martes, 26 de enero de 2021

Pasteles de coco y arándanos

A ver, os cuento, ya he contado que mi desmesura no tiene límite. La receta anterior tenía coco y como no soy capaz de moderarme compré casi medio kilo de coco (como la que vive en el Caribe y le caen del árbol) y como tenía una receta en la retaguardia aquí está. Tenía que aprovechar el coco (os dejo unos pasteles australianos de coco que son también una delicia, los Lamington) y os reconozco que voy apretada muchas veces de tiempo, de post escritos o en borrador y listos para publicar, para qué mentir. Voy ajustadita,  entre las cosas que me “desnivelan” en mi día a día, las que me emocionan; mis amigas que me dispersan (ellas son las culpables...ja, ja, ja.), mi niña que me tiene loca loca y que no estoy en mis cabales, aunque lo intento y lo que me supone hacer mi post todas las semanas; sabéis de sobra que no siempre tenemos ganas de comprar, cocinar, imágenes, editar y escribir...aunque esto no tanto, no me cuesta casi nada enrollarme por algo que quiera decir. En fin, sabéis que soy sincera, que nunca miento, (marca de la casa). Comparezco todas las semanas por mi constancia y mis ganas de seguir aquí, ha habido veces que no podía, físicamente no podía, no tenía ganas o que no podía o que me venía mal, pero mi disciplina (la que me inculcó mi madre....) me obligaba a estar atenta.  A ver, si no puedes lo dices y si no quieres también; si quieres te vas y no pasa nada, esto lo pienso a veces. La cosa es que me gusta mucho después de ocho años de blog seguir aquí, ayudar a los que no saben mucho de cocina y que puedan comer algo mejor en sus casas de estudiantes o pisos compartidos o simplemente que sean novatos, me escriben muchas veces a mi mail para que explique algo que al ser tan novatos no saben cómo hacerlo.  Me encanta ayudar, me encanta donar, sangre también,  regalar, aunque sean tonterías. Me gusta en estos momentos terribles que la gente sonría, que se sienta segura o un poco más segura, poco quizá, pero da igual, se intenta. El tema es la confianza, la amistad, el amor, tantas y tantas cosas que nos conforman como personas, que nos ayudan, a ser mejores y nos hacen más felices, empáticos o más agradables con la que nos cayendo y que encima agradecemos esos pocos contactos y con la distancia debida.  Hay que tener presencia de ánimo para aguantar este tsunami....  yo solo pido,  seguir teniendo a mis amigos de siempre. Eso ya es un triunfo. Mantener lo establecido para nuestra estabilidad emocional. Con eso es suficiente. Y que no nos vengan con políticas o los que se vacunan a destiempo y los dichosos intereses electorales. Hay que echarle mucha paciencia a la desvergüenza general.

Ha sido pura casualidad el que haya podido hacer este buenísimo pastel, ya que por lo general no suelo ver programas de cocina, con lo cual en este caso fue todo lo contrario a la ley de Murphy por fortuna, estaba cambiando de canales y de repente me quedé prendada de este pastel o pastelitos de coco de Elena Aymerich, una cocinera experta y que lo mismo prepara recetas saladas que dulces y maravillosas todas. Os cuento también que cambio muchas recetas para adecuarlas a nuestros propios gustos, en esta ocasión solo he cambiado del original el relleno, que era de orejones hechos en almíbar ligero; pero preferí hacerla con mermelada de arándanos ya que creí que ese punto ácido nos iba a gustar mucho, como así ha sido. Esta es una receta sencilla en la que solamente hay que seguir bien los pasos y no variar los ingredientes, cosa que también suelo hacer sobre todo, para disminuir las cantidades de azúcar por salud y porque encima no soy nada golosa. Espero que estos pastelitos os endulcen algo este pésimo momento que estamos viviendo, en fin, terrible.
Pastelitos individuales de coco


Rellenos con mermelada de arándanos

Detalle de pasteles de coco

Pastel de coco y arándanos en el molde
Ingredientes

Base de galleta casera
100 gramos de mantequilla
90 gramos de azúcar
1 huevo
185 gramos de harina 
1/2 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal)
1 cucharadita rasa de sal fina

Relleno
370 gramos de mermelada de arándanos (o la que más os guste)

Cobertura de coco
100 gramos de mantequilla
90 gramos de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 huevos
40 gramos de harina 
1/2 cucharadita de levadura en polvo
270 gramos de coco rallado

Preparación de la galleta de base
  • Encender el horno a 180 grados.
  • Se mezcla la mantequilla y el azúcar, debe quedar cremosa.
  • Añadimos el huevo y mezclamos hasta que quede bien integrado.
  • Tamizamos la harina y la vamos echando poco a poco mezclada con la levadura en polvo.
  • Agregamos la cucharadita de sal fina.
  • Encamisamos un molde rectangular. Se puede poner también papel vegetal en la base. 
  • Colocar esta masa sobre el molde ya preparado y estirarla o aplastarla con la mano.
  • Hornear durante 20 minutos.
  • Sacar del horno esta base (galleta) y dejarla enfriar.
  • Poner encima la mermelada batida. Es mejor echar la mermelada en un recipiente y batirla a mano un poco. 
  • Extender bien la mermelada sobre nuestra galleta, yo lo suelo hacer con una pala de pescado porque me resulta más fácil.
Preparación de la cobertura de coco
  • La mantequilla la mezclamos con el azúcar y la esencia de vainilla.
  • Añadimos los 2 huevos (uno a uno) y seguimos mezclando.
  • Seguimos con los 40 gramos de harina y la media cucharadita de levadura. Todo esto lo podríamos hacer en una procesadora o a mano.
  • Por último, sacar del vaso o recipiente de la máquina (en caso de que la hayamos utilizado) y añadimos el coco rallado sobre esta mezcla.
  • Revolver suavemente a mano (para que no se pulverice el coco).
  • Colocar esto encima de la mermelada de arándanos. Lo tenemos que poner con la mano, se reparte bien y va otra vez al horno durante 20 minutos a 180 grados.
  • Debe quedar algo dorado.
En la imagen inferior se puede ver la base de la galleta (ya fría) y encima la mermelada de arándanos o cualquier otra que os guste.
Base de galleta casera y mermelada de arándanos
Colocad a mano la cobertura de cocoPasos generales de la preparación
Una vez horneado se deja enfriar y se corta en cuadraditos o rectángulos pequeños. Muy rico de verdad además no tiene mucha complicación. Solo tener preparados los ingredientes y seguir estos sencillos pasos, sin prisa salen estupendamente.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas. Salud.

martes, 19 de enero de 2021

Tarta de coco y dulce de leche

Comprendo que para una argentina esto del dulce de leche y un poco de coco nos viene de lejos, es una comfort food total ya que son los ingredientes principales de nuestros famosos alfajores, sobre todo los de harina de maíz que me encantan y que en Cádiz hay una cafetería que los hacen muy buenos, los he preparado varias veces y son una cosa deliciosa, os dejo aquí el enlace a mis alfajores, no se parecen nada a los españoles que también están muy ricos, pero estos son diferentes ya que no llevan almendra como los habituales que se encuentran en España. Esta receta me la dio una amiga americana, que creo que la copiamos del famoso recetario de "Better homes" todo un clásico de los libros de cocina americana y de hecho mi amiga se los ha regalado a sus dos hijas para que puedan cocinar buenos platos estadounidenses que como pasa con la cocina italiana, no todo son macarrones con tomate, ni ellos solo preparan hamburguesas o barbacoas; todo un mito, se come bien y mal como en todas partes, dependiendo de tus gustos, tu experiencia y sobre todo las ganas y el imprescindible tiempo que a veces no nos llega.
Es una tarta muy sencilla de hacer y diferente, ellos por norma general (los americanos), utilizan grandes cantidades de azúcar y yo resto mucho a la cantidad que escriben en la receta, en esta y en otras muchas, yo no concibo en una tarta trescientos cincuenta gramos de azúcar o incluso cuatrocientos gramos ...me parece una exageración. 

Espero que os guste esta sencilla tarta ideal para terminar una buena comida o para acompañar un té. Muy fácil esta receta y  la voy a incluir en el índice de "cocina para novatos", solo hay que mezclar bien y hornear.
Tarta con coco muy sencilla

Interior de la tarta de coco y dulce de leche

Tarta de coco interior
Tarta de coco collage
Tarta de coco en un bonito rincón del patio

Ingredientes

150 gramos de azúcar
4 Huevos
90 gramos de mantequilla sin sal
1 Pizca de sal fina
1 Cucharadita de esencia de vainilla
60 gramos de harina de trigo (la normal)
460 ml de Leche entera 
150 gramos de coco rallado (reservar un poco para decorar la tarta)
Dulce de leche a temperatura ambiente (Chimbote)

Preparación
  • Mezclamos los huevos con el azúcar y la mantequilla (blanda).
  • Debe quedar una crema con un color amarillo y bien mezclado.
  • Añadimos la cucharadita de esencia de vainilla.
  • En otro recipiente mezclamos la harina con la pizca de sal y la leche fría, no debe quedar ningún grumo. Bien mezclado.
  • Juntamos esta última mezcla a la primera (la de los huevos con el azúcar y la mantequilla).
  • Mezclamos bien.
  • Agregamos el coco rallado y guardamos un poco de coco para espolvorear la tarta cuando esté fría.
  • Si hemos utilizado una máquina procesadora, cuando añadimos el coco a la masa lo hacemos a mano para que no se triture y que se note en la tarta.
  • Se encamisa un molde con mantequilla y harina y a la parte inferior le ponemos un círculo de papel de horno para que no se nos pegue.
  • No se puede hacer en moldes abiertos ya que es una masa bastante líquida y se nos escaparía. 
  • Precalentamos el horno a 175 grados y la horneamos durante 50 o 55 minutos. Requiere este tiempo por ser tan líquida. 
  • Pasado este tiempo se pincha en el centro para saber si ya está a nuestro gusto. 
  • Yo la dejé por dentro con una textura entre flan y bizcocho. La mía estuvo en un molde redondo tipo tartaleta de 23 centímetros de diámetro y la tuve 45 minutos en el horno. Si veis que os gusta más hecha solo taparla con un papel de aluminio dentro del horno para que no se queme.
  • Cuando esté desmoldada y fría se cortan las porciones y se les pone por encima dulce de leche con generosidad y se espolvorea el coco rallado. 
  • Os aconsejo que cortéis las porciones de tarta ya que cuando se decoran y terminan individualmente quedan mejor, más limpias.
Os dejo la imagen de mis alfajores argentinos
Alfajores argentinos con dulce de leche y coco

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas. Salud. 





martes, 12 de enero de 2021

Vasitos de turrón fáciles

Esta receta nos puede servir también para aprovechar lo que seguro nos ha quedado de más en la despensa, no estoy segura si las personas que cocinan son tan exageradas como yo, pero yo no suelo calcular bien al comprar, además si hay algo que me gusta compro más por si acaso con lo cual siempre me sobra y sé que no es lo ideal, pero así es. Esta es una sencilla receta que nos sirve para cualquier época del año, ya que si ahora compráis algunas tabletas de turrón de Jijona (o las tenéis a montones como yo) os pueden servir para el verano y aprovechar para hacer algún postre de estos ricos, sencillos y nada caro, además seguro que en verano o primavera nos apetecería mucho terminar una comida veraniega con este sabor maravilloso que tiene el turrón "del blando" como muchos de nosotros llamamos coloquialmente a este maravilloso turrón. Estas imágenes son de hace unos días que aproveché para sacar mis tabletas de turrón para este postre riquísimo y sencillo como son estos vasitos individuales, me encanta servir el postre así, porque los tienes listos en el frigorífico para servir cuando toca y listo y no las prisas que hay siempre entre plato y plato. Un alivio, la verdad.  Os dejo otros postres individuales: cremoso de limón con granadas y este arroz con leche indio delicioso con pistachos.
Vasitos de postre de turrón

Vasitos individuales de postre

Vasito de turrón sencillo sin horno
Ingredientes para 6 vasitos

4 hojas de gelatina  (sin sabor)
 200 gramos de nata para montar (35% grasa)
1 yema de huevo
 200 gramos de turrón de Jijona
50 gramos de turrón de Jijona para cortar y decorar el vasito
 300 gramos de leche

Preparación con Thermomix
  • Se pone en un recipiente pequeño agua mineral e introducimos las hojas de gelatina.
  • En el vaso de la Thermomix añadimos la leche, los 200 gramos de turrón y la yema.
  • Se programa la máquina a velocidad 4 / 40º / 6 minutos. 
  • Añadimos la gelatina muy escurrida.
  • Programar a velocidad 4 / 20 segundos. 
  • Vertemos la nata muy fría en el vaso y ponemos velocidad 5 / 30 segundos. 
  • Servimos en cada vaso y dejamos enfriar, antes de taparlos con papel film e introducirlos en el frigorífico.
  • Con los 50 gramos restantes del turrón y antes de servirlos cortamos a nuestro gusto el turrón sobre una tabla y decoramos los vasitos. En la procesadora queda el turrón demasiado rallado y yo prefiero hacerlo a mano con cuchillo y así no te llevas sorpresas.
Preparación en olla
  • Ponemos de igual manera las hojas de gelatina a remojar en agua fría (mineral) hasta que se ablanden.
  • En una olla pequeña ponemos la leche a calentar a fuego bajo. 
  • Añadimos el turrón de Jijona. 
  • Ponemos la yema batida previamente y removemos hasta que se disuelva e integre todo. 
  • En cuanto comience a hervir apagamos y lo retiramos del fuego.
  • Añadimos las hojas de gelatina muy escurridas.
  • Mezclamos muy bien.
  • Echamos la nata fría y mezclamos con unas varillas de pastelería.
  • Servimos en los vasitos y dejamos enfriar antes de ponerlos en el frigorífico tapados con papel film.
  • Con los 50 gramos restantes del turrón y antes de servirlos cortamos el turrón muy pequeño sobre una tabla y decoramos los vasitos.
Nota: 
Lo ideal es prepararlos el día anterior para que estén muy fríos.
Vasito de postre individual

Pues lo dicho, espero que os guste este sencillo postre y ojalá que esta situación terrible vaya pasando pronto para volver a la normalidad. A la sana normalidad. 

Intentad ser felices y probad hacer cosas sanas y ricas.

martes, 5 de enero de 2021

Carrilleras de cerdo con salsa de vino

Pues empiezo hoy con la primera receta del año y que como hace ya mucho tiempo en la colaboración que hago con un blog maravilloso Cooking the chef, que nos proponen siempre o casi siempre una receta de un gran chef, en muchos casos hemos tenido que investigar un poco pues casi no había recetas traducidas y lo hemos conseguido entre todos los blogs que nos apuntamos a este juego mensual donde cada cual hace la receta que más le gusta o que la ve más conveniente para los gustos de su propia casa, recuerdo que un chef japonés y un danés no me resultaron nada sencillos, pero esto siempre es una experiencia, un aprendizaje para disfrutar con esto que a muchos nos gusta tanto como es cocinar, sobre todo, una cocina que si no fuese por esto yo no lo hubiera podido conocer, ya que para elegir una receta, la vencedora de todas las que te encantarían probar, hay veces que por la complicación técnica o simplemente por lo difícil de encontrar cierto ingredientes se me hacía imposible hacerla. Todos los blogs que participamos nos comemos bien la cabeza para llegar medio bien al día cinco de cada mes que es el elegido para las publicaciones de nuestras recetas. Entrad a ver el blog y veréis muchas recetas en esta ocasión de esta maravillosa comunicadora que es la simpática y agradable Julie Andrieu.

He reconocido muchas veces que he aprendido muchísimo (y otras muchas personas de las que participamos también lo han comentado) con esta participación, que como os digo casi siempre es sobre un chef que ha destacado en su trabajo y no tanto lo conocidos que sean para el público en general.  

Este ha sido el plato elegido para empezar el año, es una receta que salvo por el tiempo de maceración es sencilla, no tiene nada de trabajo; lo de siempre, buenos productos y poco más, además de paciencia.
Maceración de las carrilleras

Ya en la mesa
Aquí os dejo el vídeo (en francés) de este plato, el original, el que Julie prepara con Marc

Carrilleras con salsa de vino

Esta salsa la he preparado con vino denominación de origen Cigales, es un vino de Castilla y León, se elabora con unas proporciones idóneas de variedades blancas (albillo, verdejo y sauvignon blanc) con variedades tintas (tempranillo, garnacha, merlot y syrah), este vino lo conocimos en la Taberna de la Sorpresa en Cádiz, cuyo propietario es un gran seguidor de este vino y nos lo recomendó. En esta receta Julie Andrieu las prepara con vino de grosella, pero ante la imposibilidad de encontrarlo en tiempo record, mi "santo" me dio la buena idea de utilizar este estupendo vino Museum reserva de 2015 para hacer la receta de hoy.
Carrilleras en salsa con vino Museum

Ingredientes

Carrilleras de cerdo (Ibérico o no)
Vino tinto Museum o vino de grosella
2 cebollas medianas 
1 Zanahoria grande
4 Granos de pimienta negra
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Bouquet garni
Hierbas frescas de 
Laurel
Tomillo
Perejil 
Pasos de la preparación de las carrilleras
En las imágenes superiores se ve el macerado, el paso del dorado solo con aceite de oliva virgen extra de las carrilleras y en la tercera ya cuando la harina se ha dorado.

Preparación
  • Se limpian bien de pieles las carrilleras (o carrilladas), se llaman de las dos maneras.
  • Se lavan y se secan sobre un papel de cocina.
  • En un cuenco colocamos las carrilleras y el vino que las cubra.
  • Añadimos las zanahorias si son dos medianas o una sola y cortada a rodajas no muy finas.
  • Las dos cebollas cortadas en cuartos.
  • Seguimos añadiendo las hierbas o en bouquet (ramito) o en grano o secas.
  • Las dos hojas de laurel
  • Sal (comprobar) 
  • Se cubre y se deja toda una noche o unas 6 horas mínimo.
  • Al día siguiente en una olla añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente se van dorando, cortadas en pequeño o en cuatro trozos, todo depende del gusto de cada uno.
  • Cuando se hayan dorado un poco se añaden 2 cucharadas rasas de harina de trigo y se remueve para que la harina no sepa a crudo.
  • Cuando la harina ya está dorada añadimos todo el macerado. Todo.
  • Añadimos si hiciese falta algo más de vino y tapamos.
  • Yo las hice sin olla presión, tardaron una hora y media a fuego mínimo.
  • En olla presión pueden tardar unos 40 minutos (esto dependerá del tamaño en el que hayamos cortado las carrilleras). En olla rápida unos 30 minutos y siempre a fuego muy bajo.
  • Se abren y se comprueba con un tenedor para saber si están tiernas. 
  • La salsa no hace falta triturarla. Así como se ve en el plato las serví y le puse unas zanahorias y una hoja de laurel para decorar un poco el plato.
Ya están, listas y divinas. Muy sencillas. Espero que os hayan gustado.

Julie Andrieu chef
JULIE ANDRIEU

«Dis-moi ce que tu manges pour que je comprenne et partage ton histoire” (Dime que comes para que comprenda y comparta tu historia).

Julie Andrieu nació en 1974. Su madre es una actriz conocida Nicole Courcel, es prima del escritor Marc Levy y de la actriz Cathy Andrieu y también es familia del escritor Alexandre Jardin. Su madre no era muy aficionada a la cocina así que su formación nació de si misma.

A los 17 años hizo un viaje fin de estudios de varios meses por Nepal, India y Sri Lanka, convirtiéndose en fotoperiodista y vendiendo sus imágenes a revistas como Paris Match y Elle. A los 18 años ya era fotógrafa de France Soir, dónde conoció a Jean-Marie Périer, con quién se hizo pareja. Jean-Marie era 34 años mayor que ella y con 20 años se esforzaba en hacer buenos platos para él. Fue entonces Jean-Marie quién la convenció para que dejara sus planes de fotografía y se dedicara a la cocina. En 1999 publicó su primer libro de cocina y más tarde se convirtió en crítica gastronómica de la guía Lebey durante 10 años.

En 2010 se casó con un neurocirujano francés Stéphane Delajoux y tienen dos hijos, un niño llamado Hadrien y una niña, Gaïa.

Desde 2001 ha participado en varios programas de TV y en 2012 inició los ya conocidos programas por nosotros en France 3, de Les carnets de Julie. En esta serie de programas Julie, recorre Francia, intentando recuperar viejas recetas.

Desde 2009 es columnista de cocina en el programa diario C à vous en France 5. Julie hacía una receta cada noche y cuando la presentadora tuvo su baja de embarazo, se hizo cargo del programa. Trabaja también en el seminario Télé 7 jours en la sección À table.

Ha escrito muchos libros, publica en su web una produce una serie de programas dónde visita a gente anónima y repasa sus cocinas para hacer una receta con las cosas que encuentra en sus despensas, Julie chez vous.

 
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 29 de diciembre de 2020

Pastel salado con atún, guacamole y salmón ahumado

Espero que hayáis pasado una buena Navidad, aunque hayan sido tan extrañas, tan  diferentes a otros años; pero espero que por lo menos hayan sido buenas y tranquilas. Este año me facilitaron esta receta tan rica que de verdad no la había probado nunca y es un "bocato di cardinale", una cosa que se prepara en menos de cinco minutos y que tiene muy buena presentación, yo ya este pastel lo he preparado dos veces (porque me sobró cantidad de relleno) por aquello de "yo y mi desmesura"; pero me vino muy bien en esta ocasión y sirve para grandes reuniones (que está claro que ahora mismo no toca) o para una simple copa en casa con amigos, que es lo que más me puede gustar en la vida, estar con mis amigos y gente que quiero y encima picoteando con una buena copa de lo que sea, fría muy fría; por ejemplo una buena cerveza en copa helada y un trozo de algo hecho en casa y sencillo, pero eso sí, con buena pinta, como es este pastel que parece que te has tirado recortando y untando dos horas. Nada más lejos de la verdad y además si tienes maña esto es un abrir y cerrar de ojos. No tiene truco; sí consejos. 

En este caso he utilizado el pan aplanado de tipo molde sin corteza que viene en planchas medianas (Mercadona) o si tuviésemos que hacer más cantidad entonces lo ideal es comprar el tramezzini de Mackro el grande de un kilo, lo tienen de tres tipos aunque yo siempre utilizo el natural, para que no le quite sabor al relleno. Eso ya a gusto del consumidor. 

Bueno, este pastel de hoy estará en mis mesas mucho tiempo porque me ha encantado, lo tiene todo, bueno, bonito y barato (o casi, dependiendo el salmón ahumado que utilicemos o si es caviar o huevas... ) y como digo ideal para grandes reuniones o para un picoteo.

Pastel salado con atún, guacamole y salmón ahumado

Pastel salado con atún, guacamole y salmón ahumado
El día de Navidad ya colocado de aperitivo, el primero.
Pastel salado con atún, guacamole y salmón ahumado
Ingredientes

Pan de molde sin corteza 
(tramezzini o los llaman también "enrollados" de Bimbo)
2 Latas de atún pequeñas
Mayonesa
1/2 Tarrina de guacamole (la mía de Mercadona)
Salmón ahumado 
Caviar o huevas lo más parecido al caviar, el iraní lo dejamos para otras cosas
Palitos de madera o bambú para servirlos

Preparación
  • Los paquetes pequeños de pan tipo tramezzini tienen cinco unidades, este pastel se hace solo con tres unidades de pan rectangular.
  • Empezamos: abrimos las dos latas pequeñas de atún y las ponemos en un colador de malla fina, así escurren bien el aceite.
  • En un bol mezclamos este atún y dos cucharadas rasas de mayonesa. Mezclamos y cortamos por si hay algún trozo grande de pescado.
  • Sobre una tabla de cocina, colocamos el primer pan y untamos generosamente con el atún y la mayonesa ya mezclada.
  • Ponemos otra capa de pan: Untamos el guacamole. Con una tarrina pequeña me ha dado para dos pasteles. Untar generosamente es fundamental para que se vea el color verde del guacamole.
  • Ponemos la tercera y última capa de pan y extendemos la mayonesa.
  • Ponemos cuidadosamente las lonchas de salmón ahumado (en mi caso eran algo gruesas) no se corta el salmón antes de cortar el pastel.
  • Cubrimos con este salmón toda la superficie del pan ya untado con mayonesa (generosa capa).
  • Sobre la misma tabla de cocina y con un cuchillo de sierra (como los del pan), cortamos por la mitad a lo largo.
  • Limpiamos el cuchillo antes de cada corte con una servilleta de papel.
  • Giramos la tabla y cortamos hasta que queden cinco partes, ya que al haberle hecho el corte longitudinal, resultan 10 pastelitos salados. Los de la marca Bimbo son más anchos y nos pueden salir entre 12 y14 pastelitos.
  • Les ponemos los palitos de madera monos o de los sencillos de bambú que nos sirven para trasladarlos a la bandeja o plato de servir. 
  • Yo me ayudé con una pala de repostería para hacer más fácil el traslado a la bandeja definitiva.
Recomendaciones: 
  • Es importante que este pastel se monte un rato antes de servirlo.
  • Limpiar el cuchillo después de cada uno de los cortes
  • En la última capa, el salmón ponedlo entero y cubrid bien toda la superficie.
  • Cortad el pastel en las porciones que más os guste.
  • Yo suelo untar panes en la cocina mientras preparo con una pala de pescado, es más fácil y no te manchas las manos.
  • Después, ponerle con la ayuda de una cucharita de postre el caviar o sucedáneo, colocarle los palitos de adorno y además que  nos ayuda al servirlos. No solo quedan monos sino que se utilizan para servirse y no meter los dedos, no estamos en una época para meter las manos en nada.
  • Este pastel no se conserva bien al día siguiente pues el guacamole se oxida y queda muy feo. Me lo han contado. Aquí no sobró nada de nada.


Sed felices y probad hacer cosas sanas, ricas y pamplinosas como ellas solas, aunque deliciosas.

martes, 22 de diciembre de 2020

Croquetas de puchero

Os cuento que estas croquetas no las suelo preparar mucho porque son muy habituales en muchos bares de tapas en Cádiz y en general en toda Andalucía y las pido a veces en alguno bueno que sé que estarán deliciosas, son muy ricas; pero no son tan cremosas como las otras de jamón y puerro (os dejo el enlace) que nos encantan o como aquellas famosas del restaurante madrileño "José Luis" en la calle Serrano o en Paseo de la Habana que es donde las comíamos habitualmente y son para no olvidarlas, ese primer bocado que casi chorreaba... estas sin embargo, con más densas debido a la gran cantidad de carne que llevan en la besamel, son distintas, pero deliciosas, muy rústicas y muy caseras, pero ya os digo que buenísimas. Son claramente un plato de aprovechamiento y que les suelen gustar mucho a los niños, aunque vayan fritas alguna vez tampoco pasa nada...

Estas las vi en una receta  que pertenece a una venta de Cádiz, en Jerez  de la Frontera., la venta "El Albero", se comenzaron a servir en esta venta allá por el año 97 y esta es la receta que publica el blog "Cosas de comé" con muchas recetas e igualmente cantidad de  referencias de lugares para comer en la provincia de Cádiz y también con mucha mucha publicidad. 
Croquetas caseras de carne

Interior de croqueta de puchero

Croquetas de aprovechamiento
Ingredientes

3 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 Cebolla mediana
Una pizca de nuez moscada 
Perejil (dos cucharadas soperas de perejil muy picado)
1 Litro de leche entera
3 Cucharadas de harina de trigo
8 o 9 Cucharadas grandes de carnes del puchero (Morcillo o jarrete como se llama en Andalucía,  pollo y pavo)

Para rebozarlas

Huevo batido
Pan rallado fino
y
Aceite de oliva para freírlas

Masa de relleno de croquetas caseras
Preparación
  • En una sartén amplia se pone el aceite de oliva a fuego medio y se echa la cebolla cortada muy pequeña.
  • Se deja pochar la cebolla muy despacio.
  • Agregamos la carne del puchero (toda la carne de pollo, ternera, pavo, o la carne que tengamos en el puchero y cortada muy pequeña).
  • Añadimos la harina y le damos unas vueltas para que no quede cruda.
  • La leche la incorporamos tibia y poco a poco.
  • Debe quedar como una crema
  • Ponemos el perejil ya cortado muy pequeño (picado)
  • Probamos y rectificamos de sal por si acaso estuviesen sosas.
  • Dejamos enfriar la masa en un plato y cuando están frías ya las formamos para pasarlas por huevo batido y pan rallado muy fino.
  • Una vez formadas y rebozadas se meten en el frigorífico antes de freírlas para que no se rompan al meterlas en el aceite. 
  • Deben estar frías. 
  • Las sacamos luego a una plato con papel de cocina o escurridor y a un plato de servir. 
Nada más. Unas croquetas que hasta la forma se las he dado como en la venta para que se parecieran más a las de la venta, ya que las que yo hago suelen ser pequeñas bolas redondas... esas manías que tengo de vez en cuando.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 15 de diciembre de 2020

Tarta Linzer

La tarta Linzer es una tarta que tiene su origen en la ciudad austríaca de Linz, un clásico en las fiestas austriacas, húngaras, suizas y alemanas, preparada sobre todo en Navidad, es una tarta muy casera, rústica y sencilla que no tiene mucha complicación ya que el relleno es solo mermelada o confitura de grosella, fresa, frambuesa...se creía que la receta era más reciente; pero el director de la biblioteca del Landesmuseum de la Alta Austria y autor del libro ‘Cómo hacer la tarta Linzer’, encontró una receta aún más antigua, esta era del año 1653 en el archivo de la Abadía de Admon, a 75 km. de la ciudad de Linz, allí ya se explicaba su preparación e ingredientes que poco han variado desde entonces. Se hizo muy popular a mitad del Siglo XIX en Estados Unidos, debido a la emigrantes centroeuropeos. 

Hace mucho tiempo que la quería hacer ya que la veía fácil y sin mucha complicación, estaba deliciosa, aunque la masa no es complicada sí lo es para cortar las tiras de masa para cubrir la tarta, me las ingenié con una pala de pastelería para poder levantar esas largas tiras y colocarlas encima de la tarta y que quedaran "decentes" por decente quiero decir paralelas... y sin muchas roturas, alguna tira de masa se me rompió y tuve que repetirla, pero nada, sin importancia, solo algo de paciencia.
Tarta Linzer con frutos secos en la masa y rellena de frambuesa

Tarta rellena con frambuesa
Ingredientes

225 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
150 gramos de azúcar glas
1 Huevo grande (entero)
1 yema de huevo 
1 cucharadita de vainilla líquida
260 gramos de harina de repostería
½ cucharadita de sal fina
1 cucharadita de canela molida
 60 gramos de almendra molida
60 gramos de avellana molida

Relleno
300 gramos de Mermelada de frambuesa, fresa, grosella...
Porciones de tarta Linzer
Preparación
  • Lo primero es mezclar la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glas y batir hasta que esté blanquecina y suave. Se puede hacer en Thermomix o en procesadora, yo lo hice a mano.
  • Ponemos el huevo entero y la yema de otro huevo. Seguimos mezclando.
  • Añadimos la vainilla líquida.
  • Tamizamos la harina, la canela, la pizca de clavo de olor y la sal fina. Si no tenéis tamizador se puede hacer sobre un colador de malla fina. Es importante que la harina entre en la mezcla con aire.
  • Amasamos o a mano o a máquina.
  • Por último añadimos los frutos secos molidos: avellanas y almendras.
  • Cuando la masa está lista dividimos en dos trozos la masa (uno más grande que el otro, pues la masa de abajo lleva más cantidad de masa) se hacen los dos paquetes envueltos en film y se dejan reposar dentro del frigorífico una hora aproximadamente.
  • La masa más grande la colocamos en la tartera en un molde bajo (tipo tartaletas) y estiramos bien. Si se rompe no pasa nada se pone otro trozo y se une con ayuda de las manos.
  • Colocamos la masa en el molde previamente engrasado con mantequilla. Lo ideal es utilizar un molde desmoldable.
  • La rellenamos de mermelada o confitura de fresa, frambuesa, grosella...
  • Con la otra parte de la masa se hacen tiras para cubrir la tarta.
  • Se espolvorea con azúcar glas antes de meterla en el horno.
  • Se enciende el horno a 180 grados y cuando está caliente se hornea durante 35 o 40 minutos.
  • He leído que hay recetas que pincelan de huevo la masa superior y en otras no, así es que no lo hice y me quedó bien sin haberlo hecho.
  • Se deja enfriar y se desmolda con cuidado pues la masa es un poco "mírame y no me toques", a mí se me rompió un trozo; pero casi no se notaba demasiado, diríamos que la masa es delicada, así que mucho tiento y sin prisas, de todas maneras como es una tarta bastante rústica no pasa nada si en vez de hacer las tiras que la cubren, las lisas, las hiciéramos con forma de rulitos y se colocan igualmente encima de la fruta haciendo el enrejado.
Tarta Linzer rellena de frambuesa

Preparación de la tarta Linzer
Nada más, os deseo una semana estupenda con mascarilla y con mucho cuidado. Salud.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...