martes, 6 de diciembre de 2016

20 Rellenos de volovanes de hojaldre

Este tipo de recetas creo que nos vienen muy bien para estos días de fiesta y que ya casi los tenemos en las puertas de nuestras casas, haciendo "toc, toc" y, nos vienen bien sobre todo para los días que tenemos muchos invitados, fiestas, reuniones de amigos invisibles de entrega de regalos, despedidas de año etc. Con estos rellenos participo en el blog de mi amiga Angélica del blog "Bizcochos y Sancochos" os dejo el enlace a su blog así le hacéis una visita y que ha sido quien nos propuso el  "Parrandón navideño" y allí que vamos todas de cabeza con nuestras propuestas para estas fiestas navideñas. 

volován-hecho-en-casaBueno, que me enrollo mucho, os presento unos rellenos calientes y gratinados y otros fríos ideales para estos volovanes de hojaldre y también os explico la manera de hacerlos en nuestras casas, quedan más crujientes que los industriales que se compran hechos, vamos, que los que hagáis en casa no tienen color con los otros. No se tarda nada en hacerlos, pues los dejamos horneados con antelación (el día anterior) y los rellenamos en un rato antes de servirlos. No se pueden rellenar mucho antes pues la masa se humedece y quedan mal, blandos y mojados, que los habréis visto en tantas fiestas y cocktails que hemos ido y que alguno así seguro que nos ha tocado alguna vez o a mí por lo menos y que me da una rabia tremenda, pues si se rellenan con menos tiempo de antelación están buenísimos.

La Real Academia Española de la Lengua lo define como: "Pastelillo de masa de hojaldre, hueco y redondeado, que se rellena con ingredientes de muy diversos tipos". Os explico como se hacen estos volovanes en casa.

En esta imagen inferior, se ve ya el volován con la tapa a un lado y esto se hace con un cuchillo afilado y pequeño con el que cortamos la parte interior y reservamos la tapa por si la queremos usar posteriormente como decoración o para tapar su contenido.

volován-de-hojaldre-para-rellenar

volován-de-hojaldre-para-rellenar
En esta imagen inferior, se ve muy bien lo que os explicaba, se ven los tres círculos; pero los dos superiores están sin la parte central, aunque colocadas estas masas centrales de los recortes en el centro de los volovanes para que al cortar nos dé más profundidad.
volován-antes-de-hornear

 Modo de hacer los volvanes en casa

Se extiende la masa de hojaldre fresco y se cortan 3 círculos completos, a dos de ellos se les corta con otro molde o cortador más pequeño la parte central y los dos trozos de masa que nos queda en el exterior son las que colocamos encima del primer círculo. Es decir, los círculos interiores que hemos cortado los ponemos encima de la parte central para que al cortar nos dé más profundidad.

Les hacemos unas hendiduras más o menos decorativas con un tenedor y las pincelamos con huevo batido y unas gotas de leche. Se ve bien en la imagen superior.

Se colocan los volovanes encima de un papel vegetal y se ponen con horno caliente, se hornean a 200 grados hasta que estén dorados. 

Cuando están fríos se les corta con cuidado la parte central sin llegar hasta abajo pues si se nos rompiesen ya no nos servirían para rellenar. 

Si los vamos a servir en un plato guardamos la tapita que hemos cortado para decorar el plato o tapar el volovan.

Cuanto más diámetro tengan los círculos, más altos los tendremos que hacer, así que en vez de cortar solo dos (para quitarles la parte central), habrá que cortar por lo menos cuatro piezas además de la inferior que va completa. Es muy sencillo. 

RELLENOS CALIENTES Y GRATINADOS

1. Champiñones cortados pequeños y hechos con un diente de ajo, una cebolla pequeña, 2 cucharadas de vino dulce, dos cucharadas de nata (crema de leche). Dejar que se consuma un poco el líquido, rellenar y poner queso rallado para gratinar al horno (gruyere, parmesano, grana padano...).

2. Risotto y queso parmesano rallado.

3. Judías blancas en conserva con perejil y champiñones hechos con mantequilla y una cebolla pequeña. Gratinado con queso gruyere.

4. Jamón de york cortado en taquitos, champiñones, una cebolla hecha en mantequilla y un poco de salsa besamel, gratinado con queso gruyere rallado.

5. Espárragos trigueros a la plancha, cortados y mezclados con la salsa besamel mezlcada con una cucharada de mostaza de Dijon.

6. Gambas o langostinos a la plancha con mayonesa, se gratina y se decora con unas hojas de canónigos o de alguna hoja verde pequeña.

7. Salmón fresco, besamel y eneldo fresco.

8. Sobrasada y un huevo de codorniz.

9. Morcilla pasada antes por la plancha y desmenuzada con queso tipo Philadelfia y uvas pasas.

10. Salsa besamel, maíz en grano y langostinos o gambas cocidas o a la plancha gratinado con queso rallado.

11. Tortilla de patatas, se fríen las patatas pequeñas y se mezclan con el huevo batido. Se rellenan y se ponen en el horno hasta que cuaje el huevo.

RELLENOS FRÍOS 

12.  Crema ácida (Nata o crema de leche, montada y con unas gotas de limón) aguacate cortado pequeño y anchoas por encima.

13. Queso tipo Philadelfia, anchoas mezcladas y cortadas con el queso y tomate sin piel.

14. Tomate natural sin piel en rodajas, mozzarella y unas hojas de albahaca.

15. Pastel de merluza frío. Os dejo el enlace aquí.

16. Queso de cabra, jamón serrano a tacos, miel y nuez. Se decora con un hilo de miel y la media nuez por encima.

17. Atún en conserva, tomates cherry cortados por la mitad pasados por la plancha con unas gotas de aceite de oliva y unas láminas finas de queso parmesano.

18. Mayonesa con una cucharada de mostaza de Dijon, espárragos blancos y cebollino fresco.

19. Cangrejo o palitos de surimi mezlcado con mayonesa, unas gotas de salsa de soja y brotes de soja (soya).

20. Aguacate, salmón ahumado o marinado y crema ácida (nata montada, también conocida como crema de leche con unas gotas de limón). 

Espero que os hayan gustado y que estas fiestas los aprovechéis mucho.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Blinis con salmón ahumado

Hoy, blinis, un bocado delicioso, típicos de la cocina eslava, se pueden servir como aperitivo o primer plato, son muy habituales en la cocina rusa, ucaniana, polaca y en general en los países del Este desde la época Precristiana. Casi siempre acompaña pescado con crème fraîche (nata agria). También se pueden probar con dulce y acompañados de cava o vino, dependiendo el relleno con el que los sirvas. 

En esta ocasión la propuesta de Cooking the Chef era como todos los meses, un chef diferente y esta vez han sido los hermanos Torres, he elegido este plato pues hace mucho tiempo que los quería hacer, es un plato que sí pertenece a mi comfort food ya que era uno de los platos preferidos de mi padre, los adoraba como aperitivo con crema agria, un poco de limón laminado y caviar acompañado con una buena copa de cava muy frío. Nunca los hice con imágenes para el blog, así que era el momento justo entre el reto de este mes y las ganas que tenía de hacer este sencillo plato. El único secreto es la masa de estos blinis, que hay que hacerla siguiendo las instrucciones de preparación y os sorprenderán lo fáciles que son hacerlos.
 blinis-con-salmón-pepinillos

blinis-con-salmon-crema-ácida-y-pepinillos

blini-con-salmón-crema-ácida
 Esperando el relleno...
blinis
Un pequeño resumen de la preparación de estos blinis
pasos-de-preparación-de-blinis
Estos chefs nacieron en un lugar bautizado hoy como Taller Ilusión, ubicado en la casa de su abuela en Barcelona, donde los chefs vivieron su infancia, este espacio, situado enfrente del Parque Güell y que funciona como laboratorio de ideas y en el que, además, vive este dúo culinario, los gemelos Sergio y Javier Torres (Barcelona, 1970). La vocación culinaria les llegó con 14 años y a la par y, tras seguir diferentes trayectorias profesionales, se reencontraron, pasados los años, en tres proyectos: El Rodat, Eñe y Doscielos en el Hotel ME Barcelona. Os dejo aquí un enlace para ver los vídeos de sus programas de televisión.


Ingredientes
Blinis


1 huevo
160 ml de leche
130 gramos de harina
40 gramos de mantequilla
1/2 cucharadita (tamaño moka) de miel
6 gramos de levadura en polvo
1 pizca de sal fina

Relleno
3 lonchas de salmón ahumado
o cualquier otro pescado ahumado
2 pepinillos

Crema ácida 
100 gramos de nata líquida
unas gotas de limón


Preparación

Se pesa la harina y se tamiza con la cantidad de levadura en polvo, se añade la sal, la mantequilla derretida pero no caliente, la media cucharadita pequeña de miel y la yema de huevo.

La clara se monta a punto de nieve y se une a la masa anterior muy suavemente y a mano ayudándonos con una lengua de repostería para no bajar las claras.

Se tapa con papel film y va al frigorífico 20 minutos como mínimo.

En una sartén se echa unas gotas de aceite de oliva o mantequilla y cuando ya está bien caliente se echa la masa con una cuchara sopera, deben quedar redondas y doradas.

En cuanto se ven en los blinis unas pompas de aire, se les da la vuelta ayudándonos con una pequeña espátula o un cuchillo plano para dorarlos por el otro lado, al darles la vuelta con solo 30 segundos se sacan.

La crema se hace batiendo o a mano o con una batidora eléctrica, la nata líquida (crema de leche), con unas gotas de limón. Debe quedar sólida como la que aparece en mis blinis. 

Encima se les pone salmón y un poco más de limón con unos pepinillos picados y ya los tenemos listos para servir. 

Espero que os hayan gustado y que aprovechéis la receta tanto para dulce como para salado. Para dulce que os parece, ¿un poco de nata montada con unas frutos rojos y un hilo de sirope?

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas. Os dejo en esta imagen inferior el enlace al blog organizador de este reto.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Bouneschlupp (sopa de judías verdes)

Una sopa de esas que la pruebas y no te lo crees, está buena, es sana y muy original. La vi y me enamoró absolutamente, es una sopa hecha por una chef luxemburguesa Lea Linster, con una estrella Michelin, que continuó la tradición familiar de la restauración, en El Restaurante Etoilé entrad a ver sus salones, está situado a solo 10 kilómetros de Luxemburgo capital, un lugar precioso con un jardín de invierno y un aire muy elegante pero al mismo tiempo muy natural, su cocina tiene influencias luxemburguesa, alemana, inglesa y francesa. Esta receta la encontré brujuleando por Internet en el blog de "La Cajita de Nieves y Elena". Ya os digo que me encantó, también es verdad que ya empezaba un poco el frío y me apetecía cambiar un poco los menús después de tantos meses de calor y solazo a plano. Ya tocaba algo calentito, por favor.
sopa-alemana-de-judías-verdes-salchichas

sopa-luxemburguesa-de-verduras-y-salchichas
 En el momento de servir se añade media cucharada de nata líquida (crema de leche)
sopa-de-verduras-y-salchicahas-de-Luxemburgo

sopa-de-Luxemburgo-con-salchichas-nata-y-verduras

plato-de-sopa-de-Luxemburgo-con-salchichas-y-verduras

sopera-de-bouneschlupp-luxemburguesa

Ingredientes

3/4 kilos de Judías verdes 
1 cebolla pequeña
150 gramos de apio fresco
3 Patatas
1 Puerro
1 cucharada de Sal
Nata líquida (crema de leche)
Perejil (Opcional)
Salchichas especiadas alemanas "roastbratwurst" 

Salsa Velouté 
50 gramos de Mantequilla
2 cucharadas de Harina
Caldo de la sopa bouneschlupp
sopa-de-judías-verdes-patatas-y-salchichas

Preparación

Lo primero es limpiar las judías verdes cortando los extremos y quitándoles el hilo lateral, en mi caso no hizo falta pues no lo tenían. Utilicé este tipo de judías pues me gustan más que las redondas, pero se pueden utilizar cualquiera de las dos.

Cortar toda la verdura pequeña y las judías como a tres centímetros aproximadamente. Se pone todo en una olla grande con agua y se pone a hervir con una cucharada de sal. Se deja hervir unos 10 minutos aproximadamente y se añaden las patatas y dejamos otros 10 minutos más.

Ahora hacemos la salsa velouté, que es una salsa hecha con (un roux) mantequilla y harina y se echa siempre caldo y dependiendo el plato así usaríamos o un caldo blanco u oscuro de carne, de pescado o de verduras. En este caso lo hacemos con nuestro caldo de la sopa.

Ponemos en una olla la mantequilla y la harina, se revuelve hasta que quede ligada esta salsa y se echa el caldo poco a poco y revolviendo para que no queden grumos. Se vuelcan las verduras y se añaden las salchichas alemanas cortadas en rodajas de medio centímetro aproximadamente y se deja cocer a fuego muy bajo otros 20 minutos. 

Se sirve muy caliente, añadiendo un poco de nata líquida (crema de leche) antes de llevarla a la mesa y se pone el perejil picado por encima, yo no lo puse, pues no estaba segura si me iba a gustar en el conjunto.


Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Tarta de galletas con chocolate

Agradezco mucho esta receta tan deliciosa de tarta de galletas con crema pastelera y chocolate, que la probé y me quedé prendada de ella, la receta me la facilitaron los dueños del restaurante El Farito en Chiclana de la Frontera, muy cerca del Novo Sancti Petri, la verdad es que todo lo que preparan es una maravilla, bien presentado, bueno, con productos de primera calidad. El caso es que nos encantó y me atreví a pedirle la receta y ¡oh sorpresa! me la facilitó enviándome un mail. Os sigo contando, como esta tarta la quería llevar a la casa de unos amigos, el tema de las fotografías se me podía complicar un poco, aunque algunas personas que me leen y que tengan un blog sabrán de sobra lo complicado que es hacer fotos fuera de tu entorno (y dentro a veces también...jajaja). Después os cuento lo que me pasó, "a los que guisan y asan, cosas les pasan".

La receta esta vez no la varié, fui siguiendo las instrucciones al pie de la letra, lleva galletas tipo "maría", crema pastelera, chocolate y nada más. Esta tarta es un clásico entre los niños españoles y un grato recuerdo para los que ahora ya son mayores y que al probarla recuerdan su infancia, así de repente; eso le pasó a nuestro amigo al que le llevé esta tarta de postre. Yo casi no la he comido nunca, pues es una tarta que suele ser casera, es raro que se ofrezca en un restaurante, pero como no soy española es normal que nunca de pequeña la haya comido en mi casa y, si la he probado en algún cumpleaños no me acuerdo, vamos que esta rica tarta no pertenece a mi comfort food, pero sin duda alguna merece la pena probarla. Aunque lo normal en los cumpleaños de los chicos españoles es que las monten sobre un molde tipo Pyrex rectangular y la sirven desde la propia fuente y sin desmoldarla entera, pues en esa receta utilizan flan industrial de sobre ya que es mucho más sencillo de hacer que una crema pastelera, pero que también está muy rica y además muy famosa.

tarta-de-galletas-y-crema-pastelera

tarta-de-galletas-con-adorno-de-tenedor
En casa de mis amigos le puse un tenedor por encima a la tarta para hacerle un adorno rápido, espolvoreándole una ligera capa de azúcar glas por encima. Una faena que os cuento que me sucedió, se me olvidó llevarme la crema pastelera que había reservado para todo el borde exterior de la tarta, ya que la llevé en el propio molde donde la monté y así llegó a la casa de nuestros amigos, sobre todo para que no se estropeara. Así que el lateral no está para matarse de bonito, pero bueno, estaba muy rica, la próxima vez espero que no se me olvide nada. ¡Ay! esta cabeza mía. Eran mil cosas las que me quería llevar a su casa, hasta nuestra Bimba se vino a pasar el día con nosotros y con la tarta... jajaa
adorno-de-tarta
 Mirad por dentro el corte que tiene tan bueno, algunas de las raciones las serví con nata montada fría (crema de leche)
porción-de-tarta-de-galletas


tarta-de-galletas-y-chocolate

Ingredientes
1 Paquete de Galletas tipo "María" (depende del tamaño del molde)
Crema Pastelera
1/2 Taza de Leche (para remojar las primeras galletas)

Azúcar glas para decorarla o nata montada (crema de leche)

Para hacer el chocolate
1 Tableta de chocolate Postres de Nestlé (negro)
1 Sobre de cuajada Royal
300 ml. de Leche 
300 ml. de Nata

La crema pastelera es del blog "Bruni´s boulangerie" la autora es una chica mexicana que tiene un blog precioso de repostería y cosas dulces, lo encontré un poco de casualidad, como casi siempre en estas cosas, ya que cuando no estamos escribiendo en nuestros blogs estamos en la blogosfera dando vueltas y curioseando todo, vamos, siempre con las ganas de seguir aprendiendo mucho, tanto de las cosas que nos gustan, como de las que no; pero sobre todo de las que nos encantan, que este fue el caso de este blog tan cuidado y bonito. Venga, ya a por la crema pastelera, que charlo y charlo...

 Ingredientes y Preparación de la Crema Pastelera
Lo primero que debemos hacer es la crema pastelera, ya que se debe enfriar antes de usarla. 

50 gramos de Azúcar
30 gramos de fécula de maíz (Maizena)
1 pizca de sal fina
480 ml. de Leche entera
4 Yemas de huevo
28 gramos de Mantequilla sin sal
Vainilla en rama (media vaina)

En una olla mediana se pone el azúcar, la maicena y la sal y se mezcla.

En otro recipiente se mezcla la leche con las yemas, se baten bien y añadimos las semillas y la media vaina de la vainilla. Las claras se pueden congelar y dejarlas para hacer otro plato. 

Agregamos esta mezcla a la olla que tenemos esperando junto con la mantequilla y lo ponemos a fuego medio y revolvemos hasta que empiece a espesar y dejamos que hierva un minuto y retiramos del fuego. 

Se pasa a otro recipiente y se deja enfriar cubriéndolo con papel film y aplastando un poco para que no se forme nada de capa por encima de nuestra crema. Tardó más de dos horas en enfriar completamente. 


Montaje de la tarta de galletas
La primera capa de galletas se remoja en leche y se van colocando en el molde, solo se remoja esta primera capa, las demás se ponen tal cual salen las galletas del paquete,  se pone una capa de galletas y una de crema pastelera, así hasta que se haya llegado a la altura que queramos. 

Preparación del Chocolate
Por último se debe hacer el chocolate para la parte superior de la tarta. Se hace con nata líquida (crema de leche), la leche, un sobre de cuajada y el chocolate que más os guste. Yo utilicé el chocolate de postre Nestlé.

En caso de que no queráis una capa tan alta de chocolate podéis hacer la mitad de la cantidad y os saldrá algo más fina esta capa superior. Eso ya al gusto de cada uno, aunque depende también del diámetro del molde en el que lo hagáis.

El chocolate se corta en trozos pequeños y se pone junto a la leche y la nata líquida (crema de leche) al fuego medio bajo y se añade el sobre de cuajada de Royal, se revuelve para que se vaya uniendo todo.  Os lo dejo aquí para que no haya dudas. El cuajo se compra también en las farmacias y se usa para hacer queso; pero así es mucho más sencillo.


Una vez terminada se deja enfriar en el frigorífico unas 8 horas. Lo ideal es hacerla el día anterior y decorarla justo antes de servirla. Ah! Cuando esté desmoldada ponerle la crema pastelera en los laterales de la tarta, no os vaya a pasar lo mismo que a mí que tanto rollo y luego se me olvidó en mi casa. 

Sed felices y haced esta tarta tan clásica y deliciosa y típica en casi todos los cumpleaños de los niños españoles. 

viernes, 25 de noviembre de 2016

Carne con garbanzos estilo campo

Este es un plato que hago frecuentemente sobre todo cuando tenemos muchos invitados, es casi un clásico en invierno o incluso en verano, aunque haga calor, viento de levante o lo que sea nos lo comemos tan tranquilos. Está delicioso y es muy fácil, ya que va todo en crudo, no lleva ninguna preparación anterior, solo poner la noche anterior los garbanzos a remojar y mejor con agua mineral, el agua corriente en mi casa en el campo tiene mucha cal y me los estropearía.
Esta es una buena forma de comer legumbres y esta carne en concreto está deliciosa pues es muy tierna, ya que es además la carne que se suele utilizar para las primeras comidas de los niños pequeños, el jarrete o morcillo, es la carne situada en la pantorrilla de la ternera, lo que en muchos países de América o en Italia se conoce por "carne de hebra" u "ossobuco", aunque en Italia se cocina de otra manera.
garbanzos-con-jarrete-y-verduras

garbanzos-con-carne-y-verduras

Carne-morcillo-garbanzos-verduras

Ingredientes
Para 10/12 Personas

600 gramos de Garbanzos (tipo lechosos)
750 gramos de Carne de ternera (Jarrete conocida también por morcillo)
2 pimientos verdes pequeños
1/2 pimiento rojo
3 dientes de ajo 
1 cebolla grande
2 o 3 Tomates rojos (tipo pera)
2 Chorizos ibéricos (pequeños)
150 gramos de jamón serrano (cortado en tacos pequeños)
Una hoja de laurel
2 cucharaditas de pimentón dulce
Sal
3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
1/2 tarrito de "Especias para Caracoles"
(en Andalucía se venden todas reunidas
o
en caso de no encontrarlas se hace una mezcla con:
Comino, cilantro, pimienta negra y 1 o 2 guindillas o pimienta de Cayena secas (dependiendo lo picante que os guste)


Truco para infusionar especias 

En un filtro de café de papel ponemos la cantidad que resulte después de haber triturado dos cucharadas soperas de las especias; pero como son pequeñas es mejor después no encontrarlas en el guiso, antes se machacan en un mortero para que suelten su esencia y así se ponen en el filtro de café de papel y que podéis cortar un poco, no mucho pues hay que cerrarlo y atarlo.

Se meten estas especias ya machacadas en el filtro de café, lo cerráis con un hilo de cocinar tipo bramante y se moja un poco con agua, solo ligeramente, para que cuando lo metáis dentro de la olla no vaya tan seco ya que es un papel muy grueso. Con el resto de la cuerda que sobra de atar el filtro lo sujeté al asa de la olla y cerré la tapa. Cuando se abra la olla lo agarras por el hilo y se tira completo.



Preparación

La noche anterior se ponen en remojo los garbanzos con agua mineral (o la del grifo si no tiene mucha cal) y que los cubra dos o tres dedos por encima, pues al hidratarse podrían quedar secos. Al día siguiente se tira el agua.

En una olla grande ponemos agua a hervir (en mi caso también mineral) y añadimos los garbanzos, es importante poner los garbanzos en agua caliente para que queden tiernos y nunca añadir agua fría, pues los garbanzos ya no quedarían blandos

Se corta toda la verdura, la carne, el chorizo, el jamón... todo va cortado muy pequeño.

Se mete la carne en la olla, esta carne se conoce en algunas partes de España como jarrete, en Madrid, morcillo; es la carne que está situada la pantorrilla de la ternera, es una carne con hebras, así creo que se me entenderá mejor; pero se debe conocer por muchos más nombres dependiendo en qué zona de España o país viváis. Es muy fácil encontrarla.

Por último se pone el aceite de oliva virgen extra y una cucharadita o dos de pimentón dulce, yo siempre utilizo el de Denominación de Origen de La Vera, que es un pimentón dulce de una calidad inmejorable, pero se puede usar el que tengáis en casa. 

Se tapa la olla presión y se deja 1,30 hora a fuego muy bajo, a contar desde que se pone la válvula que es cuando empieza a salir el vapor y que por cierto, tarda bastante en empezar a pitar, estos guisos quedan mejor a fuego lento y sin prisas, igualmente tiene que reposar, por eso se recomienda hacerlo la noche anterior si se va a servir día siguiente. 

Al añadir la pimienta cayena o guindilla, hay que tener cuidado ya que al reposar aumenta el picor por esto hay que tener cuidado, el que esté muy picante no tiene solución; sin embargo al día siguiente si nos gusta picante lo modificamos añadiendo alguna guindilla más. Si hay niños entre los comensales apartar una cantidad para ellos, antes de poner la guindilla o la pimienta de Cayena.

Bueno, espero que os haya gustado pues es un platazo sobre todo para cuando tienes muchos invitados y con una olla grande y poco más, asunto resuelto. ¡Ah! es un plato que requiere mucho pan para mojar...el colmo ya de los comilones.

Sed felices y disfrutad mucho de esta cocina tradicional de toda la vida.


martes, 22 de noviembre de 2016

Gratén francés de patatas

Hoy os muestro una de las muchas formas que los franceses tiene para preparar sus exquisitas patatas, una manera muy frecuente de encontrarlas en muchas de sus regiones. Este gratén de patatas lo hacían en casa de mi padre muy a menudo, aunque especialmente en la época de Navidad, ya que sirve para acompañar muy bien carnes o pescados al horno. Son muy sencillas de preparar pero requieren tiempo, como una hora y cuarto aproximadamente. Se podrían dejar hechas un rato antes de comer y luego darles un golpe de horno al servir, aunque tardan mucho en enfriarse. En estos tiempos de comidas y festejos nos pueden venir muy bien para cualquier acompañamiento ya que es un plato económico y con un pintón considerable y, muy sencillo de hacer. Es un acompañamiento digno de llevarlo emplatado en su propia bandeja a nuestras mesas de Navidad, en esta ocasión utilicé unos de los platos de presentación que me encantan de Villeroy-Boch, decorados con una sola flor muy grandeVeréis que éxito. 
pastel-francés-de-patatas
Con esta receta participo en el Reto salado de Noviembre 2016 de  CdM -  "Cocineros del Mundo" en el que proponían tres ingredientes diferentes y a elegir: Patatas, Hinojo o mandarinas, yo preferí estas deliciosas patatas sencillas y sublimes por lo ricas que están y que cualquier persona las puede conseguir hacer sin saber mucho de cocina, que es de lo que se trata, que se pueda comer bien sin saber demasiado. Si eres un poco novato esta es una buena opción; pero si quieres cosas muy especiales ya sabes, o a casa de mamá o a un buen restaurante...jajaja
gratén-francés-de-patatas

gratén-de-patatas-al-horno

pastel-de-patatas

pastel-de-patatas-francés

Ingredientes para un pastel (22 cm.)

1 kilo de Patatas
1/2 Leche 
2 cucharadas de nata líquida (crema de leche)
25 gramos de Mantequilla sin sal
Sal
Nuez moscada
Pimienta negra
Jamón serrano (opcional)

Preparación

Se pelan y se cortan las patatas en rodajas no demasiado finas, como de dos o tres milímetros y se lavan. Se pone en una sartén honda o en una olla baja primero la mantequilla, luego las patatas y se revuelve durante un minuto.

Se añade, sal, pimienta y nuez moscada rallada, mezclas bien todas las patatas con las especias.

Se agrega la leche; pero que no las llegue a cubrir. Se baja el fuego y se tapa un poco el recipiente, se dejan cocer las patatas en la leche hasta que estén blandas; pero que no se rompan, unos 30 o 35 minutos, dependiendo del tipo de patata se hará antes o después. Una buena opción son las patatas de piel roja. 

patatas-en-leche-patatas-con-jamón

Cuando haya pasado este tiempo ya casi no quedará líquido. Entones añades las dos cucharadas de nata líquida y dejas un minuto más mezclando todo un poco y se apaga el fuego.

Se ponen en un molde desmoldable y si eliges poner un poco de jamón, pones la mitad de las patatas una capa de jamón serrano cortado en lonchas pequeñas y otra capa de patatas, van al horno hasta que estén doradas por encima, es decir, con buen color y gratinadas.

Si no te fías mucho del ajuste de tu molde pon alrededor del molde un poco de papel de aluminio solo por la parte de abajo y lo pones en el horno. Va a 180 grados hasta que se gratine.

Se saca el gratén de patatas del horno y se deja templar un poco antes de desmoldar. 

Listo. Terminado nuestro plato que nos puede venir muy bien como guarnición para cualquier plato principal, os aseguro que con este plato se triunfa absolutamente. A los niños les encanta pues la leche le da una suavidad a las patatas que las hace muy ricas. 


domingo, 20 de noviembre de 2016

Tartaletas rellenas de Tortilla de Patatas

Las vi y me quedé prendada por lo fáciles que eran, las varié un poco como siempre hago de la receta original, pues a mis invitados de ese día en el que las hice, no les gustaba el queso. Esta receta es del blog "Cocina a Buenas Horas". Entrad a verlas en su blog. Estaban deliciosas. Os cuento que la cambié un poco, pues preferí tener la masa casi horneada antes de colocar el relleno de la tortilla de patatas porque no tenía mucho tiempo, ya que ese día iba muy justita. Siempre cambio algo las recetas, no lo puedo evitar. Esta masa de empanadillas en España es muy común encontrarla en todos los supermercados y en tienda pequeñas. No tiene esta receta ningún problema. Mirad la pinta. 
tartaletas-rellenas-de-tortilla-de-patatas
Mis moldes de muffins eran pequeños y en esta imagen inferior se notas los pliegues que le hice a las obleas para adaptarlos al tamaño adecuado.
tartaletas-rellenas-de-tortilla-de-patatas
Ingredientes

3 Patatas medianas
3 Huevos
Aceite de oliva virgen (2 cucharadas) 
Sal
Obleas de empanadillas
Cebollino (opcional)


Preparación

Lo primero es pelar las patatas y cortarlas finas o a cuadraditos muy pequeños, se lavan y se ponen en un recipiente de plástico apto para micoondas, se les agrega sal, el aceite de oliva y se remueven bien para mezclar bien.

Se ponen en el microondas a máxima potencia 5 minutos. Se sacan se revuelven y se vuelven a meter otros 5 minutos.

Mientras se hacen las patatas, bates los huevos, en principio puse tres huevos, pero si veis que queda un poco seco, le añadís uno más y un poco de sal.

Mientras están haciéndose las patatas en el micro, se colocan las obleas de masa de empanadillas dentro de algún molde de los de hacer muffins o magdalenas. Se pone la masa y si hace falta se adapta un poco haciendo algún que otro pliegue, deben quedar pequeñas ya que es solo un aperitivo.

La masa de las obleas se meten en el horno unos 5 o 6 minutos a 175 grados para que quede la masa un poco hecha antes de rellenarlas con la tortilla de patatas.

Las rellenamos y las ponemos al horno hasta que las veamos a nuestro gusto. Es mejor que quede algo húmedo el relleno, pues así estarán más ricas, ya que en mi receta no le he puesto el queso que sí lleva la receta original.

Por encima le piqué un poco de cebollino fresco y listas para servir. Nada más fácil ni más económico.

Aprovechad estas recetitas para cualquier reunión con aperitivo que tengáis que hacer.

Sed felices y probad haced estas cosas sencillas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...