martes, 19 de noviembre de 2019

Bizcocho rápido de leche condensada

Este bizcocho lo hice un fin de semana y voló. Un bizcocho de esos visto y no visto, no se mancha nada, no hay nada que complique esta preparación, hay que tener cuidado pues está tan rico que se acaba en un rato, eso es lo único malo de estos bizcochos de toda la vida, superfácil de hacer y sin complicación ninguna. Es un bizcocho un poco diferente en su interior, no tiene la miga de siempre, tiene otra textura, es más tierno y más húmedo. Este bizcocho es para los que tengan poca experiencia repostera, para novatos, así que va directo al índice de la cocina de novatos y no lo pierden de vista. Es importante comer bien, pero no hay porqué comer complicado, con ingredientes innombrables o ilocalizables...muy común esto en las recetas orientales o más exóticas, que como no los compres por la red no hay manera de encontrarlos. Estos ingredientes de hoy los tenemos casi siempre en nuestras despensas. Bizcocho ideal para merendar acompañado por una buena taza de té.
bizcocho-sencillo-y-rápido-de-leche-condensada
Para mis amigas siempre atentas al attrezzi, os diré que este es un mantel de algodón grueso y con una caída maravillosa de "La Maison", de los que pesan, precioso, fue un flechazo, imaginad que me gusta tanto que no lo he estrenado para que no me lo manchen, luego hay que escuchar a mi "santo": -¿para qué te compras estas cosas bonitas que luego no quieres usar? -Por eso mismo-, le respondo yo, -porque son bonitas-. Y este  cuchillo de plata es antiguo de una cubertería preciosa que me regaló mi tía de la marca Christofle, fabricada en Francia a finales del Siglo XIX, regalo a su vez de boda de la familia de su marido. Toda una joya de cubertería, esta sí la utilizo, no mucho, pero la uso. 
bizcocho-en-molde-de-plumcake
 Mirad las pequeñas pinzas para servir el azúcar o alguna pasta, estas piezas ya no las hacen con las cuberterías o yo no las he visto.
bizcocho-de-leche-condensada-sencillo

bizcocho-de-leche-condensada-con-una-taza-de-té

Ingredientes

Una lata de 397 gramos de Leche condensada (mi lata decía esto) 
120 gramos de Harina de todo uso
20 gramos de Harina de maíz (Maizena)
2 Cucharaditas de levadura en polvo (tipo Royal)
50 gramos de Mantequilla 
4 Huevos medianos
1 Cucharadita de esencia de vainilla

Preparación 
  • Mezclar la leche condensada con los huevos y la vainilla líquida.
  • Batir hasta que se vea con volumen.
  • En un recipiente hondo mezclar los ingredientes secos: Harina, Maizena y levadura en polvo.
  • Tamizar en varias veces. Unas tres o cuatro veces.
  • Remover con una lengua de repostería poco a poco para que no desarrolle el gluten la harina y no nos quede apelmazado.
  • En un molde tipo plum cake lo encamisamos con mantequilla y harina. Podemos poner en la parte de abajo un poco de papel de horno.
  • Se hornea a 170 grados unos 30 minutos. Comprobar pinchando si está hecho antes de sacarlo del horno. Cada uno es diferente, a veces con menos grados calienta más uno que otro. 
  • Nota: Si no se dispone de tamizador se pueden echar las harinas sobre un colador de malla fina e ir echándolas poco a poco para que entren bien aireadas a la masa.

Sed felices y probad cosas nuevas o de siempre sanas y ricas ricas.

martes, 12 de noviembre de 2019

Arroz con berenjenas

Un plato para novatos o para los que tengan pocas ganas de cocinar, pero sí de comer bien y rápido. Escribiendo este post me ha llamado mi novato favorito y me he muerto de risa con él, le mandé la foto de este plato para saber si le podría gustar y al hablar con "mi novato", le he dicho: "Un plato bobo bobo"... y muertos de risa. Bueno, sé que la berenjena no es santo de devoción de algunos como por ejemplo, de mi amiga Isabel, del blog "Cakes para ti", entrad aquí a ver sus platos y las recetas tan ricas que tiene. Me he acordado así de repente de Isabel al hablar de que a algunos no les gustan demasiado. En Jerez de la Frontera hay un muy buen restaurante que nos encanta y al que vamos a menudo y sirven entre otras maravillas unas berenjenas finas, fritas, crujientes y deliciosas servidas en un plato blanco, grande y sobre una capa de salmorejo. Una cosa mala lo que nos gusta este plato, que solemos pedirlo para compartir al centro de la mesa, este restaurante se llama "Venta Esteban", (entrad en el enlace y veréis el pintón que tiene mi restaurante favorito) uno de los mejores en cocina tradicional y de mercado en Jerez.
arroz-blanco-con-berenjenas-y-cebolla
En fin, esta receta se hace con pocos ingredientes y que si te falta alguno será seguro la berenjena y esta se encuentra en cualquier frutería o supermercado, no tiene secreto alguno. Se puede comer caliente o templado, queda muy bueno con la berenjena tan blandita y la cebolla pochada. Nada, no tiene nada, lo que os cuento, una bobería con sustancia y rápido como el tiempo que dura que se haga el arroz blanco y mientras en una sartén se va pochando la cebolla y la berenjena. Ideal para cenar o para un primer plato y luego solo un pescadito a la plancha y a correr, esto de un segundo plato, lo digo solo para los comilones que no es mi caso ahora, soy más de comer con los "ojos que con la panza".
arroz-blanco-con-berenjenas-y-tomate-frito


arroz-blanco-con-tomate-frito-y-berenjenas
  Ingredientes

1 Cebolla mediana
1 Puerro (opcional)
1 Berenjena grande
2 cucharadas grandes de Aceite de oliva virgen extra
3 cucharadas de Tomate frito (el mío de hoy, casero)
Sal
Romero 
Perejil

Nota: Os recomiendo un tomate frito de Mercadona, se llama Receta artesana y lo hay de tamaño pequeño y grande en tarro de vidrio. Muy buen tomate para sacarnos de apuros. Yo lo compro pequeño pues si lo abres lo gastas entero o casi entero. Dura dos días abierto en el frigorífico sin problema alguno.

Arroz blanco 

Aceite de oliva virgen extra (solo el fondo de una olla pequeña)
1 diente de ajo
Sal
Arroz (arroz bomba, en mi caso SOS)

Preparación del Arroz blanco
  • Se hace el arroz en una olla pequeña con tapa.
  • Se pone primero el aceite de oliva virgen en el fondo, se corta un diente o dos de ajo y se pone o entero o se corta pequeño. 
  • Ponemos un vaso de arroz y se rehoga con el aceite y el ajo, en cuanto el arroz esté algo transparente se añaden los dos vasos de agua. Siempre el doble de agua que de arroz.
  • Se echa la sal.
  • Se deja a fuego suave y destapado hasta que hierva el agua.
  • Se semitapa la olla y se deja durante 8 minutos exactos de reloj. 
  • Se tapa la olla completamente y se apaga el fuego. No abrid la tapa para que no se escape el vapor. 
  • Se deja en este caso solo unos 5 minutos reposando antes de mezclarlo con las berenjenas y la cebolla.
Preparación de las berenjenas 
  • En una sartén se ponen las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y se pone el diente de ajo con la cebolla y el puerro (solo la parte blanca) a pochar. La cebolla y el puerro cortados pequeño en juliana.
  • Cuando esté pochada la verdura añadimos la berenjena cortada en cubos medianos. 
  • Tapamos la sartén, tardan unos 6 minutos en hacerse las berenjenas.
  • Agregamos las tres cucharadas de tomate frito y mezclamos.
  • Dejamos cocinar un minuto todo junto y agregamos el arroz blanco.
  • El arroz blanco (todavía estará un poco entero); pero se terminará de hacer junto a la verdura y el tomate unos 4 minutos más aproximadamente.
  • Ponemos las ramitas de romero (opcional, también) y corregimos de sal.
  • Al servirlo lo decoramos con algunas hojitas verdes: Albahaca, hierbabuena, perejil... lo que prefiráis.
Nota: Se puede comer frío o caliente. Muy bueno de las dos maneras aunque yo lo prefiero caliente...ardiendo y tener que esperar un poco. 
berenjenas-con-tomate-frito

Sed felices y probad hacer cosas sana, ricas y económicas como este plato sencillo de arroz con verduras.

martes, 5 de noviembre de 2019

Coca de verduras y sardinillas

Esta maravillosa receta se la vi a mi amiga Montse del blog Cocina tu imaginación con unas recetas ricas y unas fotografías muy buenas, toda una inspiración, hace un trabajo muy bueno. Bueno, os cuento, esta coca es una delicia y muy rápida de hacer, la masa se puede hacer a mano o en cualquier procesadora, no requiere levados prolongados ni nada que nos haga esperar mucho, en poco menos de tres cuartos de hora la podemos tener lista. Esta masa la podremos utilizar también para hacer cocas de otros sabores, de todo lo que se nos ocurra y nos guste o simplemente utilizar la masa para base de un pastel salado tipo quiche. Os dejo otra coca con sardinas de la chef Carmen Ruscalleda que hice con una salsa muy antigua que está recuperada o esta otra coca con boquerones. En esta receta veréis que se puede utilizar de manera opcional o mantequilla o manteca de cerdo, yo siempre para este tipo de masas prefiero la manteca de cerdo pues nos deja una masa crocante y deliciosa. La coca se inventa gracias al aprovechamiento de los panaderos de la masa de pan que no había levado, se consume en Aragón, Cataluña, Valencia, Islas Baleares y en general se prepara en casi toda la costa mediterránea española. Las cocas son ideales para una cena rápida o como primer plato o aperitivo antes de comer. No he encontrado todavía a nadie que no le guste... la próxima la haré con jamón serrano y uvas ya que tengo mucha curiosidad.
coca-con-verduras-y-sardinas-en-conserva

coca-de-verduras-y-sardinas-en-conserva

coca-casera-de-verduras

coca-con-calabacín-pimientos-y-sardinas-en-conserva
 Ingredientes 

Masa
300 gramos de harina de fuerza
20 gramos de levadura fresca
100 gramos de Agua templada
50 gramos de Aceite de oliva virgen extra
50 gramos de Manteca de cerdo
1 cucharadita de Sal fina

Relleno
1 Cebolla grande
100 gramos de Calabacín 
1/2 Pimiento rojo 
2 Pimientos verdes (de los italianos)
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 Cucharadita de Pimentón dulce
Sal y pimienta

Nota: Una vez horneada se ponen unas sardinillas en conserva o cualquier otra conserva o lo que más os guste, boquerones, mejillones en escabeche, anchoas...y le agregamos unas hojas frescas de hierbabuena o albahaca.
Bolsa-con-las-verduras-cortadas-y-aliñadas
Preparación
  • Lo primero que haremos será la masa pues debe reposar antes de estirarla unos 20 minutos.
  • Ponemos la harina de fuerza y la sal, mezclamos.
  • Agregamos el agua templada donde antes hemos disuelto la levadura.
  • Ponemos el aceite de oliva virgen extra y la manteca. 
  • La manteca debe estar a temperatura ambiente.
  • Amasamos. 
  • Dejamos tapada en un recipiente durante 30 minutos.
  • La cortamos por la mitad y estiramos con un rodillo, debe quedar muy fina.
  • Mientras está reposando la masa, cortamos pequeño, la cebolla, el calabacín y los pimientos, el rojo y los verdes.
  • Yo he utilizado una bolsa apta para alimentos e introduje toda la verdura y allí mismo le puse el aceite y la cucharadita de pimentón. Lo dejé un rato hasta que la masa estaba lista.
  • Con esta cantidad de masa salen dos cocas medianas. Deben quedar muy finas. 
  • Se reparte la verdura en cada una de ellas y se hornea con el horno precalentado a 200 grados. 
  • Se deja dentro del horno unos 20 minutos. En cuanto veamos que están listas las sacamos y servimos inmediatamente.
Coca-de-verduras

masa-de-la-coca

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 29 de octubre de 2019

Bizcocho de naranja con una naranja entera

Yo creo que debía ser la única en el mundo que no conocía este bizcocho, a cada uno que se lo di a probar me preguntaba lo mismo: ¿Este es el famoso bizcocho de naranja de la Thermomix? y yo, ni idea y eso que tengo la máquina desde hace más de veinte años. Esta receta la tenía apuntada en un cuadernito que una vez desapareció y que yo tenía un disgusto como si hubiese perdido una joyita, (apareció al cabo de un tiempo sin buscarlo y vaya alegría me llevé); raramente no sé quién me ha dado una receta, lo normal es que apunte si la vi en la televisión o me la dio una amiga o lo que sea. En esta receta, ninguna nota del autor...ja, ja, ja. Así que me llevé una sorpresa cuando me decían tan seguros que era de la Thermomix y yo sabía que esas personas no tenían la máquina, así que doble sorpresa. Bueno, os lo presento, aunque seguro que no hará falta alguna que os dé esta receta tan deliciosa y por lo visto famosísima. Yo como es habitual he cambiado algunas cantidades en los ingredientes, cada dulce que contenga más de 150 gramos de azúcar me parece una exageración, así que a este también le quité azúcar, pues lleva la receta 250 gramos y eso es demasiado lo mires como lo mires. Salió tan rico que hice un experimento, al siguiente bizcocho le añadí chocolate, Cacao Valor en polvo  con la misma receta y la misma preparación, quedó maravilloso. Os dejo también las fotografías.
Bizcocho-hecho-con-una-naranja-entera
Os cuento una anécdota, esa tarde todavía con el bizcocho caliente llegó una amiga a recoger a sus perros acompañada de un niño precioso al que no conocíamos, Pablo, de cuatro años, de padre español y madre centroamericana, el chiquito con un desparpajo y un vocabulario que ya lo quisiesen para sí uno de diez o doce años (de los adultos prefiero no hablar), total, le pregunto al niño si le gustaría probarlo y me cuenta que a él le gustan mucho los bizcochos hechos en casa, lo prueba y le encanta, entonces vuelve a la cocina y mirándome hacia arriba (yo estaba de pie cortando bizcocho), me pregunta: ¿Tú me darías unos trozos más para que lo prueben mis hermanos? y añade: "te aseguro que a mi madre si le das la receta nos lo hará", me quedé perpleja de ese dominio de vocabulario y esa expresión oral con solo cuatro años recién cumplidos. El "te lo aseguro" se ha quedado de broma con mi amiga, cuando la llamé posteriormente, le pregunté: ¿El "te lo aseguro", cómo está? ¿Le dio a sus hermanos o se los comió por el camino?. Una cosa este niño y encima precioso, con unos ojos claros y una expresión increíble, con él seguro que no te aburrirías nunca, pues te daría conversación suficiente para echar un buen rato con un pedacito de bizcocho y un té y con ese vocabulario y con esa expresión oral tan fluida, esa tan maravillosa e innata capacidad de expresión oral, seguro que nadie se puede aburrir. En fin, un niño de esos que me impactaron y no lo he vuelto a ver ni sé si lo veré otra vez, pues no tengo ninguna relación con su familia.
bizcocho-con-naranja-de-mesa-entera

Bizcocho-ideal-para-tomar-una-merienda
 Ingredientes

1 Naranja de mesa entera (con la piel gruesa, no las de zumo)
125 gramos de azúcar (la receta original ¡250 gramos...!)
3 Huevos grandes o 4 medianos
100 gramos de Mantequilla
1 Yogur tipo griego o natural
250 gramos de Harina de repostería (la compré de la marca Gallo)
1 Sobre de levadura Royal
Una pizca de sal fina

Para el Bizcocho de naranja y chocolate

Los mismos ingredientes anteriores más dos cucharadas soperas colmas de Cacao Puro Valor 100% en polvo 

Preparación de los dos bizcochos 
(En el de chocolate solo añadirle el cacao puro 100% Valor en polvo)
  • Lavar la naranja, bien lavada y secarla. Cortarle los extremos.
  • Cortar esa naranja por la mitad se usa entera y con la piel y así hasta tener 16 trozos.
  • Echarla en la batidora o Thermomix para triturarla bien y añadir el azúcar.
  • Mezclar bien.
  • Poner la mantequilla y el yogur. Seguir mezclando.
  • Añadir los huevos. En el de chocolate, añadirle además en este paso el cacao en polvo.
  • Ahora ponemos la mitad de la harina y el sobre de levadura en polvo Royal (o el que uséis) y la pizca de sal fina.
  • Seguid mezclando a mano. 
  • Añadimos la otra mitad de la cantidad de la harina de repostería y hacemos los mismo hasta que no queden grumos.
  • Quedarán algunos trozos muy pequeños de la piel de la naranja, pero no importa, es así.
  • Encamisamos (con mantequilla y harina) un molde tipo plumcake. 
  • Golpeamos el molde sobre la mesa para que no quede aire e la masa, dad solo tres golpes secos y se asentará bien en el molde.
  • Ahora en crudo, ponemos por encima un poco de azúcar molida para que haga algo de costra.
  • Lo metemos en el horno previamente caliente a 180 grados unos 30 o 35 minutos. Cuando se vea dorado estará hecho, pero nunca está de más pincharlo por el centro para asegurarnos, que ya sabemos como son los distintos hornos.
  • Se saca y se esperan unos 5 minutos para desmoldarlo.
  • Cuando esté ya templado se espolvorea con azúcar glas a discreción.
  • Veréis la miga el color naranja tan bonito que le queda. A este bizcocho no le hace falta ni colorantes ni nada de nada, solo ganas de comerlo y listo.
Bizcocho de naranja y chocolate Valor
Bizcocho-con-naranja-y-chocolate-de-miga-esponjosa

Bizcocho-de-naranja-y-chocolate-Valor


Receta con Thermomix 
(Receta original de Thermomix copiada del recetario oficial)
  • Pondremos en el vaso de la Thermomix: el azúcar, los huevos y la naranja troceada en cuartos, (aquí ellos utilizan una naranja de zumo de piel fina), yo una de mesa, es decir de piel gruesa y grande.
  • Programaremos durante 3,5 minutos a 37 grados y a velocidad 5. 
  • Posteriormente añadiremos el aceite y el yogur y mezclaremos durante 20 segundos a velocidad 2.
  • El siguiente paso es ir incorporando la harina tamizada, la levadura y la sal. 
  • Programaremos 20 segundos a velocidad 2 y cuando acabe bajaremos lo que haya quedado en las paredes del vaso con la espátula y volveremos a mezclar de nuevo, misma velocidad, mismo tiempo.
  • Y al horno. 180 grados 30 minutos. Os dejo aquí la receta original de Thermomix 
Bueno, espero que os guste, a los que lo hayáis conocido antes, pues nada, recordaos solo este pedazo de bizcocho y a los que no como yo, pues tenéis que probarlo ya que es sencillo y siempre sale bien. Yo ya lo he hecho seis o siete veces y no exagero.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 22 de octubre de 2019

Scones escoceses de limón

Estos scones son los típicos que se toman con el té para acompañarlo bien o en el desayunos servidos con mantequilla y mermeladas, son típicos de Escocia, aunque en toda Inglaterra son muy habituales, muy británicos y se sirven o solos o con la "clotted cream" que es una nata solo que más densa que la nuestra, ya que contiene un 60% de grasa cuando la que usamos nosotros normalmente para montar es con el 35%, yo personalmente los prefiero solos y con glaseado de limón como en este caso. Estos scones vienen de la cultura celta de los  'bannock' que los cocinaban sobre una plancha al fuego y luego los cortaban en triángulos. 

Los scones que he hecho al ser pequeños no quería que se me hicieran demasiado y estos apenas se doraron, (tengo horno de gas y la temperatura es solo de boquilla, no hay manera de graduar la temperatura con gas, sin embargo con el eléctrico es más sencillo no confundirse y hasta que no los pueda hacer en uno así no creo que queden dorados y bonitos, reconozco que quedan más monos más dorados, pero entre monos y blandos no había color... blanditos sin duda y con la base crujiente. Estos panecillos no llegan a ser ni galletas ni pan, ni pastas, son especiales y muchas veces se acompañan con salado como con queso o jamón de York o vegetales, los hay de muchos tipos y estos salen de una masa redonda y aplanada y se cortan en porciones, de esta cantidad que hoy os doy salen ocho unidades. Perfectos para merendar, además como no soy muy golosa estos me encantan pues no son muy dulces a no ser por el glaseado de limón que les puse al final cuando ya estaban casi fríos. Muy buenos. En la casa de mis padres de vez en cuando los hacían y eran redondos y no demasiado altos y siempre se preparaban de merienda con café, té o chocolate. Una fiesta.

scones-con-glaseado-de-limón

scones-para-merendar

scones-escoceses-de-limón-para-una-merienda

scones-de-limón-y-una-taza-de-té

scones-con-el-glaseado-de-limón
Ingredientes
180 gramos de Harina
1 cucharadita colma de levadura en polvo (tipo Royal)
20 gramos de azúcar
una pizca de sal
50 gramos de mantequilla
90 ml. de Leche
15 ml de jugo de limón natural
Piel rallada de un limón
 (mitad en la masa y la otra mitad por encima después del glaseado)

Glaseado
50 gramos de azúcar glas (impalpable)
1 cucharada sopera de jugo de limón
masa-de-scones-sencillos-de-limón
Preparación
  • Mezclamos los ingredientes secos: harina, levadura, sal y azúcar.
  • Ponemos la mantequilla sin derretir, entera y vamos amasando con las manos.
  • Añadimos el zumo de limón y la leche y seguimos mezclando con las manos.
  • Hacemos una torta de unos dos centímetros de alto y cortamos en porciones. Salen unas 8 porciones.
  • Encima de una hoja de papel de horno ponemos los scones y los separamos un poco entre ellos para que no se peguen.
  • Los ponemos en horno caliente a 200 grados unos 15 minutos.
  • Cuando los saquemos del horno los dejamos enfriar y hacemos el glaseado.
  • Glaseado: Se hace mezclando el azúcar glas con el limón. Ni se calienta ni se cocina. 
  • Se pone encima de los scones como más os guste y se dejan secar.
  • Y ya listos para comer.
Seguro que os encantan. Son rápidos, fáciles, económicos y están superricos. ¿Qué más queremos?


Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 15 de octubre de 2019

Pan de molde con semillas de amapola

Los panes en general me encantan y como siempre aclaro, me gusta más hacerlo y amasarlo, que comerlo, sobre todo me gusta que lo coman y lo disfruten los demás. Yo a veces claro que sí que lo como y disfruto, aunque no es lo más habitual, ahora, hacerlo me encanta y no lo he dejado nunca de prepararlo. Llevo años cocinando ya que es de las cosas que más me gustan en el mundo, además de otras mil cosas más, pero ahora estoy hablando de cocina, solo cocina; escuché una vez una frase que me encantó y dice:"Sin el arte culinario la ordinariez de la realidad sería insoportable, -y proseguía- del lugar del que vengo la comida es el resultado de la reflexión y del estudio". Un frase que me encantó, es un poco voluptuosa y grandilocuente; pero nos podría servir a muchos por lo que nos ofrece la cocina por si misma, porque gracias a ella es con lo que nos alimentamos a diario y por el gusto que nos da preparar y probar y, si lo hacemos bien es verdad que es el resultado de la reflexión y del estudio de los grandes cocineros y chefs que nos ofrecen poder hacer determinado platos que de otra manera no probaríamos con casi total seguridad, lo demás es pasarlo bien y aprovechar todo lo que podamos de lo que nos divierte y nos hace felices.
pan-de-molde-con-semillas-mantequilla-mermelada
Hace tiempo que quería hacer un pan de molde y lo vi en un blog que se llama "Recetas que funcionan".  Estaba delicioso. Cito el blog como siempre hacemos los "buenos" para que lo visitéis. Cuando nos "roban" recetas nos están tomando el pelo y eso me da mucha rabia, así que yo lo cito de mil amores. A cada uno lo suyo. Os dejo el enlace a su vídeo.

Este pan de molde con semillas de amapola lo hice y no pude esperar a probarlo y era una delicia. Luego ya lo probamos con mantequilla y mermelada de arándanos y otras rebanadas con mantequilla y miel y un buen café con leche y era el séptimo cielo, único, nunca había probado un pan de molde con ese sabor y esa textura. En el pan original le quitaron la corteza, sin embargo yo la dejé. El resto del pan lo corté en rebanadas y lo congelé en mis bolsas de alimentos para futuros desayunos o meriendas; yo siempre había probado los industriales de toda la vida, os podéis imaginar que no tiene nada que ver, es como comparar un diamante con una circonita, se parecen de lejos y nada más... yo siempre tan exagerada; pero es verdad este pan sabe a pan y es superfácil hacerlo, es el superhéroe de nuestras despensas, nos ayuda desde el desayuno a la cena, en cualquier momento nos viene bien. Nada más y nada menos que un buen pan de molde casero a la mano de cualquiera de nosotros. Bueno, voy a ello sin más historias.
café-con-tostadas-de-pan-de-molde-con-semillas-de-amapola
 Con semillas de amapola y sésamo, mirad la miga, una delicia.
pan-de-molde-interior

tostada-de-pan-de-molde-casero
Rebanada de pan de molde con mantequilla y mermelada de arándanos
merienda-con-cafe-y-rebanada-de-pan-de-molde-casero
Ingredientes
500 gramos de Harina (todo uso)
300 ml. de Leche (tibia)
50 gramos de Mantequilla
15 gramos de Azúcar
15 gramos de Levadura fresca 
7 gramos de la seca de panadería
10 gramos de Sal fina
15 gramos de semillas de Amapola

Preparación
  • En un recipiente amplio echar primero los siguientes ingredientes secos: sal, azúcar, harina y las semillas de amapola.
  • Ahora añadimos la levadura y la leche tibia seguimos mezclando y añadimos la mantequilla a temperatura ambiente.
  • Se amasa en amasadora unos 8 minutos, si lo hacemos a a mano serán algunos minutos más hasta que la veamos lisa y elástica.
  • Sacamos la masa de la amasadoora y le hacemos un ligero amasado francés y la boleamos un poco antes de introducirla en un bol con unas gotas de aceite para que no se nos pegue.
  • Primer levado:Unos de 45 a 90 minutos aproximadamente para que doble el volumen.
  • Sacamos la masa pasado este tiempo quitamos el gas como hicimos anteriormente, hacemos un amasado francés rápido y volvemos a bolear la masa.
  • Forramos el molde en el que lo vayamos a hornear con papel sulfurizado.
  • Segundo levado: se pone ya en el molde en el que lo hornearemos hasta que vuelva a doblar el volumen. 
  • Precalentar el horno a 170 grados. En la receta original dice que calor arriba y abajo, pero yo solo lo pude poner con calor abajo pues al ser el horno de mi casa del campo de gas era imposible ponerlo por arriba pues se me hubiese quemado.
  • En 35 minutos de horno estará listo. Se saca y se desmolda en caliente y se deja enfriar sobre una rejilla boca abajo.
  • Una vez frío se le puede ya quitar la corteza, no antes pues se rompería.

diferentes-pasos-de-levado
 Hornearlo en un molde de plumcake alargado y forrarlo con papel de horno para facilitar el desmoldado. En la imagen inferior, ya había hecho el primer levado y se preparaba para el segundo y último. En la receta original lo hacen en un molde cuadrado, envidia de la mala, de la que tiñe...ja, ja, ja.
antes-del-segundo-levado
En el segundo levado debe quedar como la masa de la imagen inferior antes de entrar al horno.
Pan-de-molde-antes-de-hornear
Nada más, espero que os haya gustado tanto como a nosotros. Muy sencillo de hacer solo tener paciencia con los levados. Merece la pena, os lo aseguro.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 8 de octubre de 2019

Bizcocho de calabaza y coco

Este mes pasado me regaló una amiga esta calabaza con la que hice este bizcocho, empecé a pensar a ver qué haría yo con esta calabaza inmensa. Surgió este bizcocho y algunas cosas más. Lo importante era que no se me pusiera mala, asé parte, otra la herví con verduras para tener crema de calabaza disponible y muchos otros trozos los limpié, corté y los guardé en bolsas en el congelador, en crudo, quiero decir. Os dejo en este post una fotografía que le hice a mi perra, ya que cuando venía con la calabaza cargada se me estaba cayendo y la dejé sobre el suelo; ella, tan curiosa y al mismo tiempo tan miedica se acercó y yo le dije que se sentara para hacer notar el tamaño de la calabaza, ella pesa unos siete kilos y medio aproximadamente, esta calabaza era mucho mucho más grande que ella. Normalmente este tipo de verduras son de huertos y no de supermercados o fruterías, ya que aunque la viera no la compraría pues no es muy cómodo y tuve la cocina unas horas llenas de calabaza por todas partes...ja, ja, ja. Y mi "santo" preguntando qué iba a hacer con eso gigante, en un rato largo ya no quedaba señal de ella en mi cocina. Orden y concierto. 
Esta receta la saqué de mi cuadernito de cocina (el perdido y felizmente hallado), me sonaba que por ahí había algo de calabaza y de repente vi que esta receta también llevaba  coco, que me encanta y que tenía en mi despensa, lo suelo tener siempre para cualquier dulce de esos rápidos que tanto me gustan, os dejo aquí el enlace de un dulce de coco individual y os diré que fue la primera receta de un dulce que hice cuando tenía yo doce años y que no falla nunca. La habré hecho mil veces, superrico y muy fácil de hacer, (este corrector señalándome la palabra que quiere a la fuerza que la ponga por separado y con una sola erre...no debe recordar este "analfabeto corrector Apple" que entre vocales siempre dos erres para que mantenga el sonido, paciencia con estos aparatos y estas faltas de ortografía, en fin).
Coco-y-calabaza-asada

bizcocho-con-calabaza-y-coco-rallado

trozo-de-bizcocho-de-calabaza
 Ingredientes

300 o 350 gramos aproximadamente de Calabaza asada
50 cc. de Aceite de oliva suave
50 gramos de mantequilla fundida (y fría)
100 gramos de harina de repostería
100 gramos de Azúcar 
3 Huevos medianos
1 Pizca de sal fina
1 Sobre de levadura en polvo (tipo Royal)
1/2 cucharadita de Vainilla líquida
110 gramos de coco rallado 
Azúcar glas para espolvorear (Opcional)

Reservar: un poco de coco para espolvorar una vez acabado el horneado

Preparación
  • Se asa la calabaza sobre una bandeja al horno a 200 grados. 
  • Los trozos se ponen sin semillas, pero con la piel ya que luego de asada será muy sencillo quitar la pulpa de la calabaza. 
  • Se deja unos 40 minutos o dependiendo del tipo. Se debe pinchar con un tenedor para comprobar su cocción.
  • En un bol mezclamos la calabaza asada con el aceite y la mantequilla y reservamos.
  • En otro recipiente mezclamos la harina, la pizca de sal y la levadura.
  • Añadimos los huevos y el azúcar.
  • Ponemos la media cucharadita de vainilla líquida.
  • Por último el coco rallado. Mezclamos con una lengua repostera despacio hasta que quede bien integrado.
  • Se echa la masa en un molde con el fondo  forrado para desmoldarlo sin problema.
  • Va al horno claiente a 180 grados (previamente calentado).
  • Se deja unos 35 minutos.
  • Cuando se saca del horno se deja enfriar unos minutos y se desmolda.
  • Una vez frío se le espolvorea coco rallado y si os apetece azúcar glas por encima.

Mi-Bimba-y-la-calabaza
Aquí podéis ver lo que os contaba del tamaño de la calabaza, era impresionante, dulce, carnosa y deliciosa.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

sábado, 5 de octubre de 2019

Coca del forner

Una coca que hacía muchos muchos años que no la probaba, cuando era pequeña viví en Barcelona un año con mis padres y posteriormente volví para hacer una especialización y siempre me encantaba comprarla, era entonces muy económica, ahora no sé si el precio se ha disparado o seguirá siendo asequible para todos, normalmente se vendían en las panaderías, era un dulce que era ideal para desayunar o merendar acompañado de una gran taza de chocolate, está claro que hay gustos que no cambian, me sigue encantando el chocolate caliente mojando un bizcocho o unas porras o unos churros...ja, ja, ja. 

Al llegar al colegio en esa ciudad en la cual no conocía a nadie,  enseguida me hice un par de amigas que vivían muy cerca de mi casa y muchas tardes iba a merendar a sus casas y otras ellas a la mía, una de ellas, (mis dos amigas eran catalanas) tenía seis hermanos y esa casa recuerdo que era muy divertida, era una torre como le llaman allí a las casas individuales en un pasaje precioso, lleno de flores y muy cuidado a un paso del Paseo de Gracia donde estaba nuestro colegio, allí, en su casa conocí esta coca, ya que al ser tantos hermanos la madre por las mañanas compraba en la panadería una coca entera que la tenía que encargar pues entre ellos y las visitas como yo nos zampábamos unos buenos trozos de merienda. Yo me reía mucho en su casa, a la fuerza me querían enseñar a hablar catalán en dos días, para ellos era muy sencillo y yo entonces tenía un acento argentino muy cerrado, ellos a su vez se reían de mí y de mis palabras "raras". Una familia entrañable que volví a ver cuando estuve allí estudiando ya de mayor y pude ver otra vez a algunos de los hermanos ya todos mayores acabando sus carreras universitarias, muchos de ellos también arquitectos como su padre, incluida mi amiga Montserrat. De repente por la coca dulce me ha venido toda esta historia que pensaba olvidada y ha llegado a mi mente como si hubiese sido ayer, he vuelto a recordar esa casa y ese pasaje, mil años olvidados.

Bueno, espero que os guste esta coca del forner, que según he sabido los panaderos catalanes la preparaban antes de empezar a hornear el pan del día, para atemperar el horno y darle la humedad necesaria para comenzar las hornadas del pan, después ya la horneaban expresamente para venderlas como otro producto más.
coca-dulce-catalana
coca-dulce-interior
 coca-dulce-catalana
coca-dulce-recién-horneada
 coca-terminada-con-licor-de-anís-dulce
Encontraréis muchas más preparaciones en el enlace que os dejo en la imagen del blog y organizador de esta iniciativa para conocer a muchos chefs que de otra manera seguro que hubiésemos conocido ni por supuesto preparado nada de ellos. Siempre se aprende mucho y generalmente con las recetas y recomendaciones de los demás blogs participantes.
Me ha costado un poco encontrar una receta de este panadero del que hoy hemos realizado algunas de sus recetas fantásticas de pan, pero al fin encontré esta coca maravillosa. Jordi Morera es un panadero joven con formación universitaria y que decidió un día continuar con la labor de sus antepasados, él es la quinta generación de panaderos. Jordi Morera, pertenece a una familia panadera; su pasión por el pan le lleva a trabajar con seis masas madre de cultivo distintas, a cultivar sus propias variedades a trigo y a tener en sus instalaciones un molino de piedra para molturar harinas de certificación ecológica. Profesor en numerosos cursos y autor de La Revolución del Pan, este libro ha sido, sin duda, la culminación de un gran trabajo de estudio sobre todos los factores que intervienen en el complejo proceso panario, partiendo de la siembra de sus propios campos de trigo, la molienda del grano en su molino y utilizando siempre las mejores materias primas, pasando por el control y utilización de viejas masas madre perfectamente cuidadas, de los amasados más apropiados para cada pan, reposos y largas fermentaciones, para culminar en la cocción en horno de leña.
Jordi-Morera-panadero
Jordi Morera fue nombrado el pasado año en Mérida (México) Panadero Mundial, una suerte de campeonato del mundo del obrador. Su coronación puso la guinda al 77 Congreso Mundial del Pan, organizado por la Unión Internacional de Panaderos y Pasteleros (UIBC). Este reconocimiento internacional avala el buen momento que atraviesa la nueva panadería española que está logrando prestigiar la profesión a través de la calidad del producto recuperando el concepto del pan como el placer de cada día y revitalizando la imagen del panadero artesano. Según sus palabras: “Los panaderos tenemos el deber y el placer de alimentar a una parte importante de la población y ello representa una gran responsabilidad”. Responsabilidad que pasa, necesariamente, por la calidad del pan.  

Vamos con la receta, no es difícil solo tener paciencia pues desde que empiezas hasta que la tienes hecha pasan unas cuatro horas.


Ingredientes
(Para dos cocas)
230 gramos de harina panificable (Ver nota)
12 gramos de sémola de trigo duro
5 gramos de Sal fina
2,5 gramos de Levadura fresca
150 o 155 ml. de Agua templada
Aceite de oliva virgen extra 
(para pincelarla antes y después de horneada)
2 cucharadas soperas de Licor de Anís dulce 
(para pincelar la coca después de hornear)
Azúcar para espolvorear antes de hornear y una vez sacada del horno
masa-de-coca

masa-de-coca-levando

masa-levada-de-coca-dulce

Coca-dulce-antes-de-hornear
Y para terminar antes de servirla pincelar con el licor de anís, el perfume os lo podéis imaginar.
Preparación
  • Amasar todos los ingredientes juntos para hacer la masa hasta que quede fina y elástica, unos 10 minutos aproximadamente de amasado si se hace a mano como fue mi caso.
  • Plegar la masa (con varios pliegues) e introducirla en un bol tapada con papel film.
  • Primer levado. De una hora aproximadamente en un lugar cálido.
  • Pasado este tiempo se divide la masa por la mitad y se deja reposar cada una de ellas por separado en la bandeja de horno forrada con papel de horno sulfurizado.
  • Segundo levado. Pasarán aproximadamente dos horas o dos horas y media hasta que duplican el tamaño.
  • Se pincelan con aceite de oliva virgen extra y se le hacen unas marcas con los nudillos o con los dedos para marcar la coca, (igual que la focaccia).
  • Se espolvorea el azúcar abundantemente por encima.
  • Van a horno caliente a 270 grados 10 minutos en total.
  • A los 7 minutos poner el gratinador y dejar hasta que se doren a vuestro gusto.
  • Al sacarlas se dejan enfriar sobre una rejilla y se vuelven a untar con aceite de oliva y se pincelan brevemente con licor de anís.

Nota: La harina panificable se puede conseguir mezclando la mitad de la cantidad de harina normal y harina de fuerza. En este caso harán falta: 115 gramos de harina todo uso y 115 de harina de fuerza para completar los 230 gramos del total de la harina requerida en la receta.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...