martes, 15 de octubre de 2019

Pan de molde con semillas de amapola

Los panes en general me encantan y como siempre aclaro, me gusta más hacerlo y amasarlo, que comerlo, sobre todo me gusta que lo coman y lo disfruten los demás. Yo a veces claro que sí que lo como y disfruto, aunque no es lo más habitual, ahora, hacerlo me encanta y no lo he dejado nunca de prepararlo. Llevo años cocinando ya que es de las cosas que más me gustan en el mundo, además de otras mil cosas más, pero ahora estoy hablando de cocina, solo cocina; escuché una vez una frase que me encantó y dice:"Sin el arte culinario la ordinariez de la realidad sería insoportable, -y proseguía- del lugar del que vengo la comida es el resultado de la reflexión y del estudio". Un frase que me encantó, es un poco voluptuosa y grandilocuente; pero nos podría servir a muchos por lo que nos ofrece la cocina por si misma, porque gracias a ella es con lo que nos alimentamos a diario y por el gusto que nos da preparar y probar y, si lo hacemos bien es verdad que es el resultado de la reflexión y del estudio de los grandes cocineros y chefs que nos ofrecen poder hacer determinado platos que de otra manera no probaríamos con casi total seguridad, lo demás es pasarlo bien y aprovechar todo lo que podamos de lo que nos divierte y nos hace felices.
pan-de-molde-con-semillas-mantequilla-mermelada
Hace tiempo que quería hacer un pan de molde y lo vi en un blog que se llama "Recetas que funcionan".  Estaba delicioso. Cito el blog como siempre hacemos los "buenos" para que lo visitéis. Cuando nos "roban" recetas nos están tomando el pelo y eso me da mucha rabia, así que yo lo cito de mil amores. A cada uno lo suyo. Os dejo el enlace a su vídeo.

Este pan de molde con semillas de amapola lo hice y no pude esperar a probarlo y era una delicia. Luego ya lo probamos con mantequilla y mermelada de arándanos y otras rebanadas con mantequilla y miel y un buen café con leche y era el séptimo cielo, único, nunca había probado un pan de molde con ese sabor y esa textura. En el pan original le quitaron la corteza, sin embargo yo la dejé. El resto del pan lo corté en rebanadas y lo congelé en mis bolsas de alimentos para futuros desayunos o meriendas; yo siempre había probado los industriales de toda la vida, os podéis imaginar que no tiene nada que ver, es como comparar un diamante con una circonita, se parecen de lejos y nada más... yo siempre tan exagerada; pero es verdad este pan sabe a pan y es superfácil hacerlo, es el superhéroe de nuestras despensas, nos ayuda desde el desayuno a la cena, en cualquier momento nos viene bien. Nada más y nada menos que un buen pan de molde casero a la mano de cualquiera de nosotros. Bueno, voy a ello sin más historias.
café-con-tostadas-de-pan-de-molde-con-semillas-de-amapola
 Con semillas de amapola y sésamo, mirad la miga, una delicia.
pan-de-molde-interior

tostada-de-pan-de-molde-casero
Rebanada de pan de molde con mantequilla y mermelada de arándanos
merienda-con-cafe-y-rebanada-de-pan-de-molde-casero
Ingredientes
500 gramos de Harina (todo uso)
300 ml. de Leche (tibia)
50 gramos de Mantequilla
15 gramos de Azúcar
15 gramos de Levadura fresca 
7 gramos de la seca de panadería
10 gramos de Sal fina
15 gramos de semillas de Amapola

Preparación
  • En un recipiente amplio echar primero los siguientes ingredientes secos: sal, azúcar, harina y las semillas de amapola.
  • Ahora añadimos la levadura y la leche tibia seguimos mezclando y añadimos la mantequilla a temperatura ambiente.
  • Se amasa en amasadora unos 8 minutos, si lo hacemos a a mano serán algunos minutos más hasta que la veamos lisa y elástica.
  • Sacamos la masa de la amasadoora y le hacemos un ligero amasado francés y la boleamos un poco antes de introducirla en un bol con unas gotas de aceite para que no se nos pegue.
  • Primer levado:Unos de 45 a 90 minutos aproximadamente para que doble el volumen.
  • Sacamos la masa pasado este tiempo quitamos el gas como hicimos anteriormente, hacemos un amasado francés rápido y volvemos a bolear la masa.
  • Forramos el molde en el que lo vayamos a hornear con papel sulfurizado.
  • Segundo levado: se pone ya en el molde en el que lo hornearemos hasta que vuelva a doblar el volumen. 
  • Precalentar el horno a 170 grados. En la receta original dice que calor arriba y abajo, pero yo solo lo pude poner con calor abajo pues al ser el horno de mi casa del campo de gas era imposible ponerlo por arriba pues se me hubiese quemado.
  • En 35 minutos de horno estará listo. Se saca y se desmolda en caliente y se deja enfriar sobre una rejilla boca abajo.
  • Una vez frío se le puede ya quitar la corteza, no antes pues se rompería.

diferentes-pasos-de-levado
 Hornearlo en un molde de plumcake alargado y forrarlo con papel de horno para facilitar el desmoldado. En la imagen inferior, ya había hecho el primer levado y se preparaba para el segundo y último. En la receta original lo hacen en un molde cuadrado, envidia de la mala, de la que tiñe...ja, ja, ja.
antes-del-segundo-levado
En el segundo levado debe quedar como la masa de la imagen inferior antes de entrar al horno.
Pan-de-molde-antes-de-hornear
Nada más, espero que os haya gustado tanto como a nosotros. Muy sencillo de hacer solo tener paciencia con los levados. Merece la pena, os lo aseguro.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 8 de octubre de 2019

Bizcocho de calabaza y coco

Este mes pasado me regaló una amiga esta calabaza con la que hice este bizcocho, empecé a pensar a ver qué haría yo con esta calabaza inmensa. Surgió este bizcocho y algunas cosas más. Lo importante era que no se me pusiera mala, asé parte, otra la herví con verduras para tener crema de calabaza disponible y muchos otros trozos los limpié, corté y los guardé en bolsas en el congelador, en crudo, quiero decir. Os dejo en este post una fotografía que le hice a mi perra, ya que cuando venía con la calabaza cargada se me estaba cayendo y la dejé sobre el suelo; ella, tan curiosa y al mismo tiempo tan miedica se acercó y yo le dije que se sentara para hacer notar el tamaño de la calabaza, ella pesa unos siete kilos y medio aproximadamente, esta calabaza era mucho mucho más grande que ella. Normalmente este tipo de verduras son de huertos y no de supermercados o fruterías, ya que aunque la viera no la compraría pues no es muy cómodo y tuve la cocina unas horas llenas de calabaza por todas partes...ja, ja, ja. Y mi "santo" preguntando qué iba a hacer con eso gigante, en un rato largo ya no quedaba señal de ella en mi cocina. Orden y concierto. 
Esta receta la saqué de mi cuadernito de cocina (el perdido y felizmente hallado), me sonaba que por ahí había algo de calabaza y de repente vi que esta receta también llevaba  coco, que me encanta y que tenía en mi despensa, lo suelo tener siempre para cualquier dulce de esos rápidos que tanto me gustan, os dejo aquí el enlace de un dulce de coco individual y os diré que fue la primera receta de un dulce que hice cuando tenía yo doce años y que no falla nunca. La habré hecho mil veces, superrico y muy fácil de hacer, (este corrector señalándome la palabra que quiere a la fuerza que la ponga por separado y con una sola erre...no debe recordar este "analfabeto corrector Apple" que entre vocales siempre dos erres para que mantenga el sonido, paciencia con estos aparatos y estas faltas de ortografía, en fin).
Coco-y-calabaza-asada

bizcocho-con-calabaza-y-coco-rallado

trozo-de-bizcocho-de-calabaza
 Ingredientes

300 o 350 gramos aproximadamente de Calabaza asada
50 cc. de Aceite de oliva suave
50 gramos de mantequilla fundida (y fría)
100 gramos de harina de repostería
100 gramos de Azúcar 
3 Huevos medianos
1 Pizca de sal fina
1 Sobre de levadura en polvo (tipo Royal)
1/2 cucharadita de Vainilla líquida
110 gramos de coco rallado 
Azúcar glas para espolvorear (Opcional)

Reservar: un poco de coco para espolvorar una vez acabado el horneado

Preparación
  • Se asa la calabaza sobre una bandeja al horno a 200 grados. 
  • Los trozos se ponen sin semillas, pero con la piel ya que luego de asada será muy sencillo quitar la pulpa de la calabaza. 
  • Se deja unos 40 minutos o dependiendo del tipo. Se debe pinchar con un tenedor para comprobar su cocción.
  • En un bol mezclamos la calabaza asada con el aceite y la mantequilla y reservamos.
  • En otro recipiente mezclamos la harina, la pizca de sal y la levadura.
  • Añadimos los huevos y el azúcar.
  • Ponemos la media cucharadita de vainilla líquida.
  • Por último el coco rallado. Mezclamos con una lengua repostera despacio hasta que quede bien integrado.
  • Se echa la masa en un molde con el fondo  forrado para desmoldarlo sin problema.
  • Va al horno claiente a 180 grados (previamente calentado).
  • Se deja unos 35 minutos.
  • Cuando se saca del horno se deja enfriar unos minutos y se desmolda.
  • Una vez frío se le espolvorea coco rallado y si os apetece azúcar glas por encima.

Mi-Bimba-y-la-calabaza
Aquí podéis ver lo que os contaba del tamaño de la calabaza, era impresionante, dulce, carnosa y deliciosa.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

sábado, 5 de octubre de 2019

Coca del forner

Una coca que hacía muchos muchos años que no la probaba, cuando era pequeña viví en Barcelona un año con mis padres y posteriormente volví para hacer una especialización y siempre me encantaba comprarla, era entonces muy económica, ahora no sé si el precio se ha disparado o seguirá siendo asequible para todos, normalmente se vendían en las panaderías, era un dulce que era ideal para desayunar o merendar acompañado de una gran taza de chocolate, está claro que hay gustos que no cambian, me sigue encantando el chocolate caliente mojando un bizcocho o unas porras o unos churros...ja, ja, ja. 

Al llegar al colegio en esa ciudad en la cual no conocía a nadie,  enseguida me hice un par de amigas que vivían muy cerca de mi casa y muchas tardes iba a merendar a sus casas y otras ellas a la mía, una de ellas, (mis dos amigas eran catalanas) tenía seis hermanos y esa casa recuerdo que era muy divertida, era una torre como le llaman allí a las casas individuales en un pasaje precioso, lleno de flores y muy cuidado a un paso del Paseo de Gracia donde estaba nuestro colegio, allí, en su casa conocí esta coca, ya que al ser tantos hermanos la madre por las mañanas compraba en la panadería una coca entera que la tenía que encargar pues entre ellos y las visitas como yo nos zampábamos unos buenos trozos de merienda. Yo me reía mucho en su casa, a la fuerza me querían enseñar a hablar catalán en dos días, para ellos era muy sencillo y yo entonces tenía un acento argentino muy cerrado, ellos a su vez se reían de mí y de mis palabras "raras". Una familia entrañable que volví a ver cuando estuve allí estudiando ya de mayor y pude ver otra vez a algunos de los hermanos ya todos mayores acabando sus carreras universitarias, muchos de ellos también arquitectos como su padre, incluida mi amiga Montserrat. De repente por la coca dulce me ha venido toda esta historia que pensaba olvidada y ha llegado a mi mente como si hubiese sido ayer, he vuelto a recordar esa casa y ese pasaje, mil años olvidados.

Bueno, espero que os guste esta coca del forner, que según he sabido los panaderos catalanes la preparaban antes de empezar a hornear el pan del día, para atemperar el horno y darle la humedad necesaria para comenzar las hornadas del pan, después ya la horneaban expresamente para venderlas como otro producto más.
coca-dulce-catalana
coca-dulce-interior
 coca-dulce-catalana
coca-dulce-recién-horneada
 coca-terminada-con-licor-de-anís-dulce
Encontraréis muchas más preparaciones en el enlace que os dejo en la imagen del blog y organizador de esta iniciativa para conocer a muchos chefs que de otra manera seguro que hubiésemos conocido ni por supuesto preparado nada de ellos. Siempre se aprende mucho y generalmente con las recetas y recomendaciones de los demás blogs participantes.
Me ha costado un poco encontrar una receta de este panadero del que hoy hemos realizado algunas de sus recetas fantásticas de pan, pero al fin encontré esta coca maravillosa. Jordi Morera es un panadero joven con formación universitaria y que decidió un día continuar con la labor de sus antepasados, él es la quinta generación de panaderos. Jordi Morera, pertenece a una familia panadera; su pasión por el pan le lleva a trabajar con seis masas madre de cultivo distintas, a cultivar sus propias variedades a trigo y a tener en sus instalaciones un molino de piedra para molturar harinas de certificación ecológica. Profesor en numerosos cursos y autor de La Revolución del Pan, este libro ha sido, sin duda, la culminación de un gran trabajo de estudio sobre todos los factores que intervienen en el complejo proceso panario, partiendo de la siembra de sus propios campos de trigo, la molienda del grano en su molino y utilizando siempre las mejores materias primas, pasando por el control y utilización de viejas masas madre perfectamente cuidadas, de los amasados más apropiados para cada pan, reposos y largas fermentaciones, para culminar en la cocción en horno de leña.
Jordi-Morera-panadero
Jordi Morera fue nombrado el pasado año en Mérida (México) Panadero Mundial, una suerte de campeonato del mundo del obrador. Su coronación puso la guinda al 77 Congreso Mundial del Pan, organizado por la Unión Internacional de Panaderos y Pasteleros (UIBC). Este reconocimiento internacional avala el buen momento que atraviesa la nueva panadería española que está logrando prestigiar la profesión a través de la calidad del producto recuperando el concepto del pan como el placer de cada día y revitalizando la imagen del panadero artesano. Según sus palabras: “Los panaderos tenemos el deber y el placer de alimentar a una parte importante de la población y ello representa una gran responsabilidad”. Responsabilidad que pasa, necesariamente, por la calidad del pan.  

Vamos con la receta, no es difícil solo tener paciencia pues desde que empiezas hasta que la tienes hecha pasan unas cuatro horas.


Ingredientes
(Para dos cocas)
230 gramos de harina panificable (Ver nota)
12 gramos de sémola de trigo duro
5 gramos de Sal fina
2,5 gramos de Levadura fresca
150 o 155 ml. de Agua templada
Aceite de oliva virgen extra 
(para pincelarla antes y después de horneada)
2 cucharadas soperas de Licor de Anís dulce 
(para pincelar la coca después de hornear)
Azúcar para espolvorear antes de hornear y una vez sacada del horno
masa-de-coca

masa-de-coca-levando

masa-levada-de-coca-dulce

Coca-dulce-antes-de-hornear
Y para terminar antes de servirla pincelar con el licor de anís, el perfume os lo podéis imaginar.
Preparación
  • Amasar todos los ingredientes juntos para hacer la masa hasta que quede fina y elástica, unos 10 minutos aproximadamente de amasado si se hace a mano como fue mi caso.
  • Plegar la masa (con varios pliegues) e introducirla en un bol tapada con papel film.
  • Primer levado. De una hora aproximadamente en un lugar cálido.
  • Pasado este tiempo se divide la masa por la mitad y se deja reposar cada una de ellas por separado en la bandeja de horno forrada con papel de horno sulfurizado.
  • Segundo levado. Pasarán aproximadamente dos horas o dos horas y media hasta que duplican el tamaño.
  • Se pincelan con aceite de oliva virgen extra y se le hacen unas marcas con los nudillos o con los dedos para marcar la coca, (igual que la focaccia).
  • Se espolvorea el azúcar abundantemente por encima.
  • Van a horno caliente a 270 grados 10 minutos en total.
  • A los 7 minutos poner el gratinador y dejar hasta que se doren a vuestro gusto.
  • Al sacarlas se dejan enfriar sobre una rejilla y se vuelven a untar con aceite de oliva y se pincelan brevemente con licor de anís.

Nota: La harina panificable se puede conseguir mezclando la mitad de la cantidad de harina normal y harina de fuerza. En este caso harán falta: 115 gramos de harina todo uso y 115 de harina de fuerza para completar los 230 gramos del total de la harina requerida en la receta.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 1 de octubre de 2019

Pollo guisado con zanahorias

Esto es un básico en la cocina, esta misma forma de cocinar el pollo la podemos emplear en otras muchas carnes, siempre es la misma dinámica. No por sencilla, es menos rica. Podríamos decir que cualquier novato puede hacerlo siguiendo las pautas y seguro, garantizado, que le quedará maravilloso, vamos, que va a parecer que es un pollo guisado de los de siempre en casa de la "mamma", alguna vez ha pasado que un "seguidor muy especial", cuando ha cocinado alguna de mis recetas, me ha comentado: "huele a tu cocina", me dan ganas de salir corriendo a su casa con mis mil tuppers, llenos de todo los que les gusta, que por cierto es casi todo. Son unos "estómagos agradecidos", bueno, creo que hay dos o tres cosas que no les gustan nada o "seminada", ja, ja, ja.
Bueno, que me enrollo como siempre, vamos ya con este pollo guisado con zanahorias, tan sencillo de hacer, es un plato ideal para comer y quedar "muy profesional" en un piso de estudiantes o un recién independizado y que de vez en cuando tiene que comer en su casa porque no está la cosa para comer todos los días en restaurantes, ni por salud ni por economía. Está tirado de hacer, solo ir con los ingredientes apuntados en la lista de la compra para no olvidarnos ninguno. En este caso el pimentón dulce es fundamental. 

pollo-guisado-con-salsa-y-patatas-fritas
Este es un plato que se puede hacer con un pollo entero y cortado pequeño o con solo muslitos o muslo y contramuslo, que por cierto están muy bien de precio, luego solo acompañarlo con ensalada o arroz, verduras hervidas y rehogadas con aceite y ajo o cous-cous... o patatas fritas cortadas redondas para que haya más superficie a mojar, así directamente, sin remordimiento alguno, para qué andarme con tonterías a estas alturas.
pollo-guisado-con-salsa

Ingredientes

1 Pollo entero cortado en trozos o solo muslos (Cortados en trozos)
1 cebolla
1 cebolleta o cebolla fresca
2 dientes de Ajo
1 Pimiento verde
Pimiento rojo (un trozo)
Una rama generosa de apio 
3 cucharadas de Tomate frito 
2 zanahorias medianas
1 hoja de Laurel 
1 Copa de vino de manzanilla de Sanlúcar, Jerez o vino blanco
1 cucharadita pequeña de Pimentón dulce de la Vera 
Sal
Aceite de Oliva virgen extra

Preparación
  • En una olla se pone el aceite de oliva virgen extra y se añade la cebolla cortada pequeña. A los 5 minutos se añaden los ajos cortados, el pimiento verde y el rojo, cortado todo pequeño, se deja hacer otros 5 minutos más.
  • Se pone el pollo y se le da unas vueltas en el refrito. Yo le he quitado la piel.
  • Añadimos las 3 cucharadas soperas de tomate frito (en caso de no tenerlo preparado, se pueden poner dos tomates rallados justo cuando ponemos los pimientos rojos).
  • Echamos la copa de vino y dejamos evaporar el alcohol.
  • Añadimos ahora las dos zanahorias cortadas en rodajas finas y el apio también cortado muy pequeño.
  • A los cinco minutos se pone la cucharadita de pimentón dulce y se revuelve bien, se pone además la hoja de laurel. 
  • Añadimos agua, no mucha, no hace falta que lo cubra. Ponemos a cocer a fuego medio y en cuanto hierva bajamos el fuego al mínimo. Rectificamos de sal.
  • Bajamos el fuego y lo dejamos cocer a fuego bajo unos 40 o 45 minutos, hasta que esté tierno.
  • Yo lo hago en olla normal, pero en olla presión (no olla rápida, que sería menos tiempo) serían unos 25 minutos aproximadamente desde que empieza a girar la válvula.
  • Dejar reposar un rato antes de servir.
Sed felices y probad hacer cosas sencillas como este pollo guisado con zanahorias y muchas muchas papas fritas.

martes, 24 de septiembre de 2019

Pimientos rellenos de arroz de Alcoy

Os cuento como llegó a mi cocina esta receta. Falleció por desgracia estos días de atrás el gran cantante y compositor, Camilio Sesto y leyendo un artículo en el periódico El País, "Mare, tinc fam" de Manuel Jabois, (os dejo en el título el enlace al artículo que es en castellano aunque el título no y que significa; "Madre, tengo hambre"). De pronto al leerlo me encontré con la receta en ese artículo y estaba esta receta bastante bien explicada y cuenta que era una de las preferidas del cantante, preparada desde siempre en su casa por su madre, doña Joaquina, la cual le decía siempre a su hijo Camilo: "La patria no es la infancia, la patria es la comida".

Al leer la receta recordé unos pimientos parecidos que hago desde hace mil años de una receta de mi cuñada Marian y que a su vez ella los hace por su madre, Maruja. Toda su familia oriunda de Alcoy (Alicante), así que esta receta nueva para mí la decidí preparar cuanto antes ya que estaba decidida a ver las diferencias con la nuestra habitual. Se parece como os digo, a los que nosotras hacemos (os dejo el enlace), aunque esta de hoy tiene algunas variaciones, como por ejemplo, en vez de hacerlos al horno se hacen con vapor, metidos en una olla a presión sobre un plato o recipiente para que no toquen el agua, solo con el vapor y envueltos en papel de aluminio y alguna diferencia más. Estaban deliciosos. 

Venga, voy con la receta que me enrollo como una persiana, se nota que no me cuesta demasiado escribir y escribir...tampoco charlar y charlar...ja, ja, ja. Por cierto, este plato seguro que les encantaría a los papás de nuestro rubio chiquitito y que ya el día 17 de septiembre cumplió dos años, está muy gracioso y precioso, a ver qué va a decir su abuela, ¨bubuela" y "bubuelo" según su particular vocabulario.
pimientos-rellenos-de-carne-y-arroz
Aunque pueda parecer mentira, el arroz no se pasa ya que está hecho solo con la humedad del pimiento y del sofrito de las verduras.
Rellenos-de-carne-de-lomo-de-cerdo-y-arroz
Ingredientes
4 Pimientos rojos no muy grandes y carnosos
500 gramos de carne de cerdo (lomo)
2 Cebollas grandes
Perejil
6 cucharadas colmas de Tomate frito casero
1 cucharadita de Cúrcuma
 Unas hebras de Azafrán 
Pimienta negra
Sal
Aceite de oliva virgen extra
500 gramos de Arroz bomba (SOS)

NOTA: No se recomienda carne picada pues después de hecho el pimiento, ni se notaría esa carne.

Preparación
  • En una sartén se echa un poco de aceite de oliva virgen.
  • Se ponen las cebollas cortadas muy pequeñas. 
  • Mientras, vamos cortando la carne muy pequeña, la volvía a cortar en mi casa (1).
  • Cuando las cebollas ya están transparentes se añade el tomate frito.
  • Añadimos ahora la carne y las especias: curcúma, perejil, pimienta negra molida y la sal (2).
  • Cuando hayan pasado unos 20 minutos añadimos el azafrán disuelto en un dedo de agua. Revolvemos y retiramos del fuego (3).
  • Se lavan los pimientos y se les corta la parte superior a modo de tapa (4).
  • Hay que lavarlos también por dentro y se ponen hacia abajo para que escurran.
Primeros-cuatro-pasos-de-la-preparación
  • Cuando ya está un poco templado el relleno se mezcla con el arroz en crudo (5).
  • Se mezcla bien con el arroz, poco a poco se va añadiendo el relleno (6).
  • Se rellenan con la ayuda de una cuchara y se les pone un palillo para sujetar la tapa de los pimientos (7).
  • Ahora los envolvemos en papel de aluminio, bien cerrados (8).
  • Ponemos en la olla a presión un recipiente dentro para que no se apoyen los pimientos sobre el agua. Yo coloqué una rejilla.
  • Agregamos el agua caliente (así tarda menos) y que solo cubra unos dos dedos el recipiente y lo dejamos cocinando una hora con presión a fuego bajo. La mía es olla a presión y no la olla rápida. 
  • Pasados estos sesenta minutos se abre la olla y se retiran los paquetes.
  • A los pimientos se les retira el papel de aluminio.
  • Se sirven y recomiendo abrirlos por la mitad una vez estén en el plato y veréis qué cosa tan deliciosa.
Pasos-para-la-terminación-de-los-pimientos-rellenos
Bueno, nada más. Espero que os gusten tanto como a nosotros. En mi casa este plato pertenece a nuestro "comfort food" o lo que es igual, a nuestras recetas ricas de toda la vida. 

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 17 de septiembre de 2019

Empanadas de carne argentinas (criollas)

Hace tiempo quería escribir esta receta, nos encantan en casa las buenas empanadas argentinas, bueno, lo aclaro, empanadas argentinas son todas las que se hacen en la nación, estas concretamente son las criollas y que son las que habitualmente se hacen en Buenos-Aires y una de las más conocidas y extendidas mundialmente sobre todo por la cantidad de restaurantes argentinos que hay en muchas ciudades,después las hay con pequeños o grandes cambios en sus ingredientes: las santefesinas, las cordobesas, las mendocinas, las tucumanas, las de Salta que llevan patata hervida, cada provincia tiene la suya propia y todas se pueden hacer fritas o al horno. A mí me gustan mucho más las fritas, ya que voy a engordar prefiero hacerlo bien y en cuanto al tamaño casi todas de unos 12 o 13 centímetros ya cocinadas. La masa en crudo medirá exactamente lo mismo de diámetro. Deben ser generosas de tamaño y bien rellenas.
No hay reunión de argentinos en las que no haya empanadas, que no son el nombre que se le da en España, aquí se conocen estas masas rellenas con el nombre de empanadillas y desde luego no con el relleno que hacemos en las nuestras criollas tradicionales, son bastante fáciles de hacer. Es muy importante que la masa sea casera, las masas que venden hechas (en España) no sirven, son otro tipo de masa, no se hacen las burbujitas típicas que tienen las empanadas argentinas. La masa es lo más fácil y es lo que os dará ese sabor que muchos conocéis de una buena empanada argentina.

Vamos primero con la receta de la masa, os puede servir para cualquier relleno que os apetezca. Esta masa no lleva nunca ni huevo ni leche que de todo he visto por esos mundos, es una receta básica y muy sencilla, superfácil.
empanadas-con-masa-casera


empanada-de-carne

empanadas de-carne-huevos-duros-aceitunas

Empanadas-ideales-para-una-cena-de-amigos
Ingredientes

Masa
(22 o 24 tapas de empanadas de unos 12 centímetros)

3/4 Kilo de Harina de uso común
2 Cucharadas soperas colmas de manteca de cerdo (medida sin derretir)
1 Cucharada sopera rasa de sal gruesa
400 ml. de Agua templada (calentita)

NOTA: La masa debe estar algo saladita

Preparación

Masa
  • Se vuelca la harina pesada en un recipiente hondo o en una amasadora.
  • Se pone la manteca de cerdo derretida y ya algo fría.
  • Se mezcla y se pone la sal. Esta masa debe quedar algo salada.
  • Mezclamos todo y vamos añadiendo agua algo caliente.
  • Amasamos y volcamos en la mesa enharinada. Amasamos un minuto y extendemos en la mesa con un rodillo y estiramos bien.
  • Debe quedar la masa de unos 2 o 3 milímetros de grosor.
  • Cortamos con un molde o una taza grande de desayuno. A mí me gustan grandecitas.
  • Ponemos la masa en un plato o recipiente y vamos poniendo entre una y otra un pedazo de papel de horno para después poder congelar la masa de empanada para montarlas en el momento de consumirlas.
  • Yo normalmente las congelo entre papeles de horno y luego en unas bolsitas especiales de uso alimentario de 6 en 6 y siempre las tengo a mano.
Relleno
Ingredientes
750 gramos de Carne de ternera picada gruesa
2 Cebollas grandes o 3 medianas
1 Cebolla de verdeo (cebolleta)
100 gramos de uvas pasas sin semilla
Aceitunas verdes sin hueso (al gusto)
2 o 3 huevos duros
1 Cucharadita rasa de comino
1 Cucharadita colma de Pimentón dulce 
1 Cucharada rasa de ají molido o triturado 
(dependiendo del gusto al picante)
3 Cucharadas de Aceite de oliva suave (para freírlas)

Preparación del relleno
  • Se pone aceite de oliva suave en una sartén y se añaden las cebollas cortadas muy pequeñas. 
  • Se dejan que se hagan muy despacio con fuego bajo y cuando estén transparentes se añade la carne.
  • Y poco a poco cuando vaya perdiendo el color rojizo de la carne cruda, añadimos las especias: Comino, ají, pimentón dulce y sal.
  • Añadimos las uvas pasas sin semilla y la cebolla de verdeo o cebolleta como se llama en España, también cortada muy pequeña.
  • Dejamos cocinar a fuego lento una media hora aproximadamente.
  • Ponemos las aceitunas verdes cortadas a la mitad y las mezclamos con el relleno de carne.
  • Revolvemos y apagamos el fuego.
  • Cortamos los huevos duros en trocitos pequeños y mezclamos y comprobamos la sal.
  • Dejamos enfriar. 
  • También el relleno lo congelo calculando por cucharadas. En este caso también de 6 en 6 y guardado en bolsitas de uso alimentario.
relleno-de-carne-para-empanadas-criollas
Masa de empanada sobre mi mano, es lo más sencillo

Montaje de las empanadas
  • En la mano ponemos la masa y rellenamos, también se puede hacer el relleno sobre una mesa, pero después hay que sujetarlas para cerrarlas y hacerles el "repulgo" que es un sistema que hacemos todos los argentinos y no es nada difícil pero hay que tener el punto para que nos salga bien y este que he usado yo es exclusivamente para las de carne.
  • Se rellenan con la ayuda de una cuchara sopera y le ponemos una cucharadas colma de carne. Cerramos la empanada con la ayuda de unas gotas de agua.
  • Después hacemos el repulgo o las cierras como tengas costumbre, si están ricas eso es lo de menos. Voy a buscar cómo se hace y os dejo el enlace en el minuto 1,28. Lo encontré, perfecto y de risas de una argentina muy simpática.
  • Se van rellenando las que vayamos a servir y se fríen en aceite suave de oliva. 
  • Las empanadas deben estar frías antes de freír. Yo las pongo en el frigorífico para que al meterlas en el aceite muy caliente se les hagan esas burbujas típicas de las masas de nuestras empanadas argentinas.
Cuando probéis estas empanadas hechas en casa ya no querréis volver a comerlas en la calle que no siempre están muy ricas.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 10 de septiembre de 2019

Empanada gallega fácil

Pues ya hemos hecho la rentrée casi todos y ya estamos aquí como todas las semanas. Hace mucho tiempo que quería encontrar y preparar una empanada sencilla, de las de "aquí te pillo, aquí te mato", y por fin esta es una de mis preferidas. Esta receta es del blog de Frabisa, he leído que la masa es de una tía suya, comenta que ella cuando era chica la hizo por primera vez en Uruguay o en Montevideo, ayudando a su tía, lo que sí me ha quedado claro son las raíces gallegas de su familia. Es un blog estupendo, tiene de todo y todo rico. Yo le tengo mucho cariño a todo lo uruguayo mis abuelos eran de ese bello país, mi abuelo de la capital, Montevideo y mi abuela de Paysandú (al norte del país). Mis primeros veraneos en la playa fueron en sus maravillosas playas de arena blanca de Carrasco en Montevideo. Luego la gente dice que no te puedes acordar de esos años, pero se confunden, se confunden absolutamente. 

Bueno, os cuento los pasos de esta maravillosa empanada gallega. Seguro que siempre habrá algún purista (que no suelen cocinar, por cierto, solo comen) y dirá qué no, que así no es, que el relleno no sé qué o no sé cuántos. Me da igual. Tenéis que probarla es absolutamente maravillosa. Los puristas que la encarguen que seguro que estará muy rica y seguro también que mil veces más cara. Yo sinceramente esta os la recomiendo, la podéis rellenar de esto que os propongo o de mil cosas más que se os ocurran. 

Ya sabéis que todo lo que hago está más que probado y comido, si no está buena o tiene fallos o no la publico en el blog o lo malo lo cuento para que nos os pase. En esta ocasión, no me ha sucedido nada malo. Fue un éxito. Ese día de agosto tuve en casa un almuerzo informal con toda la familia (la cercana) y éramos algo más de treinta personas (32) no sobraron ni las miguitas.  Hice para esa ocasión una doble y en rectángulo. Vamos allá con la receta.
empanada-rellena-de-atún

relleno-de-atún
La masa queda hojaldrada y crocante
rellena-de-atún-y-tomate-con-cebolla
No se os olvide hacer el agujero central a modo de chimenea para que no se nos rompa la masa superior.
masa-crujiente-rellena-de-atún
Ingredientes de la masa

500 gramos  de harina y un poco más para amasar (Harina normal, no de fuerza)
150 gramos de Aceite de girasol
150 ml. de Leche
1 Huevo (ligeramente batido)
1 Cucharadita de sal fina
NO lleva levadura de ningún tipo

Preparación de la masa
  • Poner todos los ingredientes juntos en la amasadora o en un bol.  
  • Mezclar todo y amasar hasta que la masa esté lisa. 
  • Se puede hacer a mano o en amasadora.
  • Una vez hecha dejad reposar 15 o 20 minutos.
Ingredientes del relleno

3 cebollas grandes
6 cucharadas soperas de tomate frito (casero o comprado de buena calidad)
1 cucharadita de Pimentón de la Vera (dulce)
500 gramos de atún en conserva escurrido
Pimientos rojos morrones (opcional)
Pizca de sal
Aceite de oliva virgen extra

Para dorar la masa

1 huevo batido

Preparación del relleno
  • Abrid las latas de atún y ponerlas sobre un colador de malla fina para que escurra todo el aceite mientras hacemos el sofrito.
  • Picar las cebollas muy pequeñas y se sofríen con un poco de aceite de oliva y un poquito de sal hasta que estén transparentes.
  • Añadir las 6 cucharadas de tomate frito casero o de conserva de buena calidad.
  • Agregar la cucharadita de pimentón dulce.
  • Dejad pochar el conjunto durante 3 o 4 minutos a fuego medio.
  • Rectificar de sal.
  • Dejar  enfriar el relleno. Si no se hace, la masa se ablanda y no nos quedará crocante.
Montaje de la empanada
  • Se enciende el horno a 200 grados, calor abajo. 
  • Poco a poco se va calentando el horno mientras hacemos el montaje.
  • Se estira algo más de la mitad de la masa. (Para la parte inferior que tiene que cubrir las paredes).
  • Se coloca sobre e molde enmantequillado y se suben bien los laterales de la masa.
  • Se coloca primero el sofrito del tomate y la cebolla...Frío. Siempre se coloca el relleno frío.
  • Se estira bien con la ayuda de una cuchara, (por la parte de atrás de la cuchara sopera).
  • Por encima se coloca el atún o el bonito en conserva bien escurrido de aceite.
  • Se corta la masa sobrante y se amasa con la otra parte y se vuelve a estirar fina para cubrir el relleno.
  • Se decora como más os guste con la masa sobrante. Aquí en esta tarea pueden ayudar los niños de la casa.
  • Se bate el huevo y se pinta la empanada antes de meterla el horno.
  • Muy importante: Haced un agujero a modo de chimenea en el centro de la empanada para que "respire" y no se rompa.
  • Se deja en el horno unos 40 o 45 minutos.

Nota: En la receta original la autora le pone pimientos rojos. Yo no os he puesto pues en mi casa no sientan nada bien. Pero si en vuestras casas no hay problema seguro que estará muy rica con estos pimientos rojos de conserva.
preparación-empanada

Nada más. Me tenéis que contar cómo os sale, es una maravilla. Probadla.
Sed muy felices y probad hacer cosas sanas, tradicionales, económicas y encima ricas ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...