martes, 11 de mayo de 2021

Merluza a la Gallega

A decir verdad no suelo hacer mucho pescado de esa manera, es decir, guisado, todo el pescado que solemos comer en casa lo hacemos al horno, por fácil, sencillo y rápido; pero esta vez tenía unas rodajas de merluza fresca y pensé que quedarían estupendas así hechas y de una forma tan sencilla incluso para novatos. Delicioso de verdad. Todo el pescado que llega Cádiz es fresco y mucho de pesca cercana, cuando quiero algo más específico lo suelo comprar o en la pescadería de El Corte Inglés o en el Mercado Central ya que hay mucha variedad y aunque no es muy económico, se nota también en la calidad y el frescor que tiene este pescado. Otra lucha es más en verano cuando te anuncian en algunas pescaderías los atunes rojos... y claro, no pueden ser porque el precio al que te lo ofrecen es menos de quince euros por kilo, cuando el atún rojo, el de verdad, ronda entre los 30, 40 o 50 € el kilo por lo general, dependiendo ya de la parte del atún que compres.

Pues, empiezo a contaros esta receta tan sencilla y con mínimos ingredientes. Es casi para novatos que quieran comer superrico y sin mucha complicación, solo productos frescos y nada más.

Sigo con mi ordenador de aquella manera y no hubo forma ayer de dejar programada esta entrada, cuando no falla una cosa fallan varias, sino que se lo digan al gobierno. 
merluza-con-pimentón-dulce-y-patatas

merluza-con-pimentón-dulce-y-ajos-con-patatas


Ingredientes

Rodajas de merluza fresca
1 Cebolla pequeña
Aceite de Oliva virgen extra
1 cucharada de Esencia de Pimentón dulce (de la Vera, con Denominación de origen)
2 o 3 dientes de Ajo
1 hoja de Laurel (pequeña)
Patatas (para hervir)
Sal

Preparación
  • Se pelan las patatas y se cortan en rodajas gruesas. 
  • En una olla ancha se pone el aceite de oliva y la cebolla cortada fina. Cuando esté pochada se añaden las patatas, se pone un poco de sal y una hoja pequeña de laurel y se añade agua. 
  • Se baja el fuego y se dejan cocer unos 15 minutos. Se comprueba si están hechas.
  • Se ponen las rodajas de merluza sobre estas patatas y se echa un poquito de sal por encima en cada una de ellas y se dejan exactamente cocer 6 minutos. 
  • Se retira el pescado de la olla, escurriendo un poco con suavidad para que no se rompa y haciendo lo mismo con las patatas (retirar de la olla con una espumadera), no deben quedar demasiado secas, se colocan las rodajas de merluza por encima. 
  • Mientras se está haciendo el pescado durante esos 6 minutos en la olla, se pone en una sartén un poco de aceite de oliva virgen extra y los ajos laminados cortados muy finos y se hacen a fuego bajo para que se doren y queden crujientes
  • Se retira la sartén del fuego y se añade la cucharadita de pimentón dulce. 
  • Se echa todo esto por encima de las patatas y merluza y ya tenemos el plato terminado.
Sed felices y probad hacer cosas sana y sencillas como esta merluza con patatas, algo tradicional y que gusta a muchos. 

martes, 4 de mayo de 2021

Ensaladilla de bacalao y gambas

Pues esta deliciosa ensaladilla la vi de casualidad en una revista el verano pasado y la encontré entre recortes de recetas o cosas que de repente veo y me gustan, esta en concreto, la tengo que haber visto al liquidar revistas o papeles en el campo, a veces no sabes si es más sencillo hacerle la fotografía y guardarla en el teléfono o recortarla y ponerla junto a la larguísima lista de deseos de cocinar o mejor dicho, probar...vamos, antojo puro y duro, pues esta me pareció muy rica y sencilla. Sobre todo por salir de lo de siempre. Tengo que confesar que me encanta el bacalao así que mataba dos pájaros de un tiro, hacía esta receta sencilla, la probaba y encima me sacaba del apuro de un aperitivo.
Ensaladilla de bacalao para aperitivo

Ensaladilla de bacalao y marisco

Ensaladilla de patatas y bacalao
Ingredientes
400 gramos de Bacalao desalado o fresco
150 gramos de Gambas pequeñas
1 Kilo de Patatas
2 Huevos duros
1/2 Pimiento rojo (no muy grande)
1 Cebolleta fresca
Mayonesa (Si es casera, mejor)

Preparación
  • Lo primero es poner el bacalao a hervir unos 10 minutos. Se ponen los trozos en agua fría y a partir de que hierva el agua se cuenta unos diez minutos más o menos, estos eran lomos pequeños.
  • En otra olla ponemos agua a hervir y cocemos las gambas, dependiendo el tamaño así será el tiempo que requieran. Las mías eran pequeñas y en cuanto comenzó a hervir el agua las eché y cuando volvió a hervir las retiré del fuego y las escurrí para pelarlas y dejarlas enfriar un poco.
  • Mientras tanto se pelan y se cortan las patatas en cuadraditos, yo lo hago así porque me gusta que queden las patatas en cubos pequeños e iguales. Con la patata hervida previamente es difícil conseguir ese corte limpio que me gusta.
  • Las patatas estarán listas en 15 o 17 minutos aproximadamente, dependiendo de la clase de patata.
  • Escurrimos las patatas y dejamos que se enfríen un poco.
  • Los huevos para hacerlos duros se ponen en una olla pequeña y se dejan 10 minutos hirviendo. Los sacamos y los ponemos en agua fría para poder pelarlos sin problema.
  • Cortamos la mitad o un cuarto del pimiento rojo (no demasiado grande) en tiras muy finas y después a lo ancho para que queden de tamaño muy pequeño.
  • Ahora en este punto igualmente cortamos la cebolleta (cebolla alargada fresca), por la mitad a lo largo y luego a lo ancho hasta tener casi un corte brunoise.
  • Hacemos una mayonesa casera o utilizamos una de confianza que nos guste.
Montaje
  • Cortamos los huevos y las gambas en trozos pequeños. 
  • Mezclamos las patatas en un recipiente amplio con la cebolleta, el pimiento rojo (crudo) y añadimos las gambas también cortadas o enteras si son pequeñas.
  • El bacalao una vez esté templado se limpia con las manos para quitarle las espinas con mucho cuidado y la piel. 
  • Desmenuzamos un poco y lo añadimos a la ensaladilla.
  • Por último unas buenas cucharadas de mayonesa, ya os comento que puede ser casera o industrial de confianza, hay marcas muy buenas.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 27 de abril de 2021

Pollo con miel y batatas

Este es un post que estoy publicando la noche del lunes; os cuento que después de haberme vacunado con la vacuna Astrazeneca (la primera dosis), me ha dejado veintitrés días agotada, cansada, no podía ni con mi cuerpo y nunca lo he escuchado hasta ahora que lo comento y que hay muchísimas personas como yo, por lo normal suelo ser hiperactiva desde pequeñita; pero he estado estos días casi sin poder moverme por "pereza", "agotamiento"..., sin poder hacer nada. Charlé con una amiga mía médico y me dijo que ella también estuvo así, aunque le duró ese cansancio casi mes y medio, ella se vacunó con la Pfizer, pero creo que da lo mismo, estábamos agotadas. Que lo cuenten, que las autoridades sanitarias lo digan, no somos menores de edad, que lo digan, que avisen, aunque en elecciones quizá no deban.... ha sido terrible el cansancio y las pocas ganas de hacer nada, no me sentía mal para nada, solo quería estar sola para poder tirarme en el sofá y no hacer nada de nada. En fin...lo que nos ha tocado vivir y sin mucha información, en el peor momento... Vamos a dejar este tema, solo contaros que ha sido horrible el no querer hacer nada. Hoy estoy estupenda. Debe ser que "no sé qué" del chimpancé, se va diluyendo en mi ser y que hemos entrado en fase de reconciliación, con todas nuestras castas, las del chimpancé y las mías.

Después de este esfuerzo ímprobo que he hecho hoy, gracias al borrador (benditos sean los borradores para ayudarnos en estos casos de apuro total)  os presento un pollo normal y corriente y hay que ver el partido que sacamos normalmente con poca cosa. En este caso con miel y batatas o boniatos como también se les conoce por estas tierras. Las batatas son dulces y acompañan muy bien tanto la carne de pollo como la de cerdo, se tratan igual que las patatas, tardan casi el mismo tiempo y lo único que cuesta un poco más es pelarlas pues son un poco duras y hay que tener cuidado para no cortarse. Recomiendo cortarlo primero en rodajas sin pelar y luego sobre una tabla ir cortando la piel y colocando el cuchillo hacia abajo por si se escapa, entonces irá para la tabla y no para nuestras manos; bueno, esa es la única recomendación, lo demás es tan fácil como ponerle los condimentos y al horno. Nada más y nada menos. Con respeto a la miel, yo siempre utilizo miel sin adulterar, es decir, miel auténtica y no la que se vende en los supermercados que son mieles que no especifican su procedencia, solo dice la etiqueta que es del exterior de la Unión Europea... con lo cual puede ser de China, lo más probable, es una miel barata y mala, lo mismo pasa con los piñones que no saben a nada y que también se importan desde quién sabe qué lugar, con lo buenos que son los piñones españoles (que yo tendría de sobra con la cantidad de pinos que tengo en mi casa si los "malos" no me los robasen todos los años...). Yo en el caso de la miel prefiero gastar un poco más, pero comprar miel de verdad, tampoco se usa tanto como para que esto signifique gran cosa en nuestra ya maltrecha economía... Este plato se lo vi hace tiempo a mi amiga Silvia del blog Chupchup, pero no encuentro ahora el enlace, con lo cual os dejo el enlace a su blog general, tiene recetas maravillosas y todas salen bien, os lo digo yo.  Entrad en su blog. Es un cielo de persona y de cocinera.
pollo-al-horno-con-miel

pollo-al-horno-con-batatas-y-miel

pollo-fácil-al-horno-con-miel-y-boniatos-o-batatas

 Ingredientes
2 muslos enteros de Pollo (cortados al centro)
Batatas y (o) patatas
Romero natural seco
Pimienta
Sal
3 cucharadas de Miel de la buena 
(La mía del Pinsapar de Grazalema)
2 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra 
Batatas o patatas a voluntad

Preparación
  • Se lava el pollo se seca y se le pone sal y pimienta negra.
  • Se coloca el pollo en la bandeja y pelamos y cortamos las batatas en rodajas o en cuadrados.
  • Ponemos el aceite de oliva por encima del pollo y de las batatas.
  • Añadimos las ramitas de romero por encima.
  • Horneamos a 170 o 180 grados hasta que el pollo esté hecho. 
  • Sacamos la fuente de horno y en una taza ponemos la miel y untamos con un pincel.
  • Si la miel está un poco sólida la metemos unos segundos en el microondas o lo calentamos en una olla pequeña para que se disuelva el azúcar.
  • Se pincelan los muslos de pollo y echamos lo que sobre por encima de la fuente.
  • Ponemos de nuevo en el horno hasta que nos parezca bien el color y se haya caramelizado un poco.pollo-al-horno-fácil
Espero que os salga rico, a nosotros nos encantó, por sencillo y económico. 
Sed felices y probad hacer estas cosas fáciles y sencillas. Plato ideal para novatos absolutos.

martes, 20 de abril de 2021

Tang Zhong para pan oriental

El tang zhong es la técnica que se utiliza para realizar panes hidratados, suaves y encima duran sin problema unos días, esta técnica proviene de Japón, aunque luego ha sido muy utilizada en China y en general en todos los países asiáticos. Es muy sencilla de hacer, solo empezar el día anterior o temprano por la mañana para tenerlo listo después de unas horas. Merece la pena sin duda. Ha salido muy bueno. 
Este pan se lo he visto la semana pasada a Fely en su blog "Mis cosines en la cocina", entrad a ver sus recetas, todas muy ricas. Yo hace mucho tiempo que quería hacer algún pan con esta técnica, pero lo iba dejando y no encontraba el momento, hasta que la semana pasada vi en el blog de Fely este riquísimo pan y me puse a ello sin pensarlo demasiado, también es verdad que tenía todos los ingredientes y me resultó bastante sencillo. Como siempre la receta la he cambiado un poco, no lo puedo evitar, la hice con leche entera en vez de leche sin lactosa y no le puse semillas de chia e hice otro pequeño cambio, añadí la mantequilla diluida con la levadura y la miel; pero quedó muy bien aunque me arriesgué como de costumbre.
Adoro hacer pan de todos tipos, complicados, sencillos, orientales, italianos...cualquier pan me produce satisfacción, aunque también es verdad que apenas los como en mi vida diaria.
Pan suave con técnica oriental

Pan de molde y rodajas
No pude evitar ponerle queso Philadelfia a una rodaja de pan...había que probarlo.
Pan suave con la técnica de Tang Zhong

En la imagen inferior se ve el Tang Zhong, que es la mezcla a base de harina y agua o leche, esta debe calentarse y con unas varillas mezclar y retirar del fuego antes que hierva, la temperatura ideal son los 65 grados centígrados. Debe quedar como una besamel clara.

preparando el Tang Zhong
Pasada la noche, se mezcla el Tang Zhong a la masa principal.
                   Uniendo el Tang Zhong con la harina
Se deja reposar de nuevo unos 15 minutos y se mezcla y amasa.
Dejamos nuevamente en un recipiente y debe doblar el volumen.
Os lo explico en las instrucciones de preparación, lo importante es no tener prisa y no olvidar ningún paso de fermentado.
primer fermentado de la masa
Desgasificamos con las manos aplastando esa bola, hacemos un rollo que plegamos y cortamos en 3 partes iguales. Salen aproximadamente 3 bolas de 260 gramos cada una.
Rollo de masa antes de cortar en tres
Ponemos esas tres bolas separadas dentro de un molde de plumcake (alargado) y las tapamos y dejamos que vuelvan a fermentar hasta duplicar su tamaño.

Si os fijáis en la imagen de la izquierda las bolas son pequeñas y no llegan a las paredes del molde, pasada una hora y media (tapadas y puestas en un lugar sin corriente de aire, lo mejor es dentro del horno apagado) ya están rozando las paredes y bien apretadas unas de otras.
Se les da unas pinceladas al pan con yema de huevo y leche para que tenga brillo y adquiera un buen dorado.
segundo fermentado
Ingredientes para el Tang Zhong
250 ml de Leche entera
50 gramos de harina de fuerza

Ingredientes para el pan

75 ml de leche entera
450 gramos de Harina de fuerza
75 gramos de mantequilla
1 cucharadita de sal fina (10 gramos aprox.)
12,5 gramos de un bloque de levadura fresca (la mitad de los paquetes de Mercadona)
1 Cucharadita de miel de abejas

Para pintar el pan
1 Yema de huevo  mezclada con una cucharadita de leche

Preparación
  • El Tang Zhong es lo primero que hacemos pues debe reposar toda la noche.
  • Ponemos en una olla pequeña la leche y la harina, mezclamos con unas varillas y antes de que hierva hay que retirarlo, debe quedar como una besamel clara.
  • Se deja enfriar y se pone en un recipiente tapado y dentro del frigorífico hasta el día siguiente.
  • Por la mañana empezamos con los ingredientes del pan. Yo lo hice en la Thermomix, porque me resulta más cómodo.
  • Calentamos ligeramente la leche y ahí disolvemos la mantequilla y la levadura.
  • Mezclamos con la harina (ya pesada en el vaso).
  • Añadimos la cucharadita de sal y la miel. Yo eché una cucharada sopera rasa de miel.
  • Engrasamos un recipiente con aceite de girasol y ahí ponemos la bola de masa que habremos amasado unos 10 minutos. Se puede terminar a mano.
  • Ponemos la bola de masa y tapamos para que comience el primer levado que nos llevará unas dos horas aproximadamente.
  • Cuando haya doblado el volumen, desgasificamos con las manos y amasamos ligeramente, hacemos un rollo para cortar en tres partes iguales. Boleamos un poco cada trozo de masa y las colocamos en un molde de plumcake también ligeramente engrasado con aceite de girasol.
  • Las ponemos en el molde de plumcake engrasado y esperamos a que el siguiente levado las tres bolas de pan hayan rellenado bien el molde.
  • Suavemente mezclamos la yema con una cucharadita de leche y pintamos el pan.
  • Ya estarán listas hornear.
  • Se introducen en horno precalentado sin ventilación a 180 grados durante 30 minutos. 
  • Si se ve que se está dorando mucho a los 15 minutos se le puede poner una hoja de papel de aluminio. 
  • Se saca del horno y cuando esté templado se desmolda (muy fácilmente).
  • Es un pan que dura varios días, admite congelación sin problema (yo corté un trozo en rodajas y las congelé en una bolsa).
Este pan acompaña tan bien lo dulce como lo salado. Os lo recomiendo.


Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.






martes, 13 de abril de 2021

Patatas bravas de Madrid

He vivido muchos años en Madrid que es la ciudad madre de las patatas bravas, las auténticas, las de toda la vida, creo que he probado este buen aperitivo en casi todos los bares famosos por sus patatas bravas, sobre todo en la zona centro cerca de la plaza de Santa Ana, por la zona de Bravo Murillo y en general en casi todos los barrios madrileños existe un bar donde las ponen de película, como las famosas del Docamar en la calle  Alcalá; Las Bravas en el callejón Álvarez Gato,  por poner solo dos ejemplos. Parecen fáciles, pero no deben serlo, ya que en pocos sitios las hacen buenas, hay un batiburrillo de salsas bravas que hasta alioli o mayonesa o lo que es peor todavía, tomate, jamás esta salsa madrileña lleva tomate, nunca... un pecado, esta salsa solo lleva un buen aceite de oliva virgen, harina, pimentón dulce y picante, cebolla, ajos y algo de caldo para que se haga bien la cebolla y se concentre bien la salsa. Hay una clase de patatas que para freír sale estupenda y es la variedad "agria", es ideal para freír, siempre salen perfectas.

Otra cosa importante es que nunca se bañan en salsa, solo se pone la salsa echada en el centro de las patatas, estas deben estar cortadas en tacos grandes (del tamaño de la boca), confitadas primero en aceite a fuego moderado para que se hagan por dentro para después poder freírlas con aceite muy caliente y así quedarán doradas por fuera y algo crujientes, siempre se sirven estas patatas muy calientes.

Es una salsa que se hace rápido pues se corta la cebolla y los dientes de ajo y luego o se pasa por la batidora o por la Thermomix.
Patatas bravas picantes

Aperitivo típico de Madrid

Ingredientes
1 Cebolla (100 gramos)
3 Dientes de ajo
4 Cucharadas de aceite de oliva virgen
2 cucharadas de harina (normal)
1 Cucharada rasa de pimentón dulce 
1/2 Cucharada de pimentón picante (al gusto)
250 ml. de caldo de ave
receta de las auténticas patatas bravas madrileñas
Preparación
  • En una sartén se pone el aceite de oliva y se añade la cebolla cortada pequeña, así no tarda en hacerse y los ajos picados. 
  • Se deja unos 10 minutos aproximadamente pochándose a fuego lento.
  • Añadimos la harina y mezclamos bien. Dejamos que cueza un poco la harina durante 3 o 4 minutos. Remover para que no salgan grumos.
  • Ahora ponemos el pimentón el dulce y el picante, aquí el picante al gusto de cada uno.
  • Mezclamos bien y dejamos un minuto y añadimos el caldo para aligerar la salsa y que se vayan mezclando bien los sabores. Aquí le daremos el espesor que más nos guste.
  • Retiramos del fuego y lo ponemos en un vaso y batimos bien. No debe quedar nada que se note, tiene que ser una salsa muy ligada.
  • Esta salsa se suele servir en botellitas de cristal, nos durará en el frigorífico sin problema unos dos días.
Pues nada más, espero que si os gustan os lancéis a hacer esta salsa tan madrileña y tan rica. Hay que acertar con el tipo de patata, son fundamentales para esta receta, pedid en la frutería unas que sean buenas para freír. Además es un plato muy económico, hay que aprovecharse de esto.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 6 de abril de 2021

Bizcocho Margarita - Torta Margherita

Pues os presento este riquísimo bizcocho italiano muy conocido y muy habitual en las casas italianas, tiene sabor a limón y es ideal para merendar con una buena taza de té, en Italia se llama "Torta Margherita", es todo un clásico. Muy sencillo de hacer y siempre sale bien. Hay que seguir los pasos como siempre, mezclar tal y como dice la receta para no llevarte  sorpresas...por si acaso. Lleva pocos ingredientes, huevos, mantequilla, harina, fécula de patata y piel de limón, la fécula de patata se puede comprar en herbolarios o tiendas que venden al peso, no se puede poner fécula de maíz (Maizena, de nombre comercial, ya que no queda igual).Tenía muchas ganas de hacerla en casa otra vez. La he preparado anteriormente aunque nunca la puse en el blog. Es ideal para los niños pues es suave y se puede acompañar con la italianísima Nutella o con dulce de leche. 
Bizcocho suave con sabor a limón

Bizcocho ideal para niños

Bizcocho tradicional italiano
Ingredientes

100 gramos de mantequilla
 3 Huevos medianos
150 gramos de azúcar
75 gramos de leche a temperatura ambiente
Una pizca de sal fina
2 o 3  Gotas de esencia vainilla
Ralladura de un limón grande o 2 pequeños
150 gramos de harina de repostería
 120 gramos de fécula de patata
1/2 sobre de levadura en polvo (tipo Royal), unos 7 gramos.
Azúcar glas para ponerle por encima cuando esté ya templado

Preparación
  • Lo primero es batir la mantequilla derretida con el azúcar hasta que quede una crema  blanquecina y sin grumos.
  • Añadir la piel de limón rallada y las gotas de vainilla.
  • Ahora añadimos los huevos de uno en uno, no se añade el siguiente hasta que no se haya integrado el anterior.
  • Ponemos la leche del tiempo (nunca fría) y seguimos mezclando. Poco a poco.
  • En un recipiente y con todo pesado, juntamos los gramos de harina de repostería, la levadura en polvo y la fécula de patata. Se tamiza (se puede pasar por un colador de malla fina) para que entre con aire en la masa del bizcocho.
  • Cuando ya hayamos terminado y con la ayuda de una lengua de repostería volcamos la masa en un molde de horno de unos 20 centímetros ya encamisado y con papel en la parte inferior para poder desmoldar sin dificultad.
  • Se introduce en el horno previamente caliente a 175 /180 grados unos 35 minutos aproximadamente. Cada horno es diferente así que se puede pinchar por el centro para asegurarnos.
  • Debe quedar dorado claro, no se nos debe tostar.
  • Se deja enfriar 10 minutos fuera del horno y se desmolda.
  • Cuando ya está frío se espolvorea con azúcar glas.
Nada más, espero que os salga rica y además ya os digo que es muy fácil y salvo encontrar la fécula de patata que no es muy habitual en la cocina española, se encuentra en cualquier herbolario, la marca más conocida es Santiveri os sirve también para espesar salsas, para hacer pasteles, es decir, tanto sirve para dulce como para salado. 

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 30 de marzo de 2021

Pasta fresca rellena con salsa de setas, queso y berenjenas

Pues como sabéis siempre cuento la verdad de mis recetas,  esta salió muy buena y fue totalmente improvisada, la combinación de verduras ha sido fantástico con la pasta rellena, tiré de frigorífico y verduras que ya tenía compradas, esta pasta es de Mercadona, los tortellini frescos rellenos de carne, pero bueno, si es una pasta de mejor calidad o incluso casera pues ya os saldrá un plato más divino todavía. Este no estaba nada mal. Como os cuento lo improvisé y no quería hacer ni salsa de tomate, ni la famosa amatriciana, ni la carbonara (sin nata claro, solo mantequilla, huevo y mucho queso), la rica salsa gricia, típica de la región de Lazio (Roma) con panceta ahumada más o menos aunque no exactamente, realmente se utiliza "guanciale" que es una panceta ahumada de la parte de la cara del cerdo y servida con mucho queso Pecorino; pero no, no estaba yo por la labor de seguir haciendo las mismas salsas, así que lo primero que hice fue echar un vistazo general a mi despensa y frigorífico y me vino de repente la inspiración, vi una tarrina de queso tipo Philadelfia y setas cultivadas laminadas y una berenjena estupenda (que me habían regalado varias), le quise añadir más gracia a la cosa así que cuando mezclé las setas con la cebolla pochada le añadí una cayena picante (de las pequeñitas y entera). Una receta de esas que no me esperaba y que salió de verdad deliciosa y sana, la repetiré.

Os cuento también que muchas de las salsas italianas del día a día son recetas que han surgido de las propias amas de casa, además son muy tradicionales y muchas bastante antiguas. También van por regiones como sucede en todos los países, en Sicilia utilizan mucho pescado, mejillones, almejas...en Liguria mucho pesto y nueces... os tengo que recordar que con esta pasta también queda deliciosa mi salsa de nueces; que no es mía, sino que es de mi bisabuela y que ella ya la había aprendido a su vez en su casa, es una salsa que sirve para pasta, para cerdo al horno, con patatas o con pasta de cualquier tipo. La mejor pasta para este tipo de salsas densas es la pasta rellena o la pasta rayada (rigate) tanto la seca como la fresca, ya que al estar rayada se adhiere mejor la salsa y no resbala; pero bueno comprendo que somos unos maniáticos con el tema de la pasta y que si al dente que sin escurrir mucho,  que mejor pescarla del agua antes que escurrirla, que si el recipiente de hervir sea alto o menos alto... que nunca así o asá... En fin., que cada uno la coma como más le guste y listo, a disfrutarla que es de lo que se trata. Yo me reconozco en ese grupo de las  pesadas con el tema de la pasta, por eso siempre me la hago yo o la pido en algún restaurante o trattoria de mi gusto (antes de esta pandemia, claro). Muchas veces he visto cocinar pasta y me he querido morir del susto. Si se tarda no más de diez minutos en hacerla no sé el porqué de esta preparación, ya que muchas personas la preparan por la mañana para recalentarla al mediodía o por ejemplo la sacan del agua hirviendo y la meten debajo del agua fría... mamma mia! O sea, siempre recalentada y nunca recién hecha, bueno lo dejo para que no me deis la razón y me llaméis pesada y maniática. 
pasta rellena con salsa y queso tipo Philadelfia

Pasta con salsa rápida de verduras y queso
Ingredientes
Pasta fresca rellena, en mi caso de carne (tortellini, cappelletti, ravioli...)
2 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 Cebolla mediana
250 gramos de Setas laminadas 
1 Berenjena mediana
1 Pimienta cayena pequeña y entera
Sal
200 gramos de queso tipo Philadelfia
Preparación de la salsa con queso para pasta fresca
Preparación
  • En una sartén amplia poner el aceite de oliva virgen extra y echar la cebolla cortada muy pequeña.
  • Cuando esté pochada y transparente añadir las setas laminadas.
  • Ponemos la pimienta cayena picante. (Opcional).
  • Dejar destapada para que el líquido de las setas se evapore.
  • Añadimos la berenjena cortada a taquitos pequeños y sin piel.
  • Tapamos la sartén para que se haga rápido, como unos 10 minutos aproximadamente, es mejor que la berenjena quede algo al dente.
  • Ahora agregamos en la sartén el queso de untar, algo más de media tarrina, (en mi caso era una tarrina de 300 gramos) y revolvemos bien mientras se deshace por el calor a fuego muy bajo y mezclamos suavemente.
  • Mientras terminamos la  salsa, ya estaremos hirviendo la pasta y la sacamos sin colar, mejor pescarla con una pala grande, así quedará más húmeda y mas suave. 
  • Servimos en el plato y por encima unas buenas cucharadas de salsa de setas y berenjenas. 
  • Se come recién hecha. Estará mejor. 
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...