domingo, 3 de julio de 2016

Crostata de Confitura de Albaricoques

La crostata es una tarta típica italiana que se puede rellenar de todo lo que se os ocurra, puede ser dulce o salada (aunque las masas se hacen de diferente manera). Lo bueno de esta tarta es la masa, el sabor y la textura que tiene, además es muy sencilla de hacer. Es una masa a base de mantequilla, harina y yema de huevo. Lo normal es aromatizarla con la piel de un limón o bien con unas gotas de esencia de vainilla y más raramente con canela. Nada más y nada menos, muy fácil de hacer. Cuando la probéis os encantará. Si no os gusta me la mandáis por correo y me las quedo yo sin problema. Os dejo aquí otra crostata que hice hace tiempo rellena con Nutella y frutos rojos. 





crostata-rellena-de-confitura-de-albaricoque

Este es el molde desmontable que compré por 6 € en una pequeña tienda tipo "China shop" muy cerca de mi casa, es una maravilla. El fondo sale completamente y así es muy fácil desmoldar. No lo había redondo que suelen ser los habituales para las crostatas pero este me encantó, ya encontraré el redondo.
molde-desmoldable-rectangular
Aquí os enseño los albaricoques de mi casa y nuestra perra "Bimba", ella si ve que estás haciendo una fotografía corre y se coloca justo al lado...muy oportunamente.
albaricoques-en-caja


Masa de pasta frolla italiana para la crostata

150 gramos de Mantequilla fría (debe estar dura) 
150 gramos de Harina
130 Azúcar glas
3 Yemas de Huevo
Piel de Limón o naranja o unas gotas de vainilla

1 Huevo para pintar la masa por encima

700 gramos de Confitura de Albaricoque
Se mezcla la mantequilla cortada pequeña y muy fría con la harina, debe quedar como arena.

Se pone el azúcar glas, (si se pone azúcar molida la masa no queda tan suave y buena como si usamos el azúcar glas) y la piel del limón rallado (o de naranja) o las gotas de vainilla. Estos son los aromas más usuales para este tipo de tarta.

Añadimos las yemas de huevo y amasamos.

Se amasa hasta que esté suave y bien lisa y se envuelve en un pape film y se deja el el frigorífico y se deja por 45 minutos.

Se extiende hasta dejarla de un centímetro y medio aproximadamente de altura y con la masa restante se hacen o bien las tiras largas y estrechas de masa para poner por encima o bien como en esta ocasión que he hecho unas flores para "taparla".

Cuando se extiende la masa para formar la crostata, la base se debe pinchar con un tenedor para que no suba y después se echa la confitura de albaricoque o de cualquier otra fruta que nos guste o la que nos dé el árbol si tenemos jardín o la que compremos en cualquier supermercado.

Va al horno caliente a 175 grados unos 35/40 minutos.

Consejo importante para la masa: 
Es mejor estirarla encima de un papel de horno con otro papel colocado encima de la masa. El calor es enemigo número uno de la pasta frolla (se pronuncia frola) ya que la mantequilla se ablanda y es difícil manejarla. Así os saldrá perfecta y será muy sencillo colocarla en el molde.

Confitura de Albaricoque

2 Kilos de Albaricoques
1/2 kilo de Azúcar
1 Limón (solo el zumo)

Se lavan bien los albaricoques y se les quita el hueso central, se cortan en 4 trozos y se añade el azúcar y el zumo (jugo) de limón. Se mezcla bien y se deja al menos 3 horas tapado.

Se pone en la olla a fuego bajo y se revuelve, se espuma si hace falta y cuando empieza a hervir se deja unos 40 minutos aproximadamente.

Se prueba si está hecha cuando ponemos unas gotas en un plato y vemos que ttiene el espesor y textura que queremos.

Se deja enfriar y se pone en el frigorífico. Después o se envasa o se usa para el relleno de nuestra crostata.

Bueno hasta aquí nuestra nueva crostata de albaricoques, espero que os guste y la preparéis pronto.

Sed felices y haced muchas cosas ricas como esta crostata italiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...