martes, 14 de enero de 2020

Chipirones afogados (Receta asturiana)

Estos chipirones me encantan, son muy típicos en muchos bares y sidrerías asturianas. Muy sencillos de hacer aunque lo más importante es limpiarlos uno a uno, despacio,  quitándoles bien la fina piel que los recubre y por dentro también ya que suelen tener algo de arena,  esto es lo más entretenido, el resto es coser y cantar. Se hacen con muy pocos ingredientes aunque es fundamental el ron y el vino blanco o la sidra. Quedan muy jugosos y se pueden acompañar de patatas fritas o de arroz blanco, yo elegí esto último. Me encanta mezclar el arroz con la salsa y los chipirones que los corto pequeños para mezclarlo todo como se les suele hacer a los niños pequeños, pero me da igual cuando estoy en mi casa, así de esta manera "todo revuelto" me encantan. 
Asturias es de las comunidades más bonitas de España, cuando era pequeña pasé varios veranos en Oviedo y en Gijón, siempre me encanta volver, su gente es adorable y su gastronomía espectacular. Ir con tiempo a Asturias es lo mejor para poder recorrer sus pueblos maravillosos tanto los de montaña como los que están en el litoral del mar Cantábrico. Un viaje muy recomendable y una región maravillosa a la que siempre querrás volver. Bueno, os presento este plato sencillo típico de Asturias delicioso y muy fácil de hacer.
chipirones-en-salsa-de-cebolla

Chipirones-en-salsa-receta-asturiana

receta-asturiana-con-salsa-de-cebolla-y-vino

chipirones-en-salsa
Ingredientes 
750 gramos de Chipirones frescos
1 Pimiento verde fino
3 cebollas medianas
3 dientes de ajos
1 guindilla de cayena
1 cucharada de ron (en mi caso el oscuro)
1 copa de vino blanco o sidra (mejor sidra)
Perejil
Sal 
1 hoja pequeña de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Arroz bomba 
1 Diente de ajo (para preparar el arroz blanco)

chipirones-frescos
Preparación
  • Limpiar los chipirones y retirarles la piel exterior.
  • Limpiarlos también por dentro. 
  • En una olla ponemos el aceite de oliva virgen (solo cubrir el fondo).
  • Cortamos las cebollas, el pimiento y los dientes de ajo (muy pequeño todo).
  • Cuando esté todo pochado se añade la cucharada de ron y cuando haya evaporado el alcohol agregamos el vaso de vino blanco o sidra.
  • Ponemos la hoja de laurel y la pimienta de Cayena.
  • Salamos los chipirones y los ponemos dentro de la olla. 
  • Se dejan cocinar a fuego suave entre 15 y 18 minutos. Depende del tamaño.
  • Mientras tanto aprovechamos para preparar el arroz blanco. 
Arroz blanco

Aceite de oliva virgen extra 
1 diente de ajo
Sal
Arroz (arroz bomba, en mi caso arroz SOS)

Preparación del Arroz blanco

- Se preparar el arroz en una olla no muy grande y con tapa.
- Poner primero el aceite de oliva virgen en el fondo.
- Cortamos un diente o dos de ajo y se pone o entero o se corta pequeño. 
- Ponemos un vaso de arroz y se rehoga con el aceite y el ajo.
- Cuanto el arroz esté algo transparente se añaden los dos vasos de agua. 
- Siempre el doble de agua que de arroz.
- Se echa sal al gusto.
- Se deja a fuego suave y destapado hasta que hierva el agua.
- Se semitapa la olla y se deja durante 8 minutos exactos de reloj. 
-Tapamos la olla completamente y se apaga el fuego. 
- No abrir la tapa para que no se escape el vapor. 
- Se deja en este caso solo unos 5 minutos reposando y se sirve.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 7 de enero de 2020

Pollo con limones fermentados y miel

Una receta de Marruecos de esas fáciles y rápidas teniendo, claro, los limones fermentados  en sal y hechos con anterioridad, os dejo el enlace aunque es el post anterior a este donde os explico paso a paso cómo hacerlos; tienen quince minutos de preparación y luego poca cosa más, limones fermentados o encurtidos receta aquí. En esa receta veréis que me explayé bien, pero esta receta de hoy es tan sencilla que en unos minutos la tenemos lista para ponerlo en el horno y se acabó.

No os quiero ni contar el sabor de este pollo así preparado, una maravilla, en el limón encurtido lo que mejor se aprovecha es la piel y no el interior. Lo que le da sabor a la comida es justo la piel del limón, esto es muy importante saberlo. En el plato servido que os muestro serví: el pollo, puré de patatas, un trozo de limón en el centro y algunos gajos de cebolla morada, algunos dátiles y uvas pasas.
Pollo-limones-fermentados-puré-de-patatas-cebolla-morada-dátiles

Pollo-con-limones-fermentados-marroquíes

pollo-al-estilo-de-Marruecos-con-limones-encurtidos-en-sal

Frasco-de-limones-fermentados-para-el-pollo-al-horno-con-miel
Ingredientes

1 Pollo entero 
(Si es de corral mucho mejor...las gallinas felices de algunas de mis amigas)
1 Limón entero (Fermentado o encurtido)
1 Cebolla morada o blanca
Dátiles (opcional)
Uvas pasas
10 o 12 Almendras crudas (opcional)
2 o 3 Dientes de ajo enteros con piel
1 Vaso de caldo o de agua 

cuenco-con-adobo
Adobo

2 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
3 Cucharadas de miel
Sal (poca)
1 Cucharadita colma de Pimentón dulce (o picante y menos cantidad)
1 Pizca de canela en polvo
1 Cucharadita generosa de comino en grano
1/2 Cucharadita de Pimienta negra recién molida 

pollo-pincelado-con-el-adobo
Preparación
  • Limpiar y preparar el pollo entero.
  • Poner en un recipiente pequeño los ingredientes del adobo.
  • Mezclando bien hasta que se una todo.
  • Pincelar este adobo por todas las partes del pollo.
  • Dejar un rato antes de hornear. Yo lo dejé 40 minutos.
  • Ponerlo en una fuente de horno o cazuela apta para horno (tiene bastante líquido)
  • Se corta la cebolla morada en mi caso en gajos y se colocan en la fuente, ponemos los dientes de ajo. 
  • Con un solo limón fermentado se hace esta receta.  Lo cortas en cuatro partes (por donde estaban los cortes en cruz). Introduces un cuarto de limón dentro del pollo y los otros tres los colocas muy pegaditos al pollo.
  • Se pone en el horno y pasados los primeros 20 minutos se le agrega el vaso de caldo o agua en el fondo de la fuente.
  • Va al horno a 170 grados (aproximadamente) y se deja hasta que esté hecho dependiendo del peso. Yo el mío lo dejé casi hora y media, pesaba dos kilos.
  • Este pollo se acompaña muy bien con un puré de patatas, arroz o patatas pequeñas hervidas y luego asadas a último momento en la misma bandeja o patatas fritas como dice mi amiga Concha: "Muchas papas".

Puré de patatas natural

6 Patatas grandes
125 gramos de Mantequilla sin sal
250 cc. de Leche (depende de las patatas) 
Sal

Preparación el puré de patatas natural

Se pone en la olla: las patatas (todas del mismo tamaño), el agua y la sal.
Cuando estén blandas se les quita la piel.
Se pasan por un pasapuré (no en batidora pues no queda bien)
Se agrega una vez trituradas las patatas, la mantequilla y la leche templada o caliente poco a poco dependiendo de lo compacto o más líquido que os guste.

Nota: Ya desde hace un tiempo seguí una recomendación de colocar el pollo en el horno con la pechuga hacia abajo, esto hace que poco a poco vaya cayendo el jugo del propio pollo e hidrate las pechugas, por lo general tan secas. Probad esta forma de hacerlo y veréis la diferencia.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

viernes, 3 de enero de 2020

Limones fermentados o encurtidos marroquíes

Feliz año nuevo a todos, ya estoy de vuelta pues tuve que dejar un poco el blog estos días de navidades porque no me daba más de sí el tiempo para hacer todo lo que quería, debía o todo lo que me fuese posible hacer. La culpa la tuve yo (casi siempre somos actores de nuestras agendas y a veces nos hacemos los remolones), eso me pasó a mí volviendo a la ciudad en noviembre, el mismo día de las elecciones generales; claro, se me "despeñó" mi agenda de lo imprescindible antes de...tal fecha. Yo en el campo soy la más feliz del mundo mundial y luego lo pago corriendo y apretando las tuercas de mis días; vamos, corriendo para todo con la lengua fuera y queriendo encima tenerlo todo impecable... pues no, imposible.

Espero que os guste esta receta (que aunque siempre publico los martes de cada semana, por aquello de que si me pilla el toro, por lo menos tengo el fin de semana para escribir y editar fotografías...); pero en esta ocasión he hecho esta receta para celebrar el aniversario de mi blog. En unos días cumple ya 7 años y no he dejado de publicar, de cocinar y de aprender mucho. Parece mentira, algo que empezó como un entretenimiento y me ha dado mucho más de lo que yo esperaba, mucha gente estupenda y que somos casi una pandilla (digital), he aprendido mucho entre unos y otros, las empresas de menaje, muebles y electrodomésticos me han hecho regalos maravillosos, han tenido muchos detalles conmigo, regalos todos recibidos con mucho cariño como mis queridos Chocolates Valor y sus constantes detalles. Gracias a todos y sobre todo a mis lectores y seguidores, ya casi 25.000 que me parecen muchos muchos y las miles de visitas diarias. Gracias a todos por saber que no escribo solo para mí.
Limones-marroquíes-fermentados
Bueno, os presento hoy mis limones hechos al estilo marroquí, se conocen también como confitados (aunque confitar es el término que menos me gusta por ser el que menos describe o define el resultado final) también conocidos por fermentados o encurtidos estos limones típicos de la gastronomía de Marruecos y de la árabe en general. Es muy sencillo de preparar y solo hace falta paciencia y tiempo ya que requieren un mes aproximadamente de fermentación, ese primer día se dejan hechos en quince minutos y ya te olvidas de ellos, solo atenderlos cada dos o tres días para darle la vuelta al frasco. Se guardan con un papel de aluminio o bolsa oscura en cualquier armario o despensa de nuestras cocinas; repito, solo tiempo y paciencia. Estos limones los conocí por una profesora de la Escuela de Hostelería de Cádiz en la que hice un curso con ella y era una enamorada de la gastronomía de Marruecos, siempre nos decía que viviendo cerca (más o menos cerca) era la gran desconocida para muchos de nosotros. Todo un tesoro, decía ella.

Una delicia como quedan estos limones encurtidos o fermentados y cuando abres por primera vez ese tarro de vidrio y hueles el aroma que desprenden es una cosa maravillosa. Sirven para muchas recetas, acompaña el pollo, el cordero, el cous-cous...etc. Yo os pondré rápido una receta de pollo al horno con limones fermentados y miel. Una delicia. La he preparado ya y nos hemos quedado medio locos. Algo tan sencillo y con ese aroma...
limones-fermentados-al-estilo-de-Marruecos
Vamos ya con la receta. Lo primero, lavarlos a conciencia. Cortarles el extremo (uno solo).
Limones-encurtidos-con-sal-gruesa
 Hacerles el corte en "cruz" sin llegar abajo. Deben quedar unidos.
Corte-de-los-limones-en-cruz-con-sal
 Rellenar los cortes con sal marina gruesa.
limones-estilo-de-Marruecos-con-sal-fermentados
Introducir los limones en el frasco ya rellenos con la sal gruesa y agregar el jugo de los dos limones restantes. Apretad un poco. Al día siguiente les puse el agua mineral hasta llegar casi hasta arriba, dejando dos dedos libres para que se pueda mover el líquido del frasco y quede bien mezclado.
Limones-en-fermentación
Se me olvidó hacerle la foto...cuando ya lo llené de agua mineral caliente...
Frasco-de-vidrio-con-los-limones-fermentando
Ingredientes

Un frasco hermético de vidrio con capacidad para 2 litros (mínimo)
8 Limones ecológicos 
(o los que queráis hacer y dos más para exprimirlos)
Sal gruesa 
(aquí puedes usar sal marina o la sal que prefieras, la sal siempre es sal)
Agua mineral 
(En mi caso pues el agua es dura)

Preparación
  • Lo primero comprar un buen frasco de vidrio hermético y con capacidad.
  • Hacerte con unos buenos limones naturales, ecológicos.
  • Yo hice 6 unidades y compré 8 para exprimir los dos restantes.
  • Esterilizar el frasco. Os dejo aquí el blog de una amiga bloguera, Chus, con su blog "Nenalinda" que los esteriliza en el microondas. Así lo hice yo. Este paso en fundamental.
  • Mientras esterilizamos el frasco, lavamos muy bien los limones debajo del grifo, frotando si se quiere con un pequeño cepillo, yo tengo uno de dientes y marcado con cinta en el mango para que no se resbale de tipo suave para estos menesteres "cocineriles".
  • Encima de una tabla le cortamos el extremo al limón (la parte del tallo) y les hacemos un corte en cruz sin llegar abajo, deben quedar unidos.
  • Ponemos con la ayuda de una cuchara la sal gruesa dentro y apretamos bien. No sirve la sal fina, por si a alguno se le ocurre, no es lo mismo, no la controlamos igual.
  • Exprimimos los dos limones (para mis seis limones) si es el doble de cantidad, pues exprimimos cuatro limones.
  • Los vamos rellenando de sal introduciendo la sal en los dos cortes en forma de cruz y se colocan dentro del frasco de vidrio. Yo lo hice con guantes para no tocarlos demasiado.
  • Exprimir los dos limones y añadirles el jugo de limón por encima. Cerrar el frasco y agitar un poco. 
  • Al día siguiente, veréis que el nivel del líquido ha subido, añadir ahora en este segundo día el agua mineral o en caso que no lo sea, entonces hay que hervirla previamente y dejarla enfriar un poco antes de echarla en el frasco de vidrio. 
  • Cubrir los limones con el agua. No debe llegar el nivel muy arriba. Se deben dejar dos dedos de la altura total libres.
  • Cada dos o tres días dar la vuelta al tarro. Se debe cubrir con papel opaco, de aluminio o una bolsa negra, no le puede dar la luz.
Nota muy importante: 

Cuando se abra el frasco pasadas las cuatro o cinco semanas, se debe guardar en el frigorífico y cubierto también con el papel de aluminio (para el tema de la luz). Duran hasta un año. 
  • Es también importante esterilizar el cubierto que nos ayude a sacar los limones del frasco, para no contaminar el líquido.
Nada más. Seguro que más de uno aprovechará esta magnífica manera de llevar los limones a nuestros guisos o asados.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 24 de diciembre de 2019

Feliz Navidad

Chicos, este post de hoy, Nochebuena y mañana ya Navidad es solo para felicitaros de corazón y desearos unas fiestas felices llenas de tranquilidad y buenos propósitos. He llegado a la conclusión este año (ya era hora) que lo más importante para desear a los amigos y a las personas cercanas y queridas es tiempo, tiempo para hacer realidad sus sueños, tiempo para disfrutar de las cosas que nos gustan, tiempo para amar, tiempo para vivir, tiempo para crecer, creo que es lo mejor que nos puede suceder; aprovechar el tiempo con ganas y decir que también el tiempo lo cura todo o casi todo, el tiempo nos pone también en el sitio correcto la mayoría de las veces, nos ayuda a organizarnos, es nuestro aliado y nuestro peor amigo, por eso hay que aprovecharlo y no tener pereza, que yo personalmente lucho por no tenerla, a veces la venzo y a veces me vence ella a mí, va por temporadas y momentos. 

Por todo esto, os deseo lo mejor y que la vida nos dé mucho tiempo para disfrutar estas fiestas entrañables y llenas de recuerdos de nuestra infancia o de los mejores momentos vividos en ellas con los que están o los que ya por desgracia no, aunque siempre están en nuestra memoria y en nuestros corazones. Por todos.
Me voy unos días de vacaciones, porque no puedo con todo lo que tengo que hacer todavía de preparativos, compras, obra incluida en mi casa que terminó por fortuna hace muy poco y preparar las cosas habituales en estas fechas y con invitados especiales y ya sabéis la dedicación a nuestro pequeño nieto y sus papás que vienen a pasar estas fiestas y para hacerlo mal prefiero ser sincera y retirarme unos días del blog, así que nos veremos muy prontito. Hasta la vuelta.

Feliz Navidad. De corazón.  Sed felices.

martes, 17 de diciembre de 2019

Magdalenas fáciles (con copete)

En estas fiestas que nos llegan ya sabemos que hay gran variedad de dulces tradicionales y típicos y entre unos y otros todos una delicia; pero no solo de turrones y dulces deliciosos se alimenta el hombre, también algo sencillo para desayunar o merendar o simplemente un capricho entre comidas, que ya sé que no debemos, pero a veces no hay más remedio que hacer una parada y un capricho a tiempo nos puede venir de perlas. Hago a menudo este tipo de pastelería casera para el día a día y estas en especial me encantan ya que se hacen en un rato y siempre salen muy bien. Al editar las fotografías me di cuenta que dejé puesto en la taza una pieza de punto que se me ocurrió hacer de un poco de hilo grueso que me había sobrado para poder agarrar el asa de la taza esta que se calienta como un demonio, luego pensé que podía quedar bien, pero seguro que al verlas podríais pensar, qué loca está Patty ponerle semejante agarrador a la taza de té... así que os lo he contado, no sé si os pasará lo mismo...pero es imposible coger la taza y no abrasarte. 

También os cuento que me he reído mucho al ponerles el título, en Argentina y otros países hispanoamericanos se dice copete a esta montañita que le sale a las pasteles, pero no estaba segura si se iba a entender bien, total lo busqué en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua y dice de esto: " 6. m. En los sorbetes y bebidas heladas, colmo que tienen los vasos. 7. m. cima (‖ punto más alto de los montes)" y en el punto 10. m. en Argentina y Uruguay "Espuma o yerba seca que corona la boca del mate bien cebado";  así que lo he dejado, pues se puede entender como la parte alta de una montaña o de una magdalena...ja, ja, ja.

En fin, voy al grano, estas magdalenas con copete, mucho copete... son sencillas de hacer y no tienen casi ningún secreto; solo el tiempo y la temperatura del horno, y dejar reposar la masa en frío una hora y basta, nada más, solo ganas de comerlas y mojarlas. Os dejo otras magdalenas, las francesas que hice hace tiempo y que son básicamene iguales a estas aunque hechas en otros moldes y la diferencia es el tiempo. Mi amiga Anna de Recetas Fáciles las hizo y de ahí esta nueva versión con copete, os dejo aquí el enlace a sus magdalenas que las titula magdalenas de mantequilla.
magdalenas-caseras-sencillas-de-hacer

magdalenas-caseras-altas
Las cápsulas de magdalenas son de Ikea, (superbaratas y buenas) he comprado tantos paquetes que creo que el año que viene  podré seguir usándolas Soy una exagerada. No tengo remedio.  

Otra vez me marca superbaratas como error ortográfico, me tienen harta estos correctores que no saben escribir está claro, qué no, señores... de blogger y de Apple, por favor, superhéroe, superviviente, superrico... todo junto, en fin. Allá ellos y sus horrores ortográficos... Paciencia. 
magdalenas-altas-con-copete

magdalenas-con-copete
 El interior de las magdalenas es blanco y tierno. Duran bastante si antes no se las comen.
Interior-de-magdalenas-caseras-con-copete
Ingredientes 
(12 magdalenas)

4 huevos
120 gramos de azúcar
60 ml de leche
70 ml . Aceite de girasol
110 gramos de Mantequilla
200 gramos de Harina
10 gramos de Levadura en polvo
Una pizca de sal 
Unas gotas de esencia de vainilla
Un poco de azúcar para espolvorear

magdalenas-dentro-del-horno
Esta fotografía es fea, lo sé, pero aquí están dentro del horno y para que veáis lo que subieron.

Preparación
  • Se baten los huevos con el azúcar hasta que espumen.
  • Se añade la mantequilla derretida y el aceite de girasol.
  • Ponemos la leche y seguimos mezclando.
  • En un recipiente mezclamos la harina la levadura y la sal.
  • Añadimos esta mezcla a la principal con un tamizador, en caso que no se tenga uno a mano se pone la harina sobre un colador de malla fina y vamos incorporando la harina poco a poco, mezclando despacio, hasta que no quede ningún grumo.
  • Ahora guardamos dentro del frigorífico esta mezcla durante una hora, debe estar muy fría cuando la repartamos dentro de los moldes.
  • En una bandeja especial de magdalenas (con compartimentos) añadimos unas cápsulas de papel y las llenamos a 3/4 de su capacidad.
  • Espolvoreamos un poco de azúcar por encima de cada una de las magdalenas.
  • Introducimos en horno caliente a 220 grados durante 10 minutos y bajamos la temperatura a 200 grados y las dejamos otros 5 minutos más.
  • De esta manera seguirán subiendo hasta alcanzar este copete que veis en las magdalenas.
  • Se sacan del horno y se dejan enfriar en una rejilla y una vez frías se guardan en una lata o envase hermético. 
Nada más, espero que os hayan gustado y os salgan tan ricas y altas como estas que os muestro hoy con el copete.
Sed felices y probad hacer cosas caseras y sencillas. feliz semana.


martes, 10 de diciembre de 2019

Panna cotta de turrón de Jijona

Una receta de postre de cuchara de los más famosos no solo en Italia sino también en el resto del mundo; estupenda receta para hacer en estas fechas navideñas o hasta que el turrón de Jijona lo sigamos teniendo en casa. Yo suelo al final de las fiestas comprar unas tabletas que duran mucho pues vienen empaquetadas al vacío y en verano me encanta de vez en cuando adelantar los sabores de la Navidad y sobre todo de este turrón que es mi preferido y mi perdición. 

Lo bueno de esta panna cotta es que se hace en un momento y luego cuando está fría se guarda en el frigorífico y listo. Se puede servir en vasitos individuales o en copas pequeñas y quedan muy bonitos y navideños. Yo en esta ocasión los tuve que poner en vasitos bajos pues casi todos mis vasos monos y tarritos están olvidados en el campo...me da una rabia no acordarme de traerme estas cosas y que solo cuando las necesito me acuerdo de repente que todos ellos siguen tan ricamente de vacaciones. Bueno, lo importante es que salió muy buena. Nos encantó y mis invitados se quedaron encantados. No utilicé azúcar porque ya el turrón lo contiene y la verdad es que estaba muy bien de dulce. El que sea goloso deberá añadirle por lo menos treinta o cuarenta gramos, aunque ya os digo que es opcional. Lo bueno de estos postres servidos individuales es que los tienes preparados desde el día anterior para que estén bien fríos y listos para degustar y no estés con las prisas de montar a última hora, solo se le añade el turrón desmigado por encima en el momento de servir. Las prisas nunca son buenas para nada y menos en estas fechas de tanta celebración y muy seguidas todas. Este postre se puede desmoldar o servir directamente en los vasos o copas, eso ya a gusto de cada cocinero.
Dulce-de-cuchara-tradicional-italiano

Dulce-tradicional-italiano
Postre-de-cuchara-italiano-con-sabor-a-turrón-de-almendras
Turrón-de-Jijona
Ingredientes 
(6 vasos pequeños)

400 ml. de Nata líquida (35% de grasa)
8 gramos de Gelatina (Unas 4 láminas)
150 ml. de Leche
 30 a 50 gramos de Azúcar (Opcional)
300 gramos de turrón de Jijona
Agua mineral (para hidratar las hojas de gelatina)

Preparación
  • Se ponen a hidratar las hojas de gelatina en agua fría unos 10 minutos aproximadamente.
  • Se calienta la nata y la leche.
  • Añadimos el azúcar aunque es opcional, de 30 a 50 gramos y revolvemos bien.
  • Se añaden las hojas de gelatina bien escurridas con la mano.
  • Se remueve para que se integren bien y no queden grumos.
  • Cuando comience a hervir se retira del fuego. 
  • Ponemos parte del turrón de Jijona y trituramos ligeramente o con batidora de brazo o con la Thermomix.
  • Reservamos un poco de turrón para decorar los vasitos.
  • Se dejan enfriar y una vez fríos se meten en el frigorífico un mínimos de tres horas. Mejor siempre de un día para otro.
  • Este postre se puede desmoldar o servir en los vasos o copas. 
  • Para desmoldar solo pasar un cuchillo fino y pequeño por el borde y sumergirlos brevemente en agua caliente, al darles la vuelta saldrán sin problema.
Nota: En vasitos, tarros de cristal o copas quedan muy bonitos presentados. También a veces lo he hecho en vasitos para helado de papel para las grandes "aglomeraciones" de mi casa sobre todo en verano...ja, ja, ja.

Sed felices y probad hacer cosas sanas y ricas para estas fiestas navideñas que ya están pisándonos los talones. 

jueves, 5 de diciembre de 2019

Carrilleras de cerdo ibérico en salsa

Otra vez estamos aquí con una receta de un chef que los que seguís mi blog ya sabéis que todos los días cinco del mes publicamos una receta de un chef propuesto por el blog de cocina "Cooking the chef", casi nunca me lo he perdido salvo que por causas mayores no haya podido hacerlo. Este mes era nuestro querido chef español José Andrés, que reside desde hace muchos años en Washington con su familia y haciendo cocina de la buena y sobre todo siendo solidario, ya que ha creado unas cocinas para grandes caos, catástrofes, e incluso cuando se paralizan los sueldos de los funcionarios y se pone a ayudar como el primero. Una persona magnífica. Yo creí que este mes no podría participar pues entre que volvimos muy tarde el campo y encima nos fuimos a ver a nuestro chiquitito a Tarragona... se ponían las cosas muy complicadas para hacer la receta y hacer fotos y todo lo demás... con lo de attrezzo que se necesita para hacer algo "mono". 

En fin, os cuento. Un buen amigo nuestro nos regaló ocho carrilleras ibéricas maravillosas y me las llevé a Tarragona para hacerlas con esta receta, así que "maté dos pájaros de un tiro", uno, se los comieron y les encantaron y dos, tenía mi receta aunque las fotos no estaba segura de poder hacerlas bien. Algo os enseñaré, lo que buenamente pude hacer. Con las prisas se me olvidó hacer las fotos de las carrilleras en crudo, eran espectaculares, no demasiado grandes y llena de pequeñas vetas de grasa (tocino) inflitradas en la carne, con lo que le daba un sabor único. Lo bueno es bueno siempre. Esta receta es muy sencilla, trabajando con productos de primera calidad es difícil que salga algo feo. 
carrilleras-con-patatas

carrilleras-ibéricas-con-guarnición-de-patatas

carrilleras-de-cerdo-ibérico
Aquí las podéis ver en la fuente en las que las llevé a la mesa.  
carrilleras-en-la-fuente-con-salsa
Las carrilleras ya enharinadas y selladas antes de ponerlas en la salsa
carrilleras-ya-selladas
Fijaos la única foto inferior que es la única que hice de la preparación, mi nieto de dos años subido en su banco de aprendizaje (una maravilla), a la altura de la encimera de la cocina, quería meter las manos en la harina, toda una tentación para cualquier pequeño y entonces no se me ocurre nada mejor que me enharinara él, sí "él" las ocho carrilleras. Fue muy divertido, cuando ya había hecho un lado yo le decía que había que darle la vuelta en el plato de harina, hasta que le enseñé y ya lo hacía el solo. Enharinó las ocho. Luego yo las sacudí hasta dejar la harina justa, casi sin que se diera cuenta ya que él también quería sacudir...Oh my God! Si me hubiese ayudado a sacudir...no lo quiero ni imaginar, habríamos acabado los dos con la cara de las japonesas tradicionales y sus maquillajes de polvo blanco.

Fijaos en el detalle que acabo de ver en la fotografía, el chupete celeste en la encimera justo encima del plato de harina...Le dije que se quitara el chupete y al ver el panorama que tenía por delante se lo quitó sin rechistar y allí lo dejamos. 

Y esas manitas llenas de harina  (y el suelo y la encimera y la cara y el banco...todo estaba enharinado); pero así se aprende y yo me reí un montón, por eso apenas pude hacer fotografías; pero sin duda valió la pena. 
Enharinando-las-carrilleras

En la imagen del blog Cooking the chef, tenéis el enlace a todos las recetas con las que hemos participado cocinando recetas del chef de este mes.

José Andrés, el chef español nacido en Asturias y ahora ciudadano del mundo
José-Andrés-chef
Nacido en Mieres, Asturias, el 13 de julio de 1969, su familia se trasladó a Barcelona cuando él tenía cinco años. Ya con doce años preparaba platos de cocina para toda su familia y con tan solo quince años entró en la Escuela de Restauración y Hostelería. En aquella etapa compaginó los estudios reglados con el aprendizaje en el restaurante El Bulli, que ya era dirigido entonces por Ferran Adrià.

Después de terminar sus estudios profesionales, con 21 años, decidió irse a Estados Unidos. En Nueva York, Andrés comenzó a trabajar en el restaurante El Dorado Petit, que cerró por problemas de gestión dos años después. Entonces José se marchó a la capital estadounidense, Washington, donde se instaló y sigue viviendo. Actualmente, Andrés supervisa varios restaurantes de gran prestigio y éxito en Washington, los cuales tienen en común las especialidades latinas en general y españolas en particular.

El Restaurante Jaleo fue el primero en introducir la cocina de tapas en Estados Unidos. José Andrés también supervisa las especialidades de Café Atlántico, inspiradas en la cocina de Hispanoamérica; de Zaytinya, de cocina griega-turca; de Oyamel, de cocina mexicana tradicional; y Minibar by José Andrés, de cocina de autor y en espacio reducido.

Entre 2005 y 2007 dirigió y presentó un programa semanal de cocina en Televisión Española. En noviembre de 2013 obtuvo la nacionalidad estadounidense, después de haber residido y trabajado en el país durante 23 años.​

Ingredientes

 8 Carrilleras de cerdo (en mi caso ibéricas)
2 Zanahorias grandes 
1 Cebolla grande
2 Dientes de ajo
250 ml. de Vino tinto (en mi caso Rioja crianza)
Harina de trigo (para enharinarlas)
60 ml. de Aceite de oliva virgen extra 
Sal y pimienta negra
Perejil para adornar el plato

Patatas de guarnición
sal 
Mantequilla y aceite de oliva virgen extra para rehogarlas
Hierbas (opcional)

Preparación
  • Lo primero limpiarlas de telillas o trocitos de grasa.
  • Se lavan y se ponen en un colador. 
  • Se les pone sal y una pizca de pimienta negra.
  • Se pasan por harina y se sacuden para que no la lleven en exceso.
  • Con el aceite de oliva virgen extra ya caliente vamos poniendo de dos en dos para que frían bien, dice José Andrés que si ponemos mucha cantidad en la olla para freírlas acaban casi como si estuviesen hervidas. Hay que dorarlas de poco en poco para mantener el aceite a temperatura alta. Se trata de sellarlas y darles color.
  • Se van sellando de dos en dos hasta terminarlas y apartamos en un recipiente hondo para no perder los jugos.
  • En ese mismo aceite de oliva virgen extra en el que las hemos sellado las carrilleras echamos la cebolla cortada (da igual el tamaño, pues la salsa va pasada o triturada) y los dientes de ajo.
  • Cuando tenga algo de color añadimos las zanahorias cortadas en trozos o en rodajas. 
  • Cuando esté la verdura pochada se vuelve a colocar la carne dentro de la olla y añadimos el vino tinto.  
  • Revolvemos, dejamos que evapore el alcohol y añadimos un poco de caldo o de agua. Yo añadí un vaso y medio de agua mineral. 
  • Se dejan cocinar a fuego lento unos 20 minutos. Hay que comprobar antes de retirar del fuego. 
  • Si están listas las sacamos de la salsa y pasamos la salsa por la batidora o por un pasapuré o por un chino. Yo lo hice en batidora eléctrica, era más sencillo.
  • Volvemos a poner en la olla las carrilleras y cubrimos con la salsa hasta que se sirvan calientes otra vez.
Patatas hervidas y rehogadas
  • Las patatas las herví con piel. Unos 20 minutos. 
  • No encontré patatas de guarnición, así que las hice de las grandes y luego ya templadas las corté en trozos grandes y las pelé.
  •  Las patatas una vez cortadas se pasan por una sartén amplia con mantequilla y una cucharada de aceite (para que no se me quemara la mantequilla), cuando estaba caliente la sartén agregué las patatas.
  • Al ponerlas en la fuente de servir les añadí pimienta molida y sal.

Nada más, muy fáciles de hacer con esta sencilla receta de toda la vida de la cocina auténtica y bien hecha de nuestro chef de este mes, el cocinero español y ahora ya internacional, José Andrés. 

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...