martes, 1 de noviembre de 2016

Magdalenas francesas

Antes las magdalenas eran todas así, con esta forma tan típica y particular. Es un bocadito pues son más pequeñas de las que conocemos y comemos habitualmente horneadas en los moldes de papel esos de colorines tan monos. En fin, todas están buenas pero estas magdalenas francesas con esta forma de pequeña concha ovalada y espolvoreadas con azúcar glas (impalpable, para algunos países latinoamericanos) o con mermeladas de frutas o dulce de leche y un buen café con leche o para rizar el rizo, un calentito y buen chocolate a la taza, muy apetitosas. Mamma mia!. Estoy escribiendo y soy capaz de oler el inexistente chocolate calentito... ¿me estaré volviendo medio loca? Seguro que esta misma tarde prepararé un chocolate a la taza, caliente, humeante y mojaré unas cuantas magdalenas francesas, ¡para qué voy a mentir!
Se les puede poner por encima lo que más os guste, yo en esta ocasión las probé con confitura de fresa y otra con un poquito de dulce de leche, una delicia.

Estas magdalenas son típicas de la región de Lorena en Francia. Las hizo por primera vez una cocinera que se llamaba Madeleine Paulmier, fue algo casual, como muchas de las tantas cosas que salen en la cocina y que son un verdadero hallazgo, esta repostera se las hizo al rey de Polonia allá por el año 1755 en pleno Siglo XVIII.
Bueno, os cuento. Hace muchos años que no iba a Gibraltar así como unos doce. No es un sitio especialmente que tuviera mucho interés para mí, pero desde que escribo este blog me han cambiado los criterios de compras, antes paseaba, compraba cigarrillos, algún perfume, chocolates, galletas inglesas y punto; pero ahora como os digo prácticamente compré todo cosas de cocina en general y pastelería o repostería en particular, con muchos moldes diferentes de mil y una forma, primero entré en Mark & Spencer en Main street, compré bastantes cosas en la planta baja donde está todo lo de alimentación y cosas de cocina con muchos frascos de salsas, especias, frutos secos, semilas de todo tipo para utilizar en repostería, productos semipreparados para hacer galletas o pasteles... y la zona de moldes, fuentes, bandejas, paños de cocina muy monos, solo compré algunos paños de cocina, unos paquetes de semillas de amapola, girasol y calabaza y algunos moldes de repostería.
Pero no me quedé muy contenta con lo que había encontrado, así que paré por la calle a una señora encantadora, qué haría yo en mis viajes sin esa suerte que tengo siempre de encontrarme con esas señoras tan dispuestas y dicharacheras que me ayudan a encontrar lo que los turistas no llegamos a no ser por esos "empujones" tan estupendos a las tiendas que son un tesoro, le dije lo que buscaba y me dijo que había una ferretería antigua en una calle paralela a la principal muy cerca del Irish Coffee y de la cafetería Sacarello, total que allí fui y me quedé sorprendida de todo lo que había, era el paraíso de la repostería, ¡una isla del tesoro! 

Tenían un poco de lío en aquella ferretería; pero no importaba, pedí algunas cosas que me hacían falta y que no encontraba en mi ciudad (donde cuesta mucho encontrar cualquier cosa que se salga de lo normalito) y allí había de todo, todo.

Quería un exprimidor de limones manual y de madera, los que tienen un manguito y solo pinchas y sale el jugo justo y que utilizamos mucho haciendo postres o dulces, por fin lo encontré. Los moldes os los iré enseñando poco a poco, ¡ah! compré uno precioso para bundt cakes; pero pequeños, están dispuestos como este molde que os he mostrado hoy, son una misma plancha y se hacen al mismo tiempo los ocho individuales y lo "más" ha sido un cuchillo de esos con forma de arco con dos mangos para picar hierbas o verduras, fabricado en acero inoxidable, una joyita y que con el follón que tenían en la ferretería y como no estaba marcado con el precio, el amable señor de la tienda me lo dejó al precio que primero le vino en mente, solo 6 libras, mucho más económico sin duda del último que vi en El Corte Inglés que estaba cerca de los 50 €. Bueno, os he contado casi toda mi mañana de compras en Gibraltar. 
¡Otro día os venís conmigo!  Y nos podemos tomar unos buenos pasteles en Sacarello acompañado por un té servido a la manera inglesa que da gloria, una tetera con las dos cucharaditas de té de Ceylan, ya sabéis una cucharada para ti y la otra para la tetera acompañado por su lechera pequeña y el colador para el té. Una delicia.
Hablando de té os cuento que aquí en Cádiz cuando pides un té con leche te sirven un té americano es decir, el que va hecho en leche y no en agua, así que cada vez que lo pido en Cádiz es toda una explicación tipo: " por favor, usted ponga el agua y el té dentro o con bolsa o el de hierba y después o me trae la leche o solo me echa unas gotas de leche fría" y te discuten que así no se hace el té con leche. En fin. Y eso que Cádiz es una ciudad turística; pero se ve que deben venir pocos ingleses.

Ingredientes

2 huevos 
75 gramos de Azúcar
30 c.c. de Leche
40 c.c. de aceite de Girasol
50 gramos de Mantequilla 
100 gramos de Harina
7 gramos de Levadura en polvo 
Una pizca de sal
La piel de medio limón rallada (solo la parte amarilla)
Azúcar glas para espolvorear por encima una vez estén templadas o frías

Preparación

Se baten los huevos con el azúcar. Se añade la mantequilla derretida pero no caliente y el aceite, se bate bien y añadimos la piel del medio limón rallada.

Añadimos la levadura y la harina previamente mezcladas. Vamos añadiendo la harina poco a poco sobre lo que ya tenemos batido, no seguimos echando hasta que no haya absorbido la anterior harina.

Dejamos esta mezcla de las magdalenas francesas en el frigorífico por espacio de 30 0 35 minutos.

En el molde solo ponemos un poco de mantequilla (la sacamos del mismo recipiente donde la hayamos derretido) mojamos un poco con una servilleta de papel o con un pincel de repostería y untamos un poco los pequeños huecos para que no se nos vayan a pegar.

Se hornean a 180 grados unos 9 o 10 minutos, hay que vigilarlas pues al ser tan pequeñas se pueden quemar en un "abrir y cerrar de ojos". En cuanto las veamos con algo de color las sacamos y las dejamos enfriar para echarles un poco de azúcar glas.

Sed felices y probad hacer cosas buenas para una merienda especial o para un día cualquiera que queráis pegaros un homenaje.


6 comentarios:

  1. Como dices tú: ¡Mamma Mía! Aunque así pequeñitas son engañosas porque yo creo que te pones a comer y con eso de que son pequeñas... ¡comes más! ¿Al final cayó ese chocolate a la taza? Por aquí apetece que amaneció bastante fresquito el día... un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, hola guapa! Pues cayó! No veas qué rico no te digo cunatas me comí porque me da vergüenza! Jajajaja
      Te deseo una buena semana. Besos

      Eliminar
  2. ¡No se por dónde empezar!

    A ver si no me dejo nada.

    Lo primero la receta. Hace años que quiero hacer madeleines o magdalenas francesas. El problema era que no tenía molde. Me hice con uno en LIDL (adoro que tenga de todo, y tan barato)y se acabó la prisa. Lleva al menos dos años en casa y yo sin hacer las magdalenas ¿es o no para matarme? Las tuyas tienen una pinta espectacular ¡es que tengo que hacerlas sí o sí!

    Lo segundo las compras en Gibraltar ¡menuda envidia! y no es que yo viva muy lejos, pero son al menos cuatro horas en coche y como entenderás no está a la vuelta de la esquina. Tomo buena nota de los rincones que nos has contado y espero poder ir algún día. Es un buen destino de vacaciones para ir con Lara, que a partir de ahora tendremos que salir a lugares próximos. Por cierto, lo de los cigarrillos... mejor el dinero para otra cosa ¿no? Te lo digo yo que dejé de fumar en dos ocasiones (y parece que ahora ya no hay miras de regresar porque conseguí que también lo dejase mi esposo)

    Y tercero y no menos importante ¡el té con leche! ¡Ánimo y tranquilidad! en cada sitio hay que explicar lo que uno quiere ¡no entiendo por qué no son capaces de entendernos!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, es verdad que es una pena que no lo hayas usado todavía, tienes que hacerlas pues como son un bocadito se van en un pis pas. Lo de los cigarrillos es una cruz, ahora fumo menos; pero fumo. Lo del tema vacaciones te recomiendo Cádiz pues hay las mejores playas de toda la costa y es un sitio ideal para venir con niños. Lo de que no nos entiendan yo sinceramente creo que no tiene remedio, más pidiendo cosas tan sencillas como es este ejemplo de un simple y bobo té con leche... En fin, como bien dices, ánimo y tranquilidad, además de paciencia infinita. Muchos besos y apretones a Lara

      Eliminar
  3. Patty, gracias por compartir esta receta,lo que mas me ha gustado es la Historia de las mismas, y las imágenes, tan naturales. Saludos desde CDMEX, Toluc, Metepec.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita! Si las preparas me cuentas, vale? Gracias por tu comentario. Besos

      Eliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...