martes, 27 de octubre de 2020

Solomillo al horno con mostaza y salsa de soja

Otro martes de nuevo por aquí y esta vez por muy poco porque no me funciona el programa de edición de imágenes, así que sé que es una chapuza, pero no tengo otra cosa con lo pesada que suelo ser para estas cosas de las fotos, pero es lo que me toca hoy. Mañana veremos a ver si lo soluciono.

Esta receta ya la he preparado más de una vez este verano pues es sencilla y la encontré de casualidad en un programa de cocina, que ya os he contado que es bastante raro que yo vea estos tipos de programas, sobre todo cosas de cocina, pues estoy un poco saturada y prefiero informativos, tertulias políticas, debates y por supuesto películas y alguna que otra serie de Netflix o de Prime; pero tuve la suerte de pillar esta receta de una chef que es un encanto de chica y una profesional, se llama, Cristina Oria e hizo este solomillo y luego preparó unas tartaletas fáciles de manzana que eran solo de hojaldre (industrial), cortadas en círculos, se pinchan y se pone la manzana cortada en cuartos y a rodajas finas, se pincela solo con mantequilla derretida y se espolvorean con un poquito de azúcar, listo, ya al horno hasta que estén doradas y se acompañan con unas bolas de helado de vainilla (en mi caso) ya que acompaña muy bien casi todos los postres como un buen brownie de chocolate que le llamé a este que os dejo el enlace: "el definitivo", yo siempre tan desmesurada.

Solomillo con mostaza
Es importante vigilar el horno pues los solomillos lo ideal es que queden algo "rosas" por dentro, estarán más jugosos. 
Solomillo de cerdo con mostaza y salsa de soja
Ingredientes

2 Solomillos  de cerdo (si son ibéricos...mejor)
Dos cucharadas de mostaza à l'Ancienne (con grano)
1 Cucharada rasa de salsa de soja (una por solomillo)
Zumo de medio limón 
1/4 vaso de agua 
3 Cucharadas de nata líquida

Nota: No se le echa sal pues la salsa de soja sala bastante

Preparación
  • Calentamos el horno a 180 grados.
  • Se ponen los solomillos sobre una tabla y se les unta con generosidad la mostaza en grano.
  • Se colocan en la bandeja o fuente de hornear y se les añade el zumo de medio limón por encima de los dos solomillos.
  • Añadimos una cucharada rasa de salsa de soja, a cada solomillo.
  • En la base de la fuente añadimos el agua.
  • Cuando falten 15 minutos para sacarlo añadimos la nata líquida, siempre sobre la fuente no sobre la carne.
  • En total se hacen en unos 30 o 35 minutos.
  • Se sacan y la salsa se bate o a mano o con batidora.
  • Se sirve la salsa en salsera.
Solo tenía una imagen de esta tartaleta, pero os podéis hacer a la idea.
solomillo con mostaza y salsa de soja

Haced cosas ricas y cuidaos mucho que falta nos hace. Salud.

martes, 20 de octubre de 2020

Coca de llanda

Hace mucho tiempo que quería hacer esta coca de llanda, típica de la comunidad Valenciana y que llegó a mis manos de una manera muy peculiar, la autora de este blog que se llama "Dulces embrujados" es enfermera de la UCI en Madrid y como un familiar nuestro acabó ahí por culpa del Covid, ella le dio la receta que a su vez se la había facilitado un pastelero valenciano (como cuenta ella en su blog) y que al ir a pasar unos días de ocio a Madrid también acabó ese hombre allí en su unidad; así que dos personas enfermaron para que cayese esta coca en mis manos, una riquísima receta aunque siento mucho todo lo que sucedió para que esta esté ahora por aquí. Os dejo el enlace a su blog y veréis las recetas dulces tan deliciosas que tiene en sus "Dulces embrujados". En fin, aquí tenéis esta deliciosa coca valenciana con toda la historia que os he contado, ideal para tomar con un buen chocolate caliente. Muy sencilla de hacer con pocos ingredientes aunque son fundamentales los sobres de gaseosas que se venden de dos en dos y que en esta receta hay que utilizar tres sobres de los dobles (seis sobrecitos en total).

Queda un bizcocho muy tierno y dura sin problema tierno tres días, no me duró más tiempo, así que no lo podría asegurar, pero imagino que en una lata o recipiente hermético no habría problema para mantener esa ternura durante unos días más.

La llanda es la placa del horno que se utiliza y de aquí viene su nombre y es un dulce muy común y casero encontrarlo por esa zona de España y sobre todo en las casas ya que es una merienda o desayuno muy habitual y muy sencillo de hacer. Yo lo conocí hace muchos años ya que toda la familia de una cuñada nuestra, que ya os he hablado de sus recetas y de las de su madre, Maruja, unas cocineras las dos maravillosas, (las hermanas de Maruja hacían de vez en cuando esta coca para merendar y siempre con los sobres de gaseosas que se traían de su tierra, Alcoy); muchas recetas  de las de ellas y que todavía después de tantos años sigo haciendo en mi día día y muchas también favoritas de mis hijos como sus pimientos rojos frescos rellenos de arroz y hechos al horno o la carne estofada en filetes con manzanas enteras y cebollas con un poco de brandy o coñac, acompañado de arroz blanco... además por supuesto del famoso arroz en paella que hacen ellas y que siempre les sale bordado, mis hijos también lo hacen con su misma receta y cada día les sale mejor que el anterior.
cortes de la coca de llanda
Esta coca se suele presentar cortada en trozos rectangulares (3 x 6 cm.)
coca
Ingredientes

3 Huevos a temperatura ambiente
200 gramos de Azúcar (reservar unas cucharaditas para espolvorear por encima)
150 gramos de Aceite de oliva virgen extra 
175 ml de Leche entera a temperatura ambiente
Ralladura de un limón
275 gramos de Harina de repostería
3 Sobres dobles de gaseosas (en Mercadona)

interior de la coca de llanada
Preparación
  • Se mezclan los huevos a temperatura ambiente con el azúcar hasta que quede una masa esponjosa y blanquecina.
  • Rallamos el limón y lo dejamos que se mezcle bien con el azúcar y los huevos.
  • Cuanto más mezclado esté la piel del limón con el azúcar mejor quedará el sabor.
  • Agregamos la leche entera. Mezclamos bien. 
  • Se añade el aceite de oliva poco a poco.
  • Y por último la harina de repostería y los 6 sobrecitos de gaseosas, que ya os he comentado que vienen unidos de dos en dos. 
  • Mezclamos lo justo para que se una la harina al líquido anterior y lo retiramos.
  • En una bandeja rectangular le añadimos unas gotas de aceite y la cubrimos con un papel de horno previamente humedecido y escurrido, lo acoplamos al molde y con la ayuda de una lengua repostera echamos todo en el molde.
  • Espolvoreamos azúcar por encima antes de introducirla en el horno.
  • Se pone en horno caliente a media altura a 175 grados.
  • Unos 30 minutos aproximadamente.
  • Mi molde es de aluminio (de usar y tirar) de unos 25 x 30 cm.
Nota: 
Se puede hornear en un molde y colocarle un papel de horno algo humedecido y sacudido para quitar algo de agua, ya que de esta manera se adaptará mejor al molde. 

La segunda vez lo hice directamente sobre una bandeja de aluminio (untada ligeramente con aceite , sin harina) y el molde de mismo tamaño que me venía perfecto,  no se pegó ni tuve problema alguno para desmoldar, así que lo hacéis como mejor os convenga, es decir con papel vegetal o directamente con molde aceitado.

Coca de llanda salida del horno

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas. Mereció la pena hacerla, os lo aseguro.





martes, 13 de octubre de 2020

Arroz negro con sepia

Ya estoy aquí otra vez después de este verano tan diferente a cualquier otro que haya pasado jamás con esto de la pandemia y que no ha sido igual para nadie, hemos salido poco y hemos visto a los amigos y familia, pero siempre con reuniones de muy poca gente, no hay más remedio que acatar las normas para que pase esto lo antes posible y sin mucho daño. No estoy todavía a plena potencia porque sigo muy liada con cantidad de cosas, pero tenía que comenzar otra vez con el blog y mis recetas nuevas de los martes porque la pereza te da todavía más pereza, no hay como ponerse en marcha para salir del bucle, así que aquí estoy.

Os cuento que lo mejor sin duda de nuestro verano ha sido conocer por fin al chiquitito de la casa que nació a finales de mayo y hasta agosto no lo pudimos conocer. No os cuento nada en especial porque os imaginaréis la alegría de verlos tan bien y tan sanos (y guapos...no sería su abuela si no lo dijese). En fin, esto es lo que nos ha tocado este verano y si no van las vacunas todo lo bien que deseamos todos, quizá también nos toque el siguiente verano estar igual, pero al tener ya la experiencia de este año no creo que sea tan improvisado como este o eso espero.

Bueno, os presento esta receta tan rica y tan sencilla, un señor arroz negro con sepia, que en esta ocasión lo preparé al aire libre. Las imágenes no son nada para echar cohetes, pero en esas circunstancias no pude hacer nada mejor y quería escribir esta receta. Es un arroz sencillo y bastante económico ya que lleva pocos ingredientes así que no hay excusa para no prepararlo de vez en cuando.

Arroz negro con alioli

Ingredientes

750 gramos de Sepia (o calamar)
5 Tomates pera maduros
2 Dientes de ajo
1 Pimiento rojo fresco (mediano o la mitad de uno grande)
4 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
Sal
3 Bositas de tinta de calamar (se pueden comprar congeladas)
Arroz SOS (tipo Bomba)
Alioli para servirlo junto al arroz
(yo lo compré ya hecho de la marca de Mercadona)

Preparación
  • En una paella o recipiente amplio poner el aceite de oliva y calentar a fuego bajo.
  • Echar los ajos muy picados y en cuanto cambie el color poner la sepia cortada pequeña a cubos. En caso de no encontrar sepia se puede hacer también con calamar grande. 
  • Se dora esta sepia y se añade el tomate rallado (para evitar la piel).
  • Se añade sal.
  • Se deja cocer hasta que el tomate ya ha perdido el líquido y cambia de color. 
  • Añadimos el pimiento rojo cortado pequeño. Rehogamos todo y añadimos el fumé o caldo de pescado que hemos hecho o lo podéis comprar ya hecho ya que hay marcas buenas.
  • Por último ponemos la tinta de calamar y removemos bien.
  • En cuanto hierva el caldo añadimos el arroz y lo dejamos 10 minutos a fuego medio y apagamos y tapamos para que se siga haciendo con el vapor.
Preparación del sofrito del arroz negro

preparación del arroz negro 
Me alegro de estar otra vez aquí de nuevo después de este parón bloguero que me hacía falta porque apenas había parado en estos casi ocho años de experiencia con mi blog.
Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 21 de julio de 2020

Ajo papa

Con esta receta de hoy me despido hasta septiembre, no me da tiempo a todo lo que quiero y tengo que hacer y como me conozco, ya sé que si no me despido ahora para mi descanso de todos los veranos estaré agobiada y no merece la pena estar así, simplemente porque me lo haya propuesto y no falle ningún martes a la cita con mi blog en estos ya largos siete años y medio; a veces esto me presiona un poco, hay veces que estamos malas o sin muchas ganas de meternos en la cocina o en el ordenador y echar un buen rato, que es lo que significa este "trabajo" de compartir nuestras recetas y explicarlas para los novatos y los no tan novatos y que siempre me supone un placer hacerlo, pero necesito un descanso. Este año (para mí siempre es una nueva época pasado el verano y no tanto cuando comienza el año de verdad) pasaran muchas cosas y espero que se avance con la vacuna del Covid19 pues está siendo una pesadilla para el mundo entero, con ello cambiará un poco más nuestra vida y yo espero poder viajar para ver a los niños más a menudo... no es mucho lo que pido, solo verlos, disfrutar de ellos y ayudarlos en lo que pueda.

Os cuento de esta receta, nunca la había probado y es una extensión del ajo caliente, aunque esta de hoy se utiliza como base la patata hervida y la otra se hacía con pan de telera (pan de pueblo), este ajo papa la encontró mi "santo" que me dijo que le encantaría probarla, total que al día siguiente la hice para una cena con amigos que tenía en mi casa, acompañando unas buenas doradas al horno. Nos encantó. Esta receta es de un buen amigo, José Manuel Córdoba, dueño del restaurante El Ventorrillo el Chato del Grupo El Faro en Cádiz que daba la receta y estaba muy bien explicada. Cuando la terminé le mandé una fotografía del resultado dándole las gracias por esta receta antigua rescatada a tiempo para no perder estas pequeñas joyitas de la gastronomía española. Nos encantó de verdad y encima muy fácil de hacer. Os lo recomiendo, probadlo.

ingredientes-para-la-receta-de-ajo-papa

patata-machacada

aceite-de-oliva-virgen-extra

mezcla-de-patata-tomate-pimiento-y-ajo
Ingredientes
500 gramos de patatas nuevas
2 dientes de ajo
200 gramos de tomate rojo maduro 
2 pimientos verdes  (de los alargados)
125 cc. de aceite de oliva virgen extra 
Unas hebras de azafrán
Sal gruesa

Preparación
  • Se hierven las patatas nuevas con piel
  • Se cortan los pimientos muy pequeños
  • A los tomates les quitamos la piel y las semillas y cortamos pequeño
  • Mezclamos el ajo (yo lo pasé por el prensa ajo) con el pimiento, el tomate y la sal gruesa.
  • Pelamos las patatas y las machacamos y añadimos el aceite de oliva virgen extra, es muy importante utilizar un buen aceite
  • Ponemos las hebras de azafrán
  • Añadimos las mezcla anterior (el tomate y los pimientos y los dientes de ajo)  a las patatas y vamos machacando todo hasta lograr buena unión de todos los ingredientes.
Esta receta nos sirve para una guarnición de pescado, de carne al horno...o solo servido como tapa con una buena cerveza muy fría. Salud. 

vacaciones-2020
Sed felices y os deseo unas buenas vacaciones de verano. Disfrutad lo que podáis y nos vemos en septiembre. 

martes, 14 de julio de 2020

Rollo de carne picada con verduras en tomate

Hoy os dejo dos recetas muy sencillas, carne y verdura, platos para novatos con ganas de comer bien sin mucho esfuerzo, solo algo de planificación. Hace tiempo hice una carne típica italiana, para más señas florentina y que también se hace con carne picada, es como un gran albondigón, la verdad es que nos encanta y son muy sencillas, esta italiana va con salsa y se sirve caliente y con salsa. La de hoy es para novatos absolutos, tiene pocos ingredientes y si se hace el día anterior encima está mejor y fría todavía mejor para los calores que están haciendo estos días. Se puede acompañar de lo que más os guste, patatas hechas de mil maneras o unas simples patatas fritas o unas verduras hechas en tomate, muy parecido a un pisto o casi igual diría yo aunque con algunas particularidades y que como nos encantan  todas las verduras era el acompañamiento ideal y que en esta ocasión, encima le cuajé un huevo y ya era el paraíso, algo tan sencillo y que te dé tanta alegría ponerte delante de este plato es siempre gratificante. 

Este tipo de carne es muy "apañada" pues la haces el día anterior y la tienes lista solo para cortar fina, colocar en una fuente mona y se acabó. Ideal para niños, ya que no deberán masticar mucho y al no tener casi especias ni sabores raros seguro que les gustará. Este año imagino que será más fácil dar de comer a uno pequeñito y rubio que conocemos... ja, ja, ja. Le haré esta carne para cualquier día, aunque él siempre prefiere pescado, pero hay que comer de todo y esta carne seguro que triunfa, ideal para llevarla a la playa con una bolsa de patatas chips... aunque yo el verano pasado tenía que esconder las bolsas de patatas fritas y luego lo peor es que no me acordaba dónde las había puesto, ya que ese pequeño se ponía en la cocina y con ese dedo mágico señalaba exactamente el lugar donde estaba la bolsa de patatas aunque no la viera. Os dejo el enlace antes de que se me olvide de la receta del polpettone alla fiorentina, entrad a verlo, merece la pena.


Fuente-con-rollo-de-carne

rollo-de-carne-picada-con-verduras-y-gazpacho

rollo-de-carne-picada-con-gazpacho-y-verduras

verduras-en-salsa-de-tomate

Ingredientes para el rollo de carne picada

300 gramos de carne picada de ternera
300 gramos de cerdo ibérico picada
300 gramos de pechuga de pollo igualmente picada
1 cucharadita pequeña de pimienta negra
1 cucharadita rasa de sal fina
1 huevo mediano 
1 cucharada rasa de pan rallado
1 Filete de pechuga de pollo 
(para ponerlo en el centro del rollo)

Preparación
  • La carne nos la deben pasar el carnicero dos veces por la picadora de carne. Esto es muy importante o si tenéis procesadora o picadora picarla vosotros en casa un poco más.
  • Reservamos un filete de pechuga para ponerla en el centro del rollo de carne picada.
  • Se ponen todas las carnes en un recipiente grande y se mezclan bien.
  • Se agrega espolvoreando la pimienta y la sal.
  • Se revuelve bien mientras le vamos añadiendo la sal y la pimienta para que caiga por igual en toda la mezcla de carne.
  • Ponemos el huevo batido.
  • Y por último añadimos el pan rallado.
  • Yo en este punto y con las manos muy limpias mezclo todo con la mano. Aprieto y mezclo la carne. Este paso es también fundamental para que quede bien mezclada.
  • Cuando ya vemos que está bien unida la carne colocamos la mitad de la cantidad de carne picada en un trozo generoso de papel de aluminio y extendemos parte de la carne.
  • Este rollo no lleva nada de aceite ni nada de grasa.
  • Ponemos encima de la primera mitad de la carne picada el filete de pechuga de pollo (este paso lo podemos o saltar o ponerle dos huevos duros o aceitunas negras o verdes... lo que más os apetezca).
  • Encima del filete de pollo seguimos poniendo la otra mitad de la carne picada.
  • Cerramos el papel como si fuera un regalo, primero doblamos las puntas hacia arriba, luego las partes largas. Apretamos un poco el papel.
  • Colocamos el rollo de carne picada sobre una bandeja de horno.
  • Con el horno caliente solo abajo a 175 grados aproximadamente metemos la carne y la dejamos una hora.
  • Al sacarla del horno dejamos que se enfríe un poco y colocamos peso encima del rollo. Yo utilicé una bandeja grande rectangular y encima coloqué casi dos kilos de patatas.
  • Se deja enfriar completamente con el peso y con el papel de aluminio que no se retira.
  • Una vez fría se pone en un recipiente en el frigorífico o en una bolsa de envasado al vacío.
  • Al día siguiente se corta fina y se acompaña con alioli o mayonesa o mostaza de Dijon... o la salsa que más os guste.

Verduras en tomate frito (Pisto o parecido)

1 kilo de tomate pera o en rama
1 pimiento verde (de los alargados)
1/2 cebolla
1 Diente de ajo
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • Primero hacemos el tomate frito. 
  • Para ello ponemos aceite de oliva virgen extra en una sartén honda y agregamos un diente de ajo.
  • Añadir ahora los tomates cortados en cuartos.
  • Agregar la cebolla y el pimiento verde cortado mediano para que no tarde mucho.
  • Una vez frito (unos 40 minutos aproximadamente), pasamos el tomate por la batidora o Thermomix o por el chino o lo que tengáis por costumbre.
Ahora con el tomate frito ya listo cortamos todas las verduras en trozos pequeños (no demasiado).
Carne-fría-con-verduras

Verduras dentro del tomate frito

2 Calabacines grandes
2 berenjenas medianas o 1 grande
2 o 3 pimientos verdes (alargados)
1/2 pimiento rojo fresco
2 dientes de ajo.
1 cucharadita de pimentón dulce
Sal y pimienta
  • Ponemos toda esta verdura ya cortada en el tomate frito y dejamos que se hagan lentamente tapadas y a fuego bajo.
  • Tardarán en hacerse estas verduras unos 25 o 30 minutos aproximadamente.
  • Este será el momento de añadirle el huevo para cuajarlo aunque es opcional, pero recomendable desde luego y luego pan para mojar...mucho pan.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 7 de julio de 2020

Arroz con butifarra en paella

Siempre que voy a Tarragona compro unas butifarras frescas y maravillosas en Casa Cuadras en la Rambla Nova, esta vez se me ocurrió hacerla con arroz pues es uno de mis ingredientes favoritos. Ahora también la compraré fresca y espero poder hacerla con patatas guisadas que también están muy ricas. Si no encontráis butifarra lo podéis hacer con salchichas frescas de carne (longaniza fresca), no será exactamente igual; pero estará muy rica igualmente. Una receta de arroz muy sencilla y que siempre sale bien, teniendo cuidado solo con el tiempo de cocción, ocho minutos exactos y que repose unos diez minutos tapado, podéis echar lo que más os guste, a los arroces les va muy bien la carne de pollo o conejo o calamares o sepias, unas buenas verduras frescas y bien sofritas, un buen arroz de calidad y basta. Nada más.

Todos estos platos de arroz son muy sencillos y la verdad es que me salen muy buenos los que preparo habitualmente ahora, antes no, ya que algunos arroces de los que hacía al principio de mi vida independizada podían ser cualquier cosa, sí que me pasaron muchas cosas o estaban duros o pasados, no me pasó muchas veces; pero sí algunas y sobre todo al principio de empezar a cocinar, ahora de tanto hacerlos y ver tantas recetas me salen bien y muy ricos, con buena presencia que no es poco. Me encanta hacerlos en paella, que es un recipiente perfecto para estos tipos de arroces, son recipientes planos y grandes y te marca hasta dónde tiene que estar el nivel del líquido que te señala el momento para echar el arroz. Luego poco más, solo un buen reloj, sí como lo digo, un reloj o nuestros teléfonos móviles con la alarma bien puesta para que nos avise a los 8 minutos para poder apagarlo y taparlo para dejar reposar otros 10 minutos. Una buena alarma es la clave para hacer arroz, nada de ponernos a charlar o hablar por teléfono, entonces ya se habrá estropeado sin remedio, esto y lo salado de un arroz no tiene remedio alguno.
Arroz-con-butifarra-y-verduras
verduras-para-un-arroz-con-butifarras
butifarras-de-Tarragona

sofrito-para-arroz-con-butifarras
Aquí la veis antes de echar el arroz
caldo-para-el-arroz-con-butifarras
Ingredientes

Judías verdes planas
1 Pimiento verde
1 Pimiento rojo (pequeño o medio)
Espárragos trigueros frescos (solo unos poquitos)
1 Cebolla pequeña
2 Dientes de ajo
4 Tomates rojos maduros
500 gramos de Butifarra fresca 
(o en su caso unas salchichas frescas de carnicería)
Sal
Aceite de Oliva virgen extra
Unas hebras de azafrán
Arroz tipo bomba o en mi caso utilicé arroz del Delta del Ebro

Preparación
  • En el fondo del recipiente (en mi caso, paella), se echa el aceite de oliva y se refríe la butifarra cortada en trozos pequeños.
  • Se retiran y en ese mismo aceite se rehoga la verdura, primero: los dientes de ajo, la cebolla cortada muy pequeña.
  • A los 3 minutos, añadimos los pimientos. 
  • Añadimos el tomate rallado o cortado pequeño sin piel (yo esta vez lo corté pequeño).
  • Dejamos a que se fría un poco el tomate y pierda algo de agua.
  • Se añaden los espárragos y las judías verdes cortadas también muy pequeñas y los dejamos unos dos minutos.
  • Incorporamos las butifarras que ya teníamos pasadas por el fuego.
  • Añadimos el agua (mineral, en mi caso) y dejamos cocer unos 30 minutos a fuego muy lento.
  • Rectificamos de sal y ponemos las hebras de azafrán (machacadas con la ayuda de un poco del caldo del arroz). Lo añadimos a la paella.
  • Echamos el arroz y mezclamos bien.
  • Dejamos cocer a fuego medio alto hasta que hierva.
  • Bajamos el fuego y dejamos unos 8 minutos más semitapado (con una tapa grande o un poco de papel de aluminio).
  • Apagamos el fuego y lo cubrimos completamente con el mismo papel. Esperamos unos 10 minutos para que repose.
  • Medir bien la cantidad de arroz y la cantidad de agua. Siempre es el doble de líquido que de arroz.
Lo ideal es hacerla en paella (recipiente), ya que cuando el caldo está a la altura de los clavos de las asas, esa es la medida de líquido justa para añadir el arroz, yo lo hago siempre en forma de cruz, cada brazo como de unos tres centímetros de ancho y cuando asome el arroz encima del caldo ya está la cantidad exacta. Nunca falla. Luego, solo extender el arroz en esos cuatro cuartos de la paella y esperar a que el arroz esté hecho. 

arroz-con-butifarras
Nada más, es un arroz muy sencillo y muy de campo. Ya sabéis que con buenos productos y un buen reloj avisador es difícil que nos quede mal. 

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 30 de junio de 2020

Carne al toro (Ternera en salsa)

No me podía creer que este plato que he hecho tantas veces no lo tuviera en el blog y cuando lo quise recordar fue cuando comprobé que no lo había escrito nunca, con lo cual aprovecho para dejaros esta riquísima receta de carne de ternera guisada aunque con un punto de especias y de sabor diferente a las carnes guisadas con patatas que hacemos habitualmente. Esta receta se hacía antes con la carne de toro de lidia y era una tapa típica en los bares o restaurantes que se encontraban cercanos a las plazas de toros de las grandes ciudades (casi todas las andaluzas, la zona de la plaza de toros de Oviedo también la recuerdo y madrileñas seguro, en este caso de la capital la zona era por el barrio de Ventas, en las demás provincias no lo sé seguro). En El Puerto de Santa María hay varios bares que la hacen de escándalo o en Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz capital lo mismo, me gustan las de varios bares... en Cádiz nos encanta la que preparan en el "Bar restaurante Bohemia", un lugar de calidad y con el seguro adicional de productos de primera calidad (da gusto ver ese mostrador de cristal impecable con los pescados y mariscos del día) y una limpieza y una atención maravillosa, está situado en la avenida Ana de Viya, 17 y muy cercano al hospital universitario Puerta del Mar. Es un local no muy grande aunque tienes la posibilidad de elegir comer dentro o en la terraza, tienen también mesas pequeñas junto a la barra y algunas más en el piso superior. 

Ya os digo que esta es una receta que en Andalucía se hace con frecuencia y que nosotros muchas veces la comemos en los lugares de confianza, si no lo son, directamente o no la pedimos o no vamos, para qué complicarnos la vida si en casa nos la comemos tan felices e igualmente muy buena. Esta receta siempre la preparo el día anterior, ya que está mejor de un día para otro, cuando ya está fría la meto en un recipiente en el frigorífico y al día siguiente la caliento a fuego bajísimo y le frío las patatas antes de servirla. Por lo general esta receta va acompañada de patatas fritas más o menos gruesas o al horno a gajos que también las he hecho en alguna ocasión para acompañar esta carne al toro, esta vez utilicé patatas de guarnición (aunque eran un poco grandes a mi gusto y algunas las tuve que cortar por la mitad),  las herví la noche que hice la carne y al día siguiente solo las pelé y las freí en una olla pequeña a modo de freidora, ya que me resulta mejor hacerlo en olla pequeña porque entre otras cosas gasto menos aceite y quedan cubiertas completamente con lo cual se hacen en nada de tiempo hasta que están doradas y sobre todo porque no tengo freidora, básicamente porque no me gusta ninguna y frío poco.

Bueno, os dejo ya la receta que es para novatos, eso sí que vayan con lista preparada a la compra, porque sino no habrá manera que les salga igual a esta que explico hoy ya que lleva algunas especias que si no las usas a menudo quizá no las tengas en casa.
fuente-de-carne-al-toro

carne-guisada-con-especias-y-salsa

Carne-guisada-de-ternera-con salsa
Esta fuente verde de las patatas la compré en una tienda holandesa que hay en Madrid, concretamente la de la calle Orense, hay muchas cosas y bastante económicas, desde artículos para fiestas infantiles a juguetes y muchas cosas para la casa. Os dejo el enlace por si queréis echar un vistazo. Esta fuente verde creo recordar que no llegó a los cinco euros y en cuanto la vi se vino ella sola a mi cesta... casi sin querer.
fuente-de-patatas-hervidas-y-fritas
Ingredientes
750 gramos de Carne de ternera (magra)
2 Cebollas medianas
2 Pimientos verdes (de los alargados)
1/2 Pimiento rojo
2 Zanahorias medianas
2 Dientes de ajo
750 gramos de Tomate triturado natural 
(usé el de la marca Mutti, passata de pomodoro)
5 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
200 cc. de Vino tinto o vino blanco (manzanilla de Sanlúcar)

Esta receta no se hace con agua

Especias
1 Cuchara sopera rasa de pimentón dulce
1 Pizca de pimentón picante (opcional)
2 Clavos de olor
1/2 Cucharadita de comino (en polvo)
Una pizca de orégano 
1/2 Cucharadita de pimienta negra (mejor recién molida)
1 o 2 Hojas de laurel

Preparación
  • En una olla presión (u olla normal) se pone el aceite de oliva virgen extra.
  • Se cortan las cebollas, los pimientos, los dos dientes de ajo y las zanahorias. Corte brunoise, todo pequeño.
  • Se agregan a la olla y se les da unas vueltas unos 5 minutos a fuego medio bajo.
  • Se agrega la carne ya con la sal. Para esta receta lo mejor es comprar una carne muy magra sin nada de grasa.
  • Removemos para que la carne cambie de color.
  • Ponemos todas las especias y movemos bien, esperamos unos minutos para que la carne pueda absorber todos los aromas.
  • Agregamos el vino y dejamos evaporar el alcohol unos 3 minutos aproximadamente.
  • Añadimos el tomate natural triturado, en mi caso os comentaba que había utilizado el Mutti, la passata di pomodoro (lo hay en El Corte Inglés o en Makro), pero una lata del tomate habitual que utilicemos estará perfecto también, siempre triturado. Yo otras veces he utilizado el tomate triturado natural de Mercadona y que ahora no me acuerdo la marca exacta.
  • Por lo general esta es una receta en la que no se utiliza agua. Por eso es fundamental que la carne se haga a fuego bajo y que conserve todo el líquido propio más el del vino (ya evaporado el alcohol) y el líquido que le aporta el tomate triturado.
  • Ahora ya nos queda solo tapar y poner la tapa, si se hace en olla presión con 40 minutos es suficiente. En olla normal, por lo menos necesitaremos una hora y media,  probar la carne si está tierna, ya se sabe que las carnes nunca son iguales. 
  • Por lo general esta carne se acompaña siempre con patatas fritas o al horno en gajos. 
  • Yo hice las patatas de guarnición hervidas y luego las pelé y las freí.
Lista ya esta carne deliciosa que además si la congelas en pequeñas partes te salva más de un día de esos tontos en los que te ha pillado el toro y que como las meigas, haberlos haylos. 

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 23 de junio de 2020

Ajo caliente

Por fin lo conseguimos, este ajo caliente es una cosa riquísima, aunque no lo puedes comer en casi ningún lado, que yo conozca y que lo hacen muy bueno es en "Er Betis" un famoso bar de tapas en El Puerto de Santa María en pleno centro de la ciudad, solo preparan el ajo caliente los fines de semana y a veces hemos ido un lunes y siempre le preguntábamos a Pepe (el dueño) si había sobrado algo de ajo caliente. Es toda una fiesta cuando vamos a este bar ya que para nosotros es lo mejor de lo mejor, hay tapas maravillosas de carne al toro, croquetas, higaditos de pollo en salsa, carne mechada, sangre encebollá, menudo (callos con garbanzos), filetitos a la plancha... en fin, un lugar al que nunca digo que no si alguien propone ir, me encanta, nos gusta a todos en casa. Mi hijo cuando viene a Cádiz siempre va a tomar tapas a este bar y el ajo caliente es todo un clásico y para nosotros casi obligatorio.
Nunca lo había intentado con lo que me gusta, porque pensé que era mucho más complicado y me he dado cuenta que lo más pesado de hacer es el machacar el pan hasta que tenga una textura casi como una pasta, no se puede notar ningún trozo del pan, debe estar todo integrado, reconozco que aligeré bastante la preparación pues los tomates los trituré con la Thermomix y fue muy rápido este paso. Lo que sí hizo mi hija fue lo más pesado... mezclar a mano con unas cucharas de madera, por lo menos estuvo media hora allí con las cucharas de madera dando vueltas y vueltas al ajo caliente hasta que probando y probando nos salió tal como lo veis, este ajo lo servimos de aperitivo que con unas buenas cervezas o copas de manzanilla muy frías está mejor, mucho mejor. Se me olvidaba decir que se suele acompañar con pimiento verde crudo cortado en tiras o bien con rabanitos.
Os cuento brevemente un poco de este plato que es tradicional de las viñas, un plato popular en el campo andaluz y que al llevar tan pocos ingredientes se hace muy asequible a todos y a los bolsillos de muchos, dicen que este plato es sobre todo jerezano, aunque al haber viñas también en Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María seguro que aquella primera receta corrió como la espuma por su sencillez y también por lo económico que es. 

Por cierto, feliz verano a todos, será un verano diferente y hay que seguir teniendo mucho cuidado, esas playas con aforos limitados, sin conciertos al aire libre... diferente, está claro que será otra cosa. Paciencia y despacito.
ajo-caliente-con-pimiento-verde


preparación-del-ajo-caliente
ajo-caliente-preparación


Ingredientes 
6 o 7 tomates rojos de rama o de pera
300 gramos de pan de telera (del día anterior)
4 dientes de ajos
3 pimientos verdes (de los italianos alargados)
Sal
3/4 litros de agua hirviendo
200 mililitros de aceite de oliva virgen extra


Preparación 
  • Lo primero es pesar el pan de telera y si no se compra cortado hacer finas rodajas y ponerlo en un recipiente amplio de barro para mezclarlo bien y con comodidad.
  • Lavar los tomates y ponerlos en el vaso de la Thermomix  y cortarlos en trozos.
  • Triturar a velocidad 3-6-9 o en batidora eléctrica.
  • Volcar ese tomate sobre el pan y empezar a revolver para que el pan se vaya hidratando.
  • Agregar el ajo machacado o pasarlo por el prensa ajos.
  • En el vaso de la máquina que ya hemos utilizado para triturar los tomates poner el pimiento verde cortado en trozos iguales (para que al triturar queden todos los trozos iguales) a velocidad 3. El pimiento se debe de notar en la mezcla de ajo caliente. También se pueden cortar a cuchillo, total no son muchos y se hace rápido.
  • Añadir el pimiento cortado a la mezcla. Deben quedar los trocitos de pimiento como medio centímetro, se deben notar.
  • Poner el aceite de oliva virgen extra poco a poco y revolver bien entre un vuelco y otro, se debe mezclar bien antes de seguir añadiendo el aceite.
  • Poner un recipiente con agua mineral y retirarla una vez haya hervido.
  • Añadir el agua también poco a poco y nunca de golpe porque dependerá de cómo esté el pan de seco, ya que en caso de estar el pan más tierno no necesitará tanta cantidad de líquido.
  • Añadirle la sal también con cuidado (yo por muy poco no me pasé).
  • Cuando ya está terminado se calienta o en olla o en el microondas. Se sirve muy caliente.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

martes, 16 de junio de 2020

Pollo teriyaki con arroz basmati

Cada día nos alejamos más de aquellos días del confinamiento que ahora me parece que fue algo muy lejano y sin embargo esta ahí, muy cercano, debe ser que nuestra mente nos aleja de lo malo para protegernos, menos mal por otra parte; ya he comentado varias veces que no se me hizo muy penoso ni aburrido, gracias está claro a que con la persona que compartí este confinamiento ha sido lo mejor, con una actitud colaboradora, participativa, intuitiva, pero sobre todo amena. También es verdad que nos conocemos muy bien pues son mil años juntos y es bastante fácil saber de antemano lo que piensa el otro, en mi caso mi "santo" ha sido perfecto para estos días extraños y preocupantes en este encierro forzado por esta amenaza, uno de nuestros códigos, los que nos impusimos desde el primer día eran pocos, pero que los llevamos a rajatabla como por ejemplo: nunca en chandal o pijamas, seguir metódicamente el horario de comidas y trabajo, hacer la limpieza y orden siempre a medias o por lo menos intentarlo...ja, ja, ja, yo reconozco que soy muy rápida, más que nada por mi experiencia y a veces me daba pena y hacía yo algo más, pero por lo menos se intentaba ya que no teníamos más remedio que hacer las cosas de la casa nosotros mismos.  Pues bien, en esos días cociné como lo hago habitualmente, lo normal, sin grandes alaracas ni grandes comilonas, por cierto increíblemente yo adelgacé por cuidarme tanto, me daba horror salir de este confinamiento gorda como mi Bimba...ja, ja, ja. Entre las decenas de platos que hice fue este sencillo pollo teriyaki con arroz basmati y que esta receta sirve tanto para este pollo como para ternera o cerdo que también queda buenísimo. Bueno no me enrollo más y os cuento esta sencilla receta que además es para novatos, que ya sabéis lo que me gusta que estos que dicen ser incapaces de cocinar de repente te sorprendan y hagan un plato de una de las recetas que escribes que te dejan loca, más loca quiero decir...
pollo-con-salsa-soja-y-arroz-basmati-receta-fácil

pollo-con-salsa-soja-y-arroz-blanco

arroz-basmati-y-pollo-con-salsa-soja
Ingredientes

1 Pechuga entera de pollo deshuesada
2 Zanahorias
3 o 4 Pimientos verdes de los pequeños italianos
1 Diente de ajo
1 Guindilla (opcional)
2 cucharadas de Aceite de oliva o de girasol
5 Cucharadas de salsa soja
Semillas de sésamo
Piel de lima o limón 
(para ponerle por encima al arroz de forma opcional)

Preparación-de-verduras-para-pollo-teriyaki

Preparación
  • Se limpia la pechuga y se corta en tiras.
  • En un wok o sartén se pone el aceite y se dora el pollo.
  • Se retira a un plato hondo o fuente y se echa en ese mismo aceite las zanahorias y los pimientos verdes con el diente de ajo.
  • Se deja pochar la verdura.
  • Añadimos otra vez el pollo ya dorado y se tapa para que el pollo se termine de hacer con la verdura.
  • Si se va a utilizar guindilla, este es el momento de ponerla cortada en aros.
  • Añadimos las cucharadas de salsa soja y lo dejamos que se espese un poco dando unas vueltas.
  • Mientras hacemos en una olla pequeña el arroz y en mi caso utilicé un arroz basmati indio que lo acompañaba muy bien. Seguid las instrucciones del fabricante.
  • Cuando ya tengáis listo el arroz se pone en un cuenco grande o bandeja y solo queda ya rallar un poco la piel de una de media lima o de limón por encima.
  • Servimos el pollo y por encima le añadimos un poco de las semillas de sésamo.

Nada más. Listo y sin complicación ninguna, vamos, este plato siempre queda bien pues es muy muy difícil que nos quede mal a no ser que nos llamen por teléfono y entonces ya estamos apañados, lo comento porque a veces me ha pasado, pocas veces pero todavía me acuerdo.

Sed felices y probad hacer cosas sana y ricas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...