miércoles, 15 de febrero de 2017

Huevo a la Flamenca

Uno de los platos más típicos y a la vez más tradicionales en Andalucía, los hay en muchos bares o mejor dicho los había en muchos bares, ahora ya no se encuentran con la alegría con la que lo encontrábamos antes. Hay mil versiones, con chorizo, con jamón, con habas, con guisantes...hay tantos flamencos como cocineros haya. Están muy buenos; pero también es verdad que no siempre los que hay por ahí me gustan demasiado. Así que me puse y aquí está este sencillo y andaluz plato. Para que quede bueno de verdad hay que utilizar tomate frito casero, guisantes naturales y una buenas patatas para freír, si son de Sanlúcar de Barrameda, mejor aun y si el huevo es fresco de gallinas conocidas ya ni os cuento. Se suele servir en los bares o restaurantes en cazuelitas de barro, aunque este lo he servido en estos monos cuencos blancos que me encantan.

Os dejo el enlace del tomate casero, es muy sencillo y fácil de hacer y no tiene nada que ver si lo hacemos con tomate industrial. 

Huevo-a-la-flamenca

huevo-poché-con-patatas-fritas-tomate-casero

huevo-poché-con-tomate-frito-casero-y-patatas
 Cuando he atado los huevos los he puesto sobre un plato para no tener que correr a último momento.
Ingredientes

1 Huevo (por persona)
Guisantes frescos
1 kilo deTomates (para el tomate frito casero)
Patatas para freír
Jamón serrano ibérico (en tacos)
Sal
Aceite de Oliva virgen (para freír las patatas)
2 gotas de Aceite de Oliva virgen extra (para los huevos poché)
1 Espárrago blanco en conserva  o triguero por persona

Preparación

Lo primero es hacer el tomate frito, es muy fácil, os he dejado el enlace en la parte de arriba.

Pelar y sacar de las vainas los guisantes y cocerlos en agua caliente unos 4 minutos, no más pues quedarían muy blandos y una de las gracias que además tiene este plato es que los guisantes contrastan con el resto. Os he dejado la imagen para que veáis como los he cocido, sobre un colador, es más fácil. Se quita el agua y se reservan.

Pelar las patatas y cortarlas en trozos cuadrados medianos. Se fríen en aceite de oliva no demasiado caliente, al estar cortadas medianas es mejor dejarlas que se confiten dentro del aceite para que se vayan ablandando. Después subir el fuego para que terminen de dorarse y queden crujientes.

Emplatado

En un recipiente algo hondo, ponemos las patatas fritas, dos o tres cucharadas soperas de tomate frito, añadimos los guisantes naturales y los trozos de jamón ibérico a taquitos y si queremos podemos ponerle un espárrago blanco o uno o dos espárragos trigueros cortado en tres trozos.

Finalmente el huevo, si os quedase mal, repetid. No lo deis por bueno.

Momento huevo poché... o huevo escalfado

Es fundamental que nos quede bien, pues es la gracia de este plato. Al servirlo, la yema debe estar cruda para que al cortar se mezcle con todo y que desde la parte superior caiga e impregne todo el resto del plato.

Se puede hacer a la manera tradicional; pero creo que tiene una desventaja, que es el vinagre en el agua, vinagre que no hay más remedio que ponerlo para ayudar a la coagulación del huevo. A veces queda un ligero sabor ácido. Es más arriesgado hacerlo así. Desde hace ya bastantes años se hace con papel film que es menos arriesgado y sale siempre perfecto.

En un recipiente o vaso pequeño y bajo, se coloca un papel film haciendo un poco de presión con los dedos para hacer el hueco donde irá el huevo. Ponemos 3 gotas de aceite de oliva virgen extra. Echamos el huevo y ponemos sal por encima de la yema.

Cerramos este film levantándolo con los dedos hasta tenerlo arriba, (pero sin sacarlo todavía del recipiente) y poderlo cerrar con un hilo o un cierre, de esos que se usan para cerrar el pan de molde (ese es el que yo he utilizado).

En un  recipiente pequeño ponemos agua y cuando rompa a hervir ponemos con cuidado los huevos dentro y dejamos que floten. Ahora viene lo fundamental, el tiempo.

Se deben dejar exactamente cuatro minutos y medio. Con cuatro la clara no queda hecha del todo, aunque luego no se nota al mezclarse con el tomate, las patatas y demás ingredientes. 

Lo ideal son 4,30 minutos exactos. Yo me pongo la alarma en el teléfono, por si acaso.

Se sacan con una espumadera uno a uno y se van poniendo en un plato grande. El aceite se usa para que el papel film no se pegue al huevo, por eso es importante no olvidarlo.

Se corta la parte superior con una tijera y se deja que resbale el huevo al cuenco donde ya tenemos todo emplatado.

Listo, tenéis que animaros, están muy buenos, merece la pena de verdad el esfuerzo.


Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

10 comentarios:

  1. Cierto Patty, hay tantos huevos como flamencos los hagan ja ja ja

    Yo no los hago muy a menudo pero un poquito de chorizo del de casa (que mi madre y yo hacemos cada invierno) no puede faltar porque es lo que toca ¡y las verduras del huerto de mi padre!

    Me gusta mucho tu presentación. Es diferente a la tradicional pero muy bonita

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cuca, vaya suerte que tienes con tus padres y sus productos, ya me imagino las verduras que se estará comiendo Lara....
      El chorizo me vuelve loca y con huevo y papas ya es el no va más. Me alegro que te guste mi "huevo" a la flamenca a pesar de no ser yo nada flamenca. Besos y nos seguimos leyendo. Ya espero tu post de mañana.

      Eliminar
  2. Es cierto que es una receta muy versionada, yo por ejemplo no le pongo patatas, Vázquez Montalbán decía que había que ponerle una copita de vino de Jerez que es la que andaluza definitivamente el asunto, pero en todos los casos está rica e invita a mojar. Me gusta tu preparación limpia y sabrosa que entra por los ojos de maravilla y por el paladar no me lo quiero imaginar ahora que es una hora muy mala. Te dejaba el plato brillante.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, este plato lo acompañamos con una copa de manzanilla de Sanlúcar, estaba muy bueno. Tiene su "aquel" para prepararlo como este que hice, es fácil; pero hay que intentar adelantarlo pues entre el tomate frito y las patatas se alarga un poco. Lo mejor hacerlo en dos etapas. Te mando un beso y si pudiera un buen plato de esto tan flamenco

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Patty!! Conocía este plato, pero realmente nos sabía como se hacía, sé que es un clásico, pero por aquí no es nada típico. Por sus ingredientes, a mi me encantaría este plato, y más con el mimo que tú la has hecho y la bonita presentación. Nada que envidiar a los de los restaurantes. Y por supuesto, el tomate casero, a mi no me gusta nada el de compra. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, ¿dónde vives? Este platito es típico de Sevilla y en Cádiz lo hay en muchos bares de tapas, aunque cada vez menos. Lo del tomate frito es verdad que como no sea casero, prefiero no tomarlo ni por supuesto hacer nada con él. Me alegro que te haya gustado. Ánimo y lo preparas un día de esos "tontos" que no sabemos que hacer de cena. Yo tengo muchos de esos días... jajajaa.
      Besos.

      Eliminar
  4. Patty los huevos a la flamenca me encantan, y hace años creo recordar, que no los como.
    Cuando conocí a mi marido hace ya tropecientosmil años, jajaja... Estaban de moda, y es cierto que lo encontrabas en cartas de bares y restaurantes de Sevilla y Cádiz, yo los pedía muy a menudo y como cada maestrillo tiene su librillo, es cierto que te encontrabas tantas versiones como cocineros hay, y yo como no podía ser menos, no me conformo con una versión, sino con dos, la de mi marido, que es cocinero profesional y por aquel entonces los tenían en la carta del restaurante, y mi propia versión, que como estábamos recién casados me compraba todas las cositas que me gustaban, y entre ellas unas cazuelas de barro monísimas que de tanto usarlas acabe cansándome de ellas y acabaron en la cocina de uno de los bares de mis hermanas, y por cierto aún andan por allí, jajaja...
    Me gusta tu versión, más ligera y saludable,ahora que tanto nos gusta La Cocina sana, pero sobretodo me gusta ese huevo que sí es de gallinas felices como las de mi padre, son para perder el sentío.
    Un espectáculo con todas las letras.
    Besos y gracias por hacerlo tan rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Concha, me ha encantado tu historia de recién casada y los "tropecientosmil años" Es verdad que cuando nos da por algo lo hacemos y hacemos, lo de tus platos de barro también me ha encantado, yo tengo mil en el campo, me dio por hacer muchas cosas en ellos y como no se rompen...ahora ya están "jubilados"; pero no tirados a la basura. Me alegro que te haya gustado este huevo a la flamenca. Muchos besos y te deseo un día estupendo.

      Eliminar
  5. Hola Patty! Una magnífica receta, me encanta! Me gustan todos los ingredientes que has echado así solo puede estar buenísimo! Uso el mismo truco que tu para los huevos pochés, probé 2 o 3 veces la manera tradicional y siempre ha sido un fracaso jaja! Y me gustan mucho también los platitos que has usado :) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina. Lo malo que veo en los huevos hechos a la manera tradicional es que me saben siempre a vinagre o por lo menos ácidos. Esta forma es muy socorrida para que nos salgan bien... los platitos los compré en Makro. Besos

      Eliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...