jueves, 20 de diciembre de 2018

Chebakia - Dulces marroquíes

Con estos chebakia de Marruecos o tipo nuestros pestiños y también conocidos como shebbakiyya, he aprovechado para una merienda-degustación de pestiños muy típicos en Navidad por estas tierras donde vivo. Hay tantas recetas como familias haya y a cada uno le gustan los suyos especialmente ya que es el sabor que la mayoría recuerdan de su infancia y de los olores que quedaban en toda las casas después de hacer unas buenas tandas de ellos. Como os cuento, la merienda-degustación es en casa de una buena amiga mía, se trata de que cada una de las participantes -casi veinte personas y en concreto todas mujeres... qué raro- lleva una bandeja de pestiños hechas en nuestras propias casas y claro, cada una con la receta de su familia, porque además estas recetas pasan de madres a hijas y si me apuran desde bisabuelas a abuelas, así que como nos encanta a todas este dulce tan tradicional en Andalucía en general y en Cádiz en particular, no tenemos excusa posible para no ponernos las botas y disfrutar de este manjar y encima bastante económico, aunque es fundamental que la miel sea de calidad y no las pseudomieles que pretenden vendernos en los grandes supermercados que no te dicen exactamente el lugar de origen, sino que viene especificada en la etiqueta como: "Mezclas de mieles originarias y no originarias de la Unión Europea", es decir: China y ellos tendrán otras cosas buenas, seguro, pero nunca se va a comparar nuestra miel sin adulterar con la que venden estos supermercados como marcas propias y llenas de glucosa, saborizantes, aromatizantes, espesantes... y que se llame "miel", una verdadera vergüenza que se permitan estos engaños legales. En fin. 

Yo no tuve nunca esta tradición de pestiños, en mi casa se hacían otros dulces típicos de Navidad e italianos, como el panettone o los chiacchere (masa frita muy fina) o los baci di dama; los pestiños clásicos de esta zona los aprendí con la receta de una señora que me dio la suya, la de su familia y que no dista mucho de las que posteriormente he conocido y probado, solo pequeñas variaciones entre unos y otros, casi más cuestión de si las especias van o no molidas, de si se incorporan a la masa o solo se infusionan en el aceite caliente, de si se fríen en aceite de oliva o en girasol o el tamaño, sin embargo la forma siempre es la misma, pequeños, con un solo pliegue y siempre, siempre bañados en miel.

Estos chebakia son absolutamente distintos a la receta tradicional andaluza, pero lo increíble es que saben bastante parecidos aunque con algunas diferencias en los ingredientes. En la cocina marroquí no se suele usar ni para freír ni para agregar grasa a las masas el aceite de oliva virgen y que tanto utilizamos aquí en España. Otra cosa que me sucedió al freírlos es que apenas gasté doscientos centilitros de aceite de girasol, compré una botella más de aceite porque no tenía idea de lo que gastaría y usé menos de un cuarto de litro de aceite para freírlos todos (sobró bastante aceite), increíble y me ha salido una cantidad considerable de estos dulces.


dulces-de-Marruecos

Dulces-de-Marruecos

Chebakia-dulces-con-miel
Intentaré explicaros la receta lo mejor posible. Los que me siguen o me leen con asiduidad verán que tengo un apartado de cocina para novatos, esta receta ni se me ocurriría ponerla en ese índice, ya que no son complicados de hacer, pero desde luego no para novatos como los que yo conozco (y que tanto quiero). A esos se los haré yo de mil amores. Vamos a ello. 
Ingredientes
 Entre 580 y 600 gramos de Harina de trigo (normal)
1/2 cucharadita de Levadura en polvo tipo Royal
1 cucharadita de Levadura fresca de panadero
1 Pizca de sal fina

Líquidos
220 ml. de Agua (en mi caso, mineral)
2 cucharadas soperas de vinagre blanco (le da un punto crujiente a las masas)
1 Yema de huevo (nos ayuda a unir las masas)

Grasa
60 gramos de Mantequilla (sin sal)
60 gramos de Aceite de girasol

Especias y almendras para la masa
80 gramos de Ajonjolí
1 Cucharadita colmada de Canela
1 Cucharadita colma de Anís en grano
8 Hebras de azafrán (diluidos en el agua total)
120 gramos de Almendras tostadas y luego molidas 

Para terminar
1/4 Litro de Aceite de Girasol (para freírlos)
Miel El Pinsapar o cualquiera buena sin adulterar
Ajonjolí para espolvorear

Preparación 
  • Lo primero es coger un recipiente amplio para amasar. Yo lo hice en uno de barro grande como los que utilizan en Marruecos. Fui echando los líquidos y la yema de huevo. 
  • Templamos el agua mineral y ahí diluimos la cucharadita de levadura de panadero y majamos las hebras de azafrán y las añadimos al agua total. Ved que el agua queda amarilla.
  • Volcamos los líquidos en el recipiente y añadimos las grasas, la mantequilla blanda y el aceite de girasol.
  • Ponemos el vinagre y mezclamos. Yo lo hice con la mano.
especias-y-almendras-molidas
  • Tostamos las almendras sobre una sartén a fuego bajo hasta que estén doradas y trituramos junto con el anís en grano y el ajonjolí (semillas de sésamo tostadas).
  • En un bol mediano mezclamos las especias ya trituradas junto a las almendras molidas. Añadimos la canela molida (ya comprada así) y mezclamos todo junto a los líquidos removiendo o con cuchara o con las manos. Ver la imagen inferior.
Líquidos-para-la-masa-de-las-chebakia
  • Ya los líquidos todos mezclados junto a las grasas y el vinagre (blanco), ahora solo pesamos la cantidad total de harina. Vamos añadiendo la harina ya mezclada con la levadura en polvo tipo Royal . No agregar demasiada cantidad de harina, hasta que la anterior no se haya unido a la masa no añadir más. Todo esto poco a poco y sin prisas.
Amasado 

  • Dependiendo del tipo de harina requerirá más o menos cantidad. Depende de ello la altura del nivel del mar en el que estemos, el tipo de molienda, la calidad del trigo, la humedad relativa del aire...etc. Por esto las cantidades de harina no siempre son las que dicen las recetas. Hay que ir haciéndolo poco a poco.
  • Amasamos con las manos, ya que con la amasadora no sabremos cuál es la textura  de la masa. Es mejor a mano. Como máximo después de ver que ya no admite más harina volcarla en una amasadora y dejarla unos minutos más amasando. Siempre es mejor que con estas cantidades se haga en dos partes y siempre el mismo tiempo para las dos partes para que al unirlas tengan la misma textura.
  • Unimos las dos porciones de masa y hacemos un rulo grande. 
  • Cortamos este rulo por la mitad y cada mitad en tres partes más. En total nos saldrán 6 trozos que los convertiremos en bolas.
  • Y dejamos reposar una hora. Imagen inferior derecha. Veréis que la masa os queda algo brillante. Ese es el punto óptimo para cualquier masa, lo que indica que ha desarrollado el gluten y ha fermentado bien.
    masas-de-chebakia

estirado-de-la-masa-de-chebakia
Estirado de la masa
  • La masa no debe ser demasiado fina, probad antes de decidir el grosor.
  • Se enharina un poco la mesa y se estira un trozo de masa y se hace un rectángulo como el que aparece en las imágenes inferiores. Se cortan rectángulos de 6 x 7 cm. aproximadamente.
  • A cada una de estas placas se les hacen 4 o 5 cortes sin llegar a los extremos. 
  • Y ahora lo que toca es solo saber cómo se doblan y se forman estas chebakia. Es casi un nudo, levantando esos cortes centrales y pasando dos por tres, es mejor verlo. En el vídeo de abajo lo podéis ver y veréis lo sencillo que es hacerlo aunque de primeras me asusté...
En este vídeo (en árabe) que os dejo se puede ver el corte y el montaje de estos dulces. En el minuto 4,48 explica el corte especial que llevan estos chebakia o pestiños de Marruecos, sobre todo para que os resulte más fácil hacerlo. No es complicado, pero reconozco que antes de dar por válido el primero lo intenté unas cuantas veces y hasta que de repente me empezaron a salir sin problema. En cuanto te empiecen a salir los primeros ya es coser y cantar. O sea, tranquilidad, haces unos primeros de prueba y te equivocas varias veces y luego ya salen rápido...ja ja ja




Freír en aceite de girasol
  • En un cazo pequeño (mejor que en sartén) con capacidad para medio litro aproximadamente, se pone aceite hasta la mitad, con esto será suficiente para freírlos todos.
  • El aceite se calienta a fuego bajo y se fríen cuando el aceite ya esté caliente, se ponen los chebakia de cuatro en cuatro en el cazo con aceite y subiendo o bajando el fuego para que no pierda temperatura.
  • Cuando estén dorados se van poniendo en un cuenco grande hasta que los pasemos por miel.
  • No hace falta escurrirlos ya que apenas absorben aceite.
  • Se recomienda que se enmielen una vez estén fríos, ya que si lo hacemos en caliente la masa interior se ablanda bastante y ya no quedarían igual.
Miel-El-Pinsapar-Sierra-de-Grazalema

Para terminar: la miel y el ajonjolí
  • Por último, se pone la miel y se calienta un poco en un recipiente pequeño (utilicé el mismo que usé para freírlos anteriormente). La miel no debe hervir ni calentar demasiado, lo justo para que al ablandarse se pegue y se meta en todos los huecos de la chebakia.
  • Se enmielan y se ponen a escurrir sobre una rejilla encima de un plato llano grande.
  • Cuando estén en la rejilla escurriendo la miel se les echa rápidamente el ajonjolí para que se pegue bien al secarse la miel.
Nada más y nada menos, ya hemos por fin terminado. No os podéis imaginar cómo están, es una delicia y creo que no esperaré a las próximas navidades para volver a prepararlos, aunque tienen trabajito, mereció la pena sin duda. 

Con esta receta me despido hasta después de la venida de los Reyes Magos, así descanso de recetas aunque no de cocinar, eso seguro que no.

Os deseo a todos una feliz Navidad y un buen año 2019, seguro que lleno de sorpresas buenas (las malas ni las mentemos), de buenas cosas que nos hagan ilusión, de viajes por hacer, de política y sus entresijos (me encanta la política, es una de mis lecturas favoritas)... de muchas nuevas cosas que seguro nos encantan, de mucho cine bueno, óperas, series de televisión largas e interesantes con las que pasas una tarde de mal tiempo un domingo cualquiera enganchada delante de la pantalla y que te molesta hasta levantarte a preparar un simple café... ¿quién será el malo?, contestación: "pero si la puedes parar y volver a ver" ... ja ja ja... Lo dicho. Feliz Navidad
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

23 comentarios:

  1. Eres genial,tenías q poner un taller de cocina aunque sea en tu casa para pocas alumnas,mejor explicados, imposible...besos maestra!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Pues podríamos montar algo divertido en mi casa y no veas las risas que echaríamos.
      Besos y gracias por la visita "blogueril"

      Eliminar
  2. En esta zona donde vivimos no se concibe una Navidad sin sus buenos pestiños y por extensión sus primos hermanos los dulces morunos. Tú has rizado el rizo y has unido las dos cosas y así te han quedado esa maravilla de chebakias que solo con verlos ya se sabe lo ricos que están. Deseo que acompañen tus veladas navideñas en buena compañía y mejor ambiente, también yo tomaré un descanso hasta el Año Nuevo, déjame alguno para la vuelta, o mejor no, que ya estaremos saturadas de todo.
    Feliz Navidad. Un beso grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, he estado desconectada total en estas fechas y ni tan siquiera he podido entrar a coemntar pues no tenía apenas internet.
      Estos dulces estaban deliciosos. Hay que probarlos.
      Te deseo el mejor de los años, para ti y los tuyos.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Patty!! Por donde yo vivo no son típicos los pestiños, y no los he hecho nunca, así que no sé si tendrá más o menos dificultad que estos chebakia. Yo tampoco los veo para principiantes, pero sí para los que ya estamos metidos entre harinas. Los pestiños los he probado porque tengo una alumna que le ha dado por hacer y cada dos por tres me trae. Creo que deja la masa un poco cruda, pues a penas si tienen color dorado, pero de sabor están buenos, y yo no soy nada de dulces fritos, pero reconozco que sí están ricos. Si este dulce marroquí sabe más o menos igual, pues tienen que estar buenos igualmente.
    Espero que pases unas felices fiestas y el año nuevo nos traiga mucho amor hacia todo lo que nos rodea. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel. He estado de juerga en juerga casi todas las fiestas. Desconectada absolutamente. Los pestiños son el imprescindible en Andalucía en estas fechas, hay tantas recetas como personas que los hagan. Son una delicia. se parece bastante este dulce marroquí a los pestiños aunquela forma es completamente distinta.
      Te deseo una año estupendo y muy feliz.
      Besos grandes

      Eliminar
  4. Patty muy felices fiestas cariño. Tu último párrafo es tan sumamente perfecto que no queda nada que añadir, lo has dicho tú todo reina.

    En mi pueblo los pestiños son más típicos en semana santa que en navidad, y los que te has marcado... mira yo iba bien hasta que el visto el montaje. Sí, dices que hacemos unos cuantos, que sale una basura y luego ya les cojemos el ritmo... no lo veo... A mí si me cuesta un poco me desespero y voy a peor, sobre todo ahora que siempre voy con prisas o tengo a la peque enredando conmigo en la cocina (y con mil cacharros en el suelo)

    Pero yo me guardo la receta. Ya llegarán días de aburrimiento para meterles mano a estos pestiños que seguro que llevaron muchas palabras de elogio en esa magnífica degustación

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, te deseo lo mejor en este año tan importante para toda tu familia que crecerá en unos meses ya muy poquitos...
      Los pestiños son el no va más en estas fechas y creo que se hacen en toda Andalucía, casi iguales, aunque en cada casa saben diferentes.
      Muchos besos y mucha suerte en todo lo que hagas y que este año nuevo te traiga toda la felicidad y paz que nos merecemos.

      Eliminar
  5. Estos dulces estan riquisimos , los he comido y me gustaron , Feliz Navidad Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Inma. Estos dulces son de comer uno y no parar, luego nos arrepentimos, pero solo un poco de ejercicio y cerrar el pico y basta.
      Feliz año nuevo.
      Muchos besos

      Eliminar
  6. Patty, de tus dulces ni pío porque solo verlos se ma hace la boca agua, y con lo tenaz que eres seguro no, segurísimo que están para comerse más de uno.
    Y como voy tarde, porque no me quiero perder la película de esta noche, aún no he mirado a ver cuál elijo, Jajajaja. Pero seguro alguna cae, es que acabo de llegar a casa y estoy molida, literalmente. Mañana llega mi Pilar, y lo queríamos tener todo a punto, y entre mi Carmen y mi Pepita, nos hemos dado un buen tute. Por cierto este año aún no hemos hecho los pestiños y es que mi hermana Pilar quería que los hiciéramos cuando ella estuviera en casa, porqe nunca ha estado metida en esta faena, que además de dar una montaña de pestiños también nos deja unos momentos súper entrañables.
    Yo me volvería blogger de estas que hacen reseñas sobre libros y películas, porque siempre me ha gustado ser objetiva, pero claro algo de opinión subjetiva también caería, Jajajaja. Para esta Nochebuena me habría gustado hacer un post sobre una película que vi hace meses y luego me leí la novela en la que está basada y si te puedes creer que no sé qué me gusto más, ambas son auténticas joyas, pero no me ha dado tiempo y tampoco quería meter algo inusual en mi post de Nochebuena, en el que al más puro estilo casa Real, desearé a mi público, felices fiestas, Jajajaja, Esto me suena a folclore total, Jajajaja.
    Bueno corazón, espero que disfrutes, pero mucho, mucho, de tu familia, que si no son todos los que están, al menos seguro están todos los que son. Felices fiestas. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga, te han quedado unos dulces deliciosos, la presentación de los mismos en ese plato azul resalta el color tan bonito que ha adquirido la masa. Es una propuesta muy interesante , me gusta. Aprovecho para felicitarte las fiestas y deseo que las disfrutes en budna compañia.🎅🎅🎅😍😍🎅🎅🎅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, preciosa, he estado de juerga, de viaje de risas y no he podido ni seguir mis blogs favoritos a veces por falta de wifi.
      Me alegro que te hayan gustado
      Feliz año nuevo y que te traiga todo lo bueno.
      Besos

      Eliminar
  8. Querida Patty, me gusta tanto conocer los dulces típicos de los países, esta cocina casera que pasa de generación en generación, que tienen su sencillez, pero algunos no los veas, que tienen sus trucos bien guardados, jaja!
    Con tu comentario de la miel me has hecho recordar un documental que vi creo que en Netflix sobre ese comercio ilegal de la miel y como estas empresas, con cada cambio de regulación, se las ingenian para adaptarse a ellas, pero siguiendo el esquema fraudulento, es una cosa increíble...
    Te deseo una Feliz Navidad y mucha felicidad en el año nuevo junto a tus seres queridos y amigos, el pequeñín que ya anda por todos lados regalando su linda sonrisa y que ilumina todo, esperamos que el asunto aquel se resuelva (cruzando dedos)
    Un gran abrazo y muchos besos. Feliz Navidad!!!
    Te leo a la vuelta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angélica, os deseo un feliz año nuevo para todos los tuyos y tu pequeñita en especial.
      Pues sí, estos dulces pasan de abuelas a madres y así sucesivamente. Son las recetas de toda la vida aunque no eran mis recetas las incorporé a mi vida hace ya mil años (los que llevo casada con un andaluz).
      Lo de la miel es para comentarlo y que la gente tenga cuidado, pues no saben que lo que suelen comprar en esos supermercados no son más que mieles adulteradas y no se deberían llamar miel... se deberían de vender con otro nombre... y ahora mismo se me ocurre uno, pero no lo puedo decir....ja ja ja
      o sí... (miel da)
      Muchos besos y feliz año para todos.

      Eliminar
  9. Siempre he querido preparar estos dulces, y es que me encantan cuando los tomo. Gracias por la receta, un beso, Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Silvia, te deseo un año estupendo en todos tus proyectos personales.
      Muchos besos

      Eliminar
  10. Como buen jerezano soy todo un especialista en pestiños, en comerlos quiero decir, porque no los he hecho en mi vida jajaja pero me encantan, qué bueno hubiese sido probar los de esa reunión, seguro que cada uno tenía su toque diferente. Tus chebakia me han llamado mucho la atención, también me encantaría probarlos y comprobar ese parecido que cuentas que tiene con los pestiños

    Te deseo Feliz Navidad, que disfrutes estos días de la mejor forma posible y comiendo cosas ricas!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  11. Patty se ven preciosos!!
    y la miel tiene sin pasteurizar osea cruda y no calintar por encima de 42º si no adios, adiós a todo lo bueno que ofrece en el organismo..
    Un saludito

    ResponderEliminar
  12. No imaginas loq ue me gustan este tipo de dules te han quedado espectacualres querida amiga!!! Te mand un beso muy grnade y te deseo una muy Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Patty. Nunca he preparado este tipo de dulces aunque siempre que vamos a cenar a un marroquí los solemos pedir porque están muy ricos aunque a mi me resultan un tanto dulces jj.
    Espero que hayas disfrutado de estas fiestas navideñas y como ya se acerca a pasos agigantados el nuevo año te deseo te traiga todo lo mejor a ti y a los tuyos.
    Feliz 2019.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues en tu casa no habrá tradición querida amiga pero estos pestiños tiene una pinta fabulosa. Aunque yo si te digo la verdad me quedo con el panetonne que es uno de mis dulces preferidos. Es empezar y no parar.
    Aprovecho para felicitarte el Año otra vez!!!
    Mil besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...