martes, 15 de octubre de 2019

Pan de molde con semillas de amapola

Los panes en general me encantan y como siempre aclaro, me gusta más hacerlo y amasarlo, que comerlo, sobre todo me gusta que lo coman y lo disfruten los demás. Yo a veces claro que sí que lo como y disfruto, aunque no es lo más habitual, ahora, hacerlo me encanta y no lo he dejado nunca de prepararlo. Llevo años cocinando ya que es de las cosas que más me gustan en el mundo, además de otras mil cosas más, pero ahora estoy hablando de cocina, solo cocina; escuché una vez una frase que me encantó y dice:"Sin el arte culinario la ordinariez de la realidad sería insoportable, -y proseguía- del lugar del que vengo la comida es el resultado de la reflexión y del estudio". Un frase que me encantó, es un poco voluptuosa y grandilocuente; pero nos podría servir a muchos por lo que nos ofrece la cocina por si misma, porque gracias a ella es con lo que nos alimentamos a diario y por el gusto que nos da preparar y probar y, si lo hacemos bien es verdad que es el resultado de la reflexión y del estudio de los grandes cocineros y chefs que nos ofrecen poder hacer determinado platos que de otra manera no probaríamos con casi total seguridad, lo demás es pasarlo bien y aprovechar todo lo que podamos de lo que nos divierte y nos hace felices.
pan-de-molde-con-semillas-mantequilla-mermelada
Hace tiempo que quería hacer un pan de molde y lo vi en un blog que se llama "Recetas que funcionan".  Estaba delicioso. Cito el blog como siempre hacemos los "buenos" para que lo visitéis. Cuando nos "roban" recetas nos están tomando el pelo y eso me da mucha rabia, así que yo lo cito de mil amores. A cada uno lo suyo. Os dejo el enlace a su vídeo.

Este pan de molde con semillas de amapola lo hice y no pude esperar a probarlo y era una delicia. Luego ya lo probamos con mantequilla y mermelada de arándanos y otras rebanadas con mantequilla y miel y un buen café con leche y era el séptimo cielo, único, nunca había probado un pan de molde con ese sabor y esa textura. En el pan original le quitaron la corteza, sin embargo yo la dejé. El resto del pan lo corté en rebanadas y lo congelé en mis bolsas de alimentos para futuros desayunos o meriendas; yo siempre había probado los industriales de toda la vida, os podéis imaginar que no tiene nada que ver, es como comparar un diamante con una circonita, se parecen de lejos y nada más... yo siempre tan exagerada; pero es verdad este pan sabe a pan y es superfácil hacerlo, es el superhéroe de nuestras despensas, nos ayuda desde el desayuno a la cena, en cualquier momento nos viene bien. Nada más y nada menos que un buen pan de molde casero a la mano de cualquiera de nosotros. Bueno, voy a ello sin más historias.
café-con-tostadas-de-pan-de-molde-con-semillas-de-amapola
 Con semillas de amapola y sésamo, mirad la miga, una delicia.
pan-de-molde-interior

tostada-de-pan-de-molde-casero
Rebanada de pan de molde con mantequilla y mermelada de arándanos
merienda-con-cafe-y-rebanada-de-pan-de-molde-casero
Ingredientes
500 gramos de Harina (todo uso)
300 ml. de Leche (tibia)
50 gramos de Mantequilla
15 gramos de Azúcar
15 gramos de Levadura fresca 
7 gramos de la seca de panadería
10 gramos de Sal fina
15 gramos de semillas de Amapola

Preparación
  • En un recipiente amplio echar primero los siguientes ingredientes secos: sal, azúcar, harina y las semillas de amapola.
  • Ahora añadimos la levadura y la leche tibia seguimos mezclando y añadimos la mantequilla a temperatura ambiente.
  • Se amasa en amasadora unos 8 minutos, si lo hacemos a a mano serán algunos minutos más hasta que la veamos lisa y elástica.
  • Sacamos la masa de la amasadoora y le hacemos un ligero amasado francés y la boleamos un poco antes de introducirla en un bol con unas gotas de aceite para que no se nos pegue.
  • Primer levado:Unos de 45 a 90 minutos aproximadamente para que doble el volumen.
  • Sacamos la masa pasado este tiempo quitamos el gas como hicimos anteriormente, hacemos un amasado francés rápido y volvemos a bolear la masa.
  • Forramos el molde en el que lo vayamos a hornear con papel sulfurizado.
  • Segundo levado: se pone ya en el molde en el que lo hornearemos hasta que vuelva a doblar el volumen. 
  • Precalentar el horno a 170 grados. En la receta original dice que calor arriba y abajo, pero yo solo lo pude poner con calor abajo pues al ser el horno de mi casa del campo de gas era imposible ponerlo por arriba pues se me hubiese quemado.
  • En 35 minutos de horno estará listo. Se saca y se desmolda en caliente y se deja enfriar sobre una rejilla boca abajo.
  • Una vez frío se le puede ya quitar la corteza, no antes pues se rompería.

diferentes-pasos-de-levado
 Hornearlo en un molde de plumcake alargado y forrarlo con papel de horno para facilitar el desmoldado. En la imagen inferior, ya había hecho el primer levado y se preparaba para el segundo y último. En la receta original lo hacen en un molde cuadrado, envidia de la mala, de la que tiñe...ja, ja, ja.
antes-del-segundo-levado
En el segundo levado debe quedar como la masa de la imagen inferior antes de entrar al horno.
Pan-de-molde-antes-de-hornear
Nada más, espero que os haya gustado tanto como a nosotros. Muy sencillo de hacer solo tener paciencia con los levados. Merece la pena, os lo aseguro.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

32 comentarios:

  1. Pues al contrario que a ti, el pan me gusta comerlo más que prepararlo, sobre todo el que tienes ahí que no puede ser más que una delicia. El arte de la cocina tiene los años del mundo, es el más sabio creo yo, pues siempre hemos necesitado comer y de una forma u otra lo hemos hecho. La habilidad de combinar y preparar ingredientes la tenemos todos, unos con más gracia que otros, pero siempre de forma creativa. Yo no me canso de aprender de quienes saben enseñar porque me parece que son verdaderos artistas.
    Guárdame un buen trozo de ese pan, hoy la maestra eres tú.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, es verdad que puedes convertir esta obligación en un arte o en una pesadilla si no te gusta, para mi madre era esto último, nunca le gustó y era un poco suplicio para ella, lo entiendo también, por eso somos unas privilegiadas que encima nos guste cocinar y disfrutemos con ello.
      Muchos besos

      Eliminar
  2. A mi me encanta prepararlo y comerlo , es una de mis debilidades, mía y de todos los de casa , sin pan para nosotros la comida no tiene color.
    Es tan reconfortante y gratificante elaborarlo que cuando dispongo de tiempo , ahí estoy enredada en la masa sin pensármelo dos veces , me relaja y me divierte, algo esencial en la cocina, pues con ilusión y ganas siempre se engrandece cualquier plato.
    Por supuesto, ni qué decir tiene , que este pan me lo comería con sumo agrado. Te ha quedado genial y ya me puedo imaginar sin mucho esfuerzo, esos desayunos y meriendas tan divinas en el que es el protagonista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bego, a mí me pasa lo mismo, disfruto mucho cocinando y lo hago con placer. Me relaja mucho y suelo cocinar mucho por la tarde que la cocina está limpia y perfecta y yo ahí tranquila y sin prisas, es un placer.
      Te recomiendo este pan sobre todo para quitarle la corteza entera y hacer un pastel salado. Yo lo probaré otra vez.
      Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  3. Pues tu haz todo el pan que quieras que yo estoy preparada para comérmelo jeje.
    Se ve maravillo!! Y con esos pintitas de la amapola es fantástico!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, yo lo hago y te lo mando para que des buena cuenta de él.
      Está muy rico con esas semillas. Me queda probarlo para un pastel salado y muy relleno... hambre...
      Muchos besos

      Eliminar
  4. Patty hoy te veo un tanto reflexiva y filosófica, no sé si será el cambio de estación, o el clima de crispación que estamos viviendo, pero a mí me pasa lo mismo estos días, es terrible levantarse y acostarse sin esperar ningún cambio, ninguna novedad, todo va de mal en peor, lo único que nos alienta a seguir teniendo algo de esperanza, es pensar en que todo es cíclico, todo tiene un comienzo y un final, y esto tiene que estar a punto de terminar o na habrá cuerpo que lo resista por más tiempo.
    ¡¡Uf!! Q'agusto me'quedao, jajajaja...
    La primera vez que probé un pan de molde con semillas de amapola, fue en el '92 cuando abrieron en Sevilla una tienda de Mark and Spencer, tenía una zona de mini market dónde me volvía loca comprando cositas inglesas, era como un sueño para mí, de repente tener a mi alcance todas esas cosas de los desayunos y el té de las cinco, que tantas veces había disfrutado viendo en las películas y leyendo en libros, ahora me has dejado delirando, no sabes como me gustaría compartir ese desayuno que has servido al más puro british style, te ha quedado delicioso. Tú sigue haciendo panes y verás como me muero de pura envidia, jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, no te niego que estamos preocupados, menos mal (o menos bien) que estamos teniendo elecciones muy seguidas y podemos cambiar el voto hasta último momento y así por lo menos pensar por un segundo que va a cambiar algo. Vaya inseguridad en todo y nosotros penando siempre en lo mismo. Ya te imaginas.
      Recuerdo también cuando en Sevilla pusieron la tienda y yo iba con una alegría tremenda, compraba muchas cosas de cocina y moldes, paños preciosos para la cocina, utensillos y cosas monísimas. Ahora solo puedo ir cuando voy o iba a Gibraltar y sigue siendo una gozada. Me encantaban las galletas y cuando eran mis hijos pequeños les compraba algunas galletas de esas típicas que les encantaban.
      La próxima vez te mando un buen trozo, estaba calentito y nosotros con la mantequilla y esa mermelada deliciosa... en fin, tengo hambre, ja, ja, ja.
      Mil besos

      Eliminar
  5. Querida Patty. Ya sabes que yo amado y disfruto, pero soy adicta al pan desde que me acuerdo.
    Me has hecho reír con el tema molde, pero sabes qué te digo, que no es lo más importante.
    Me gusta la receta, las fotos y todo lo que nos cuentas.
    A las 00:00 publico yo un pan.
    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, es que soy sincera, envidia de la mala mala. Me ha encantado ese molde cuadrado es perfecto para quitar cortezas y rellenar, lo tengo que buscar... como dice Cuca, somos del club C.V.C.Q. ja, ja, ja.
      Muchos besos y feliz fin de semana que estamos como quien dice ya con el finde encima.

      Eliminar
  6. Hola, me encnata este pan. Yo lo hago un poco diferente, pero el resultado que veo en el tuyo es igual. Lo hice para el cumpleaño de mi hija y todos encantados. Qué mig y qué bien te ha quedado, me iría a por una rebanada me la comería tan a gusto aunque no son horas, ja ja. Para disfrutar de lo mejor siempre es buen momento. Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, voy a ir a tu blog a ver tu pan de molde, quiero probar varios aunque este me haya encantado, es muy sencillo, pero debes esperar los levados sin más remedio.
      Muchos besos y me alegro que te haya gustado. Feliz finde.

      Eliminar
  7. Un pan semillas bien lindo.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mijú, estaba más rico todavía y encima calentito era una cosa increíble.
      Besos

      Eliminar
  8. ¡¡Hola Patty!! Yo también había comprado siempre el pan de molde, hasta que lo hice casero. Yo hago uno semiintegral con semillas que le vi hace un tiempo a Nuria del blog Cuaderno de recetas. También lo congelo en rebanadas y voy sacando del congelador según me apetece desayunar con mermelada y si me apetece desayunar con aceite de oliva y jamón, entonces me saco unas rebanadas del Pan de Pimientos de Raquel de Mi Diversión en la Cocina. Tengo el congelador lleno de estos dos panes, ja, ja.
    Tu pan de molde, también me ha gustado mucho, salvo los levados, como todos los panes, por lo demás es bien sencillo, me gusta. Bueno, los levados no implican ninguna dificultad, es simplemente la paciencia o el tiempo, que no siempre tenemos. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, se me pasó contestarte...me alegro que te haya gustado y tienes razón “salvo los levados” se me hizo largo, pero ya sabemos que la magia no siempre sale bien. Hay que esperar por narices, ja, ja ja. Paciencia que tampoco tenemos, tienes toda la razón.
      Si te animas a prepararlo pruébalo como salado para un pastel relleno. Yo lo haré pronto, en cuanto tenga gente en casa.

      Feliz fin de semana
      Besos

      Eliminar
  9. Buenísimo! Que miga!!! Y la reflexión me encanta,para anotarla un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, pues me lo dijo mi "santo" que la había leído y pensó que me gustaría la frase y la verdad no tiene desperdicio.
      El pan todo miga, una delicia,
      Feliz finde, besos

      Eliminar
  10. Yo soy de las que no me resisto cuando veo un buen pan, calentito, crujiente, en fin, que me está mirando y diciendo ¡Cómeme!
    Hoy he tenido esa sensación al ver el tuyo ¡y nada menos que con semillas de amapola para hacerlo más atrayente!
    En fin, el pan me pierde hasta el punto de que prefiero menos comida y más pan, con esto que te digo te darás cuenta que tengo que tener muchísimo cuidado para no aumentar de peso, es algo que llevo muy mal, pero como todo no se puede...¡Muchas veces es difícil mantener el equilibrio!
    Y como se me van los ojos contemplando tu rico pan, me parece que voy a tener que merendar algo con una rebanada del que tengo en casa untada con unos higos confitados que hice.
    Con tu permiso, guardo la receta.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, higos confitados...se me hace la boca agua. Este verano la higuera casi no me dio ninguno... muy pocos para no mentir y otros años he hecho botes y botes de mermelada. Hasta las higueras hacen lo que les da la real gana.
      A mí también de vez en cuando me gusta comer pan, pero no es imprescindible comerlo, pero sí hacerlos. Me encanta amasar y esperar los levados es como magia pura, siempre me pregunto la primera vez que alguien hizo pan... vaya sorpresa se habrá llevado.

      Este pan es para probarlo y creo que cuando lo haga otra vez lo rellenaré de atún, tomates, mozzarella, albahaca, mayonesa, aceitunas verdes, huevos duros, espárragos... ¿Se nota que estoy muerta de hambre? ja, ja, ja.

      Muchos besos y feliz fin de semana que ya está casi casi aquí.

      Eliminar
  11. Patty qué bueno que debe estar este pan, se ve de buena miga y con semillas de amapola está buenísimo, todavía me quedan algunas después que hice el bizcocho con toronja, yo esperando que se terminara ese bote que tengo desde hace mil años y todavía quedan, jaja, es como hacer un hueco en la playa, sacas y sacas y todavía queda arena, jaja!
    Bueno, que me gusta un pan calientico eso ni qué decirlo, así que me guardo tu receta, tengo planificado un maratón de recetas de pan ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Angélica, estaba muy rico. Creo que para un pastel salado con atún o bonito, y vegetal puede quedar divino.

      La verdad es que me costó no comerlo caliente, olía muy bien.

      Si lo haces me tienes que contar.

      Feliz semana, y besos a las dos.

      Eliminar
  12. Tiene muy buena pinta... solo ha que ver el corte y ese desayuno tan bueno que te has preparado, me encanta. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues sí que estaba rico y encima nada complicado solo paciencia para los levados como en todos los panes.

      Me alegro que te haya gustado.

      Feliz semana.

      Eliminar
  13. No se puede comparar con un pan industrial, la presencia, la miga, esa suavidad es totalmente recomendable preparar pan en casa, a fin de cuentas no se tarda tanto y el resultado es perfecto. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, me alegro que te guste. Es que nada que ver uno hecho en casa con uno industrial, es completamente diferente. Salvo por los levados que son inevitables el resto muy sencillo de hacer y merece la pena.

      Besos grandes. Feliz semana.

      Eliminar
  14. Hola! que maravilla de pan casero para comer bien a gusto. Me gusta mucho el aporte de cualquier semilla y el de amapola está muy bien conseguido, te ha quedado genial! Qué mejor acompañado que con esta mermelada tan deliciosa. Me apunto sin duda.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, lo único malo es que cuando pruebas estos panes caseros ya no te gusta ninguno de los otros.
      Me alegro que te guste.
      besos y feliz semana.

      Eliminar
  15. Como ya sabes, yo soy muy panarras y me encantan las masas y hornearlos.
    Este pan se ve delicioso y muy tierno, me recuerda uno que hice yo hace algún tiempo también con semillas de amapola.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, bonita, me alegro verte por aquí.

      Ya sé que los panes te encantan, pues este es ideal para hacerlo y rellenarlo con salado en plan pastel relleno. Así está en la receta original. Muy rico.

      Besos y buena semana.

      Eliminar
  16. Hola guapa, te ha quedado un pan ideal, con sus semillas y esa ternura que desprende y se puede observar en la imagen. Ahora mismo me comía una buena rebanada untada con mantequilla y mermelada, tal cual nos enseñas en esa idílica imagen. Te felicito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, estaba rico y salvo los levados que hay que esperar sí o sí, lo demás era sencillo y me mereció mucho la pena probarlo.

      Muchas gracias por tu visita como siempre.

      Besos y te deseo una semana buena y llena de cosas ricas.

      Eliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...