martes, 9 de junio de 2020

Masa de empanadas argentinas tradicionales

Esta receta es la clásica argentina, las famosas empanadas, que para los argentinos son las pequeñas, las que en España se conocen como empanadillas, en esta ocasión os dejo la receta de la masa y os dejo el enlace a las empanadas de carne. Se conocen ahora por el nombre de "criollas"; pero he visto que doña Petrona las llama las empanadas "porteñas" que por otra parte son las más reconocidas internacionalmente. Una masa para recordar, sencilla y es la tradicional, la de toda la vida, la que hacía doña Petrona, famosa y gran cocinera argentina de los años 40. Me recuerda mucho al haber visto sus fotos a Julia Child, alta, con presencia, de pelo oscuro, muy educada... en fin, nuestra Julia Child argentina y que también tenía su espacio en la radio y recetas publicadas en los periódicos y cantidad de artículos y su "El gran libro de Doña Petrona", que en el año 2018 se volvía a editar (después de la primera edición cuando hacía ya 85 años), ya después con su propio espacio en televisión que era todo un éxito. No había internet ni blogs con miles de recetas, la gente o más bien las amas de casa se tenían que buscar la vida a base de radio y de revistas. Creo que no había casa argentina sin el gran libro de doña Petrona. En España hay otro libro de esos conocidísimos que es todo un clásico "1080 Recetas de Simone Ortega", que era un imprescindible cuando no sabías nada de cocina, yo lo tenía pues me lo regaló una amiga y ya después se lo regalé a un futuro cocinero...ya que es un libro que años después y con experiencia ya no es tan imprescindible; pero que a muchos nos ha venido muy bien y ayudando en las cosas básicas que no tenía ni idea de cómo hacerlas. Lo mismo pasaba con el libro de doña Petrona, que no había ama de casa argentina o uruguaya que no lo tuviera en su casa o lo conociera. 
Os recomiendo esta masa para hacerlas y veréis lo sencilla que es hacerla. Las bicicletas son para el verano y las empanadas también, os encantará verlas encima de la mesa a montones y bien doraditas.
Os dejo una página de su libro de cocina. Muchos de estos utensillos, yo diría que todos estos se siguen utilizando.
Está claro que era nuestra Julia Child argentina, yo les encuentro mucho parecido físico o quizá es que las modas las acercan más todavía. En esta imagen inferior aparece en su programa de televisión en 1952, todo un adelanto. Observad la máquina amasadora que hay detrás de la chef, a la izquierda, del estilo de las Kitchenaid en el año 1952 para su programa de televisión. La verdad es que al estar muy en contacto con los Estados Unidos, muchas cosas venían desde allí y además mi madre compraba mucho por catálogo en Sears, muchos años después las cosas que compraba seguían perfectas, recuerdo unas colchas edredones maravillosas y unas batas de estar en casa estupendas con unos acolchados y y unos colores pasteles muy bonitos e infinidad de cosas para la cocina que siguen existiendo y de hecho tengo todavía alguna heredada, la ensaladera de Pyrex blanca estampada de los años 60 es una preciosidad y ya totalmente vintage.

Ingredientes

500 gramos de Harina común (todo uso)
100 gramos de Manteca de cerdo 
1 cucharada sopera al ras de sal fina
220 cc. de Agua caliente sin hervir (cantidad aproximada)

No se usa levadura

Preparación
  • Volcamos la harina en un cuenco y le agregamos la sal fina
  • Echamos la manteca de cerdo previamente derretida.
  • Vamos añadiendo el agua caliente, pero no hirviendo (es muy importante que esté caliente para que la masa quede elástica).
  • Poco a poco vamos añadiendo el agua, si nos pasamos de agua hay que añadir más harina.
  • Unimos y amasamos un poco más con las manos no menos de 10 minutos.
  • Debe quedar lisa.
  • La dejamos reposar unos 20 o 30 minutos tapada.
  • Echamos harina sobre la mesa y estiramos la masa con un rodillo. 
  • Es mejor hacerlo en dos o tres piezas así no será muy grande al estirar.
  • Estiramos y cortamos en círculos de unos 12 o 13 centímetros. La masa debe ser más bien fina como de unos 2 o 3 mm. de espesor. 
  • Se cortan con un molde o también se pueden hacer unas bolitas de masa y aplastarlas un poco con las manos y estirar con el rodillo. Es más complicado, pero es la forma más tradicional de hacerlas.
  • Se van cortando y colocando sobre un plato y vamos intercalando papel de horno previamente cortado, tal y como vienen las masa de empanadas industriales.
  • Cuando las tengamos todas ya cortadas (yo lo que hago es que empaqueto de 10 en 10 y al congelador). 
  • Con esta cantidad saldrán unas 24 aproximadamente, dependiendo el grosor.
  • Cuando las vayamos a rellenar se estiran un poco más con las manos y hacemos nuestro famoso repulgo. (en el minuto 1,28), además pasaréis un momento muy divertido con mi compatriota.
  • Deben quedar bien selladas.
  • Se rellenan de carne o de pollo o de jamón y queso...
  • Se fríen o se hornean. Mejor en aceite de girasol para que no sepa demasiado a aceite de oliva, aunque eso ya a gusto de cada cual.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

17 comentarios:

  1. Yo también me compré las 1080 recetas de cocina de Simone Ortega, no se si habrá alguien de mi generación que no lo tenga, era nuestro libro de cabecera cuando nos fuimos de casa sin saber cocinar. A Doña Petrona no la conocía y me ha gustado hacerlo, muy bien tenían que desarrollar su trabajo en la cocina estas mujeres para hacerse un nombre, hasta hace poco ese honor estaba estaba reservado a los hombres. En cuanto a los utensilios que usaban, me ha sorprendido ver lo parecidos que son a los de hoy en día, los creía más rústicos. No se me olvida la masa de tus empanadillas, sencilla y buenísima para guardar cualquier relleno, a mi me gustan todos, así que me la quedo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Quien no tiene el libro de "1080 Recetas de Simone Ortega". Me lo regaló mi madre cuando era una adolescente y aún lo conservo.

    Solo he comido una vez estas empanadas gallegas y como era en una feria pues no era de lo mejor que había comido.
    Seguro que cambia mucho hechas en casa y con una buena receta como las que nos traes hoy.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Unas empanadillas muy buenas con esa mas casera , tomo buena nota besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Patty!! Ya me he guardado la receta, porque nunca he probado las famosas empanadillas argentinas, y mira que ahora están muy de moda, hasta hay unas con masas de colores muy llamativas que son lo más en el mundo foodi. Y yo sin probarlas, ay, al final, las tendré que hacer en casa para poder probarlas.
    Yo también tengo el libro de Simone Ortega. Me lo compré hace muchos años pero son de estas colecciones de libros que había antes y que los primeros eran muy baratos y luego ya subían el precio. Los primeros de esa colección eran justo los de Simone, porque eran tres tomos y me los compré. Compré alguno más de la colección que ya nada tenía que ver con la cocina y tengo en total unos seis. Y hace unos pocos años, mi cuñado me regaló para navidad un pedazo libro que justo era una nueva edición del de Simone y estaba todo en un sólo tomo, no en tres como lo tenía yo. No he hecho casi nada de él, algún postre, pero la crema pastelera, si que era mi crema preferida y la hacía siempre. Ahora, hago versiones un poco más sencillitas. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no tengo el libro de "1080 recetas de cocina" pero lo recuerdo en casa de mi madre casi desde siempre. De doña Petrona ya había oído hablar pero no había visto nunca una imagen suya y sí es cierto que tiene un aire a Julia Child. Me llevo tu receta, ya que aunque suelo hacer las empanadillas con masa industrial, nunca está de más tener recetas como ésta. A ver si así de paso practico un poco el repulgue, que cuando lo he intentado ha resultado un poco desastre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Patty te echo de menos, estos días supongo que estás en lo que estás, ya me contarás.
    Las empanadas argentinas me encantan, las conocí por mi cuñado, y cuando sus padres vinieron a España para la boda, hicimos un día un montón, ellos tienen costumbre de hacerlas para las reuniones familiares, y en casa, que sabes nos juntamos a lo tonto casi treinta personas, imagina la cantidad que hicimos, bueno en realidad la masa, el relleno, el repulgue, lo hicieron entre mi cuñado y su madre, no veas qué vicio tenían en las manos, mientras mis hermanas y yo, nos moríamos de risa, porque no sacábamos dos iguales, ellos las hacían a una velocidad y con una destreza, que parecían hechas con molde. Y qué cosa más rica. Luego las he comido en Barcelona, porque mi hermana conoce a un argentino que tiene una tienda, cafetería, donde las hacen a diario su mujer y su hija, y las hay de muchos rellenos diferentes. A mí me gustan todas, son una perdición porque hartan un montón, pero es inevitable darse el atracón, Jajajaja...
    Oye, cómo me gustan esas cosas vintage, por cierto que tengo unos libros de cocina antigua facsímiles, que te encantarían, los compré hace años en la Feria del Libro, y son una monería, a ver si un día les saco fotos y los enseño.
    Yo también tengo el 1080, pero en realidad mi libro de cocina y el de repostería, favoritos son los de la Marquesa dé Parabere, de ahí sí que he cocinado mucho, y también son en edición vintage, pero son de mi santo, aunque lo que hay en casa es de los dos, Jajajaja...
    Besos y espero que estés disfrutando de tu nuevo “regalito” de la vida, aunque sea a través del WhatsApp.

    ResponderEliminar
  7. Hola Paty!, me encantan estas historias de mujeres que forman parte de la cocina de un país, libros que son tesoros y que a estas fechas actuales, me parecen sencillamente reliquias para cuidar, porque allí esta la historia de muchos platos que siempre es bueno rescatar. De doña Petrona me acuerdo por ti, con la receta de Tarta de pasta frola de membrillos. Me causa gracia ver que en Italia hace poco encontré a una mujer médico que es también de los iconos de esa cocina, se llamaba Petronilla. Pues nada esta masa para las empanadas se ve estupenda, que cuando ponemos empanadas en la mesa las manos vuelan por estas delicias.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Patty, no tengo ninguno de esos libros de los que hablais ni conocía a Doña Petrona, pero ya me he guardado tu receta, puew n Barcelona hay varis xadenas e empanadas argentinas y en casa las adoramos, hace un par de semanas hice pero no acerté con la masa, o sea que me quedo con la tuya y seguro que triunfaré, he mirado el video del repunte y es muy interesante, tendré que practicar. Muchas gracias y un beso

    ResponderEliminar
  9. Atesoro el libro de Doña Petrona edición 1950.Con él nuestras madres aprendieron a cocinar ya que no había otro medio. Petrona era de Santiago del Estero(provincia de Argentina) y hacía las empanadas argentinas con la receta tradicional del campo. Empleaba grasa vacuna y no de cerdo, ya que ésta última no se usa en mi país y se cocinan tradicionalmente en horno de barro a leña.
    Mis cariños Patty desde Argentina
    https://siempreseraprimavera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Si, hija si, yo también he tenido el libro de las 1080 recetas, jajaja. Me encantan las recetas clásicas, la receta base sobre la cual luego se experimenta o no... que a veces es mejor dejar las cosas como están si no se es capaz de mejorarla, no te parece? Las empanadas argentinas me encantan, pero caseras no las he comido, así que me guardo esta receta como te imaginarás, a falta de Doña Petrona te tenemos a tí.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan estas empanadas ,aunque caseras no las he preparado ,me guardo la receta .
    es parecida a la que hacia mi madre aunque ella no usaba manteca ,
    bss

    ResponderEliminar
  12. Hola Patty, cómo vas con todo? Deliciosas las empanadas argentinas, famosas en todo el mundo, las tuyas se ven buenísimas. Qué bonita toda esta historia que cuentas de Doña Petrona y su cocina. Parece que en cada país hay un personaje que se destaca en el quehacer de la cocina local, hace días Natalia hablaba de una señora Petronila en Italia (mira que se parecen los nombres). En Venezuela tenemos a Don Armando Scannone que curiosamente él no cocina, tiene a su inseparable cocinera Magdalena, pero reunió en un libro las recetas tradicionales venezolanas, y especialmente las caraqueñas, y es un recetario referencia de la cocina venezolana.
    Gracias por esta receta, me la guardo y haré empanadas en tu nombre!
    Muchos besos y cariños para los chiquitines, cuídate mucho!

    ResponderEliminar
  13. Patty no te haces una idea del hambre que me ha entrado al ver tus empanadas. Una receta más a mis pendientes ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Hola Patty, las empanadas me gustan muchísimo, ahora mismo tengo preparada una para cenar esta noche. Pero las argentinas solo las he tomado en un restaurante y en una cadena de empanadas que hay en Barcelona, las hay de todos los sabores e ingredientes. Esta masa que nos has preparado con manteca de cacao, casera cien por cien , debe estar divina sea cual sea el relleno que lleve. No conocía a Dña Petrona, ahora ya no puedo decir lo mismo. he visto una página en facebook y la he seguido. Te agradezco el secreto de esta masa, la guardo y la probaré. Me encanto una receta tuya también de empanada y la compartí en mi página de facebbok. Besos y sigue cuidándote.

    ResponderEliminar
  15. Sabes nunca he comido esas empanadillas argentinas y veo que tiene que estar riquísimas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Además de ricas, las has hecho perfectas, qué ricas estarán con la masa casera. Nada puede compararse a lo bien hecho en casa. Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...