jueves, 13 de septiembre de 2018

Tarta de higos y almendras - frangipane

Esto del frangipane tiene una historia muy curiosa, este nombre viene del apellido italiano de una noble familia italiana, Frangipani y que en el Siglo XVII, un miembro de esta familia se perfumaba los guantes con los aromas de esta tarta Frangipane con lo cual se hizo muy famosa. Posteriormente se afrancesó el nombre pasando a frangipane, que es lo que ahora conocemos por este magnífico relleno de tarta y que fue llevada por primera vez desde Italia a Francia por Catalina de Medici con motivo de su matrimonio en 1547 con Enrique II, rey de Francia. En el diccionario de la Lengua Española no viene reflejado el término salvo para mencionar una planta de hojas lanceoladas y con bonitas flores que crece en Cuba.
Tarta-frangipane-con-higos

tarta-frangipane-con-higos-dulces-individuales
El frangipane es una crema parecida a la crema pastelera aunque más compacta, se hace básicamente con almendra molida, sirve sobre todo para rellenar tartas con frutas y son muy sencillas de preparar.
tarta-de-almendras-e-higos
Esta tarta se la vi a un blog que me encanta que es "Un pedacito de Cielo"  entrad a ver su precioso blog, total, que le conté que tenía una higuera, solo una; pero que me daba muchos higos y que algo había que hacer con ellos, así que ni corta ni perezosa me puse a ello aunque he cambiado algo la receta inicial como siempre hago y que en mí es algo inevitable. La cosa es que la tarta es buenísima y muy sencilla de hacer. Estos higos de final del verano hay que utilizarlos para esto o para hacer mermeladas que salen muy ricas y que también os dejaré la receta, ya que la tarta lleva mermelada entre la masa sablé y el frangipane.
Detalle-de-frangipane-con-higos
 Aquí la tenéis antes de entrar al horno
antes-de-hornear-frangipane-con-higos
Ingredientes

Masa sablé

150 gramos de Harina
100 gramos de azúcar 
50 gramos de Almendra molida
80 gramos de Mantequilla
1 huevo

Mermelada de higos

500 gramos de higos
200 gramos de Azúcar
2 cucharadas de zumo de limón

Frangipane

150 gramos de harina de almendras
120 gramos de Mantequilla
120 gramos de Azúcar
2 Huevos grandes
Piel de limón rallada o esencia de vainilla
Almendras en cuadraditos 
(para ponerla por encima de los higos antes de hornearla)

Preparación

  • Para hacer la masa sablé o pasta frolla, se ponen todos los ingredientes en una amasadora y se unen. Sacarlos de la máquina y amasar a mano unos minutos. 
  • Tapar la masa con papel film y guardar en el frigorífico una media hora aproximadamente.
  • Pasado este tiempo se extiende la masa y se coloca en el molde previamente encamisado (mantequilla y harina).
  • Aunque se rompa la masa no importa pues se coloca un pedacito y no se notará.
  • Se mete el molde ya con horno caliente a 180 grados se hornea solo la masa unos 5 minutos.
  • Se saca y se deja enfriar.

  • Podemos preparar la mermelada de higos o comprarla de una buena marca.
  • Se cortan los higos en dos o en cuatro partes (depende del tamaño) quitándoles el pedúnculo y se ponen en una olla con el azúcar por encima y añadimos las dos cucharadas de zumo de limón.
  • Dejamos cocinar a fuego bajo, revolviendo poco a poco con una cuchara de madera.
  • Pasados unos 30 minutos aproximadamente estará ya hecha.
  • Dejarla enfriar.

  • Para hacer el frangipane se mezcla en una procesadora o a mano el azúcar con los huevos previamente batidos.
  • Luego añadimos la almendra molida y la pizca de canela.
  • Mezclar bien.
Montaje


  • Con la masa sablé o pasta frolla, ya prehorneada extendemos la mermelada de higos y encima extendemos el frangipane.
  • Colocamos los higos sobre el frangipane a nuestro gusto. Solo quitarles el pedúnculo y no pelarlos pues la piel es muy fina y con el horneado queda imperceptible.
  • Ponemos por encima la almendra cortada en cuadraditos o laminada, a gusto ya de cada uno.
  • Se hornea unos 35 minutos a 180 grados.
Nota: Es preferible hacerla el día anterior y cortarla en cuadrados. Guardarla en el frigorífico antes de cortarla.

Nada más. Una tarta de estas que te acordarás y tus invitados también. Un éxito.


Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Ensalada con huevo poché

Una ensalada completa, de hecho la preparé como segundo plato después de un largo aperitivo y un salmorejo, no estaba segura que fuese suficiente, pero lo fue de sobra. Tuvo mucho éxito y eso solo se ve cuando los platos quedan sin nada, limpios. La única novedad de esta ensalada es cocinar un huevo poché de Jamie Oliver el conocido chef inglés, pero es muy sencillo si se siguen las normas y la forma de hacerlo. No tiene ningún secreto, solo el tiempo de cocción, que es muy riguroso, solo son tres minutos por reloj, ni uno más, así que nada de atender ninguna llamada de teléfono pues se nos convertiría en un huevo duro, duro...Lo digo porque a mí estas cosas me han pasado, no con los huevos, pero sí con otras cosas. Con esta receta participo en el blog Cooking the Chef y podéis ver todos los platos que han hecho otros blogs participantes.

Esta ensalada se hace rápido y las dejas preparadas en cada cuenco y solo esperar a ponerle el aliño y el huevo a último momento.
ensalada con salmón-ahumado-mango-pan-y-huevo-poché

Detalle-de-huevo-poché

Huevo poché

  • Los huevos hay que sacarlos del frigorífico con tiempo para que estén a temperatura ambiente, sobre todo para que no nos varíe el tiempo de cocción.
  • Se coloca cada huevo en un cuenco pequeño, previamente forrado con papel film para poder cerrarlo con un nudo. Esto se hace con cada huevo. Deben entrar todos al mismo tiempo en el agua hirviendo.
  • Cerramos el paquete de papel film agarrando las cuatro esquinas en la parte superior con el huevo ya dentro con un nudo o con unas bandas de cierres de bolsas. Yo lo hago con un nudo y es suficiente.
  • Ponemos agua a hervir en una olla amplia más ancha que alta, para que no tropiecen los huevos dentro del agua.
  • Preparamos la alarma para los tres minutos exactos.
  • Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y echamos los huevos dentro.
  • Solo tres minutos.
  • Los sacamos del agua y los introducimos en un recipiente con agua fría para que se rompa la cocción.
  • Abrimos los paquetes con cuidado con la ayuda de una tijera y colocamos el huevo en la ensalada. Nada más.
  • Se le hace un corte al huevo con un cuchillo fino para que al servir la ensalada se vea la yema.


Jamie Oliver en este vídeo nos enseña a hacer los huevos poché de dos maneras diferentes. Echándolos al agua directamente o haciéndolos con el papel film.
                                     
Ingredientes 

Hojas verdes al gusto 
(lechuga, escarola, rúcula, canónigos, lollo rosso...)

Salmón ahumado
Mango
Pan tostado
Semillas de girasol o de calabaza
Huevo fresco por persona
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre balsámico de Módena
Sal Maldon

Preparación de la ensalada
  • Ponemos todas las hojas verdes en los cuencos.
  • Cortamos el mango en trozos pequeños. 
  • El salmón ahumado lo colocamos o en pequeños rollitos o en láminas.
  • Cortamos el pan de molde con la ayuda de alguna copa pequeña y lo tostamos en una sartén. Esto se puede dejar hecho con antelación.
  • Aliñamos la ensalada con 1 parte de vinagre balsámico de Módena y 3 partes de aceite. Para cuatro platos puse 2 cucharadas (no muy llenas) de vinagre de Módena y 6 partes de aceite de oliva virgen extra. Se bate hasta que esté bien incorporado el vinagre con el aceite. 
  • Añadimos el aliño a las ensaladas con la ayuda de una cuchara.
  • Echamos las semillas (opcional)
  • Colocamos el huevo poché y le hacemos un corte para que salga algo de yema.
  • Ponemos un poco de sal Maldon por encima de la ensalada.

    Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

    viernes, 31 de agosto de 2018

    Tarta de Queso de La Viña en San Sebastián

    Esta tarta de queso es la que se hace en el bar de tapas o pintxos como se dice en el País Vasco, esta es de la preciosa ciudad de San Sebastián situada en el norte de España, llamado La Viña. Nos cuenta el dueño que la hacen desde hace muchos años y que al día son unas cincuenta tartas las que preparan, incluidas las que hacen de encargo.  No me extraña que tenga tanto éxito, es una delicia y con muy pocos ingrediente, solo mezclar todo hasta que no haya un solo grumo y al horno. Esta tarta se la vi primero a mi amiga Natalia (os dejo el enlace a su tarta de queso en Poesía Culinaria)  y luego leí que ella se la había visto anteriormente a nuestra común amiga, Nuria en su blog El Cuaderno de Recetas, en esta ocasión, Nuria la hace en versión apta para diabéticos. Total, que nos la hemos ido pasando de mano en mano o mejor dicho de blog en blog, cuando las cosas son buenas siempre merece la pena y en este caso no tenía ninguna duda. A partir de ahora será mi tarta de queso, nada de cheesecake; tarta española  de queso y punto. Una cosa riquísima.
     
    Como os contaba es una tarta que siempre sale bien, desde que la descubrí ya la he hecho tres veces y todas me han quedado perfectas. Es una tarta sin base, es decir sin galletas trituradas, que cada vez me gustan menos pues me resultan un poco pesadas, poco finas, no sé, hay algo en ellas que no me terminan de convencer. 

    Esta tarta no lleva base de nada, un molde bien forrado y al horno. Nos cuenta el propietario de La Viña un detalle muy importante para forrar el molde y es arrugar y mojar bajo el grifo el papel de horno y sacudirlo para que suelte algo de agua y así con el papel ya blandito se pone sobre el molde y veréis que se adapta perfectamente. Os dejo aquí el enlace donde el dueño de La Viña nos la explica perfectamente.

    En la versión original de La Viña las proporciones son mucho más grandes, pero yo he utilizado la mitad de los ingredientes y sale una buena tarta para 6 o 7 personas. Otra cosa importante es que sustituí la harina de la receta original por la harina de maíz para que fuese una receta apta para intolerantes al glutén o celíacos.
    He probado mil tartas de queso y esta es de verdad una maravilla, creo que os gustará, además de lo fácil que es hacerla y que las tres veces que ya la he hecho siempre me ha salido divina.
    Ingredientes

    600 gramos de Queso tipo Philadelfia (yo compré 2 tarrinas grandes de Mercadona)
    300 ml. de Nata líquida para montar 35% de grasa (Crema de leche)
    4 o 5 Huevos (210 gramos)
    180 gramos de Azúcar
    2 cucharaditas pequeñas colmadas de harina de maíz (Maizena)

    Preparación
    • Mi molde es de 22 centímetros. Puede ser más pequeño de diámetro y os saldrá mucho más alta. 
    • Lo primero es encender el horno ya que con la preparación de la tarta no se tarda nada.
    • Horno a 180 grados (yo en esta ocasión con horno de gas). Calor solo abajo
    • Forramos el molde con el papel humedecido y arrugado previamente.
    • El molde a utilizar es el desmontable.
    • En un recipiente amplio o en un vaso de la Thermomix o de la procesadora que tengáis en vuestras cocinas, se echa primero el queso y los huevos y se va batiendo.
    • Después añadí la nata líquida y seguir mezclando.
    • Ponemos el azúcar y batimos hasta que no se note el azúcar.
    • Luego añadimos las dos cucharaditas de harina de maíz (colmas), en mi caso utilicé la marca Maizena. Mezclamos bien.
    • Debe quedar con la textura de una crema.
    • Se rellena el molde y al horno.
    • Cuando empiece a dorar pasados unos de 35 a 40 minutos se apaga el horno y se deja abierto; pero con la tarta dentro del horno. La tarta baja siempre al apagar el horno.
    Cuando termina la cocción, parecerá que la tarta no está hecha pues se mueve un poco por el centro como si de un flan se tratase y sube mucho en el horno; luego baja, eso es normal. No preocuparos. 

    Al enfriar la tarta se vuelve más firme y se puede servir templada o fría, eso ya a gusto de cada uno y acompañarla con mermeladas o confituras o nata o un chorrito de miel o sola. Yo siempre la he servido sola, sin nada. Es una delicia. Queda casi como si fuese una mousse.

    Nota: Cuidado no se os queme, pues cuando ya empieza a dorar no para, así que se nos puede quemar en un minuto. Mucho cuidado.

    Bueno, espero que os haya gustado y si la preparáis me contáis cómo os salió.


    Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

    sábado, 18 de agosto de 2018

    Bagels rellenos de Salmón y Queso

    Estos bagels han sido un descubrimiento y ya hemos dado buena cuenta de ellos en dos ocasiones y han triunfado absolutamente. Están deliciosos y encima se hacen en un momento ya que solo requieren un levado o reposo de treinta minutos; o sea, tirados de hacer. Las dos veces los he rellenado con salmón ahumado, rúcula y queso tipo Philadelfia, nos encantó este relleno. Esta receta es del catering de Samantha de España y esta receta en concreto la publicó mi amiga Patricia del blog "Patty´s Cake", en el enlace que os dejo, Patricia propone otros rellenos más, entrad a verlos. Seguro que estos bagels os gustarán mucho y otra cosa buena es que los podéis hacer con antelación y guardarlos en un recipiente hermético y estarán estupendos para cuando los necesitéis y solo ya rellenarlos y hala...a correr.
    bagel-relleno-con-salmón
     Detalle-de-bagels-con-queso-Philadelfia-rúcula-y-salmón

    Bandeja-de-bagels

    Bagels-para-una-fiesta

    bagels-recién-horneados
    Antes de hornearlos y ya levados. Se pintan con huevo y se les espolvorean unas semillas. En este caso un surtido de girasol con amapola y sésamo. Al horno solo 15 minutos.
    Bagels-listos-para-ir-al-horno
    Ingredientes
    15 gramos de levadura fresca prensada de panadería
    250 gramos de harina (normal)
    135 ml. Agua templada
    1 Cucharadita de sal fina
    20 gramos de azúcar
    15 gramos de mantequilla (previamente ablandada)
    1/2 cucharadita de aceite de girasol
    1 cucharada de nata para montar (crema de leche)

    1 huevo (para pintar los bagels)
    Semillas variadas (amapola, sésamo, girasol, etc.)


    Preparación
    • En un bol mediano, ponemos la sal, el azúcar, la mantequilla, la nata y la levadura. Mezclamos bien hasta que esté todo integrado. 
    • Ponemos el agua y el aceite y vamos echando la harina tamizada poco a poco mientras vamos mezclando. 
    • Amasamos bien durante unos 10 minutos más.
    • Dejamos reposar durante unos 30 minutos hasta que hayan levado.
    • Tapada la masa con papel film.
    • Volvemos a amasar un minuto.
    • Hacemos unas bolitas pequeñas y les hacemos con el dedo un agujero central (con el dedo mojado en aceite de girasol. Agrandar bien el agujero pues al hornear se cierran un poco.
    • Colocamos estos pequeños bagels en una bandeja con papel de horno por abajo y algo separados.
    • Batimos el huevo y los pintamos.
    • Espolvoreamos las semillas a gusto y ya están listos para entrar al horno.
    • Introducimos una bandeja con agua caliente en el horno (abajo) para que al cocer estos bagels tengan suficiente humedad.
    • Ponemos a calentar el horno a 180ºC con una bandeja de agua metida dentro para que haya humedad.
    • Los dejamos hasta que estén algo dorados (no demasiado).

    En la imagen inferior podéis ver esta foto improvisada y que no hice yo, creo que me hubiera dado cuenta y hubiese quitado el papel de aluminio de la carne al horno...ja ja ja 
    Os digo lo que puse en la mesa brevemente:
    • 2 Pimientos rellenos de queso Philadelfia con polvos de sopa de sobre, uno de ellos mezclado con sopa de cebolla y el otro pimiento con queso y con sopa de champiñonesSolo se mezclan los polvos de las sopas de sobre. Se bate cada porción de queso que se introduce dentro de los pimientos y que solo usaremos como recipiente, se deja hidratar tanto la cebolla como los champiñones y listo. Les ponemos como tapa la parte de arriba de los pimientos y se sirven con tostadas pequeñas. Los pimientos los compré medianos en dos colores diferentes para diferenciar los rellenos. Si no se quedan de pie se les corta un poco la base sin llegar a romperlos para que no se salga el queso.
    • Ensalada de quinoa con aguacate, tomate y lima con hojas de hierbabuena.
    • Gazpacho Os dejo el enlace para que veáis nuestra receta familiar.
    • Tramezzini (sandwich de pan italiano muy fino rellenos de lechuga, mayonesa, tomate y huevo duro).
    • Bagels rellenos de salmón, queso y rúcula.
    • Empanada de dátiles, queso y bacon con masa quebrada.
    • Empanada con queso Havarti (queso de vaca), jamón de york y cebolla cruda (solo hay que remojarla unos 15 minutos cambiándole el agua. Esta la hice con masa de hojaldre.
    • Y la carne de cerdo al horno (que no se ve...OMG) hecha con romero, pimienta negra, sal, un chorrito de aceite de oliva virgen extra, tapada una hora con papel de aluminio y la otra hora destapada para que se dorase. Era una carne de casi 2,250 gramos, se cocinó en dos horas a 175/180 grados.
    Bueno, nada más, como habéis podido ver una merienda-cena estupenda rodeados de buena gente. ¿Qué más queremos?

    Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

    sábado, 21 de julio de 2018

    Quiche de peras y queso

    Todos los años pienso hacer vacaciones blogueriles y este por fin lo he decidido, tengo muchas ganas de disfrutar del verano, esperando con impaciencia ya a nuestro chiquitito y con ganas de estar a tiempo completo, por eso este blog descansará hasta la última semana de agosto, aunque no mi cocina que seguirá a pleno rendimiento como siempre y que veréis a la vuelta todas las cosas (solo las buenas, buenas) que vaya sacando a nuestra mesa. 

    Bueno, este quiche francés es una cosa riquísima, es de las cosas que te sacan de apuros, esto me pasó un fin de semana de hace unos días y fue cuando se extendió un poco la velada y me planté en mi cocina y en menos de treinta minutos estaba ya servido en la mesa para el regocijo de todos por culpa del hambre a esas horas y las ganas de acompañarlo con una ensalada y una buena copa de vino tinto. Estaba muy rico y además es de los fáciles. Tengo que reconocer que todos mis invitados son la mar de agradecidos. Unos cielos.

    Esta receta francesa la probé por primera vez en casa de mi padre, la tengo desde hace mil años y nos encantaba, estas cosas así rápidas nos entusiasmaban y también las complicadas...la verdad es que nos gusta casi todo. No sé si os pasa a vosotros, pero a mí a veces se me pasan algunas recetas y a lo mejor en años no las vuelvo a hacer y cuando las recupero nos da una alegría tremenda.

    Las peras están siendo sin pensarlo uno de mis ingredientes del verano, están ahora en los mercados a un precio estupendo y una delicia todos los tipos. Yo las que suelo usar siempre son las "conferencia" pues sirven tanto para dulce o para salado. Esta receta va a ser cortita, veréis que no os engaño.
    Quiche-con-peras-y-queso-havarti

    quiche-de-peras-y-queso

    Porción-de-quiche-de-peras-con-queso-y-pimienta

    pasos-de-la-preparación-de-quiche-con-peras-y-queso
    Peras, queso y más peras por encima con los huevos y la nata o leche
    Ingredientes

    1 Masa de hojaldre (a ser posible redonda)
    6 lonchas grandes de Queso Havarti (o el que más os guste, como Roquefort, Camembert, Brie, queso Manchego...admite cualquier queso)
    Pimienta negra solo una pizca
    2 o 3 Peras conferencia (la cantidad según tamaño)
    4 Huevos
    1 cucharada de Mantequilla (para hacer las peras)
    4 o 5 Cucharadas de Nata o de leche (dependerá de la cantidad de queso)
    Unas hojas verdes para decorar (en mi caso rúcula)

    Preparación
    • Lo primero sacar del frigorífico la masa de hojaldre para que no se nos vaya a romper.
    • Colocar la masa en una tartera redonda (o una rectangular) enmantecada.
    • Se pincha la masa y se hornea unos 5 minutos a horno caliente a 200 grados
    • Se saca y se deja enfriar un poco.
    • Mientras en una sartén con una cucharada de mantequilla (poca) se ponen las peras cortadas para que se ablanden un poco. Solo unos cinco minutos.
    • Ahora rellenamos. Ponemos las peras encima de la masa de hojaldre.
    • Colocamos el queso cortado y en la cantidad que os guste más. (Imagen 1)
    • Espolvoreamos la pizca de pimienta encima del queso. 
    • Batimos los huevos y añadimos la nata o la leche unas 4 cucharadas aproximadamente y la añadimos por encima para hornear. (Imagen 2)
    • Se colocan unos trozos más de pera por encima del queso. (Imagen 3)
    • Se hornea a 180 grados hasta que cuaje el líquido y el queso quede fundido. Serán unos 15 minutos, ya que todo se hace rápido porque las peras están anteriormente pasadas por la mantequilla en la sartén.
    • Cuando lo veamos doradito ya estará listo para servir. Está igual de bueno caliente como frío.
    Os recomiendo que si os gusta más un queso más fuerte se puede combinar con otro suave, por ejemplo yo mezclaría: Roquefort con un poco de Havarti y así no será tan fuerte; pero a eso de los gustos ya se sabe que no hay libro, cada cual elige el que más le guste.

    Nada más, ahora a disfrutarlo con una buena ensalada.
    Sed felices y disfrutad del verano, nos vemos a la vuelta.



    jueves, 12 de julio de 2018

    Torreznos de Soria con cous cous y verduras

    Un producto maravilloso, crocante, fresco y que puede ir con mil acompañamientos diferentes, de aperitivo va estupendo, aunque yo lo serví de plato principal que al ir acompañado con cous-cous y verduras era bastante contundente e importante. He tenido la suerte que me propusieron hacer una receta con estos Torreznos de Soria (os dejo aquí el enlace a la web oficial) y me enviaron unas piezas de panceta ahumada de Cárnicas Llorente de Soria y no dudé en decir que sí, que estaría encantada de hacer algún plato con este producto y eso que no lo había visto nunca, solo lo conocía de referencia, pero nunca lo había cocinado ni probado. Lo presenté cortado sobre un plato de pizarra  y otro plato más rústico en un plato de madera y con los torreznos servidos en lonchas enteras, lo importante es que deben quedar esas pequeñas burbujas en su piel y así quedaron como las podéis ver. Una cosa muy curiosa, es que al probarlo estos torreznos no absorben apenas aceite, quedan secos y crocantes. Una maravilla de producto.
    torreznos-con-cous-cous-en-plato-de-pizarra
    Se me ocurrió hacer este torrezno de Soria y que os presento hoy con algo suave como es el cous-cous y las verduras a la plancha ya que el crujiente y las proteínas las aporta el torrezno, solo me dieron algunas recomendaciones para cocinarlo y las seguí al pie de la letra, es muy fácil, pero requiere atención, bueno, como todo lo que cocinamos en el día a día. 
    Torreznos-en-lonchas-enteras

    dos-platos-de-torreznos-de-Soria
    Se puede usar cortados en tiritas muy finas acompañando un ajo blanco o un salmorejo. Solo de pensarlo ya me apetece. Seguro que cualquiera de estos días lo pongo en práctica y ya os cuento, debe quedar delicioso.
    Torreznos-de-Soria-cárnicas-Llorente
    Aquí podéis ver la panceta ahumada para realizar losTorreznos de Soria. Una maravilla.
    Panceta-para-torreznos-de-Soria

    Detalle-de-las-burbujas-en-los-torreznos
    Una de las cosas principales al cocinarlo era mantener la parte del tocino boca abajo y como deben quedar de pie durante unos 20 minutos y para que no se me cayeran sobre la sartén les coloqué estratégicamente un cuchillo largo sujetándolos suavemente y moví la sartén para que los torreznos quedaran en el centro del fuego, una solución estupenda, no se me cayeron y se mantuvieron en pie hasta que salieron las burbujas de aire que es lo que le da este aspecto crujiente y que al comerlo suena como música.

    Estas lonchas de torreznos se recomienda cortarlas como de un dedo y medio de grueso, sobre todo para que se queden de pie y tengan algo de estabilidad, aunque eso ya a gusto de cada uno, especialmente dependería de la utilización que le daríamos en el plato.
    truco-para-mantener-en-pie-los-torreznos-al-freírlos

    verduras

    Ingredientes
    Panceta ahumada -Torrezno de Soria 
    Aceite de oliva virgen extra

    Cous cous 
    Agua
    Sal
    Unas gotas de aceite de oliva virgen extra

    Verduras
    Berenjenas, pimiento rojo, cebolla, 
    zanahoria, calabacín...(todas las que os gusten)

    Preparación
    • La panceta hay que sacarla de su envase y dejarla en un lugar seco, ya que al freírla debe estar sin nada de humedad, es preferible hacerlo unas 24 horas antes de cocinarla.
    • En una sartén se echa unos dos milímetros de aceite de oliva y cuando está caliente se ponen de pie como os explicaba antes y sin tocarlos se dejan unos 20 minutos a fuego muy bajo.
    • Pasado este tiempo en el que ya le han salido todas esas burbujas de aire en la piel, se tumban y se cocinan unos 8 o 10 minutos por cada lado aproximadamente sin añadir nada más de aceite.
    • El tiempo total una vez tumbados ya depende de lo grueso que lo hayáis cortado. pero aproximadamente es este tiempo que os he dicho.
    • Se sacan y se sirven. 
    • Una vez hechos los corté y los serví con las verduras y el cous-cous.
    • Las verduras se cortan en rodajas muy finas o en tiras, aunque eso ya a gusto de cada uno. Se hacen a la plancha con unas gotas de aceite de oliva y se tapan unos minutos hasta que se ablanden un poco, luego solo destaparlas y hacerlas a fuego más fuerte.
    • El cous-cous se hace siguiendo las instrucciones del fabricante, normalmente es la misma cantidad de agua que de sémola. Luego se echa un poco de sal al agua cuando hierve. Se apaga  y se añade el cous-cous y se tapa para que se haga con el calor y el vapor del agua. 
    • Una vez terminado el cous-cous se echa en un plato y se peina con un tenedor para separar un poco los granos y se añade al servir un hilo de aceite de oliva virgen extra.
    Nada, más, ya habéis visto lo sencillo que ha sido preparar esta maravilla de producto de Soria. Ha sido un placer conocerlo, cocinarlo y cómo no, probarlo.


    Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

    jueves, 5 de julio de 2018

    Pudding de chocolate con amaretti

    Una vez más estamos aquí haciendo la receta de un chef, gracias a la propuesta de Cooking the Chef, esta vez con el chef Gennaro Contaldo, un italiano muy simpático, muy gracioso y cercano, que trabaja en Inglaterra desde hace muchos años y colabora en el canal de recetas de Jamie Oliver, además de ser socios en algún restaurante, solo ver sus vídeos es muy divertido, estuve buscándolos en italiano y no encontré nada, así que los he visto en inglés y es muy gracioso hablándolo ya que fonéticamente suena a italiano y los comentarios en sus vídeos son de anglosajones que dicen que han intentado escuchar estos pequeños documentales en inglés traducido por escrito ya que por lo que parece no se enteran bien de lo que habla, muy divertido, debe ser una persona encantadora de verdad con la que te puedes reír mucho con sus ocurrencias, hay un vídeo de él haciendo un pollo en una terraza  (os dejo el enlace) con un paisaje maravilloso al fondo y que en ese momento de la grabación estaba diluviando y acaba cocinando con un paraguas. Todo un personaje que no se arruga ante nada.

    Se ve que tiene una gran experiencia sobre todo en pasta y cocina tradicional italiana, pero yo preferí elegir esta receta sencilla de postre y que haré muy a menudo viendo el éxito que ha sido presentar estas copas en la mesa. De esas recetas fáciles, que las puede hacer cualquiera y ahora en verano nos vienen de perlas.
    Crema-de-chocolate-con- galletas-amaretti
    Estas galletas las compro en el Gourmet de El Corte Inglés y la verdad es que casi siempre las tengo en casa así que no voy a mentir cuando al ver sus recetas encontré esta crema con las galletas por encima a modo de crocanti. Todo un acierto de receta dulce.
    crema-de-chocolate-de-Gennaro-Contaldo

    Copas-de-crema-de-chocolate-con-galletas-amaretti

    copas-de-crema-de-chocolate-y-galletas-amaretti
    Os dejo en el logo del blog Cooking the Chef el enlace a todos nuestros platos, todos los que hemos realizado este mes de Gennaro Contaldo
    Gennaro-Contaldo-chef
    Gennaro Contaldo nace en Minori (Campania) un 20 de enero de 1949. Minori está en la costa de Amalfi junto al golfo de Salerno, famosa por los limones y preciosa región costera. 
    Explica que pasó su infancia cazando con su padre y abuelo y recolectando hierbas aromáticas para su madre. Cuenta que empezó a trabajar en los restaurantes de la zona con 8 años como aprendiz. Hasta los 20 años fue incrementando sus habilidades culinarias, hasta que entendió que podía hacer cosas mejores y para ello se fue a Londres, de dónde ya no volvió.

    En 1969 se fue a Londres. Primero trabajó brevemente en un negocio de antigüedades italianas antes de volver a la cocina. Su razón, inspiración por hacerlo fue debida en parte a su habilidad con la caza y las setas, ambos muy importantes en la cocina Amalfitana, Gennaro Contaldo habla a menudo de su pasión por las setas.

    Trabajó en restaurantes populares de Londres como St. John’s Wood y Antonio Carluccio’s y Neal Street Restaurant en Covent Garden, este último hasta 1998.

    Fue entonces, en 1999 cuando abrió Passione, su restaurante. Recibió premios como el de Mejor Restaurante Italiano en 2005 con los premios Tio Pepe Carlton London Restaurant. Cerró en 2009 debido a la crisis y la recesión.

    Pero uno de los hechos más famosos de él es su asociación con Jamie Oliver, del que fue mentor en Neal Street Restaurant en los 90. Los dos chefs iniciaron una íntima y profesional relación. Tanto que en 2003, cuando entraron a robar en el restaurante de Gennaro, Oliver puso una recompensa para obtener información.

    Gennaro ha aparecido en muchos de los programas de televisión de Oliver, como en The Naked chef. Apareció también de forma humorística en una batalla con el chef norteamericano italiano Mario Batalli en el concurso Iron Chef America. Ha desarrollado menús y entrenado chefs del restaurante italiano de Jamie en Londres, del que es socio. Un hecho que pocos saben es que Gennaro fue fuente de inspiración en el primer libro de Jamie “The Naked Chef”.

    En 2011 hizo una serie de 4 capítulos para la BBC sobre las regiones italianas, “The Two Greedy Italians”. Le siguió una segunda serie que se emitió en 2012, “The Two Greedy Italians: Still Hungry”. Estos programas los haría con otro gran chef italiano, Antonio Carluccio.

    Sus apariciones públicas siempre conllevan éxito de audiencia. En 2014 fue premiado con un Record Guiness por hacer el mayor número de ravioli en dos minutos. 

    Ingredientes
    (Para unas 8 copas pequeñas o 6 grandes)

    500 cc. de Leche
    1 cucharada y media o 15 gramos de Maizena (o harina según la receta del chef)
    30 gramos de Azúcar
    Vainilla una vaina o unas gotas si es líquida
    70 ml de Amaretto (Licor de almendras)
    100 gramos de Chocolate negro
    50 gramos de Mantequilla 
    Galletas amaretti

    Preparación
    • Poner la leche en una olla pequeña y calentar a fuego lento.
    • En otro recipiente mezclar la Maizena con el azúcar y las semillas de vanilla o las gotas de vainilla si lo preferís.
    • Agregar un poco de la leche y mezclar con la anterior mezcla hasta obtener una pasta suave. 
    • Añadir el licor de amaretto y continuar batiendo hasta que comience a espesar.
    • Agregar el resto de la leche y poner al fuego hasta que espese removiendo todo el tiempo para evitar que se formen grumos.
    • Retirar del fuego y agregar el chocolate con la mantequilla y revolver para mezclar toda la crema.
    • Poner en vasos o copas para servir.
    • Caliente o fría, coronada con galletas amaretti trituradas está muy rica. Yo las corte con la mano. A veces están más duritas y hay que machacarlas entre un paño de cocina.
    En caso que no tengáis este licor Amaretto podríais cambiarlo por coñac o brandy, no será lo mismo, pero no creo que esté nada mal.
    Nada más, así de fácil y de rico. Un postre de verdad de los fáciles y encima fresquito. 

    Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...