miércoles, 16 de enero de 2019

Pan casero de Marruecos (Pan popular)

Ha sido casual que esta semana también escriba una receta de pan, me encanta hacerlo como sabéis muchos de los que me visitáis habitualmente, tengo muchos ya publicados y además me relaja hacerlos, me encanta amasar y cocinarlo, sobre todo por el olor que deja una vez están en el horno, es un alimento que siempre me sorprende por lo sencillo de sus ingredientes, solo agua, harina, algo de sal y levadura; siempre pienso que la primera persona que lo hizo debe haber pensado que era pura magia. Sigue siendo un alimento bastante asequible, aunque cada vez cuesta más trabajo encontrar pan de calidad, para eso debemos ir a una panadería de confianza o mejor a una tahona donde lo hacen a diario y varias veces al día. Sin embargo, esos panes congelados y precocinados y hechos a último momento dentro de aquellos pequeños hornos caseros y que los venden hasta en las tiendas de alimentación o de chucherías (golosinas), muchas de ellas del "todo made in China" y que son puro plástico y una lástima comprar aquello que al rato ya son un desastre de panes; pero entiendo que es lo más rápido pues están minadas las ciudades de ese tipo de tiendas de alimentación donde se venden estos panes de tan mala calidad y que al final, creo, no merecen la pena, pero a veces no hay más remedio que comprarlos si nos pilla sin pan a la hora de comer, ¡qué remedio!.

Os dejo este pan casero y popular que se prepara muy habitualmente en Marruecos y no todos los días, generalmente tres veces por semana, este pan también es de los que aprendí en aquel famoso taller de pan marroquí que hice hace ya dos años y donde ya os he dejado bastantes tipos de estos panes marroquíes. Lo bueno de este tipo de pan es que dura bastante, mantiene la miga suave y tierna. Como podéis ver este pan va decorado con los agujeros hechos con un tenedor. En Marruecos cada casa tiene su marca particular (su dibujo al pincharlo) ya que hay una persona encargada que se los lleva y los cocina en los hornos públicos o de panaderías y después a través de las marcas ya sabe de qué casa es cada uno de los panes, sobre todo para devolverlos a sus propios dueños. Nos comentaban que no puede haber confusiones ya que cada casa conoce su pan, parecen iguales, pero no lo son y menos por el sabor, ya que esto depende del tiempo de levado, del grueso de la molienda de la harina de sémola, de la cantidad de sal, etc.

Os dejo los enlaces de algunos de los panes marroquíes que ya he hecho y que gustan mucho: Rghayef hecho en sartén,  baghrir (de los mil agujeros), batbout hechos también en sartén, tenéis más variedad en el índice superior en "salados y aperitivos" dentro de "Panes" por si os apetece daros una vuelta. Hay mucha variedad.
pan-con-harina-de-sémola-y-harina-de-trigo

panes-de-Marruecos

miga-de-pan-de-Marruecos
Ingredientes
300 gramos de Harina de trigo (normal, no la de fuerza)
200 gramos de harina de sémola (no solo sémola)
20 gramos de Levadura  fresca de panadero 
1 cuchara de postre de sal fina
350 ml. de Agua tibia
Tres-pasos-del-pan-casero-de-Marruecos
Preparación
  • En un recipiente grande poner la harina de trigo y la harina de sémola, añadir la levadura previamente diluida en un poco de agua tibia (de la medida total).
  • Se va amasando con las manos y poco a poco se añade el agua.
  • Añadimos la sal fina, no se debe echar junto a la levadura pues anula su acción.
  • Seguimos amasando hasta que no se nos pegue en las manos. De todas maneras es una masa bastante blanda. 
  • Unos 10 o 15 minutos de amasado.
  • Si notáis la masa demasiado blanda, se puede agregar un poco más de harina y de sémola para que se vaya poniendo más manejable. Depende mucho del tipo de harina y de la dureza del agua, por eso es mejor hacer la masa a mano.
  • En dos papeles de horno ya colocados en las bandejas donde los hornearemos se espolvorea harina de sémola con la mano. 
  • Se corta la masa por la mitad y se forman dos bolas lisas. Se dejan los pliegues en la parte de abajo de la masa. (Imagen 1)
  • Se echa más sémola por encima de las bolas de masa, casi como si lo estuviésemos empanando. Sin miedo.
  • Se tapan y se dejan reposar solo unos 30 minutos.
  • Se aplastan un poco con la mano y se dejan o redondos u ovalados. (Imagen 2)
  • Se pinchan con un tenedor con la decoración que más os guste. (Imagen 3)
  • Con horno caliente a 180 grados se hacen en unos 15 o 20 minutos aproximadamente, cada uno conoce su horno y lo dejáis hasta que se vea hecho. Cuanto más tiempo en el horno la corteza saldrá más dura. Es un pan que debe quedar blanco, no muy dorado, quiero decir.
Bueno, pues aquí os lo he dejado, si lo probáis veréis qué rico está y al día siguiente o se calienta un poco o se tuesta para untarlo de lo que más os guste, como mis tostadas matutinas con mantequilla salada y mermelada de naranja amarga, una delicia y  acompañadas con un café con leche tamaño familiar para este frío que está haciendo por estos lares.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

18 comentarios:

  1. Como ya te habré dicho en más de una ocasión, el pan me encanta y si puede ser a estilo casero mejor, no me gustan nada esos panes congelados que se meten al horno y ya, te los llevas calentitos y en cuanto se enfrian parecen chicle. Me ha gustado conocer la historia de los agujeritos con el tenedor, como si de una marca se tratara, bueno en realidad lo es, marca de la casa. Te ha quedado con una miga muy golosa, de las de quitarle pellizquitos cada vez que puedes y ese color tan blanco que apetece untarlo con cualquier cosa porque sabes que te va a gustar. Ese taller al que fuiste, te vino como anillo al dedo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me he retrasado en contestar pues he estado mala con gripe. Pues sí que es mejor un pan casero y no esos pseudopanes que no hay quien se los coma.
      Desde luego me cundió ese taller, los he hecho todos y algunos muchas veces.
      Muchos besos

      Eliminar
  2. Patty que buen provecho sacaste a este curso, hay cosas que no sabe una si hacerlas, pero cuando lo has terminado te alegra, especialmente si obtienes tan buenos resultados como tú, con todos estos panes que nos regalas es puro placer venir a tu cocina, imagino lo bien que se come en tu casa, no me extraña que cuando tienes invitados a almorzar, lo alarguéis hasta la cena, yo si de mí dependiera y me invitaras a tu casa a comer, ten por seguro que si me pones este rico pan, no me echas de allí ni con agua caliente, ¡Ja, ja, ja!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, seguro que tan bien como en la tuya, porque vaya recetas que tienes en tu precioso blog.
      La verdad es que nuestros invitados son todos amigos y nos hartamos de charlar, mucho más que comer.
      Pues como no te echaría ni con agua caliente, ya sabes, vente a casa y verás... Muchos besos

      Eliminar
  3. Me encanta descubrir nuevos panes!!! Lo anoto en la lista!
    Sobre la levadura y la sal... a ver, que no es para tanto xD. No conviene guardar sal y levadura juntas, pero añadirlas a la vez no es ningún problema. La sal retarda la acción de la levadura (haría falta mucha sal para anularla) pero esto es algo que simplemente hay que tener en cuenta a la hora de poner masas en autólisis, cuando hacemos prefermentos (sin sal, o con una poca para alargarlos) y cosas así. Para amasar, en el momento van a estar juntas e integradas, no será un problema.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, muchas gracias por la aclaración que me haces sobre eso de la levadura y la sal, la verdad es que siempre lo había oído y practicado.
      Gracias de verdad y muchos besos.

      Eliminar
  4. A mi como al resto de las personas que te seguimos y leemos nos viene fenomenal que hayas asistido a ese Taller y si quieres acudir a otros talleres nosotr@s encantad@s...jjj...Besines!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que te gusten mis panes, bueno, estos panes que hago de vez en cuando y que suelen gustar tanto.
      Creo que no los han vuelto a organizar, Una pena.
      Muchos besos y gracias por la visita.

      Eliminar
  5. ¡¡Hola Patty!! Todo lo que nos has enseñado de ese taller de pan marroquí me ha encantado. Es bonito aprender, y más si es algo tan maravilloso como conocer nuevos panes. A mí también me parece magia. Ahora, que casi todo está ya inventado, vemos las cosas como si hubieran existido siempre, pero nada que ver, alguien tuvo que inventarlo la primera vez, quizás ni estaba bueno, pero lo cierto es que se ha ido perfeccionando de tal manera, que para mí, todos los panes son obras de arte. Como este que nos traes hoy con la harina de sémola, y que, además, dura blando y comestible tiempo, vamos, un pan precocido de esos que venden en cualquier lado, no duraría ni unas horas blando. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, es que la mayoría de nosotros estamos hartos de estos panes malos, malos a rabiar. Hay que aprender a preparar panes que podamos comerlos con gusto y no que son plásticos al final del día.
      Me alegro que te hayan gustado los que he hecho del taller de pan.
      Muchos besos

      Eliminar
  6. Que rico este pan me gusta mucho , pero no lo he echo nunca en casa siempre lo compro , ahora con tu receta lo probare ya te contare besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, un pan sencillo y está muy bueno.
      Prueba a preparlo y verás el éxito.
      Besos

      Eliminar
  7. Hola, no conozco este pan, pero sinceramente te digo que debe estar riquísimo, da gusto ver esa miga tierna y esponjosa. la cocina marroquí es una maravilla, muy rica y estoy segura quetú lo has borddo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, me encanta también la cocina marroquí, con sus especias, sus panes... es una forma diferente y deliciosa de cocinar productos buenos y muy sencillos.
      Este pan estaba muy bueno.
      Muchos besos

      Eliminar
  8. Hola,conozco este pan y lo como relativamente a menudo porque la interna de mi madre es de Marruecos y los trae de allí,son muy diferentes a los nuestros pero para desayunar me gustan mucho
    Te han quedado genial¡¡¡¡
    Besitos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues la verdad es que me encantan estos panes y que no había casi ni probado hasta que hice el taller de pan. Me cundió mucho...ja ja ja
      Me alegro que te haya gustado.
      Besos

      Eliminar
  9. Hola Patty! El encanto de estos panes está en su sencillez y en la historia que tienen, lo que representa para su cultura. Cuando mencionaste lo del decorado con el tenedor, recordé lo que comentaba Cuca de las marcas particulares que hacían las familias a los mantecados para luego llevarlos al horno comunitario y poder identificarlos.
    Me ha gustado esta serie de panes planos que compartes, tú aprendiste en el taller y nosotros aprendemos contigo!
    Un besito y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Angélica, he estado un poco despistada con tantas cosas que tengo que hacer y no había contestado a tu comentario.
    Lo de la marcas se usan sobre todo para que vuelvan a sus casas y no se queden en el camino o en otra casa. Ellos son muy suyos para esto de los panes.
    Lo del taller la verdad es que e he sacado partido, encima me encanta hacer panes y amasar.
    Muchos besos a las dos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias, tus comentarios son muy importantes para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...