miércoles, 27 de febrero de 2019

Bizcocho de chocolate relleno de dulce de leche

Pues como argentina que soy no voy a alabar la maravilla que es para muchos de nosotros el dulce de leche, para panqueques, rellenos dulces, tartas miles o simplemente a cucharadas; al principio de vivir en España era muy difícil encontrarlo, recuerdo que siempre se lo pedíamos a amigos o familia que iba de viaje para allí, es diferente completamente al que hacemos a veces con la leche condensada, el sabor no es el mismo, había uno que nos encantaba que era de la marca comercial La Martona, uno de los mejores dulces de leche del mercado,  por cierto propiedad de la familia y por ende del gran escritor Adolfo Bioy Casares, el íntimo amigo de Jorge Luis Borges, con el que cenó casi todas las noches de su vida en compañía también de la mujer de Bioy Casares, la escritora argentina, poetisa, artista y millonaria, Silvina Ocampo, estrafalaria mujer con una vida apasionante -cenaban casi siempre lo mismo; carne a la parrilla, un choclo y unas papas-, esta a su vez hermana menor de la gran mecenas del Arte, Victoria Ocampo, la cual ha dejado una cantidad muy considerable de propiedades y obras artísticas al pueblo argentino, como su villa y sus jardines en Mar del Plata, ahora usada como centro cultural. 

Eran una familia riquísima, cuando las hermanas Ocampo viajaban a Europa con sus padres iban acompañados del servicio y de niñeras, empezaban a organizar el traslado de enseres y equipaje desde unos días antes y lo curioso es que embarcaban igualmente a dos vacas lecheras para que las niñas dispusieran de leche fresca, solo esto, ya te hace pensar en el poderío que tenían para tener el barco atracado en el muelle esperando a trasladar todo el "equipaje". En fin, una historia que os he contado sin pensarlo, esto es a lo que se refería siempre mi suegro, periodista, abogado, jurídico de la Armada Española e historiador sobre "las informaciones inútiles", a veces tan necesarias para salir de cualquier situación y que por supuesto lo decía con ironía y mordacidad, pues eso, el rollo que os he soltado es eso mismo. Una curiosidad la que os he contado que me ha venido a la cabeza sin pensarlo y solo por asociación de ideas: dulce de leche la Martona, Adolfo Bioy Casares, sin más.
Pastel-de-chocolate-con-relleno-de-dulce-de-leche

Bizcocho-relleno-con-dulce-de-leche-y-helado-de-macadamia
Bueno, por fin me centro, os quiero presentar este dulce tan bueno, no es una tarta que se sirva entera en la mesa, se sirve siempre emplatada y con helado por lo general aunque se puede prescindir de él, pero, ¿para qué?, si lo tenemos a mano lo ponemos, en este caso nos gusta con helado de macadamia, se puede usar el que más os guste, la vainilla o la nata también le va muy requetebién, a gusto del consumidor. 

Ingredientes

180 gramos de Harina
10 gramos de Levadura en polvo (tipo Royal)
140 gramos de Azúcar
1 cucharadita pequeña de Bicarbonato
80 ml. de Aceite de girasol
100 gramos de Mantequilla
Unas gotas de Vainilla líquida
2 cucharadas de Cacao Puro en polvo (Valor)
3 huevos
70 gramos de Leche
300 gramos de Dulce de leche


Tengo que darle las gracias a mi amigo bloguero, Juan del blog "Cocina por afición" os dejo el enlace a su cocina virtual. Se me olvidó escribir entre los ingredientes, el principal, el dulce de leche. Vaya cabeza la mía, tanta historia y se me olvida lo más importante.
tres-pasos-del-bizcocho-de-chocolate-relleno-de-dulce-de-leche
En la imagen superior, se puede ver la mitad de la masa del bizcocho, el relleno de dulce de leche antes de echar la otra mitad de la masa del bizcocho y ya frío con la cobertura de dulce de leche.

Preparación
  • Mezclamos las yemas de huevo con el azúcar. 
  • Añadimos la mantequilla derretida, el aceite de girasol.
  • Unas gotas de vainilla líquida.
  • Ponemos en un recipiente a parte la harina con la levadura en polvo y el bicarbonato, las cucharadas de cacao y mezclamos. Cuando esté el cacao bien incorporado añadimos la leche. Mezclamos.
  • Mientras, en otro recipiente ponemos las claras y las batimos a punto de nieve. Y las incorporamos poco a poco a la masa principal.
  • Se pone en el molde tipo plumcake de unos 25 centímetros de largo y enmantecado.
  • Se puede usar también un molde cuadrado o rectangular.
  • Primero se echa la mitad de la masa en el molde y ponemos dulce de leche sin miedo y con alegría encima de esa primera parte.
  • Ahora, volvemos a poner la otra mitad de la masa del bizcocho sobre el dulce de leche en el molde.
  • Metemos el molde en el horno caliente a 180 grados. 
  • Se deja unos 25 o 30 minutos de horno aproximadamente. Pinchar para saber si está ya hecho por dentro.
  • Sacar y dejar enfriar.
  • Untamos más dulce de leche por encima, abundantemente, sin miedo y cortamos para servir.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

24 comentarios:

  1. Un dulce con su historia, más completo no puede venir hoy, ni más rico tampoco, yo que no soy de tomar dulce de leche, pero porque es bastante adictivo dentro y fuera de un pastel, el de hoy me parece un manjar de dioses. Yo lo tomaría sin helado fíjate, creo que las cosas buenas hay que saborearlas en todo su esplendor, aunque eso va en gustos ya se sabe. Para celebrar el dia de Andalucia es único.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, totalmente, yo empiezo y debo mentalizarme para no ir a por más. Este bizcocho está muy rico y es sin duda por la mezcla chocolate y dulce de leche.
      Me alegra que te haya gustado la historia esta que me salió de repente y sin pensarla.
      Muchos besos

      Eliminar
  2. Hola Patty !
    A mi me ha encantado esta entrada que nos compartes con curiosidades históricas y rematando con un bocado dulce digno de los paladares más exigentes.
    Buena tarde !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego, gracias, es verdad que a casi todos nos gusta aunque hay que tener cuidado pues empezar y no acabar. Este bizcocho está muy bueno.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Patty!! Me encanta que me cuenten historias, y más si son auténticas, son informaciones inútiles que me atraen, ja, ja. Siempre me dicen que soy una buena "escuchadora", porque no sólo oigo, sino que además entiendo y empatizo. Y con lo que sí que tengo auténtica empatía contigo, es con el sentimiento que tienes al dulce de leche. ¡¡Me encanta!! Es cierto que aquí era difícil encontrar, y hoy en día, no todo el que encontramos está muy allá, que yo si le noto cuando sabe mucho a leche condensada o cuando sabe realmente a dulce de leche.
    Utilicemos el dulce de leche que sea, lo cierto es que este bizcocho tiene que estar riquísimo, sobre todo cuando pegas el bocado y te sale el chorrito de dulce de leche...¡¡oh, cómo me tientas!! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, le contaba ahora a Juan, que incluso con una tostada untada y un café está delicioso. Es un comodín aunque adictovo. Algunas veces voy al tarro con la cuchara en mano. Solo una, pero grande y rebosante
      Muchos besos

      Eliminar
  4. Vi dulce de leche en el correo y me vine corriendo. :) Es que tienes toda la razón. A mi me gusta ir a defender al dulce de leche. Leche condensada cocinada, no es dulce de leche! el sabor es totalmente diferente. Pero algunas veces hay que consolarse con lo que se encuentra :)
    Volviendo a tu receta. Qué delicia! chocolate y dulce de leche es una bomba.
    Voy a tener que probarla pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lizet, es verdad, no tiene nada que ver. La otra te saca de un apuro; pero no tiene nada que ver. Este pastel hay que hacerlo con el bueno, bueno.
      Una bomba... ja ja ja
      Muchos besos

      Eliminar
  5. Patty a mí dame historias, todas las que quieras, ninguna me parece inútil y menos si mientras me lo cuentas, me doy el gusto relamiendo la cuchara con cada exquisito bocado de tu tentador pastel.
    Me encantan los contadores de historias, sean verídicas o de ficción m precisamente vivo con uno que me ilustra con sus narraciones mientras yo escucho con atención, ayer mismo me dio una clase magistral, que yo disfruté como una loca, mientras veíamos las pinturas de Murillo en el Bellas Artes.
    Totalmente recomendable, tu pastel y la exposición, Jajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, cuando viví en Sevilla un año entero me encantaba ir a ese museo, era una maravilla y encima tan céntrico. Eso devlis contadores de historias me ha encantado siempre. Tanto cobrarlas como que me las cuenten. Imagino cómo has disfrutado con ese acompañante habitual y Murillo.
      Muchos besos

      Eliminar
  6. Yo era mucho de leche condensada, de pequeña la devoraba en el formato tubo, pero desde que probé el dulce de leche....ha pasado a ser mi favorito...pero mira que está bueno, así que este bizcocho relleno de este rico manjar tiene que estar tremendamente bueno. Besines guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! A mí me encantaba eso del tubo, hasta que me fui a estudiar fuera de casa y volví en vacaciones gordita y a mi madre a pico no le dió algo malo... ja ja mojábamos galletas pequeñas en un bol con la leche a cucharada limpia... ja ja ja
      Es un manjar.
      Besos

      Eliminar
  7. Me encnata un rico bizcocho, más que nada. Acompaado de helado es too un manjar. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, es rápido y encima rico. Y sí, con helado ni te cuento.
      Besos

      Eliminar
  8. Me encantan esas historias "inutiles " pero oye ,hay quedan .Ami me gusta el dulce de che y suelo hacerlo en casa pero no con la leche condensada ,que esta muy bueno pero que no sabe igual y con este bizcocho el complemento ideal ,con helado o sin el seguro que es todo un vicio
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary, me alegro que te guste aunque el comprado como dices es mejor que el que podemos hacer en casa. En principio se hace solo con leche y azúcar con bicarbonato y da un trabajo loco.
      Muchos besos

      Eliminar
  9. Hola Patty. Ignoraba que tuvieras relación familiar con alguien perteneciente a la Milicia y me alegro mucho jj. Esas informaciones inútiles que decía tu suegro siempre vienen muy bien pues con ellas se saben muchas cosas que de otra forma quedarían en el olvido. Me gusta la Historia y siempre que puedo me entretengo leyendo algún libro sobre ella. Bonito relato el que nos cuentas y me ha llamado la atención lo de llevar vacas en el viaje jj. Se nota que eran otros tiempos, ahora eso sería impensable si no va acompañado de certificados, visto bueno y hasta firma de algún político de esos que siempre quieren figurar y que anteponen su yo, al resto jj.
    Pocas veces he probado el dulce de leche, lo he visto anunciado pero nunca lo he comprado incluso he leído la forma de hacerlo casero pero no me decido jj.
    Este bizcocho tiene un aspecto fabuloso. Dan ganas de coger un plato y comenzar a saborearlo porque no me cabe la menor duda de que tiene que estar exquisito.
    Patty, de tanto hablar de las maravillas del dulce de leche se te pasado incluirlo entre los ingredientes. ¿Qué cantidad se le pone? o eso queda al libre albedrío de quien lo haga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, tienes toda la razón, tanta historia y no he puesto el Dulce de leche como el ingrediente estrella... no te digo yo... lo de las informaciones inútiles que me lié y ya no me acordé de lo primcipal. Yo compro un frasco de cristal de unos 400 gramos y usê un poco más de la mitad. O sea unís 300 gramos, hay que ser generosos y ponerlo con alegría.
      Compra uno y te aviso que es adictivo, es una delicia. Por ejemplo para untar una tostada y un café con leche. Verás.
      Muchas gracias por el aviso de la falta del ingrediente principal... ja ja ja ¡esta cabeza!
      Besos

      Eliminar
  10. Hola guapa , bueno,bueno, que delicia de bizcocho, es mortal!!!! Mira por donde no he hecho nunca nada con dulce de leche, el otro día una amiga me preguntó si lo había utilizado . Lo tengo en asignatura pendiente. Y respecto al relato de las aventuras de esas personas, soy del parecer de que cualquier cosa contada con gracia y bien siempre será interesante. Eso creo. 👏👏👏👏😙😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mj, tienes que intentar usarlo y verás el partido que le sacas. Me alegro que te haya gustao el cuento de uno de nuestros escritores más emblemáticos y mundialmente conocido por sus maravillosos libros y nada por lo de su fábrica del dilce de leche... ja ja ja
      Muchos besos

      Eliminar
  11. Hola Patty! Me ha gustado mucho esa historia, imaginé la vacas en el barco y todo el alboroto de maletas, jaja, eso confirma que hay dos tipos de personas: la gente rica y el resto de nosotros los mortales, jaja!
    Tienes razón con el dulce de leche, que en Venezuela le decimos arequipe, no es igual al de leche condensada que es apenas un atajo, porque conseguir un buen dulce de leche no es fácil. Tu pastel me parece una delicia, yo lo comería con un poquito de nata montada y pecar de gula antes que comience la Cuaresma, jaja!!
    Te dejo un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angélica, pues yo estoy ya pensando en nuestros dulces típicos de Semana Santa y en esas rosquillas con mucho azúcar por encima...¡la gula qué rica! Ja ja ja
      Aquí ya ves que más o menos se encuentra aunque las marcas son importantes y no tienen esta buena que os cuento de la Martona, cuando pruebas esa ya ninguna te parece bien.
      Muchos besos a las dos.

      Eliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...