jueves, 29 de marzo de 2018

Pastiera napolitana

Hoy no hay casa napolitana donde no se esté haciendo o disfrutando del olor que deja esta tarta mientras se está horneando, es una maravilla. Esta es una tarta que se hace siempre en Italia entre el miércoles y el jueves de la Semana Santa para servirla el Domingo de Pascua, esa es la penitencia, tener que esperar. Pensé el año pasado que ya la tenía escrita en el blog y cuando me di cuenta ya no había posibildad de fotografiarla... ya no estaba. Vaya cabeza la mía. He esperado pacientemente a este año para volver a hacerla y poder enseñárosla. Tiene su origen en Nápoles allá por el Siglo XVI, cuenta la leyenda que unas mujeres de pescadores dejaron cuando sus maridos se fueron a la mar los ingredientes en unos cestos y cuando volvieron a la orilla a darles la bienvenida ya estaba esta pastiera en forma de tarta (¡ojalá! fuese así con todos nuestros dulces). 

El único ingrediente que en España no se encuentra facilmente es el maíz, "grano cotto" maíz cocido, (que no es el que se utiliza en las ensaladas...) este se puede comprar seco en cualquier herbolario y cocerlo según las instrucciones del fabricante o bien pedirlo vía online y nos llega a casa en dos días.

Esta tarta es totalmente italiana, ya que lleva de base la pasta frolla, que es una masa que sirve para cualquier tarta dulce a base de mantequilla, harina, huevos y vainilla; muy sencilla incluso para usarla en cualquier otra tarta o tartaletas rellenas. Parece complicada; pero no lo es en absoluto. Os cuento como la hago y así se hace más corta la espera.
pastiera-napolitana-de-Pascua

pastiera-porción-y-tarta

pastiera-napolitana-de-Pascua

pastiera-napolitana-interior
Ingredientes
Pasta frolla (Masa)
250 gramos de Harina de fuerza 
130 gramos de Mantequilla
2 Huevos
Unas gotas de vainilla líquida
Piel rallada de 1/2 naranja

Preparación de la crema de maíz
350 gramos de grano cotto (o maíz cocido en crudo) 
300 ml de Leche entera
30 gramos de Mantequilla
Ralladura de la piel de media naranja 

Relleno completo
 250 gramos de queso Ricotta (escurrida)
3 Yemas de huevo
180 gramos de azúcar
Una pizca de canela 
Unas gotas de agua de azahar y otras más de vainilla
Naranja o frutas confitadas

Preparación de la Pasta frolla de la base

  • Se pone en un recipiente amplio la harina y se añaden los huevos uno a uno. 
  • Integramos en la harina la mantequilla a temperatura ambiente y vamos mezclando.
  •  Añadimos las gotas de vainilla y amasamos hasta tener una masa lisa.
  • No requiere demasiado amasado.
  • Dejamos reposar la masa tapada con papel film en el frigorífico una hora u hora y media aproximadamente.

Empezamos a preparar la crema con el grano cotto (maíz)
  • En una olla mediana ponemos la leche, el grano (lo podéis ver en la fotografía), la mantequilla y la ralladura de la piel de media naranja.
  • Vamos removiendo a fuego bajo hasta que se convierta en una crema, (como la textura de una salsa besamel).
  • Dejamos enfriar bien esta crema y la pasamos por la batidora para que el grano no se note demasiado, aunque esto es opcional, yo la bato muy por encima pues no me gusta muy triturada.

 Pasta frolla (masa)
  • Estiramos la masa que teníamos guardada en el frigo con un rodillo dejándola de un centímetro de grosor aproximadamente.
  • Colocamos esta masa sobre el molde (encamisado, es decir, con mantequilla y harina), cortamos con el mismo rodillo todo el borde, se pasa el rodillo por este borde y se va desprendiendo la masa sobrante o bien hacerlo con la ayuda de un cuchillo o simplemente con los dedos. 
  • Pinchamos el fondo de la masa con un tenedor.

masa-en-molde
 

grano-cotto-italiano-crema-para-relleno-de-pastiera-napolitana

  • Cuando la crema del relleno está ya fría y triturada se pone en un recipiente amplio y se mezcla con el queso ricotta y a continuación:
  • Ponemos las yemas de huevo y el azúcar, mezclamos muy bien con unas varillas de repostería.
  • Añadimos un poco de la piel de la naranja rallada.
  • Se añade por último los aromas de azahar, de canela y de vainilla
  • Se mezcla bien y se echa encima de la pasta frolla (la masa).
 Montaje y horneado
  • Se cortan tiras largas de masa con un cortapasta o un cuchillo y se colocan encima del relleno (ver imagen inferior) de forma que los huecos queden con forma de rombos y no de cuadrados. En la verdadera pastiera napolentana quedan los rombos perfectos.
  • Se hornea unos 60 minutos aproximadamente, horno a 180 grados, si veís que a los 40 o 45 minutos se os está dorando demasiado poned por encima un papel de aluminio para protegerla.


Esta mía la dejé exactamente setenta minutos, quedó muy bien, aunque parece que pasados los sesenta minutos de horneado está blanda, pero al sacarla y cuando se enfría y al meterla luego en el frigorífico se asientan tanto los sabores como la textura. No preocuparos. Queda perfecta. 
Creo que os gustará mucho.
Sed felices y disfrutad de estas vacaciones, cortitas, pero vacaciones al fin y al cabo.

viernes, 23 de marzo de 2018

Torrijas con almíbar de naranja y chocolate

Unas torrijas deliciosas, estas son una variación de las habituales que se encuentran en todas las pastelerías españolas y en muchas de nuestras casa en esta época del año. ya cada año hay más variedades, incluso con crema pastelera, anís, fresas...Hace tiempo que quería hacerlas o mejor dicho, probarlas y como no se encuentran fácilmente estas de naranja y chocolate me decidí a prepararlas y no tardé más de media hora en hacerlas.hace tiempo publiqué otras torrijas, os dejo aquí el enlace por si queréis verlas.

Estas la había visto en un blog que me encanta, Corazón de Caramelo, os dejo el enlace para que veáis las recetas dulces que tiene, además de una escuela de cocina, que me encantaría poder ir; pero que me queda un poco lejos ir y venir de Cádiz a Madrid para las clases. Todo se andará.

Estas torrijas como os cuento están hechas con almíbar de naranja y el resto de la receta es la habitual hasta que al final se le pone un poco de chocolate y que a mi gusto es el no va más. Son suaves y nada empalagosas, ya que la miel va diluída en el zumo de naranja. Una delicia de verdad y encima con el chocolate ya es para darte el homenaje absoluto ese día.

torrijas-naranja-y-chocolate

almíbar-de-naranja
 torrijas-naranja-y-chocolate-con-almíbar
torrijas-naranja-y-chocolate-en-fuente-con-almíbar-de-naranja
 Ingredientes

Pan de molde especial de torrijas o pan de barra
3/4 Litros de Leche
3 Cucharadas de Azúcar
1 Rama de canela
Piel de media naranja (sin la parte blanca)
2 Huevos
Aceite de Oliva virgen (para freírlas)

Almíbar de naranja 
Ralladura  de la piel de media naranja 
125 ml. de Zumo de naranja
110 gramos de azúcar
2 Cucharadas de miel

Chocolate
4 o 5 onzas de chocolate negro Valor (0% Azúcares añadidos)
1 cucharadita de mantequilla (sólida)
Preparación
  • En una olla pequeña, se pone la leche con el azúcar y la rama de canela con la piel de la media naranja a calentar. 
  • Se deja hasta que hierva la leche y se retira.
  • La leche se debe enfriar un poco.
  • Remojamos el pan en esta leche aromatizada. Lo mejor es echar la leche en una fuente, sumergiendo el pan con cuidado para que no se rompa.
  • Dejamos que escurra un poco la leche. Yo lo aprete levemente con las manos.
  • Se baten los huevos y se rebozan.
  • Se fríen en aceite caliente de dos en dos, no más pues se enfriaría el aceite.
  •  Hacemos el almíbar de naranja.
  • En una olla pequeña se echan todos los ingredientes y se deja hasta que espese un poco. Se retira y se deja enfriar un poco.
  • Una vez fritas todas las torrijas, en un plato hondo puse un poco de almíbar y las fui pasando por el derecho y revés para que quedaran bien impregnadas.
  • El chocolate de derrite o al baño maría o en el micoondas.
  • Yo le añadí un poquito de mantequilla al chocolate para que no endureciera demasiado una vez estuviesen frías.
  • Se echa un poco de chocolate encima de cada torrija.
  • Lo que sobre de almíbar se pone en una jarrita para que se puedan añadir un poco más al servirlas por si que les gustan más almibaradas.
Nada más, estaban de verdad ricas y no tardé como os dije ni media hora en tenerlas listas. 

La dieta hoy la dejé aparcada al disfrutar una de estas torrijas que me puse primorosamente en un bonito plato con una buena taza de té con leche, en plan disfrutona. Un día es un día, mañana más tiempo de gimnasio, no pasa nada, remordimiento ni uno solo.

Sed felices, cocinad y disfrutad mucho.

martes, 20 de marzo de 2018

Croquetas de bacalao y aperitivo de torrijas con jamón serrano

Quizá lo que más me guste sea un buen aperitivo, siempre es un placer a esas horas poder tomar un bocado de cualquier cosa salada, a veces los aperitivos me dan más trabajo que un plato principal, es más entretenido y si es algo caliente siempre hay que dajarlo para último momento, casi, casi, cuando mis invitados ya están en casa y siempre lo tomamos en la cocina como acostumbramos a tomar la primera copa de cerveza o vino, mientras yo estoy terminando con lo pendiente. 

Hacía tiempo que quería probar esta receta de croquetas de bacalao, me encantan aunque solo me como una y nada más, no me puedo resistir a probarlas. Las que más preparo son las croquetas de jamón serrano que me encantan, os dejo aquí la receta para que las probéis y veréis que cosa tan rica. En esta ocasión tenía ganas de probarlas de bacalao, aunque no siempre lo compro y cuando lo hago suelo cocinarlo con garbanzos en un potaje de cuaresma tradicional en estas fechas que se hace también con espinacas o acelgas y sigo siempre con ganas de hacer el bacalao al pil pil, en fin, a ver si lo hago de una vez por todas, siempre pienso que no me va a salir bien y además el pescado con salsas no me gustan mucho; pero en casa tengo un forofo de estos pescados guisados.

croquetas-de-bacalo-salado-
Croquetas-de-bacalao
Os dejo también un aperitivo que ha gustado mucho, unas torrijas con jamón serrano, es una combinación riquísima. El enlace para las torrrijas aquí. Luego solo ponerle un buen jamón y listo, un éxito asegurado, queda una combinación exquisita.
 Ingredientes 
1 Puerro
30 gramos de Mantequilla 
2 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas colmas de Harina 
1 cucharada sopera rasa de perejil fresco picado
150 gramos de Bacalao salado
250 ml. de Leche (aproximadamente)
Pan rallado
1 Huevo

Preparación
  • Empezamos desalando el pescado en agua, hacemos esta operación quitando y renovando el agua cuatro o cinco veces.
  • Este recipiente de agua con el bacalao hay que ponerlo en el frigorífico tapado con un papel film o aluminio.
  • Cuando el bacalao ya está desalado quitarlo del agua y escurrirlo bien.
  • En una sartén amplia poner la mantequilla y el aceite de oliva virgen extra.
  • Poner el puerro cortado muy pequeño en la sartén a pochar.
  • Cuando esté blandito el puerro se añade el bacalo cortado muy pequeño y se rehoga unos minutos.
  • Añadimos las dos cucharadas de harina y revolvemos, dejamos cocinar esa harina un minuto para que no sepan las croquetas a harina cruda, esto es muy importante.
  • Añadimos el pereejil picado pequeño.
  • Calentamos la leche, solo templarla para que al echarla en la masa no nos haga grumos. (Yo lo hago directamente, echándola en la sarten y sin tocar nada hasta que no esté la leche ya caliente y entonces remuevo, pero es mucha práctica la que tengo con las croquetas, así que el que no la tenga, mejor caliente la leche un poco).
  • Echar la mitad de la cantidad de leche e ir removiendo poco a poco hasta que haya absorbido bien todo el líquido.
  • Continuar añadiendo la otra mitad y removiendo contantemente. 
  • La textura debe quedar bastante suave ya que al enfriarse adquiere más cuerpo esta masa. 
  • Se deja enfriar en un plato o en un recipiente tipo Tupper y la pongo en el frigorífio unas horas, generalmente la hago la noche anterior, pero se puede hacer igualmente para el mismo día.
  • Se va cogiendo pequeñas porciones de masa y se pasan por huevo batido y pan rallado.
  • Se fríen en una olla pequeña (en sartén tendríamos que poner muucho aceite).
  • Cuando están doradas se retiran a un plato con papel de cocina para que suelten el aceite sobrante y se sirven muy calientes.
Nada más, fue un aperitivo buenísimo el de ese día, os lo aseguro.



viernes, 16 de marzo de 2018

Bizcocho fácil de leche condensada

Un bizcocho que lo es, pero que no tiene exactamente esa miga típica de todos los bizcochos, es más densa y sube mucho, mucho, así que cuidado con llenar demasiado el molde. El sabor de la leche condensada siempre me ha encantado, engorda, sí, está rico, también, pero bien merece la pena para comernos de vez en cuando un trocito en la merienda, para el desayuno siempre prefiero pan con aceite o nada o muchas veces solo dos grandes vasos de agua. El desayuno completo ya después de hacer ejercicio. 

Estoy leyendo un libro que me ha prestado una amiga bióloga, se llama "La enzima prodigiosa", muy interesante sobre la dieta y también bastante controvertido, habla sobre lo bueno, lo malo y lo peor de nuestra forma de vida y alimentación, está escrito por un médico y profesor de una universidad americana, el doctor japonés Hiromi Shinya, que trabaja entre Japón y Estados Unidos, medio año en cada país, gracias a él conocemos las operaciones con laparoscopio y ha descubierto y practicado muchas técnicas utilizando aparatos que se usaban por ejemplo, para el esófago y lo ha utilizado haciéndole modificaciones para operar con éxito el intestino, muy interesante, me ha parecido un hombre brillante. Un libro muy ameno pues está explicado para neófitos como yo. Da algunos ejemplos, sobre la conveniencia o no de consumir calcio, pastillas para el ardor de estómago, té, leche, carne, sobre la influencia que tiene en los músculos, estómago, huesos, intestinos...viene a decir, que lo importante es mantener nuestras enzimas madre y generar nuevas enzimas que eso es lo que nos cura y nos mantiene sanos. En un capítulo nos explica por ejemplo, las falsas creencias sobre los alimentos que tenemos muchos de nosotros, diciendo que los animales hervíboros, tienen más músculos y son más veloces que los leones, carnívoros por excelencia, que por instinto saben que no tienen la misma resitencia en una carrera que el hervíboro para una caza prolongada, por eso ellos atacan rápido, matan y comen. La conclusión es que el desarrollo de los músculos no los da ni la carne ni esas proteínas. En fin, vaya rollo os he contado y eso que no sabía  qué iba a escribir en la introducción.
Vamos ya con este bizcocho, es muy fácil, nada más que mezclar bien y al horno. 
bizcocho-bañado-con-dulce-de-leche
 bizcocho-para-la-merienda-con-dulce-de-leche-por-encima
bizcocho-fácil-con-dulce-de-leche
 interior-del-bizcocho-fácil-de-leche-condensada 
Ingredientes
120 gramos de Harina con levadura 
4 Huevos
1 Lata pequeña de leche condensada (370 gramos)
50 gramos de Mantequilla 

Para el glaseado (opcional)
2 cucharadas soperas de Dulce de leche 
Azúcar glas (a voluntad)

Preparación
  • Se baten los huevos y se añade la leche condensada
  • Se mezcla bien.
  • Derretimos poco a poco la mantequilla (yo lo hice en el microondas)
  • La añadimos y mezclamos.
  • Tamizamos la harina con la levadura incorporada (en caso de no tenerla solo habría que añadir una cucharaadita pequeña de levadura tipo Royal).
  • No llenar demasiado el molde, dejarlo 3/4 partes del total.
  • Se hornea a 175 grados unos 30 minutos. Pinchadlo para saber que está bien hecho. 
  • Se saca el horno y se deja un momento enfriar y luego se desmolda.
  • Por encima le puse un poco de dulce de leche y azúcar glas. 
  • Se calienta un poco el dulce de leche sobre el fuego o en el microondas para que sea más fácil echarlo por encima del bizcocho.

ingredientes-para-bizcocho-fácil-de-leche-condensada
 Sed felices y probad hacer cosas tan fáciles como este bizcocho, seguro que os gustará.


domingo, 11 de marzo de 2018

Roscos de anís

Unos roscos buenísimos, casi se hacen bolas de lo que crecen, estos los he hecho con anís y grappa italiana, que es el licor típico que se toma en una copa pequeña con un grano de café en el fondo de esa copita y aromatiza ese licor tan fuerte, casi tan fuerte como es el aguardiente o el orujo gallego; este licor se utiliza mucho en los dulces italianos como el que hice hace tiempo del dulce típico en carnavales, como estas rosquillas italianas "ciambelle" que hice el año pasado y que  os dejo el enlace aquí. Esta receta la tengo guardada desde hace mucho tiempo y la vi en el blog de Ani, me gustó hasta la forma en las que las presentaba con la pajita en el centro que me pareció una idea preciosa y me decidí a prepararlas el otro día, creo que me han salido bastante bien y son ideales para una mesa dulce o para un cumple de niños, me reí mucho, pues no había manera que se me quedaran derechitos. He hecho como siempre y que no lo puedo evitar, he cambiado algo la receta, poniéndole grappa en vez de orujo y cambiando algo los ingredientes, pero la receta es una maravilla, un dulce de sartén de toda la vida, en mi casa volaron. Los tengo que volver a hacer otra vez y con la excusa de la Semana Santa ya tengo la coartada perfecta.
Roscos-de-anís-y-grappa-con-azúcar-glas

roscos-de-anís-y-grappa

roscos-para-cumpleaños-de-niños

primer-plano-de-roscos-de-anís-con-azúcar-glas

Interior-de-los-roscos-de-anís-con-azúcar-glas

masa-de-roscos-y-roscos-en-sartén

Ingredientes
250  gramos de Harina de trigo
2 Huevos
3 cucharadas de Azúcar
3 cucharadas de Aceite de girasol
25 ml. de Leche
Ralladura de un limón
1/2 sobre de  Levadura
10 ml. de Grappa 
(Orujo, si no tenéis el licor italiano)
10 ml. de Licor de Anís
 Aceite de girasol para freír las rosquillas

Preparación
  • Se baten los huevos con el azúcar, casi hasta montar
  • Se añade la ralladura del limón.
  • Mezclamos y añadimos los líquidos; el aceite, el anís, la grappa u orujo si no tenéis el licor italiano y la leche.
  • Mezclamos la harina con la levadura  y la añadimos tamizándola, echándola a los líquidos desde un colador, en caso de que no tengáis un tamizdor de harina, así entra con aire y nos quedará mejor la masa.
  • Se hace una bola con la masa y se guarda tapada dentro del frigorífico, como unas dos horas.
  • Pasado este tiempo se hacen unas bolitas y se mete un dedo en el centro para que no se abran al freírlas. Esto se hace con un poco de aceite en las manos, ya que la masa queda un poco "pegajosa", pero no importa, veréis que quedan perfectas.
  • Se fríen en aceite de girasol, poned pocos a la vez para que se puedan cuidar mejor y no se nos quemen.
  • Se van sacando cuando están ya doraditas y se ponen encima de un papel de cocina y se las espolvorea con azúcar glas.
Nada más, ya tenemos nuestras roquillas preciosas para una merienda o para una mesa dulce. 

Sed felices y probad hacer estas cosas tan sencillas y tan monas. A los niños les encantarán.

lunes, 5 de marzo de 2018

Pan de hamburguesas (Receta de Claus Meyer)

Ante todo, felicitar por estos tres años a las promotoras del blog Cooking the Chef por esta iniciativa mensual de compartir y aprender todo lo que se pueda de tantos jefes de cocina con un claro protagonismo gastronómico en este mundo tan competitivo y difícil. Siempre les he comentado que se aprende mucho de los chefs, pero que sobre todo de los demás participantes en los que hacen una variedad increíble de recetas diferentes de ese chef elegido y siempre cuentan si han tenido cualquier problema con esto o aquello y esta honestidad siempre se agradece.

He elegido en esta ocasión el pan de hamburguesa del chef danés Claus Meyer, este pan que es una cosa maravillosa y una receta muy accesible, ya que es pan, solo pan, el cual ya sabéis los que me leéis asiduamente que soy adicta al pan, sobre todo a amasar y hornear, me relaja y me deja atenta durante un buen rato a cualquier cambio en esas masas maravillosas que con poca cosa se transforman en un regalo. 

Vamos allá con una receta de pan excelente y como os digo sencilla para que todos podamos hacerla sin demasiadas complicaciones. Después de haber probado este pan me he dado cuenta que nunca me he comido una hamburguesa igual, no tiene nada que ver con lo que nos comemos habitualmente como pan de hamburguesa. Nada que ver.
pan-de-hamburguesas

pan-de-hamburguesa

pan-de-hamburguesa-interior-miga

panes-de-hamburgesas-con-semillas-de-sésamo
Ingredientes


15 gramos de Levadura
250 cc. de Agua tibia
475 gramos de harina de trigo (de fuerza)
7 gramos de Sal
40 gramos de Azúcar
40 gramos de Mantequilla 
Semillas de sésamo para espolvorear

Preparación
  • En un recipiente grande o si lo vamos a hacer en una máquina amasadora o Thermomix, ponemos la harina de fuerza.
  • Ponemos la cantidad de agua total a calentar un poco en el microondas. Solo debe estar templada, nunca caliente.
  • Derretimos la mantequilla poco a poco también en el microondas y dejamos que se enfríe para luego añadirla a la masa del pan.
  • En un cuenco mezclamos unas cucharadas de agua templada (dos o tres) y disolvemos ahí la levadura fresca, revolvemos hasta disolverla completamente.
  • En el recipiente que tengamos la harina y el azúcar y ponemos sal fina y mezclamos bien.
  • Mezclamos en la amasadora o a mano y vamos añadiendo poco a poco el agua con la levadura.
  • Continuamos añadiendo el resto del agua templada.
  • Amasamos unos cinco minutos.
  • Y cuando ya sea casi una bola vamos añadiendo la mantequilla en un fino hilo.
  • Seguimos amasando por espacio de dos o tres minutos más.
  • En un recipiente de plástico que habremos untado con un poco de mantequilla o aceite suave, volcamos la masa y la cubrimos con papel film y un paño de cocina.
  • Dejamos reposar la masa hasta que doble el volumen. Unas dos horas aproximadamente dependiendo del calor de nuestra cocina.
  • Pasado este tiempo la echamos en la mesa de trabajo y la desgasificamos. Esto es nada más que hundir nuestras manos en ella y volver a amasar un poco más para cortar y dividir los panes.
  • Extendemos un poco la masa haciendo casi un rectángulo de masa (así será más fácil) y cortamos diez trozos iguales de unos 60 gramos aproximadamente cada uno de estos panes.
  • Volvemos a amasarlos formando una bola y ya sabéis con los pliegues del pan hacia abajo para que la superficie nos quede sin dobleces ni arrugas.
  • Los aplastamos suavemente con la palma de la mano.
  • Los dejamos reposar en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal unos treinta minutos aproximadamente.
  • Batimos un huevo y los pintamos con mucha suavidad para que no se deshinchen.
  • Espolvoreamos las semillas de sésamo por encima a voluntad.
  • Ponemos el horno a 220 grados en modo ventilación y cuando ya esté ya a esa temperatura los introducimos y los dejamos cocinar solo 10 minutos hasta que estén dorados.
Os recomiendo poner un avisador pues se hacen en tan poco tiempo que hay que tener mucho cuidado para que no se quemen, porque el glaseado de huevo los hará más dorados y eso significa que si los dejamos un solo minuto de más se nos puedan ver muy oscuros.

Mi hamburguesa: Carne de ternera sin nada de grasa, bien mezclada con sal y pimienta negra recién molida. El secreto está en amasarla bien con las manos. Se pone en una plancha con una gota de aceite de oliva virgen. Se coloca con algunas hojas verdes, una rodaja de tomate y lo que os guste. Nada más.

Chef-Claus-Meyer

Os dejo el enlace de todos los platos que se han compartido de Claus Meyer en Cooking the Chef, todos nuestros platos. Entrad a ver cada uno de nuestros platos, os encantarán.


Claus Meyer, chef danés, creador ya con mucha experiencia en la nueva cocina nórdica (Nordisk Mad), su restaurante se llama NOMA. acrónimo de "Nordisk": nórdica, "Mad": comida. NOMA consiguió 2 estrellas Michelin y fue votado como el mejor restaurante en los años 2010, 2011, 2012, y 2014.

Nació en 1963 en Nykobing Falster, Dinamarca, ha sido muy premiado y reconocido internacionalmente, emprendedor y un activista gastronómico, autor de libros, profesor y invitado habitual de la TV. Ha sido acreditado como el fundador de la Filosofía de la Nueva Cocina Nórdica.

He tenido varios programas de cocina como Meyers Koken (la Cocina de Meyer) en la televisión danesa (DR1) de 1991 a 1998 y La Nueva Cocina Escandinava, emitido en más de 130 países. Meyer fundó varias organizaciones, inluyendo la Melting Pot Fundación, enfocada en conseguir cambios a través de la comida. En 2013 ayudó a fundar una escuela de cocina y un movimiento gastronómico, abriendo el restaurante gourmet en Bolivia, Gustu, y algunas cafeterías. En ellas emplea a mujeres sin recursos, tratando de darles formación y ayuda. El Proyecto Melting Pot es en la actualidad un proyecto social en Brownsville, en Nueva York, dónde fundó una escuela de cocina, cafetería, panadería y Centro comunitario.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...