldo de vacuno
1 Cucharada de concentrado de tomate
2 Dientes de ajo 
Bouquet garni o ramito de hierbas (perejil, laurel, tomillo)

Cebollitas francesas glaseadas

20 Cebollitas francesas (pequeñas)
2 Cucharadas de mantequilla
1 Cucharada de aceite de oliva virgen extra

½ Taza de fondo oscuro, caldo de vacuno o vino blanco seco o agua
Sal y pimienta al gusto
Hierbas aromáticas: 4 ramitas de perejil, ½ hoja de laurel y 1 ramita de tomillo


Champiñones salteados

2 Cucharadas de mantequilla
1 Cucharada de aceite
250 gramos de champiñones frescos (enteros si son pequeños)


Preparación del boeuf bourgignon (en mi caso, ternera y no buey)
  • Esta carne se puede hacer en una olla en el horno o bien en una olla al fuego mínimo y tapada con papel de aluminio para que no se evapore el líquido.
  • Quitar la corteza de la panceta y córtala en palitos de 5 mm. de ancho por 4 cm de largo.  Escaldar la corteza y la panceta durante 10 minutos en 1,5 l. de agua.  Escurrir y secar.
  • Saltear la panceta en el aceite a fuego moderado durante 2 o 3 minutos para que se dore un poco.  Retirarla y reservarla. Apartar la cazuela del fuego.  
  • Volver a calentar la grasa hasta que empiece a humear antes de saltear la carne.
  • Muy importante que la carne esté seca para que se dore correctamente.
  • Los trozos de la carne que hice era bastantes gruesos, casi 4 x 4 cm. Es decir en tacos gruesos.
  • Dorar la carne por tandas en el aceite y la grasa calientes hasta que los trozos estén bien dorados por todos los lados.  Reservar junto con la panceta.
  • En la misma grasa, dorar las hortalizas. En la receta original dice una zanahoria, yo puse 4 medianas.
  • Quitar la grasa del salteado.
  • Poner de nuevo la carne y la panceta en la cazuela y salpimentar.  
  • Espolvorear con la harina y darle unas vueltas para que cubra ligeramente la carne.  
  • Colocar la cazuela destapada en la parte media del horno precalentado y dejarla unos 4 minutos. La harina se tostará y formará una costra por encima de los trozos de carne.
  • Sacar la cazuela y encender el horno a 165º.
  • Poner el vino tinto y el fondo o caldo suficiente en la cazuela para cubrir más o menos la carne.  Añadir el concentrado de tomate, el ajo, las hierbas aromáticas y la corteza de la panceta. Llevarlo a punto de ebullición.  
  • Este vino Rioja que utilicé estaba en nuestra casa lo abrí para probarlo y estaba perfecto después de veinte años. Impecable. 
  • Tapar la cazuela y meterla en la parte inferior del horno precalentado durante unas 3 horas o 3 horas y media.
  • En  cuanto la carne esté tierna, pasar el contenido de la cazuela por un tamiz o colador sobre un cazo.  Enjuagar la cacerola y poner de nuevo en ella el buey y la panceta.  
  • Poner encima de la carne las cebollitas y los champiñones encima de la carne.
  • Deben quedar aproximadamente dos tazas y media de salsa. Si la salsa aún está clara, darle unos hervores.  Si se ha espesado demasiado, agregarle unas cucharadas de fondo o caldo en  conserva.  
  • Repartir la salsa por encima de la carne y las hortalizas.
  • Poner unas hojas de perejil en el momento de servir.
  Preparación de las cebollitas glaseadas
  • Cuando la mantequilla y el aceite estén calientes, agregar las cebollas y saltearlas unos 10 minutos, dándoles unas vueltas para que se doren por todas partes.
  • Añadir el líquido y salpimentar al gusto, añadir el bouquet garni de hierbas aromáticas. Este ramito lleva en esta ocasión: Perejil fresco, laurel y tomillo. 
  • Tapar la sartén y dejarla unos 30 minutos a fuego bajo, hasta que las cebollas estén tiernas. Añadirlas a la olla de carne al final. (Yo las añadí directamente a la fuente de servir).
 Preparación de los champiñones salteados
  • Poner en la sartén la mantequilla y el aceite a fuego vivo.  En cuanto disminuya la espuma de la mantequilla, echar los champiñones.  
  • Echar los champiñones en la sartén y dejarlos hasta que empiecen a dorarse. Añadir al guiso también al final.(También los puse al final cuando ya estaba la carne en la fuente de servir).
Preparación de las patatas
  • Las patatas se hierven en agua con piel y con un poco de sal, se dejan unos 25 minutos (comprobar si están tiernas).
  • Se pelan cuando estén tibias y se fríen en abundante aceite hasta que se doren. 
  • Utilicé patatas de guarnición, es decir de las pequeñas. Siempre las frío en olla pequeña, (igual que hago con las croquetas) así el aceite cubre bien las patatas y siempre lo hago en olla pequeña pues no tengo freidora. 
Nota: La guarnición es libre, se puede servir con puré de patatas, patatas hervidas y fritas así como las he preparado yo en esta ocasión o arroz...al gusto de cada uno, lo importante en este plato es la carne sin duda alguna.

Pues ya está, espero que os haya gustado tanto como a nosotros.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Tarta de higos y almendras - frangipane

Esto del frangipane tiene una historia muy curiosa, este nombre viene del apellido italiano de una noble familia italiana, Frangipani y que en el Siglo XVII, un miembro de esta familia se perfumaba los guantes con los aromas de esta tarta Frangipane con lo cual se hizo muy famosa. Posteriormente se afrancesó el nombre pasando a frangipane, que es lo que ahora conocemos por este magnífico relleno de tarta y que fue llevada por primera vez desde Italia a Francia por Catalina de Medici con motivo de su matrimonio en 1547 con Enrique II, rey de Francia. En el diccionario de la Lengua Española no viene reflejado el término salvo para mencionar una planta de hojas lanceoladas y con bonitas flores que crece en Cuba.
Tarta-frangipane-con-higos

tarta-frangipane-con-higos-dulces-individuales
El frangipane es una crema parecida a la crema pastelera aunque más compacta, se hace básicamente con almendra molida, sirve sobre todo para rellenar tartas con frutas y son muy sencillas de preparar.
tarta-de-almendras-e-higos
Esta tarta se la vi a un blog que me encanta que es "Un pedacito de Cielo"  entrad a ver su precioso blog, total, que le conté que tenía una higuera, solo una; pero que me daba muchos higos y que algo había que hacer con ellos, así que ni corta ni perezosa me puse a ello aunque he cambiado algo la receta inicial como siempre hago y que en mí es algo inevitable. La cosa es que la tarta es buenísima y muy sencilla de hacer. Estos higos de final del verano hay que utilizarlos para esto o para hacer mermeladas que salen muy ricas y que también os dejaré la receta, ya que la tarta lleva mermelada entre la masa sablé y el frangipane.
Detalle-de-frangipane-con-higos
 Aquí la tenéis antes de entrar al horno
antes-de-hornear-frangipane-con-higos
Ingredientes

Masa sablé

150 gramos de Harina
100 gramos de azúcar 
50 gramos de Almendra molida
80 gramos de Mantequilla
1 huevo

Mermelada de higos

500 gramos de higos
200 gramos de Azúcar
2 cucharadas de zumo de limón

Frangipane

150 gramos de harina de almendras
120 gramos de Mantequilla
120 gramos de Azúcar
2 Huevos grandes
Piel de limón rallada o esencia de vainilla
Almendras en cuadraditos 
(para ponerla por encima de los higos antes de hornearla)

Preparación

  • Para hacer la masa sablé o pasta frolla, se ponen todos los ingredientes en una amasadora y se unen. Sacarlos de la máquina y amasar a mano unos minutos. 
  • Tapar la masa con papel film y guardar en el frigorífico una media hora aproximadamente.
  • Pasado este tiempo se extiende la masa y se coloca en el molde previamente encamisado (mantequilla y harina).
  • Aunque se rompa la masa no importa pues se coloca un pedacito y no se notará.
  • Se mete el molde ya con horno caliente a 180 grados se hornea solo la masa unos 5 minutos.
  • Se saca y se deja enfriar.

  • Podemos preparar la mermelada de higos o comprarla de una buena marca.
  • Se cortan los higos en dos o en cuatro partes (depende del tamaño) quitándoles el pedúnculo y se ponen en una olla con el azúcar por encima y añadimos las dos cucharadas de zumo de limón.
  • Dejamos cocinar a fuego bajo, revolviendo poco a poco con una cuchara de madera.
  • Pasados unos 30 minutos aproximadamente estará ya hecha.
  • Dejarla enfriar.

  • Para hacer el frangipane se mezcla en una procesadora o a mano el azúcar con los huevos previamente batidos.
  • Luego añadimos la almendra molida y la pizca de canela.
  • Mezclar bien.
Montaje


  • Con la masa sablé o pasta frolla, ya prehorneada extendemos la mermelada de higos y encima extendemos el frangipane.
  • Colocamos los higos sobre el frangipane a nuestro gusto. Solo quitarles el pedúnculo y no pelarlos pues la piel es muy fina y con el horneado queda imperceptible.
  • Ponemos por encima la almendra cortada en cuadraditos o laminada, a gusto ya de cada uno.
  • Se hornea unos 35 minutos a 180 grados.
Nota: Es preferible hacerla el día anterior y cortarla en cuadrados. Guardarla en el frigorífico antes de cortarla.

Nada más. Una tarta de estas que te acordarás y tus invitados también. Un éxito.


Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Ensalada con huevo poché

Una ensalada completa, de hecho la preparé como segundo plato después de un largo aperitivo y un salmorejo, no estaba segura que fuese suficiente, pero lo fue de sobra. Tuvo mucho éxito y eso solo se ve cuando los platos quedan sin nada, limpios. La única novedad de esta ensalada es cocinar un huevo poché de Jamie Oliver el conocido chef inglés, pero es muy sencillo si se siguen las normas y la forma de hacerlo. No tiene ningún secreto, solo el tiempo de cocción, que es muy riguroso, solo son tres minutos por reloj, ni uno más, así que nada de atender ninguna llamada de teléfono pues se nos convertiría en un huevo duro, duro...Lo digo porque a mí estas cosas me han pasado, no con los huevos, pero sí con otras cosas. Con esta receta participo en el blog Cooking the Chef y podéis ver todos los platos que han hecho otros blogs participantes.

Esta ensalada se hace rápido y las dejas preparadas en cada cuenco y solo esperar a ponerle el aliño y el huevo a último momento.
ensalada con salmón-ahumado-mango-pan-y-huevo-poché

Detalle-de-huevo-poché

Huevo poché

  • Los huevos hay que sacarlos del frigorífico con tiempo para que estén a temperatura ambiente, sobre todo para que no nos varíe el tiempo de cocción.
  • Se coloca cada huevo en un cuenco pequeño, previamente forrado con papel film para poder cerrarlo con un nudo. Esto se hace con cada huevo. Deben entrar todos al mismo tiempo en el agua hirviendo.
  • Cerramos el paquete de papel film agarrando las cuatro esquinas en la parte superior con el huevo ya dentro con un nudo o con unas bandas de cierres de bolsas. Yo lo hago con un nudo y es suficiente.
  • Ponemos agua a hervir en una olla amplia más ancha que alta, para que no tropiecen los huevos dentro del agua.
  • Preparamos la alarma para los tres minutos exactos.
  • Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y echamos los huevos dentro.
  • Solo tres minutos.
  • Los sacamos del agua y los introducimos en un recipiente con agua fría para que se rompa la cocción.
  • Abrimos los paquetes con cuidado con la ayuda de una tijera y colocamos el huevo en la ensalada. Nada más.
  • Se le hace un corte al huevo con un cuchillo fino para que al servir la ensalada se vea la yema.


Jamie Oliver en este vídeo nos enseña a hacer los huevos poché de dos maneras diferentes. Echándolos al agua directamente o haciéndolos con el papel film.
                                     
Ingredientes 

Hojas verdes al gusto 
(lechuga, escarola, rúcula, canónigos, lollo rosso...)

Salmón ahumado
Mango
Pan tostado
Semillas de girasol o de calabaza
Huevo fresco por persona
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre balsámico de Módena
Sal Maldon

Preparación de la ensalada
  • Ponemos todas las hojas verdes en los cuencos.
  • Cortamos el mango en trozos pequeños. 
  • El salmón ahumado lo colocamos o en pequeños rollitos o en láminas.
  • Cortamos el pan de molde con la ayuda de alguna copa pequeña y lo tostamos en una sartén. Esto se puede dejar hecho con antelación.
  • Aliñamos la ensalada con 1 parte de vinagre balsámico de Módena y 3 partes de aceite. Para cuatro platos puse 2 cucharadas (no muy llenas) de vinagre de Módena y 6 partes de aceite de oliva virgen extra. Se bate hasta que esté bien incorporado el vinagre con el aceite. 
  • Añadimos el aliño a las ensaladas con la ayuda de una cuchara.
  • Echamos las semillas (opcional)
  • Colocamos el huevo poché y le hacemos un corte para que salga algo de yema.
  • Ponemos un poco de sal Maldon por encima de la ensalada.

    Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...