domingo, 15 de febrero de 2015

Bugie del Carnaval Italiano

Estas masas fritas están deliciosas, crocantes y típicas de Carnaval. Tienen diferentes nombres dependiendo la zona de Italia en la que se preparen o se vendan, Por ejemplo "Crostoli" en la zona de Trentino, "Bugie" en Piamonte o "Chiacchiere" en muchas otras regiones y tienen unos cinco o seis nombres más para mencionarlas.

Bugie quiere decir: "Mentiras", ya que aunque niegues que te la has comido, te queda todo salpicado de migas de la masa ;o)

En este momento están todas las pastelerías italianas llenas de estas piezas dulces y muy crocantes o con azúcar glas o azúcar normal por encima... hay que probarlas. Me encantan.






Son muy sencillas de preparar, la masa es lo único que es completamente diferente al resto de estos tipos de masas fritas, ya que lleva como único líquido una tacita pequeña de licor de Grappa, el licor tan consumido en Italia y que se toma con un grano de café en el fondo de la copa de licor y la cucharadita de vinagre.

300 gramos de Harina
2 Huevos grandes
50 gramos de Mantequilla
una pizca de sal fina
1 cucharadita pequeña de vinagre
una taza de café pequeña de licor de Grappa (o Ron blanco)
1 cucharada grande y colma de Azúcar

Aceite de Girasol (para freírlas)


Se mezcla la harina con la mantequilla y los huevos. Se va mezclando o a mano a en procesadora, se añade el azúcar, la sal y se sigue mezclando junto con la taza pequeña de Grappa o de Ron, en caso de no tener en casa el licor italiano se mezcla y se añade la cucharadita de vinagre, a ser posible el más claro que tengamos en casa, aunque yo usé uno de vino, pero que está bien así también, el efecto que causa es que nos duren más tiempo las "Bugie" al producir acidez.

Se amasa bastante como unos 10 minutos y se hace una bola y se deja en un recipiente de plástico y tapado para que repose unos 45 minutos. 

Después se estira la masa con un rodillo y se pasa por la máquina o bien se hacen a mano y se estira hasta que nos queden muy finas. Yo he utilizado mi máquina "Imperia" de la pasta para estirar la masa. Era más rápido y más seguro, ya que todas quedan del mismo grosor.

Se cortan rectángulos y se les hace dos cortes como aparece en la fotografía.

En una sartén grande con aceite de girasol caliente, se van poniendo de dos en dos y con la ayuda de dos tenedores les damos la vuelta; se ponen a escurrir sobre un papel se cocina y se le echa por encima el azúcar glas o como dije antes el azúcar normal granulado.



La grappa y el vinagre de vino que utilicé para hacer la masa


En la foto inferior están ya a punto de ser fritas, como se puede ver se cortan los rectángulos y se les hacen dos cortes en el centro, para que no se inflen y se rompan.


Esperando su turno...


Aquí os dejo un "close up" de mis ricas "Bugie", "Chiacchere", "Cròstoli", "Galani e Gale" estas últimas de la región del Veneto


Bueno creo que si las probáis, no podréis dejar de comerlas, atención: Son adictivas.

Os dejo mi Facebook de La Taza de Loza por si queréis echar un vistazo. 
¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Bbone 'ste chiacchiere. Era da tempo che le volevo fare. Grazie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sì devi farle, questa ricetta me l'ha dato una cuoca italiana, era della sua familglia. Grazie a te per la visita.

      Eliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...