martes, 26 de mayo de 2020

Bacalao confitado con peras y Aperitivo de salmón

Esta semana pasada se me ocurrió hacer bacalao, lo empecé a pensar al principio del confinamiento, pero entre una cosa y otra lo fui dejando hasta que encontré unos lomos de bacalao fantásticos. No he preparado demasiado este pescado, no soy demasiado de hacer pescados complicados ni me gustan los pescados guisados, los suelo hacer al horno o pescado frito del tipo de los que se hacen aquí en Andalucía, una maravilla de fritura porque además está hecho con una harina especial para pescado "Las panaeras" una marca estupenda, que queda delicioso y sobre todo los preparo en el campo porque somos unos pesados con los olores y ahí los hacemos al aire libre. Yo comprendo que es una pena no poder hacerlos más a menudo; pero nos conocemos y mejor así. En fin, cada uno con sus manías y las nuestras son no poder soportar olores de pescado en la casa, en otros lugares no me importa, por eso los solíamos comerlos en la calle, (tiempos aquellos en los que salíamos a comer a restaurantes o bares) cuando se terciaba. Bueno, de lo otro ni hablo, porque no merece la pena hasta que no podamos terminar con esta pesadilla que falta bastante todavía por desgracia hasta que no se descubra la tan ansiada vacuna, nos hace tanta falta como el comer.

Voy con esta receta tan sencilla de bacalao, antes del bacalao serví de aperitivo unos molletes de Antequera que hice hace semanas y que los tenía congelados para acompañar un salmón ahumado con espárragos trigueros con salsa mayonesa y mostaza. Fáciles y muy resultones.
bacalao-confitado


bacalao-confitado-con-peras-y-acompañado-con-patatas

lomos-de-bacalao-y-aceite-de-oliva-con-ajos-guindilla

lomos-de-bacalao-desalados-durante-48-horas

aperitivo-de-salmón-con-molletes-de-Antequera

aperitivo-de-pan-con-salmón-ahumado-y-salsa-de-mostaza
 Bacalao confitado
Ingredientes
Lomos de bacalao en sal
Aceite de oliva virgen extra
4 Dientes de ajo
1 Guindilla picante (opcional)
2 Peras conferencia

Preparación
  • Lo único importante de esta receta es desalar bien el bacalao durante al menos 48 horas antes de cocinarlo. Cambiar el agua al principio cada 6 horas y posteriormente cada 8. 
  • Antes del remojo del bacalao hay que lavarlo bien debajo del grifo para quitarle la sal.
  • Ponerlo en remojo siempre cubierto de agua y dentro de un recipiente tapado y dentro del frigorífico. Nunca dejarlo fuera porque se puede estropear.
  • Pasado esos dos días aproximadamente, ya se puede cocinar. Lo mejor es probar un poco del bacalao antes de cocinarlo. Con probar un pequeño trocito es suficiente para saber si está o no salado.
  • Poner en una olla aceite de oliva y los dientes de ajo cortados en láminas, agregar si os gusta la guindilla cortada (con tijeras) pequeños aros y poner a calentar el aceite.
  • Retirar y dejar los ajos en un recipiente  pequeño para servirlos por encima del pescado una vez emplatemos.
  • Siempre el aceite debe estar a baja temperatura, se trata de confitar y no de freír. Al introducir el pescado en el aceite no debe hacer ruido alguno, si lo hace retirar del fuego la olla para que baje la temperatura del aceite.
  • Se coloca con la piel hacia abajo y se deja unos 5 o 6 minutos por cada lado dependiendo de lo gruesos que sean.
  • Pasado este tiempo se retira del fuego la olla y se dejan dentro del aceite hasta el momento de servir.
  • Las peras se cortan a lo largo quitándoles el corazón, se hacen finas lonchas y se pasan por una sartén con unas gotas de aceite unos 10 minutos. 
  • Se puede acompañar este bacalao con patatas de mil formas o simplemente patatas pequeñas hervidas y luego pasarlas por la sartén o por el horno.
Aperitivo de salmón
Ingredientes por unidad

1 Mollete de Antequera (O chapata individual)
2 Espárragos trigueros frescos
2 Cucharadas de mayonesa 
2 Cucharaditas de mostaza de Dijon
Pimienta blanca o negra
1 Cucharada de Cebolla confitada
2 tiras de cebollino fresco

Preparación
  • Cada mollete o cualquier otro pan pequeño también valdría los tipo chapata individuales, se tuestan ligeramente y se les unta generosamente con la salsa de mayonesa y mostaza.
  • Esta salsa solo es mezclar la mayonesa con la mostaza de Dijón y añadir un poco de pimienta y mezclar bien. 
  • Se coloca el salmón ahumado por encima
  • Los espárragos se hierven en agua ya caliente en una sartén grande. Yo los hago así para que no se me rompan. Da muy buenos resultados.
  • Inmediatamente que hayan pasado 10 minutos se retiran y se ponen en agua fría. 
  • Yo saco la sartén del fuego con los espárragos y les echo agua fría. Los escurro ligeramente y los coloco en un plato para que suelten el agua restante. Con esto logramos que los espárragos conserven ese verde precioso y no se pongan oscuros por la oxidación.
  • Haces la cebolla confitada y cuando está ya fría pones un poco sobre el salmón ahumado. En los ingredientes está el enlace de cómo hacer esta cebolla confitada.
  • Colocas los espárragos encima de las lonchas de salmón ahumado y pones a un lado del propio mollete una buena cantidad de la salsa.
  • Para terminar les puse unas tiritas de cebollino.

Listo, ya tenemos el aperitivo muy fácil y el bacalao que se hace en poco tiempo.
 
 Aprovechad hacer este tipo de cosas sanas, resultonas y ricas.


martes, 19 de mayo de 2020

Tiramisú sin huevo en tarritos

Justo cuando empieza el calor me apetece hacer este tipo de postres rápidos y fresquitos  No hay nada más veraniego para los italianos que un buen tiramisú frío y servido tanto de postre como de merienda, aunque se come todo el año, sobre todo el verano es su fecha ideal. Esta versión es para los intolerantes al huevo o para los que no quieran dárselo a los niños por aquello del huevo crudo. Esta versión es muy sencilla y rápida de preparar

Yo los he servido en estos tarritos tan monos que compré y que estaba loca por estrenarlos, así que me puse a pensar qué podría hacer para usar los famosos tarritos que además no los encontraba por ningún sitio o eran pequeños o muy grandes o las tapas no me gustaban...todo era importante hasta el precio, me costaron 6 euros los ocho tarritos que compré, una ganga. Son unos recipientes muy cómodos para servirlos de manera individual es además una tentación cuando los tienes en el frigorífico y abres la puerta y ahí están...¡alehop! tan frescos y tan buenos, sin conservantes ni colorantes ni nada de nada, los ingredientes también muy sencillos de encontrar en cualquier buen supermercado, además si tienes invitados dejas el postre rematado el día anterior o por la mañana temprano para que se puedan servir bien fríos.

Como os digo, al no llevar huevo crudo debemos hacer una crema que sustituya esa mezcla del queso Mascarpone y el huevo y se hace en este caso con leche condensada y queso Mascarpone, no lleva más azúcar (con la leche condensada es suficiente). Una receta fácil, casi casi para novatos que quieran impresionar a sus invitados o pegarse un homenaje en solitario con estos tiramisú caseros sin huevo.
Tiramisú-sin-huevo-café-queso-mascarpone
Hay otra versión de este tiramisú sin huevo, que en vez de prepararlo con leche condensada se utiliza nata con el 35% de grasa para montarla. También están muy ricos.

Yo prefiero la leche condensada en este postre mejor que la nata (o crema de leche, como se llama en hispanoamérica), me resulta delicioso, claro, me encanta la leche condensada y la nata lo justo o casi nada.  Eso ya a gusto del consumidor. Hoy no hablo de esta etapa del confinamiento ni la falta de uso de mascarillas en mucha gente. En fin.
Postre-italiano-frío

Postre-italiano-sin-huevo

Postre-tradicionales-en-tarritos

Postre-sencillo-sin-huevo
Ingredientes (para 4 o 5 vasitos)

1 Tarrina de 250 gramos de Queso Mascarpone 
175 gramos de Leche condensada
2 Tazas grandes de café solo (yo sin azúcar)
Unas gotas de licor (si no hay niños por medio)
20 Bizcochos o soletillas tipo Savoiardi (4 o 5 por vasito)
Cacao 100 % en polvo Valor (para espolvorear)

Preparación
  • Lo primero es preparar el café solo y ponerle las gotas de licor (en caso de que sean todos adultos). Yo no le añadí azúcar, si os gusta más dulce le podéis añadir un poco al café.
  • Mezclar la leche condensada con el queso Mascarpone y que quede una crema bien homogénea. Bien batida.
  • Cortar los bizcochitos a la medida adecuada, yo los corté con la mano por la mitad.
  • Sumergid rápidamente los bizcochos en el café tibio. Siempre se pone primero la cara azucarada de estas soletillas hacia abajo para que no se deshagan y se les da la vuelta y se van colocando en los tarritos. Hay que hacerlo de uno en uno pues si no lo hacemos despacio se nos romperían las soletillas o savoiardi.
  • Id rellenando los tarritos, siempre en capas.
  • Primero, la base con los bizcochos mojados en café y licor.
  • La siguiente capa: crema de leche condensada y queso Mascarpone.  
  • Espolvoreamos cacao en polvo amargo, siempre mejor sobre un colador pequeño de malla fina. 
  • Otra vez repetir, lo mismo: bizcochos, la crema de Mascarpone con la leche condensada y el chocolate en polvo...
  • Volvemos a repetir las capas hasta que queramos. Siempre terminar con el cacao en polvo para que se vea bonito. 
  • Se guardan en el frigorífico unas horas antes de servirlos.
  • Se sirven muy fríos.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 12 de mayo de 2020

Alitas de pollo al estilo chino

Vamos aflojando ya un poco con el confinamiento y con algo más de apertura y relajación en este encierro que por lo menos ya nos permite salir de paseo o a hacer ejercicio y ya  esto es un respiro, pero sobre todo tenemos que seguir teniendo mucha prevención y cuidado ante este monstruo que nos ha caído encima, ha sido un tiempo largo aunque nosotros lo hemos llevado muy bien, teníamos muchas cosas que hacer y entre trabajo y cosas que me encantan hacer confieso que no se me ha hecho demasiado malo este encierro. Soy consciente que hay que seguir teniendo mucho cuidado ya que hasta que no se encuentre y se acierte con la vacuna estaremos con el alma en vilo, además no hay posibilidad de hacernos los test de manera sencilla a pesar que los veterinarios han dicho que esa es precisamente su especialidad, el analizar a miles de cabezas del rebaño y que podrían hacernos actualmente miles de análisis, esas cosas que tampoco entiendo el porqué no se han utilizado estos laboratorios preparados y se han importado miles de test inútiles a precios desorbitantes.  Aquí seguimos medio encerrados y parece que va bajando bastante el contagio y mucho los fallecimientos, es terrible. Una situación muy dura, sobre todo para lo que nos espera al salir, tanto en los cambios de costumbres como en la propia situación económica, el cambio en nuestras relaciones con los demás, esas reuniones gigantescas que hacíamos antes de esto como los grandes conciertos, festivales de música veraniegos o sin ir muy lejos las reuniones en nuestras casas, en verano es normal que haya en mi casa del campo en alguna fiesta o celebración o las barbacoas de los amigos de mi hijo y que entre niños y mayores se pueden reunir unas cuarenta o cincuenta personas por no decir algo más; no sé si se podremos volver a hacerlo pronto, creo que no. 

Una verdadera pena, nos ha cambiado la vida sin apenas habernos dado cuenta. En solo dos meses que por otra parte no es demasiado tiempo y sin embargo, nos ha cambiado la vida de manera radical y con otros tantos problemas que nos llegarán con la gran crisis económica que tenemos ya encima y que seremos completamente conocedores de esto en cuanto salgamos a la calle y veamos que muchos de nuestros comercios cercanos ya han cerrado. Hay cosas que sí las hacemos rápido, como esta de salir y ver que ya nada es lo mismo, nada será como antes y nosotros tampoco.

Una pena terrible con tanto sufrimiento de miles y miles de personas fallecidas y de sus familiares y amigos echándolos de menos y que si los contamos a todos llegamos a una cifra muy alta de sufrimiento de nuestros compatriotas y del resto de habitantes de otros países ya que ese dolor no tiene color, ni renta, ni nacionalidad, ni religión, el dolor es siempre dolor y todos ellos nuestros compañeros de vida en este planeta. En fin, me causa mucha mucha tristeza. 
alitas-de-pollo-con-especias

alitas-de-pollo-con-limón
Vamos con la receta. Un pollo muy parecido al famoso del Kentucky fried chicken, una cosa deliciosa, evidentemente es para hacerlo muy de vez en cuando por razones obvias, (¿operación biquini?), pero estas fritanganas (o fritangas...no estoy segura cómo se dice, la verdad jamás la había escrito antes) de vez en cuando me encantan, mucha verdura mucho horno, todo sano con buen aceite de oliva virgen, pero de vez en cuando estas cosas me llaman y me dicen: "fríeme" y no es por estar encerrada, no, seguro que no es por eso. No soy golosa aunque a veces necesito un par de trozos de algo con mucho azúcar para encontrarme mejor, pues con esto de los fritos me pasa lo mismo. Lo necesito así de repente. En fin, menos mal que no tengo que hacer dieta.
No os perdáis estas alitas fritas pues están deliciosas y triunfan entre los niños y no tan niños, están muy buenas con mucho limón y en mi caso como no hay niños las hice un poco picantes. De verdad que son muy apetecibles. Muy sencillas de hacer y solo se necesitan unos ingredientes muy habituales en cualquier despensa y las tenemos hechas en un ratito y hala, a comértelas con las manos o como dicen los finiolis un buen finger food para recordar.
alitas-de-pollo-crocante

harina-pan-rallado-y-especias
Ingredientes

Alitas de pollo (750 gramos)
2 huevos
1/2 vaso de leche
Sal
Pimienta negra

Rebozado
1 Taza de harina de trigo 
1 Taza de pan rallado
1 Cucharada de pimentón dulce
1 Cucharadita de pimentón picante (opcional)
Jengibre rallado (una pizca opcional)

Para servirlas
Limón 
(para añadirle una vez estén fritas)

Aceite de oliva virgen para freír 
rebozado-de-las-alitas-de-pollo
Preparación
  • Se cortan las alitas por las articulaciones.
  • Batimos los huevos y añadimos la leche, la sal y la pimienta.
  • Ponemos las alitas en esta mezcla y que queden bien sumergidas.
  • Las dejamos una media hora aproximadamente.
  • Mezclamos en un recipiente hondo la harina, el pan rallado y las especias (pimentón dulce, el picante si os gusta y el jengibre rallado.
  • Sacamos las alitas y las vamos pasando por la mezcla de harina y pan rallado.
  • Prensar bien con las manos para que quede bien adherido.
  • Las vamos poniendo en una fuente y cuando las tengamos todas empanadas se meten en el frigorífico una media hora.
  • Ponemos a calentar el aceite en una sartén mediana y las vamos friendo. 
  • Es mejor hacerlas con fuego medio bajo al principio para que por dentro queden bien hechas.
  • No hace falta ponerlas a escurrir ya que no absorben casi nada de aceite.
Nada más, ya tenemos las alitas de pollo frito al estilo chino y este plato con una sencilla ensalada están divinas para una cena tempranera o bien un almuerzo con antes algo de verdura o salmorejo... o gazpacho... Muy buenas, riquísimas. 

Probad a prepararlas, seguro que os encantarán. Aviso, si te comes dos quieres cuatro.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 5 de mayo de 2020

Tarta de chocolate con crema de Mascarpone

Esta tarta se la vi a una amiga en su blog hace unas semanas y me enamoró, esas cosas que ya sabéis y que no voy a explicar a estas alturas de nuestras vidas, un flechazo en toda regla, algo inesperado, impactante...soy un poco desmesurada, lo sé y por eso os cuento la historia de la tarta y yo. Ya sabía que tenía un cumpleaños cercano y muy pocas tartas de este tipo en mi blog, cosa que también me influyó, no soy de mucha pastelería así, tan clásica quiero decir y, no porque no me guste sino porque creo que no es lo mío, yo suelo ser más de pan, recetas de pastelería o bollería más rústicas, no tan elaboradas y por eso en cuanto la vi con chocolate supe que era la mía y lo seguirá siendo por mucho tiempo, hay amores que duran un suspiro; pero este amor será más perdurable, estaba buenísima, no era empalagosa, ni tenía demasiado azúcar, el queso Mascarpone le daba un punto justo, la mermelada de frambuesa en mi caso, en la de mi amiga era de fresa, esto ha sido lo único que cambié de la receta, el resto no improvisé nada pues no era plan de fastidiarla en pleno confinamiento y no poder ir cerca a comprar algo que me faltase por lista y arriesgada por haber estropeado la anterior; no, no era plan. Así que os dejo el enlace al blog tan bonito de mi amiga "La cocina de MJ. Salla", todo lo explica muy bien y encima hace fotografías de casi todos los pasos, cosa que yo no consigo casi nunca, se me olvida en la emoción de estar ahí mezclando, batiendo, triturando...amasando. Se me va el santo al cielo y luego a mí misma cuando me pasa esto me digo de todo...(y siempre empiezo por mi adjetivo argentino favorito: boluda, qué boluda que soy...ja, ja, ja).

Bueno, paso ya a la tarta y no voy a decir nada de este terrible confinamiento y de las improvisadas decisiones y fluctuaciones de casi todo... nada, no voy a decir ni palabra, como si no existiesen ya que no se merecen ni un solo recuerdo de gran parte de la población... Venga, la tarta, no vaya a ser que al final en fase 0 acabe yo peor que antes...ja, ja, ja, de momento nos les daría ni un trozo de esta tarta y creo que después tampoco.

Me centro, tarta.
Bizcocho-de-chocolate-ideal-para-cumpleaños


Tarta-de-cumpleaños-rellena-con-mermelada-de-frambuesas

Tarta-de-cumpleaños

Detalle-del-interior-de-la-porción-de-tarta

Tarta-de-chocolate-y-mermelada-de-frambuesa

Tarta-de-cumpleaños-con-crema-Mascaropne-y-mermelada-de-frambuesa

Ingrediente
200 g de huevo (4 huevos medianos)
 60 g de miel
 60 g de azúcar moreno
100 g de mantequilla
110 g de nata líquida para montar (35% materia grasa)
175 g de chocolate negro con cacao 80 % 
120 g de harina de repostería
55 g de harina de almendra
Un sobre de levadura química tipo Royal 
2 g de sal
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Crema de queso Mascarpone
200 g de queso Mascarpone
200 g de nata líquida para montar (35% de grasa)
80 g de azúcar glas
1 Cucharadita de esencia de vainilla
·        
Mermelada de frambuesas
En la receta original se hace con mermelada casera de fresas, 
yo utilicé una mermelada comprada de la marca La Vieja Fábrica que me encanta y tenía un frasco entero.

Preparación
  • Se empieza haciendo el bizcocho de chocolate para poder cortarlo y rellenarlo cuando esté ya frío.
  • En una procesadora (Thermomix) o recipiente amplio se mezclan los huevos con el azúcar y la miel y se baten hasta que sea una crema espumosa.
  • Se funde la mantequilla con la tableta de chocolate cortada en trozos pequeños, se puede fundir en el microondas o al baño María.
  • Se une el chocolate y la mantequilla ya derretidos a la primera mezcla que hemos hecho de los huevos. 
  • Mezclamos bien para que el chocolate se incorpore perfectamente.
  • Añadimos la nata y la vainilla.
  • Ahora ya agregamos los sólidos: la harina, la almendra molida, la levadura y la sal.
  • Movemos suavemente con movimientos envolventes y despacio.
  • Encamisamos con mantequilla y harina el molde desmoldable (sería mejor, pero también se puede hacer con uno normal y alto, pero os recomiendo que pongáis un papel de horno cortado previamente a la medida de la superficie inferior del molde y así no se romperá al desmoldar).
  • Se calienta el horno a 180 grados y cuando esté ya a la temperatura se introduce en la parte media durante 35 o 40 minutos.
  • Se deja enfriar bien antes de cortar y rellenar. Yo lo hice el día anterior y lo guardé bien tapado con papel de aluminio.
  • Nuestros moldes son de 20 centímetros y así nos quedará alta. 
  • Se prepara la crema simplemente mezclando el queso Mascarpone con la nata, la vainilla y el azúcar glas. Se monta con varillas o a mano. Lo mejor es que la nata esté en el congelador unos minutos antes para que monte perfectamente y sobre todo que el recipiente esté completamente limpio de grasa y seco, de otra manera no monta.
 Aquí tenéis las únicas imágenes que fui capaz de tener del proceso del montaje.Bizcocho-y-discos-para-rellenar
Montaje
  • Nosotras dos utilizamos un molde de 20 centímetros de diámetro y desmontable. 
  • Lo ideal es que una vez esté frío el bizcocho le demos la vuelta y que la parte inferior sea la parte de arriba de la tarta pues habrá quedado recta y completamente plana.
  • Se corta en tres partes, haciendo dos cortes a lo ancho del bizcocho.
  • Cada disco se rellena de mermelada de frambuesa (cantidad al gusto de cada uno) y justo por encima de cada disco le ponemos la crema de Mascarpone.
  • Colocamos las piezas nuevamente para formar el bizcocho y hacemos lo mismo con el otro piso. 
  • Juntamos de nuevo las tres partes y vamos poniendo el resto de la crema de Mascarpone por encima y los lados de toda la tarta. 
  • Por la parte superior de la tarta no lleva la mermelada de frambuesa, solo se le pone la crema de Mascarpone.
  • Yo empecé cubriendo los laterales primero y luego la parte de arriba de la tarta. Pero eso ya gusto y habilidades de cada uno, se usa para esto una espátula de acero inoxidable de pastelería. 
  • Se decora como más os guste o con fresas y frambuesas, arándanos, alguna hojita verde de hierbabuena (yo no tenía ni una), o simplemente una fresa entera que laminé y la puse en forma de abanico muy sencilla y luego las cosas estas monas de las guirnaldas que ya tenía en mi cocina. Aquí cabe cualquier grado de imaginación, yo al final le coloqué también unas bolitas de galletas recubiertas de chocolate con leche y negro en la base de la tarta. 
Espero que os haya gustado esta tarta tanto como a mí, queda un bizcocho exquisito y creo que es por la almendra y por ese chocolate con tanto cacao... deliciosa de verdad, encima la mermelada y la crema le dan un punto estupendo para aligerar el sabor del chocolate. Me acabo de acordar de otra tarta de chocolate la rica Sacher austríaca, os dejo aquí el enlace.

Ya me contaréis. Visitad el blog de mi amiga, os gustará seguro.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 28 de abril de 2020

Molletes de Antequera (pan plano)

Pues otra semana como siempre por aquí para dejaros un pan maravilloso y muy popular por estas tierras andaluzas; estos molletes de Antequera son unos panes planos con claras influencias árabes, recuerda al pan de pita, aunque este no se hincha, queda bastante plano y con miga suave con poca cocción y largos levados; se suele comer tostado y relleno de dulce o salado, tiene pocos secretos, solo dejarlo que leve sin prisas porque lo peor que nos puede pasar es que en el horno se hinchen tanto que se nos  rompan, quedarían igualmente ricos, pero esto no debería pasar, por esto hay que dejarlos levar sin prisas. Este pan se hace en algunos pueblos como son Ecija o Marchena en Sevilla, en Antequera (Málaga) o en Espera o Algodonales en Cádiz. Es un pan muy popular y generalmente se consume en el desayuno, se sirve calentito y con manteca "colorá", foiegras, o tomate y aceite de oliva virgen extra con una buena loncha de jamón serrano o simplemente con mantequilla y mermelada. Este pan ya se menciona en un legajo encontrado sobre cocina en el Siglo XVI aunque las primeras referencias son de hace 500 años. Como os comentaba anteriormente es muy común verlos en cualquier barra de los bares todas las mañanas, cuando vas o mejor dicho íbamos a desayunar a la calle y que espero que no tardemos mucho en volver a hacer algo tan común en España, como es ese rato de desayunos con los compañeros de trabajo o nuestros amigos algún fin de semana también y que lo echo mucho de menos, a ver quién es el guapo que se come ahora unos churros o unas buenas porras...y no digo las congeladas esas tremendas, digo las de toda la vida, esas ricas, riquísimas porras con un chocolate caliente que creo que mi bar favorito para esto es el que está en el centro del pueblo en Chiclana de la Frontera en una calle peatonal y que se llama "La Central". Daría oro por comerme una o dos porras, tampoco muchas más aunque este año lo de la operación bikini no sé yo si valdrá mucho la pena a no ser lógicamente por mantener nuestra salud y nuestro tipito. Oro, daba yo ahora mismo por esas porras calientes. En fin, creo que ya nos queda menos o eso espero. Es terrible esto que está pasando en el mundo...es para no creérselo. 
mollete-con-sobrasada-y-miel
Molletes con sobrasada mallorquina y miel
Detalle-de-la-miga-del-mollete

molletes-andaluces

pan-plano-andaluz
Ingredientes

Prefermento o masa madre 
(Se hace la noche anterior)

100 gramos de harina floja (todo uso)
60 gramos de agua
1 gramos de levadura fresca de panadería

Masa de Molletes

300 gramos de harina floja (harina común todo uso)
200 gramos de harina panificable (harina panadera)
320 gramos de agua
30 gramos de aceite de oliva virgen extra
10 gramos de sal
6 gramos de levadura fresca de panadería
Sémola para espolvorearlos antes de hornearlos

Nota: 
Se llama harina panadera o panificable a la harina con una fuerza intermedia (W175) que no contiene tanto gluten como la harina de fuerza y es ideal para hacer pan y bollería.

Amasado Bertinet o amasado francés:  Para estos molletes es fundamental el amasado y los levados ya que no pueden seguir levando dentro del horno porque se nos podrían romper por la parte superior.


Preparación
  • El prefermento o masa madre empezamos a prepararla la noche anterior ya que tiene que estar toda la noche en nuestro frigorífico.
  • Ponemos en un recipiente pequeño el agua y la levadura, removemos bien y añadimos la harina. seguimos mezclando hasta que se nos haga una masa. No hay que amasar, solo mezclar.
  • Dejamos reposar unos 15 minutos en la encimera de la cocina y la ponemos en el recipiente tapado con film y lo guardamos en el frigorífico toda la noche.
prefermento-y-masa

Masa de los Molletes

  • Al día siguiente empezamos a preparar la masa de los molletes, ponemos todo en una procesadora o en un recipiente amplio para amasar. Vamos mezclando todos los ingredientes hasta que se conviertan en una masa.
  • Añadimos la masa madre o prefermento que hicimos la noche anterior.
  • Mezclamos. Es bastante húmeda, pero con los reposos y los tres primeros amasados se volverá más manejable y no tan pegajosa.
  • No añadir más harina. Se va logrando poco a poco con los reposos y levados.
  • Pasados unos cinco minutos de amasado la dejamos reposar en el mismo recipiente unos 15 minutos tapada con papel film. El amasado que requiere es el de Bertinet o amasado francés os dejo un vídeo en la parte superior explicándolo muy bien en el vídeo de El horno de Babette.
  • Volvemos a amasar y dejamos reposar otros 10 minutos y volvemos a repetir este amasado y otros 10 minutos de levado.
  • En total son: 4 amasados de 2 minutos y cada cual seguido de sus 10 minutos de levado o reposo.
  • El reposo es fundamental, dice Ibán Yarza el famoso panadero que el "reposo amasa".
  • La última se amasa ligeramente y ya se deja tapada la masa con papel film reposando unos 2 horas (aproximadamente, depende del calor de las cocinas).
  • Se vuelca la masa sobre la mesa de trabajo con un poco de harina y con las manos se desgasifica.
masa-división-y-molletes-antes-de-hornear
  • Formamos un rollo y vamos cortando las piezas de los molletes.
  • Lo normal es que los molletes tengan unos 12 centímetros de largo.
  • Hacemos pequeñas bolas dejando la llaga del pan hacia abajo y boleamos, es decir, las hacemos rodar entre nuestras manos sobre la mesa de trabajo.
  • Dejamos reposar unos 30 minutos y los aplastamos con las manos y los colocamos encima de la bandeja del horno sobre papel vegetal. Deben quedar algo ovalados. Los míos pesaban unos 60 gramos cada uno y me salieron unos 17 molletes.
  • Ya con la forma ovalada y encima de la bandeja del horno debemos dejar reposar una hora o algo más y tapados con un paño de algodón.
  • Se les espolvorea un poco de sémola por encima, muy poca cantidad.
  • Cuando haya pasado esa hora (aproximadamente) los metemos en el horno caliente a 200 grados sin ventilación.
  • Al introducirlos en el horno en la parte inferior del horno habremos colocado previamente una fuente y añadimos agua fría y aprovechamos cuando abramos el horno al meter los molletes para que haya humedad mientras se cocinan.
  • Dejamos los molletes en el horno unos 10 minutos. No deben quedar tostados sino blancos y suaves.
  • Se dejan enfriar sobre una rejilla. 
  • Una vez frío se pueden congelar en bolsas y una vez descongelados se pueden igualmente colocar sobre una plancha o en un tostador de pan para comerlos calentitos.
Espero que os hayan gustado. Si los preparáis me tenéis que contar. Si los levados se hacen bien y sin prisas, seguro os quedarán estupendos.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas

martes, 21 de abril de 2020

Fartons valencianos caseros

Aquí seguimos, encerraditos y más callados que en misa. No vaya a ser que alguno se enfade y la tengamos liada, en fin, confinados sin más remedio y seguro que por nuestro bien. Se aguanta algunos días mejor que otros, cuando hace sol y se ve esa maravillosa playa que tengo delante de mis ventanas la verdad es que me pesa más, los días feos o de tormentas es día no me acuerdo tanto. Bueno, no voy a comentar más sobre mi enfado ante esta situación terrible, porque ya tendré tiempo, voy con la receta sin enrollarme más. 
Un bollo típico valenciano, lo creó según he podido leer la familia Polo en los años 60, es un bollo que se suele comer con la horchata de chufa, fría, rica... una de las bebidas que más me gustan, claro de buena calidad pues también hay algunas que son regulares. Las hay de muy buena calidad aunque sean industriales y siempre hay que tomarla muy muy fría. Esta receta la tengo en mi gran y larga lista de pendientes o lo que es lo mismo en el apartado: "Esta receta la pruebo aunque sea lo último que haga en mi vida", en fin, ya os he contado que no tengo mucha medida, soy más bien desmesurada, exagerada... pero bien, lo llevo estupendamente bien y sobre todo porque no molesto a nadie. Mi "santo" lo único que me dice ante este tipo de cosas es: ¿Regalarás, donarás, congelarás? ja, ja, ja. Porque comer lo que se dice comer sabe que no, que soy de poco comer aunque estos estaban tan buenos que me comí antes del almuerzo medio farton a base de pellizcos y uno entero con mi té de las cinco (de las 17,30 para no mentir).
Todo el tiempo que estuve preparando estos fartons estuve pensando en mi cuñada Marián y en su madre, Maruja que han sido unas de mis principales "aportadoras de recetas", muchas de estas recetas se convirtieron en clásicos en mi casa como los: pimientos rojos rellenos de arroz y hechos al horno,  filetes de ternera guisados en olla con cebollas y manzanas enteras y todo esto acompañado de arroz blanco... la paella , (os he dejado los enlaces en cada título). Todo los arroces en general hechos en paella son impresionantes cómo les quedan, una cosa, vamos, una cosa tremenda no tienen arroz malo y mirad que con ellas me he comido unos pocos en todos estos años; aunque son oriundas de Alcoy (Alicante), hoy al preparar estos fartons valencianos me acordé de ellas y de la cantidad de recetas que tienen y que han compartido conmigo todos estos años. Bueno, voy al grano, estos son unos bollos largos para llegar con comodidad a los vasos donde por regla general sirven la horchata, por eso son estrechos y largos, para que entren bien, muy sencillos de hacer, sale una miga maravillosa y muy esponjosa. Un sabor muy rico a bollo casero, es parecida la miga a la del bollo suizo sin ser igual. Os dejo igualmente el enlace de una amiga de Patty´s Cake que los hizo hace unos años aunque he variado algo la receta como es habitual en mí, no tengo remedio. Vistad el blog, es precioso.
fartons-bollos-para-acompañar-la-horchata-de-chufa

fartons-valencianos

fartons-detalle-de-la-miga

fartons-bollos-valencianos
Ingredientes
400 gramos de Harina de fuerza
100 ml. de Agua
70 gramos de Mantequilla (o aceite de girasol)
2 Huevos grandes
25 gramos de Levadura fresca
Una pizca de sal 
1 Cucharada sopera de zumo de limón

Glaseado 
50 ml. de Agua
100 gramos de Azúcar glas

Me han salido 23 unidades de 20 centímetros de largo
 Preparación
  • Lo primero ponemos los huevos en un recipiente o procesadora y batimos con el azúcar.
  • Pesamos o medimos el agua y la templamos un poco, disolvemos en ella la levadura.
  • La añadimos a los huevos.
  • Ponemos la pizca de sal.
  • Añadimos la cucharada grande de zumo de limón.
  • Seguimos batiendo y ponemos a modo de lluvia la harina tamizada.
  • Dejamos la masa dentro de la procesadora para que desarrolle el gluten unos 20 minutos.
  • Volcamos la masa en la mesa enharinada y amasamos un poco y de la propia masa vamos cortando los trozos con una rasqueta de panadero o un cuchillo y vamos haciendo bolitas.
  • Estas bolitas de masa las estiramos con un rodillo y las aplanamos.
  • Las enrollamos. Ver imagen superior derecha.
  • Los vamos colocamos en la bandeja donde levaran unas dos horas.
  • Depende del calor de nuestras cocinas así tardará el levado.
  • Cuando hayan doblado el tamaño y ya con el horno caliente a 180 grados, horno sin ventilación.
  • Dejamos unos 8 minutos dentro del horno y sacamos para que se enfríen.
  • Se colocan sobre una rejilla y se dejan enfriar.
  • Preparamos la glasa calentando un poco el agua y añadimos el azúcar glas, revolvemos bien y pincelamos los fartons una vez estén fríos. 
Pues terminados en poco tiempo, lo único son las dos horas de espera del levado, pero como no paro de limpiar y desinfectar se me pasaron volando. Nunca he limpiado tanto, jamás en mi vida. 

Sed pacientes con este terrible problema que nos ha caído encima y probad hacer dulces o recetas que os entretengan y os gusten. 

Espero que os haya gustado esta receta.

martes, 14 de abril de 2020

Tajín de cordero y manzana

Otra semana más aquí estoicamente, tanto como todos los españoles confinados y que tan responsables hemos sido la mayoría, espero que vaya pasando y bajando un poco el número de contagiados y fallecidos que por desgracia nunca es poco, con mucho dolor ya que detrás de cada uno de los fríos números hay una familia, una vida, unos compañeros, unos vecinos, amigos, que siempre los echaran de menos y los recordaran. En fin, una tristeza y una lástima de todos nosotros, no solo de los que vivimos en España sino de toda la población mundial que con más o menos suerte hemos tenido que pasar por esta tragedia dependiendo el lugar donde vivamos, ya que no somos todos iguales y en estas tragedias lo debemos ya saber. Salud para todos y que pase pronto, por favor. 
Bueno, hoy os dejo una receta que ya os había comentado que quería hacer cuanto antes en mi tajín o tayin...este recipiente de barro, totalmente artesano y que es un clásico en la cocina marroquí, argelina y en general del norte de África, gracias a la forma de la tapa el vapor se va condensando y va cayendo sobre el propio alimento, con lo cual no hace falta apenas líquido y todo se hace en su propio jugo. Para mí ha sido todo un descubrimiento, el día que se me rompa; que me dijeron los chicos a los que se lo compré que romperse se rompería, me iré corriendo a comprar otro, me comentaron también que son mejores los de barro que los de metal y que sus platos marroquíes no quedarían igual y yo me lo creo, por supuesto que les creí, es como si aquí el arroz en paella la hiciéramos en otro recipiente, no nos sabría igual, sobre todo porque la comida nos entra por los ojos. Os dejo el otro que hice anteriormente tajín de pollo y verduras. y el pan de pita que le va a esta comida maravillosamente.
cordero-y-cous-cous

cordero-y-vino-Jaros

Ribera-del-Duero-Jaros-con-cordero-y-cous-cous

tayin-de-cordero-halal

tajin-de-barro-marroquí

cordero-con-manzanas
Jaros un vino tinto con D.O. Ribera del Duero que me ha sorprendido, si lo probáis veréis que es un gran vino a un precio razonable (oscila entre los 14 y los 16 €), elaborado por Viñas del Jaro. Esta bodega se encuentra en la finca El Quiñón, en el municipio de gran tradición vinícola Pesquera del Duero. Es un vino ideal para carnes rojas, pasta con salsas de carne, setas y por supuesto para cordero como hoy os muestro que lo serví el día de Pascua de este año que nunca olvidaremos.
 Ingredientes
1 Pierna pequeña de Cordero (en mi caso comprado en una carnicería halal)
2 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 Cebolla grande 
1 Diente de ajo
1 Rama de Canela
1/2 Pimiento rojo
Sal
Pimienta negra (recién molida)
Caldo o agua mineral

Salsa 
(Estos ingredientes se añaden cuando queden solo unos veinte minutos para terminar)
Dátiles (opcional, yo solo puse 5 que me quedaban)
Uvas pasas sin semilla
1 Manzana Reineta
6-8 Orejones 
Almendras crudas (para freírlas antes de añadirlas al tajín)
2 Cucharadas de miel (La mía del Pinsapar)
Preparación
  • Colocar el recipiente del tajín sobre una sartén o plancha para que el fuego no lo reciba directamente. Esto es muy importante.
  • Seguimos, poniendo el aceite de oliva y sellamos los trozos de cordero con el aceite bien caliente. 
  • Los retiramos a un plato hondo y echamos la cebolla grande cortada a trozos medianos, echamos el diente de ajo cortado pequeño y el medio pimiento rojo fresco cortado en tiras anchas.
  • Freímos las almendras crudas y las añadimos al tajín.
  • Cuando esté blanda la cebolla añadimos el cordero y el líquido, si tenéis caldo, caldo, sino agua, muy poca cantidad ya que el recipiente inferior no admite mucha cantidad. Un medio vaso de los de agua creo que es suficiente. 
  • Salar, añadir la pimienta y la rama de canela (que luego quitaremos).
  • Se deja cocinar con la tapa puesta, no abrirla porque se va el vapor y tarda mucho en volver a cocinar correctamente. 
  • Se deja una hora a fuego bajo para que el cordero quede tierno.
  • Pasada esta hora añadimos las frutas secas y la manzana: Pasas, orejones, dátiles y la manzana cortada pequeña que se pone por encima y se revuelve todo un poco.
  • Se deja unos 15 o 20 minutos. 
  • Mientras tanto se prepara el cous cous como indique el fabricante.
  • Se sirve el cous cous en un plato o fuente y se "peina" con un tenedor para que no tenga grumos y quede ligero y despegado entre sí.
Nada más, muy sencillo de hacer, solo tener este magnífico recipiente y un buen cordero; se me ocurrió un día comprarlo en esta carnicería halal cerca del Mercado central de Cádiz, para saber exactamente cómo era, quería probar este cordero y es una maravilla, no huele al cordero que estamos acostumbrados, es muy suave, el sabor es ligero, no tiene apenas grasa, al no tener las piezas nada de sangre tampoco suelta agua durante la cocción, me ha encantado. Además, en estas carnicerías al venderse tanto cordero puedes comprar la cantidad que quieras y no tener que llevarte a la fuerza una pierna o una paletilla... te dan el peso que necesites. En muchas carnicerías en Cádiz si quieres cordero por lo general debes encargarlo y eso muchas veces no me apetece, yo suelo comprar por impulso, por precio, por ofertas interesantes, por oferta de mercado... vamos, lo de encargar lo llevo mal. Prefiero mirar, ver y decidir sobre la marcha que llevarme y qué hacer con ello.
Cuidaos mucho y probad a cocinar en este recipiente de barro magnífico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...