martes, 7 de junio de 2022

Bizcochitos de grasa argentinos

Estos bizcochitos son salados, son lo más típico en Argentina para tomar mate y se pueden comer con dulce o con salado. Esta receta está en mi casa de toda la vida, pero no los hago casi nada, de hecho no lo tengo puesto en el blog. Son muy fáciles de hacer y no necesitan levar (fermentar), se hacen en un momento. 
Se llaman bizcochitos de grasa porque están hechos con manteca de cerdo (en Argentina con manteca de vaca), están deliciosos y están verdaderamente ricos; en realidad son pequeños panes.
Como os cuento pueden acompañarse de salado, como chorizo, jamón o de dulce con mermelada o dulce de membrillo y queso... hay múltiples posibilidades. Están riquísimos y salen muy económicos. 
La receta no puede ser más sencilla y lo único importante es estirar y plegar en tres partes, volver a estirar y volver a doblar en tres; casi lo único importante a recordar este paso para  hacer este pan tan bueno y fácil. Para cortar estos bizcochitos podemos poner a los niños a trabajar y seguro que se divertirán, a ver la que se monta en mi cocina este verano. Os lo contaré.
pan pequeño  para dulce o

Pan ideal para aperitivos

Masa de los bizcochos de grasa
Ingredientes
(Aproximadamente unas 16 unidades)

250 gramos de harina
75 gramos de (manteca de cerdo) grasa
125 cc de agua
10 gramos de levadura fresca
1/2 cucharadita de azúcar
1/4 de cucharada de sal fina
Azúcar o sal extra para espolvorear

Preparación
  • Poner la levadura en agua tibia y disolver hasta que se haya desintegrado por completo. 
  • Reservar mientras se hace la preparación de los demás ingredientes.
  • Disolver la grasa y dejar que entibie. 
  • Se puede calentar en microondas.
  • La manteca hay que añadirla en la masa cuando esté templada.
  • En un recipiente se echa la harina (todo uso) y se mezcla con el azúcar y la sal.
  • Se agrega el agua con la levadura ya disuelta.
  • Añadimos la manteca de cerdo.
  • Se va formando la masa y se estira, se pliega en tres partes y se vuelve a estirar, repetimos tres o cuatro veces este paso. Siempre estirando y plegando en tres y estirar...
  • Se cortan en redondo o cuadrados... la medida tradicional es de unos 4 cm de diámetro,  la altura de la masa debe tener unos 4 mm luego suben bastante.
  • Se pincelan con el resto de manteca y se les añade sal o azúcar o nada más que la manteca.
  • Se pinchan por encima unas dos veces con un tenedor.
  • Se colocan en una bandeja sobre papel vegetal y van a horno caliente a 180 grados.
  • 10 o 15 minutos, hasta que se vean con color.
Se sacan y se dejan enfriar un poco y sirven divinamente para un aperitivo haciendo bocadillos pequeñitos, para comerlos partidos por la mitad con queso... vamos, están divinos y salen muy económicos que para como se están poniendo las cosas mejor ahorrar un poco para seguir pagando y pagando...

Espero que los podáis probar, no os arrepentiréis.

Sed felices y probad hacer cosas sanas y ricas.

viernes, 27 de mayo de 2022

Pastelitos sencillos de yema

Esta semana he tenido tal lío de trabajo que solo cuando terminaba apagaba el ordenador y ya está, no tuve valor de seguir sentada escribiendo ni una receta; pero todo pasa, así que "tarde, pero seguro", ya estoy aquí. 

Esta receta la tengo desde hace muchos años apuntada en el famoso cuadernito que apareció después de años perdido, sigue teniendo escritas recetas muy interesantes, hay recetas de la época de mi admirada, Elena Santonja "Con las manos en la masa", con esa sintonía tan famosa, escrita por Vainica Doble y que la voz masculina era de un jovencísimo Joaquín Sabina;  a veces solo apuntaba la receta deprisa y volando, mientras el invitado cocinaba y era entrevistado al mismo tiempo, con la ayuda en la receta de la presentadora la receta estrella de cada uno de ellos, aparecieron entonces en este programa, los cantantes, Víctor Manuel, Miguel Ríos, Joaquín Sabina, Miguel Bosé, Alaska, Sara Montiel, Florinda Chico, Rafaela Aparicio, Concha Velasco, Antonio Gala, Almodóvar, entre otros tantos y tantos,  también científicos, profesores de Universidad, actores o cantantes muy de moda en los 80, ya que ella tenía una relación muy cercana con casi todos ellos ya que su marido era un gran productor y director de cine, Jaime de Armiñan. Era de los primeros programas de cocina en España, recuerdo que lo ponían sobre las ocho de la tarde u ocho y media justo antes del informativo y yo a esa hora ya tenía a mis hijos cenados, duchados y casi acostados, eran pequeños y para engañarlos les bajaba la persiana del dormitorio y parecía noche cerrada, así que se iban a la cama a jugar un rato o a ver cuentos y yo aprovechaba y veía este programa que me gustaba tanto;  parece mentira lo que cambian los gustos, ahora sería incapaz de ver esos master... cocineros x..., las pesadillas esas infames,  la bollería de fulanito...etc. Incapaz. En fin, para andar con prisas siempre acabo enrollándome.
algo dulce para después de un almuerzo
Pastelitos para rematar un almuerzo o acompañar un té o un café de la tarde.
Pastelitos de yema

Pastelitos de yema en bandeja

Pastelitos servidos con crema
Ingredientes

Claras de 2 Huevos
6 Yemas huevos (grandes)
Sal fina
160 gramos de Azúcar
60 gramos de Maicena
Mantequilla para untar el molde 

Preparación
  • Batimos las dos claras a punto de nieve y le añadimos una pizca de sal fina.
  •  En otro recipiente ponemos las 8 yemas de huevo, debe quedar muy batido.
  • A continuación añadimos el azúcar.
  • Añadimos la Maicena (o cualquier otra marca de harina de maíz).
  • Mezclamos muy bien hasta que quede blanquecina la mezcla que estamos haciendo.
  • En un molde cuadrado o rectangular untamos de mantequilla ligeramente y cubrimos con papel de horno, así será más fácil desmoldarlo.
  • En mi molde coloqué el papel vegetal dejando una lengüeta grande para ayudarme a desmoldar. 
  • Lo ponemos en horno caliente a 180 grados unos 35 minutos (a los 30 el mío estaba hecho), eso depende de la fuerza de cada horno.
  • Cuando esté hecho lo sacamos del horno y bajará algo, siempre baja.
  • Es mejor glasear cuando el bizcocho esté templado.
  • Se glasea con la ayuda de un pincel y dejamos enfriar el glaseado.
  • Una vez frío, se corta y se coloca en una bandeja o fuente.
  • Porciones de pequeños bocados de 4 x 4 cm estarán perfectos.

Nota importante: Las claras que os sobrarán de las seis yemas, se pueden congelar.

Glaseado
  • En una olla pequeña que la ponemos a fuego bajo agregamos 100 gramos de azúcar glas y dos cucharadas de agua.
  • Removemos mientras se hace la glasa y dejamos templar un poco.Muy buenos y muy dulces
Sed felices y probad hacer cosas ricas y sencillas. 

martes, 17 de mayo de 2022

Rosquillas francesas típicas de Madrid

Aunque se llamen francesas son típicas de Madrid y están en todas las pastelerías de la capital,  además, todavía se preparan en muchas casas. Cuenta la historia que a la esposa del rey español Fernando VI, Doña Bárbara de Braganza, no le gustaban mucho las de siempre, las "tontas y las listas" ya que le parecían demasiado simples de elaboración. Aprovechando que tenían en la corte un cocinero francés, este le preparó una mezcla y las coronó con almendras picadas por encima, llevan huevos y azúcar, anís en grano y algo de aceite,  tuvieron bastante éxito en Madrid. Las otras muy famosas son las rosquillas tontas y las listas, son muy sencillas ambas, pero las listas llevan merengue duro por encima. 

Las rosquillas de Santa Clara, también típicas, son blancas y se realiza sobre la base de las rosquillas tontas, también muy típicas en esta festividad de San Isidro Labrador, patrón de Madrid, la receta es muy sencilla ya que se elaboran con harina, azúcar, huevos, aceite y un poco de anís y se cubren con glaseado hecho con huevo y azúcar de color blanco (almíbar y claras a punto de nieve). Fueron las Monjas de Santa Clara del Monasterio de la Visitación quienes las inventaron, de ahí su nombre.  

Las tontas son iguales pero sin merengue, vamos, muy tontas. 

Estas que os presento, " las francesas (de Madrid)" son las más importantes por llevar almendras, pero ninguna complicación, se hacen en un rato y están muy ricas.

Rosquillas de las fiestas de Madrid

Rosquillas con almendras

Rosquillas hechas por un chef francés del rey
Son unas rosquillas algo secas al no llevar casi nada de líquido, salvo el aceite de oliva, estas son ideales para mojar en chocolate caliente o café con leche... después de la verbena cualquier cosa dulce viene estupendamente como estas rosquillas tan tradicionales.
Rosquillas en el horno
Ingredientes

250 gramos de huevos
20 ml de aceite de oliva virgen extra
35 gramos de azúcar
50 gramos de harina de fuerza
200 gramos de harina de trigo (todo uso)
15 gramos de anís en grano

Para poner encima de cada rosquilla
Yema de huevo batida
Almendra picada

Una vez horneadas y ya templadas
Azúcar glas

Preparación
  • Encender el horno para que se vaya calentando.
  • Mezclar los huevos con el azúcar.
  • Echar el aceite y el anís en grano.
  • Mezclar todos los ingredientes. 
  • Añadir las harinas tamizadas y juntas (la de fuerza y la todo uso).
  • Amasar bien e ir sacando trozos pequeños (unos 20 gramos) se bolean y se les hace el agujero en el centro (casi se cierran cuando están en el horno)
  • Se ponen sobre un papel vegetal en la bandeja del horno, algo separadas.  
  • Se pintan con una yema batida y se les espolvorea almendra en trocitos.
  • Se hornean a 180 grados hasta que se abran un poco por encima. 
  • Se dejan unos 15 minutos aproximadamente en el horno.
  • Una vez templadas se espolvorean azúcar glas.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 10 de mayo de 2022

Panchineta vasca rellena con crema pastelera

Pues hoy os dejo un dulce buenísimo, como yo siempre cuento la verdad en mi blog...y en mi vida diaria casi siempre que se puede, os diré que no me acordaba que no tenía dos masas de hojaldre de mantequilla y no tuve más remedio que hacerlas así individuales y con lo que tenía disponible me arreglé, lo normal es hacerlas en redondo en una tartera, queda como una tarta completa; pero estaba tan segura de tener las dos masas, que cuando fui a sacarlas con tiempo del frigorífico me encontré con la sorpresa que tenía solo una y así salieron estas pantxinetas (panchinetas vascas) individuales, qué no se sabe qué es peor, al ser individuales era imposible casi repartir, cada uno se quería comer el dulce completo...ya que vivo rodeada de golosos y este dulce fue un triunfo, les encantó y a mí también a pesar de no ser nada golosa.

Además tan sencillas de hacer, os cuento los problemas que podemos tener como me pasó a mí, las rellené demasiado y me costó mucho sellarlas, pensé que se saldría la crema aunque se salió muy poco y luego al servirlas les quité esa parte más fea y tan estupendas que quedaron; pero os lo aviso. Recomendación es hacer la crema pastelera con harina de maíz, ya que admite mejor el horneado que si la usásemos en un postre que no necesitase horno, queda mucho mejor hecha con esta harina de maíz (Maizena o cualquier otra marca). 

Otro consejo es utilizar siempre almendra cruda laminada o en cubitos (Mercadona las tiene), si las usamos tostadas se nos quemarán y dará un sabor amargo a esta pantxineta vasca y típica de San Sebastián, fue creada en 1915 por la pastelería Otaegui (entrad a ver las cosas que ofrecen) tan deliciosa y creo que cualquiera con no mucha experiencia la puede replicar. En general todos los postres de almendras me vuelven loca, es un sabor que adoro, lo que casi no encuentro son helados de almendra (no turrón) que eran mis preferidos cuando era pequeña, no los suelo ver en las heladerías como opción; una pena. Os dejo la receta. 
Dulce típico de San Sebastián

Dulce relleno de crema

Interior del dulce

Un primer plano de la panchineta vasca
Antes de hornear solo tengo esta imagen inferior, se me olvidó hacer más fotografías con el entusiasmo...no hago esos mise en place (organización de ingredientes) de mi amiga Concha que siempre hace en sus post... os dejo su blog. Veréis que barbaridad de paciencia y eso que yo soy Tauro...y que la tenemos de sobra.
Antes de hornear las panchinetas
Ya horneadas, lo que se ve oscuro en el papel de horno es la yema batida.
Ya horneadas las panchinetas
Ingredientes

2 Masas de hojaldre de mantequilla (redondas)
Crema pastelera (abajo os la explico)
Almendras crudas laminadas o en cubitos 
Azúcar glas
Yema de huevo para pintarlas

Preparación 
  • Sacar las masas con tiempo del frigorífico para que sean maleables.
  • Preparar la crema y dejar enfriar.
  • Preparar un molde redondo y enmantecar y poner papel de horno en el fondo.
  • Poner una masa de hojaldre. 
  • Verter la crema pastelera generosamente (ojo, con los desbordes).
  • Tapar con la otra masa.
  • No pinchar con tenedor ninguna de las dos capas de masa.
  • No debe quedar un borde grueso, debe  ser muy imperceptible.
  • Pintar con una yema batida. Cubrir bien con huevo ya que ahí se pegarán las almendras.
  • Esparcir bien las almendras por encima, generosamente.
  • Espolvorear con azúcar glas antes de hornear.
  • Se pone en horno caliente a 160 grados durante 30 minutos. Vigilad la tarta a los 25 minutos ya que cada horno es un mundo.
  • Sacarla y dejarla templar un poco.
  • Añadir más azúcar glas al servirla
  • Se puede comer templada o fría, aunque del tiempo estaba estupenda.
Ingredientes de la crema pastelera con harina de maíz
 (Maizena o cualquier otra marca)

500 ml de Leche 
120 gramos de azúcar
40 gramos de Harina de maíz
4 yemas de huevo
Unas gotas de esencia de vainilla

Preparación de la crema pastelera
  • Calentamos la leche a fuego bajo. 
  • Se puede poner en la leche: piel de limón, canela en rama o vaina de vainilla... es opcional, yo no le puse nada sólido, solo unas gotas de vainilla líquida.
  • Mezclamos en un recipiente el azúcar, las yemas de huevo, la harina de maíz y las gotas de vainilla.
  • Unimos a la leche y revolvemos hasta que vaya espesando a fuego bajo.
  • Dejamos enfriar la crema en un recipiente y lo tapamos con un film transparente que roce la crema para que no haga costra.
  • Lo mejor es hacer la crema pastelera el día anterior a preparar la tarta. 
  • Dejarla enfriar y luego guardar en el frigorífico.
Espero que os animéis a prepararla y veréis que cosa tan deliciosa. 

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 3 de mayo de 2022

Tarta de chocolate y frambuesas

El chocolate no suele defraudar casi nunca y una buena tarta menos, eso sí debemos utilizar un cacao puro de Valor siempre, muy bueno y por supuesto un muy buen chocolate para el bizcocho y luego para preparar la ganache de cobertura. No tiene esta tarta muy "cumpleañera" ningún problema; hacemos primero el bizcocho y luego cuando está frío lo abrimos por la mitad y lo rellenamos con confitura o mermelada de frambuesas. Cerramos el bizcocho y echamos la ganache por encima, decoramos con lo que queramos o tengamos a mano o bien, colocamos unas frutas rojas por encima y no metemos en el frigo, esto es importante porque el chocolate quedaría muy húmedo, así que lo mejor sería hacer el bizcocho por la mañana, taparlo con papel de aluminio o papel film y cuando esté frío, rellenarlo y ponerle el chocolate por encima, dejamos solo unas horas a que se enfríe esta cobertura, decoramos y servimos. Muy bueno de verdad. El bizcocho lo hice con la receta de "La cocina Mj Salla" os dejo el blog, pero para la cobertura utilicé la que suelo hacer que también es la que lleva la Tarta Sacher, que hice hace algún tiempo y os lo dejo también. Los bizcochos de Mj, son maravillosos y en general toda su repostería, tiene una paciencia franciscana, coloca, pinta, pone... colores, brillos, especiales para niños con sus monas de Pascua como buena catalana. Preciosas.
Tarta de chocolate con frambuesas y cava

Tarta y cava Freixenet

Tarta con frambuesas y mucho chocolate

Una tarta con un bizcocho delicioso

Tarjeta de cumpleaños

Ingredientes

Bizcocho molde redondo de 22 cm
4 huevos medianos
50 gramos de harina de repostería
25 gramos de harina de fécula de patata
25 gramos de cacao en polvo
25 gramos de harina de almendra
1 sobre de levadura Royal
100 gramos de azúcar normal
50 mililitros de clara de huevo
120 gramos de chocolate de cobertura
50 gramos de mantequilla

Ganache de cobertura 
150 chocolate negro de cobertura Valor
150 gramos de Nata con el 35 % de grasa
25 gramos de Mantequilla (sin sal)

Relleno
 Confitura o mermelada de frambuesa, arándanos, fresas, moras, melocotones... o la fruta que más os guste.

Preparación
  • Los cuatro huevos a temperatura ambiente, les separamos las claras y las yemas y en dos recipientes diferentes.
  • Montamos las claras a punto de nieve junto a las claras extras. 
  • Batimos las yemas con el azúcar y las gotas de vainilla.
  • En un recipiente apto para microondas ponemos la mantequilla y el chocolate. Lo dejamos 30 segundos y sacamos, mezclamos y si hiciese falta volvemos a meter el el micro otros segundos más.
  • Incorporar este chocolate a las yemas. 
  • Ponemos las harinas tamizadas. (Fécula o Maizena, harina de repostería y levadura en polvo tipo Royal),
  • Añadimos las claras con movimientos envolventes para que no bajen las claras.
  • Mezclamos con lengua pastelera. 
  • Ponemos un molde engrasado con mantequilla y harina y con un papel de horno en el fondo para que sea sencillo desmoldar.
  • Lo metemos en horno caliente a 180 durante 30 minutos.
  • Lo sacamos transcurrido el tiempo y lo dejamos enfriar para cortarlo a la mitad para rellenarlo.
Relleno con confitura o mermelada
  • La confitura o mermelada pasarla a una taza y calentarlo un poco en el microondas, así será más fácil el reparto.
Preparamos la ganache
  • Ponemos al fuego la nata líquida con 35% de grasa y cuando hierva se retira y se echa la mantequilla y el chocolate rallado o troceado pequeño para que se deshaga rápido.
  • Se mezcla muy bien para que no haya ni un solo grumo.
  • Se coloca encima de una rejilla con papel de aluminio o papel de horno por abajo para no manchar con el chocolate líquido.
  • Se echa esta cobertura encima del bizcocho que ya hemos rellenado
Espero que os haya gustado y cuando vayáis a tiendas de esas que hay mil cosas de repostería comprad cosas monas, se guardan y van cayendo. Nunca se sabe.








martes, 26 de abril de 2022

Muffins de Nata

Hace tiempo que quería hacer estos muffins de nata; pero como siempre me estoy inventando cosas nuevas para hacer, se me pasaba prepararlas  y esta vez me dije: "a ver, céntrate y piensa lo que quieres hacer" y mi cabeza era como los dibujitos animados, me pasaban imágenes de las mil recetas que tengo siempre pendientes de realizar, todo lo veo en imágenes y con colores, más de una vez he aprobado algún examen de Historia del Arte acordándome exactamente (fotográficamente) de los cuadros sinópticos y los colores, así que os podéis imaginar que mi imaginación también es colorida y fotográfica, vamos muy útil para salir de apuros. Todavía amigas mías e incluso mis hijos recuerdan los cuadros que les hacía para estudiar, llenos de flechas y trucos nemotécnicos... muchos aprobaron gracias a estos secretos; yo también. 

Así que después de este rollo que os he contado, hoy vengo con estos sencillos y riquísimos muffins de nata para una simple merienda y los que sobren pues para el desayuno. Se hacen en menos de una hora y siempre se agradece algo recién hecho. Están muy ricos partidos por la mitad y untados con mermelada o con dulce de leche.

Se conservan estupendamente en cualquier lata o envase hermético. Quedan muy buenas y son facilísimas de hacer, solo mezclar bien e imprescindible dejar reposar 20 o 25 minutos la masa antes de hornear.

interior-de-muffin-de-nata

muffins-de-nata-con-azúcar

Muffins-de-nata-y-azúcar

Ingredientes

170 gramos de harina
120 gramos de azúcar
60 gramos de aceite de girasol
60 gramos de mantequilla
50 gramos de nata líquida (crema de leche con un 35 % grasa)
8 gramos de levadura Royal (medio sobrecito)
3 Huevos
Ralladura de 1 limón
2 gotas de esencia de vainilla (opcional)
Un poco más de azúcar para espolvorear nuestros muffins

Preparación
  • Se baten los huevos con el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa. 
  • Añadir la ralladura de la piel del limón y las dos gotas de esencia de vainilla (opcional). 
  • Añadimos la mantequilla blanda con el aceite de girasol y mezclamos un poco, seguimos agregando la nata (crema de leche). 
  • Ponemos la harina ya mezclada con el medio sobre de levadura en polvo y batimos bien. 
  • Dejamos reposar la masa unos 20/30 minutos. Este paso es muy importante.
  • Se echan en los moldes individuales, llenando solo 3/4 de la capacidad pues suben mucho.
  • Se les espolvorea azúcar (granulada, no glas) por encima y se hornean a 180 grados unos 15 minutos aproximadamente, hay que comprobar por si acaso.
Sed felices y probad hacer estas cosas sanas y caseras. Feliz día a todos.

martes, 19 de abril de 2022

Rosquillas con azúcar

Os presento hoy estas sencillas rosquillas, son más blanditas que las que siempre hago, estas son de mi amiga Anna Recetas Fáciles, tiene cantidad de recetas rápidas y siempre te garantizan el éxito: tenía ganas de hacer algunas y no complicarme mucho la vida, la verdad, las hice por la mañana y al rato ya tenía bandejón hecho y listo para empezar a comer. En esta época de Pascua es tradicional las roquillas, las torrijas y en realidad cualquier dulce de sartén. 
Esta receta además de sencilla la puede hacer cualquiera, hasta los novatos y, encima si nos ayudan los niños de la casa mucho mejor... hacer bolitas y luego abrirlas con el dedo y así de esta manera nunca se abren al freírlas, bueno, hice la mitad de la cantidad total de la receta, porque quería unas pocas rosquillas y no demasiadas que luego nos las comemos. Estaban deliciosas y además blanditas por dentro. 
Os dejo otras recetas que hice hace mucho tiempo y que eran la habituales que hacía, rosquillas de naranja, o rosquillas caseras o estas italianas que son para ponerlas en un monumento...ciambele italianas, con un criterio diferente ya que la masa se corta como si fuesen galletas redondas y se dejan levar. Impresionantes.
Rosquillas blanditas por dentro

Rosquillas de azúcar típicas de Semana Santa
Ingredientes
Se pueden reducir todos los ingredientes a la mitad 
Para 30 o 32 rosquillas:
500 gramos de harina 
15 gramos de Levadura (tipo Royal)
2 huevos medianos
75 ml de licor de anís
75 gramos de mantequilla (blanda)
175 gramos de azúcar (la receta original lleva 250 gramos)
1 Limón 
Rosquillas de Semana Santa
Preparación
  • Se echa la harina y la levadura en un recipiente amplio.
  • Añadimos el azúcar, yo utilicé menos cantidad pues todo lo que pase de 200 gramos intento reducirlo o directamente no hacerlo, pero quedaron también estupendas.
  • Añadimos los dos huevos y el zumo de un limón y las piel rallada.
  • Se mezcla bien y se amasa. 
  • Dejamos reposar un poco la masa.
  • Ponemos mientras el aceite de girasol u oliva a fuego medio en una sartén amplia.
  • Hacemos bolitas y las perforamos por el centro (para que no se abran al freír).
  • Las echamos en la sartén y les vamos dando la vuelta cuando estén doradas.
  • Las pasamos a un plato de azúcar y las rebozamos un poco.
  • Ponerlas en una bandeja mona y a por ellas... sirven para cualquier época aunque no se Pascua. Muy buenas.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...